Dragon Egg: Capítulo 442


Anterior |Índice| Siguiente


Segunda venida

 

 

Lilyxila salta desde el alfeizar de la ventana y entra en el vestíbulo, apuntándome con su bastón.

 

—[Lanza Sagrada] — Lo agitó al aterrizar.

 

La lanza de luz liberada de la punta de su bastón se acercaba a una gran velocidad.

 

¿Puedo esquivarlo? No, es difícil.

 

Entonces no me queda más remedio que prevenirlo. ¡Al mismo tiempo que lo ataco con mis garras, le dispararé un [Kamaitachi]! Extendí mis alas, moví mis patas delanteras, y ataqué con mis garras la lanza de luz.

 

Dos de mis dedos delanteros cortados rodaron por el suelo. La lanza de luz, que no pudo ser destruida, se desvía de su curso y se clavó detrás de mí.

 

Mientras soportaba el intenso dolor, agité mis alas, llevando el viento resultante a mi brazo y disparé la cuchilla de viento desde mis dedos hacia Lilyxila. Continúe retorciendo mi cuerpo y lancé otro [Kamaitachi] en una dirección diferente.

 

Cuando la cuchilla llegó frente a Lilyxila, una pared de luz se levantó frente a ella. La cuchilla de viento fue absorbida por la pared de luz, causando que ondas aparezcan en la superficie y desaparecieran. Justo entonces, la cuchilla de viento volvió a salir de la pared, y esta vez se está dirigiendo hacia mí.

 

Compañera evita la cuchilla que regresó girando su cabeza justo antes de que golpeara. Algunas de sus escamas de su cuerpo cayeron y la sangre azul salió volando.

 

Probablemente esa fue la habilidad de Lilyxila, [Contraataque Espejo]. Ya casi estoy atrapado, pero ella todavía tiene algunas habilidades útiles que ni siquiera conozco.

 

Lilyxila me mira con sus ojos entrecerrados, y se toca la boca con su mano libre como si estuviera reflexionando algo.

 

—…Tenía miedo de las incertidumbres, así que hice varios seguros para lo inesperado, pero lo inesperado continúo pasando. Espero estar pensando demasiado en esto. —Lilyxila murmuró.

 

¿Qué? ¿Algo salió mal? Si ese es el caso, creo que podría ser una oportunidad que aprovechar, pero después de pensarlo, no creo que haya aquí un elemento potencial que pueda funcionar a mi favor.

 

Maldición, ¿debería haber sido más amistoso con la Voz de Dios y sacarle información?

 

En ese momento, una persona gritó.

 

—¡Ugh! ¡M-Me ha dado…!

 

Barea, que había estado apuntando con su espada a Alo, sostenía su brazo lleno de sangre y me miraba fijamente. La espada, que había dejado su mano, fue arrojada un poco más lejos.

 

El segundo [Kamaitachi] que disparé estaba dirigido a Barea. No pudo evitarlo, y se terminó hiriendo el brazo.

 

—¡En esta situación, un rehén no tiene sentido! ¡Debería haberme deshecho de ellos! —Barea gira su brazo desnudo hacia Alo.

 

Debe tener algunas habilidades para atacar con magia. Alo se levantó rápidamente, pateo el suelo y salto detrás de él, tomando distancia.

 

—¡Barea, ya basta! ¡Deja en paz a la no muerta! ¡Incluso si es de alto rango, es una cosa pequeña en comparación a esa cosa! —Alphiss grita.

 

Barea dejó de moverse y me observa de espaldas.

 

—¡Pero, Lord Alphiss! ¡Esa no muerta ni siquiera está escapando! (Barea)

 

…Incluso si no tenemos posibilidades de ganar, los distraeré un poco y crearemos un momento para que Alo escape. Ese era mi objetivo. El ataque a su brazo funcionó. Pude liberar a Alo.

 

{¡Alo, huye rápido! ¡Si puedes, recoge a Pesadilla y al abuelo Magiatita!} (Irushia)

 

Alo se detiene confundida.

 

{¡Rápido! ¡Contigo aquí, no puedo escapar!} (Irushia)

 

Los hombros de Alo se sacuden, temblando hasta su espalda. Luego se dio la vuelta para ocultar su cara.

 

Lo siento, Alo…

 

No creo que Alo hubiera escapado primero si yo no le hubiera dicho eso. Quiero disculparme la próxima vez que nos veamos, pero estoy seguro de que esa oportunidad nunca llegará.

 

Lilyxila salta frente de mí.

 

¿Viniste a reducir la distancia…?

 

Originalmente, solo tengo habilidades de larga distancia para cazar pececillos y hacer algo de daño. Sería conveniente que mi oponente se acerque a mí. Tal vez, si la suerte está de mi lado y consigo un buen tipo, podría incluso hacer que Lilyxila se retire…

 

Cuando levanté mi pata, Lilyxila ya había levantado su bastón.

 

—[Gravedad]

 

La luz negra se extiende en un círculo alrededor de Lilyxila. Mi cuerpo se pone más pesado. Mi pata levantada no se eleva más allá de la posición de mi cuello…

 

—Tu cuerpo ya está en sus límites. Lo sabes mejor que nadie, ¿no? (Lilyxila)

 

Sí… aparentemente. Sin embargo, con esto, Alo debería ser capaz de escapar…

 

Dirijo mi atención hacia el borde mi visión. Alphiss y Barea también están bajo la influencia de [Gravedad], por lo que están de rodillas. Más allá de ellos, Alo yacía en el suelo.

 

Abro mis ojos.

 

{¡N-No tienes razón para matar a Alo! ¡Sé que lo que buscas son las habilidades sagradas! ¡Arriesgamos nuestras vidas para deshacernos del Rey Demonio! ¡Al menos deberías mostrar algo de compasión!} (Irushia)

 

Lilyxila no me responde, frunciendo el ceño en señal de molestia y mirando ligeramente hacia atrás.

 

—Esperaba poder deshacerme de él antes de que las cosas se volvieran molestas…

 

Al mismo tiempo que Lilyxila murmuró, un grupo de hombres armados entraron en la sala. Creí que eran tres personas, pero pronto le siguieron unas siete más.

 

No hay uniformidad en la armadura y armas que llevan, ni en su atuendo. Algunos están vestidos con armadura, mientras que otros están desnudos en la parte superior de su cuerpo y llevan enormes garrotes en sus espaldas.

 

—¡Así que era cierto que el Rey Demonio se hacía pasar como la princesa, como decían los rumores!

 

—No, alto… ¡Un dragón tan grande va a destruir todo a su paso!

 

—¡No seas estúpido, se está muriendo! Además, la Santa está conteniendo sus movimientos. ¡Ahora soy uno de los héroes!

 

Son los aventureros que el Rey Demonio había invitado al castillo como su comida… No, ellos no los son.

 

Al principio, esos tipos fueron gravemente heridos, y ni siquiera están cerca. Lo más probable es que los aventureros de la capital real, Alban, se dieran cuenta de que el castillo parecía sospechoso, así que se reunieron y se apresuraron a entrar.

 

El estado no es un gran problema. Está en algún lugar entre los E+ y los C-. Sin embargo, eso hizo aún más difícil el que Alo escapara. Además de eso, debe haber más aventureros y subordinados de Lilyxila, que deben están trabajando en las secuelas de los slimes en otras áreas.

 

—Es peligroso… así que por favor manténganse atrás. Además, no necesitamos ninguna ayuda. (Lilyxila)

 

Cuando Lilyxila levanta su bastón, una luz negra se reúne delante de ella. Esa es la magia de gravedad [Gravidon]. Si recibo un golpe directo de eso en mi estado actual, definitivamente voy a morir.

 

Bien, vamos…

 

Quizás porque cambió su atención a [Gravidon], la restricción de [Gravedad] se ha debilitado. Me protegeré con mis alas mientras salto, y de alguna manera desviare su trayectoria. ¡Y, entonces voy a morder a esa bastarda hasta la muerte…!

 

—Ugh… —En ese momento, el cuerpo de Lilyxila tembló repentinamente, tambaleándose y sujetándose la boca.

 

La luz creciente de [Gravidon] se encoge rápidamente hasta desaparecer. La gravedad de [Gravedad] en los alrededores también se debilita.

 

¿Q-Qué pasó?

 

—¿Seraphim…? —Lilyxila murmuró con una cara tensa. Parecía estar sorprendida.

 

No, no sé lo que pasa, pero esta es una oportunidad… Mientras estas en eso, ¡te daré un golpe!

 

“¡Gooooooooooooo!”

 

Salto directamente hacia Lilyxila mientras balanceo mis patas.

 

Lilyxila levanta su bastón mientras retrocede. Dos lanzas de luz vuelan hacia mí. Golpeé mis patas contra el suelo para acelerar mi aterrizaje. Las dos lanzas perforan el suelo justo delante de mí.

 

—¡Qué pasa Lilyxila-sama!

 

—Te lo explicare más tarde. Por ahora, tenemos que terminar con esto. (Lilyxila)

 

Los aventureros, al ver que fui liberado de las restricciones de [Gravedad], palidecieron y jadearon.

 

—¡Ese dragón todavía se puede moverse!

 

—¡No se detengan! ¡S-Seré un héroe!

 

Pude ver como una flecha era disparada, pero no podía evitarla pues podía crear una abertura a Lilyxila, así que decidí dejarla en paz. La flecha se clavó en mi vientre donde las escamas fueron removidas por las habilidades mágicas de la Santa.

 

Ku, mierda, ¿realmente me hizo daño?

 

—¡Mira, mi flecha le dio! ¡Mi flecha!

 

No hay prisa. No hizo mucho daño. No tengo más remedio que dejarlos en paz.

 

En ese momento, la zona tembló mucho. Dado que el sótano del castillo se había derrumbado, puede haber afectado los pisos superiores. Una grieta apareció delante de mí. El suelo aquí se está derrumbando.

 

Cuando pateé el suelo y volé hacia arriba, retrocediendo, Lilyxila no se asustó por el derrumbe y saltó hacia adelante, persiguiéndome. La punta de su bastón esta clavada en mi pecho.

 

Ese fue un movimiento estúpido. Pero no habría cambiado el hecho de que hubiera sido atravesado por una lanza de luz si mis pies hubieran quedados atrapados en el colapso.

 

Hasta ahora, eh…

 

Mientras me preparaba para hacerlo, la grieta en el suelo se extendió de golpe, y algo brotó del centro de la misma.

 

Lo que apareció entre Lilyxila y yo fue una masa de luz que cambiaba de color constantemente. La masa de luz iridiscente imitaba el contorno de un dragón.

 

 

—No, ¿cómo es que sucedió esto…? —Lilyxila frunció el ceño, pero agitó su bastón.

 

La lanza de luz se clavó en el pecho del monstruo, pero luego desapareció, como si hubiera sido tratada por la iridiscencia del monstruo.

 

La cabeza sin ojos del monstruo se giró hacia Lilyxila.

 

Lilyxila salta hacia atrás y agita su bastón. Una pared de luz emerge para protegerla. Es la habilidad que hizo rebotar mi [Kamaitachi], [Contrataque Espejo].

 

“Oooooooooohhhhhhh……”

 

Un extraño sonido sale de la boca del monstruo. Una bola de luz del mismo color que él, color arcoíris, flota justo delante de Lilyxila. Al momento siguiente, la pared de luz de [Contraataque Espejo] se hizo añicos.

 

—Eh… (Lilyxila)

 

Tan pronto como oí el murmullo de Lilyxila, mi visión quedó enterrada por la luz y una descarga me golpeó por todas partes.


Rachidor: No importa cuanto uno planifique las cosas, siempre existirán variables que son imposibles de controlar, el caos es parte del mundo, Lilyxila pensó que tenia todo en su mano, pero ahora es el momento de que sus planes salgan de su curso.

 

 

Trad. ~Rachidor

Ed. ~Aucifer Sakuya


Anterior |Índice| Siguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .