Parallel World Pharmacy: Volumen 4 Capítulo 10: La verdad de la alquimia de Hermès



Ha llegado el día de la reunión de alquimistas planificada. Después de terminar el trabajo del día y cerrar completamente la farmacia para asistir a la reunión, Ellen se disfraza con un traje de hombre y presenta su transformación frente al personal como anunció anteriormente.

“Ah – ¡Eleonor-sama, te ves maravillosa! Un joven muy guapo. ¡Es tan bueno!”

Lotte la alaba inocentemente.

“Está bien. ¿Por qué no nos tomas una foto, Lotte-chan?”

“¡Sí! ¡Tomaré muchas!”

Ellen usa sus botas hasta las rodillas, se pone una capa larga y usa un tricornio como toque final. Su apariencia es la de un joven apuesto con cabello largo debajo del sombrero, con pince-nez y una barba áspera. (NTE: Pince-nez es un estilo de gafas popular a finales del siglo XIX y principios del XX, que se sostienen pellizcando el puente de la nariz. La traducción al español seria quevedos, pero lo deje tal cual debido a las referencias francesas de la historia)

Falma usa un disfraz simple y los dos comienzan a posar para una sesión de fotografías.

(¿No quería Ellen experimentar con el cosplay? Se ve demasiado bien)

Su imagen digna de noble se destaca, pero esa es solo la impresión de Falma.

“Hey, hey, estoy deseando trabajar contigo hoy.”

Se abre la puerta de la farmacia, y ante ellos aparece un anciano, entrando al local sin previo aviso.

“¿Quién es ese?”

“Ja, ja, ja, soy yo.”

Pierre usa anteojos y tiene una peluca gris. También está disfrazado. De un vistazo, no lo reconocieron.

“¿Eh, todos han hecho todo esto por Falma?”

Lotte abre los ojos.

“No puedo sentirme motivada por el simple disfraz de Falma.”

Ellen pone una cara amarga. Aparte de los elaborados disfraces de todos los demás, Falma lleva una túnica sencilla con una capucha profunda.

“Utilizo esto porque simplemente puedo deshacerme de él si tengo que hacerlo.”

Destaca su selección basada en la racionalidad.

“Hmm, ¿no es un poco ridícula esa simple selección? ¿Por qué andaría alguien por las calles con semejante apariencia? Si aún no lo has notado, no querrás usar ese estilo.”

Falma sale de la farmacia y regresa poco tiempo después. Se quita la capucha y se sonroja de vergüenza.

“¿Te atraparon?”

“¿Te llamaron?”

“Sí. Aproximadamente diez personas me reconocieron.”

Mientras mira el espejo de mano, Falma cae en serias frustraciones.

“Es muy difícil disfrazarse… Tendré que hacer lo mejor que pueda para no destacar más.”

Ellen está preocupada y no tiene palabras mientras lo mira.

“No se puede evitar, Falma-san. Sé la razón de tu fracaso, así que ¿Lotte-chan puede prestarle algo de tu ropa de civil?”

“¡¿Eeh?! Qu… ¿Significa que me tengo que travestir?”

Lotte entra en pánico más que Falma en este punto. Hay una sensación persistente de que se avecina un espectáculo aterrador.

“Sobre el disfraz. Me gusta la ropa que tengo en la mansión que he seleccionado, pero estoy demasiado cansada para ir a buscarla, así que préstame la que tengas.”

Lotte y Ellen pusieron sus manos sobre los hombros de Falma. La diferencia de altura entre Falma y Lotte ha aumentado gradualmente recientemente, pero su falda aún se puede usar incluso si su altura es un poco más corta que la de él.

“¡Hay más grandes que te puedo prestar!”

Lotte traiciona audazmente las expectativas de Falma.

“¡Basta!”

“No hay otra opción, Falma-san. ¡Te ayudaré a cambiarte de ropa!”

Falma se resiste durante bastante tiempo antes de ponerse la ropa de Lotte.

Lotte generalmente ayuda a vestir a Falma con su ropa como su sirvienta en la mansión y conoce bastante bien el tamaño del cuerpo de Falma. Finaliza su disfraz con un delantal de sirviente de su talla.

“Nunca podré caminar con esto.”

Cuando piensa que no puede, ya está con la ropa de Lotte en un abrir y cerrar de ojos, y con los materiales preparados a mano, Ellen le da el toque final usando un sombrero y una peluca de pelo largo, y los farmacéuticos de medio tiempo le aplican maquillaje rápidamente.

“Oh mi Falma-kun… eres demasiado adorable. ¿No eres una chica muy hermosa?”

Lotte asiente con la cabeza. Pero Falma está decepcionado de sí mismo.

“Esto es horrible. ¿Dónde está el orgullo de ser discípulo de alquimista? También se podría decir que la falda es un magnate.” (NTE: ni idea de a lo que se refiere la ultima parte)

La impresión de Falma de sí mismo como el único alquimista que usa una falda que intenta colarse en esa reunión. En primer lugar, no le gusta ser el único alquimista que lleva falda. Es lógico que los químicos que manipulan productos químicos peligrosos no dejen su piel expuesta con esos atuendos mientras se protegen.

“Oh, ya que hemos terminado ¿quieres mirarte en el espejo?”

“No quiero mirar.”

Falma niega enérgicamente con la cabeza con todas sus fuerzas. Lotte inmediatamente le toma una foto.

“¡No me saques una foto!”

“Lo siento Falma-sama …”

Pierre se ríe amargamente y expresa su compasión.

“Ah, esto es suficiente. Vámonos.”

Falma parece cansado incluso antes de irse.

Montado en la carreta de Pierre, el grupo de tres alquimistas se dirige a una reunión llamada Grupo de Estudio de Alquimistas. Se dice que la reunión se lleva a cabo en un gran edificio en las afueras de la Ciudad Imperial. Desde la distancia, Falma y sus colegas ven a los alquimistas y farmacólogos reunidos que se encuentran en la entrada del sótano del edificio del lugar, ya que sus cuotas de membresía se cobran antes de ingresar.

En poco tiempo se puede ver entrar a una treintena de personas. El lugar parece tener éxito.

“El evento está prosperando. ¿A cuánto asciende la cuota de membresía?”

Falma le pregunta a Pierre en un susurro. Pierre dobla su dedo para mostrar la cantidad.

“¿Realmente cobran tanto? Y, sin embargo, tiene tanto éxito …”

“La tarifa de entrada por sí sola es esta cantidad, y las ventas de los métodos misteriosos son aún mayores. Está bien, he retirado suficiente dinero para pagar las tarifas. Yo me ocuparé de esto por ti.”

Pierre está llorando porque el precio es demasiado alto.

Pierre indica que cobran una gran cuota de membresía bajo la justificación de la sesión de estudio. Sin embargo, parece que son muchos los farmacólogos y alquimistas que participaron en las sesiones de estudio incluso después de irse a la quiebra.

Se rumorea que el maestro alquimista aprendió a sintetizar la piedra filosofal, ganó mucho dinero y apostó por una reversión única para recuperar su dinero.

“Yo pagaré por nosotros.”

Falma le da a Pierre el dinero para las tres personas. Afirma que también pagará por Ellen.

“Está bien, Falma-san. No me falta dinero.”

“Lo sé, pero pagaré porque nos invitaste.”

Falma muestra un lado extraño del orgullo de un caballero (mientras usa un vestido)

“¿De verdad? Gracias. Entonces, déjame darte las gracias por tu oferta.”

“Oh, lamento las molestias.”

Pierre ata con mucho gusto el cordón de su bolso de dinero abierto. Parece aliviado.

“Entonces, finalmente está aquí.”

Pierre se da la vuelta y el grupo de Falma se dirige al lugar.

“Buenas noches, ¿todavía podemos entrar?”

Pierre hace una reverencia y saluda al cobrador de la tarifa de admisión.

“Está a punto de llenarse. Enséñame la placa de alquimista.”

Al igual que los otros alquimistas, Pierre saca la insignia en el bolsillo de su pecho y se la muestra al cobrador. La insignia auténtica tiene un número de registro.

“Estos tipos no tienen insignias, pero son mis discípulos. Permítales entrar a esta sesión de estudio. Pagaré la entrada para las tres personas.”

Pierre conversa con un comportamiento inocente y paga la tarifa que le dio Falma. Falma y Ellen asienten con la cabeza para confirmar la declaración de Pierre y se quedan callados para no sobresalir.

(La ropa de hombre de Ellen es el problema que hace que nuestro grupo parezca sospechoso, ¡contrario a la ropa de mujer!)

El cobrador de tarifas está examinando de cerca las caras de Falma y Ellen, pero decide darles permiso para entrar.

Pueden pasar sin preocuparse de que el disfraz de Falma les falle.

“¿Ah?”

“Mira eso, puedo manejar mi papel de disfraz.”

Ellen le dice con orgullo a Falma, quien está abrumado por su exitosa entrada. No se le pidió que se quitara el sombrero durante ese examen.

El lugar subterráneo es una gran sala de entretenimiento y, aunque se usan innumerables velas, el brillo es tenue en general. El lugar está lleno de alquimistas.

Hay bastantes farmacólogos entre la multitud que pertenece al Gremio de Farmacología conocidos por Falma y Pierre, pero nadie los nota. Todo esto se debe a sus elaborados disfraces. Cuando Falma agudiza el oído, escucha los diversos clamores a su alrededor.

“Hermès-san es realmente maravilloso. Puede ser bastante generoso vendiendo sus artes secretas.”

Con tal afirmación, el nombre Hermès es un nombre de origen alquímico, por lo que Falma escucha con más cautela.

“Parece que algunos alquimistas han triunfado en el campo de la alquimia comprando los misterios que ofrece el maestro Hermès.”

Falma continúa escuchando a escondidas sus discusiones.

(Es una decisión clásica que los alquimistas prefieren la oscuridad para mostrar su alquimia y no durante el día)

En algunos casos, el método de iluminación puede hacer que el mercurio parezca oro. Si uno revisa la historia de la Tierra, en realidad hubo tal estafa de alquimia. A medida que escucha sus conversaciones, huele un fraude en ciernes, pero aún no puede dar nada por hecho. Después de todo, es un mundo de artes divinas. Al igual que con Falma, no es de extrañar que haya alquimistas con habilidades desconocidas como su Creación de sustancias.

El alquimista en cuestión finalmente hace su aparición a tiempo.

Un hombre con una máscara blanca con una túnica roja entra en el pasillo, luego se presenta a sí mismo y a su aprendiz.

“¿Por qué el maestro alquimista usa una máscara?”

Pierre le pregunta al alquimista que estaba a su lado.

“Porque una alquimia real que produce oro como si fuera agua caliente es peligrosa, y el alquimista puede ser blanco de bandidos en todo el país si conocen la identidad de la persona. No creo que oculte su rostro porque su técnica no es real”

“Ya veo.” Ellen duda de la razón.

¿No es solo una estafa y no puede mostrar la cara? Ellen sospecha la razón.

“Maestro Hermès, por favor continúe.”

“Bienvenidos al Grupo de Estudio de Alquimia, y esto se contará como la octava sesión. Es un honor tener tantos alquimistas reunidos esta noche.”

Actúa como un caballero. Sin embargo, cuando Falma escucha esa voz …

(¿Hmm…? Escuché esa voz en algún lugar… ¿Dónde la escuché?)

Pero no puede recordar de dónde escuchó esa voz. Se pregunta si lo escuchó de un cliente que vino a la farmacia.

“¿Es un plebeyo? Su tono de habla es como el de un aristócrata.”

Pierre le pregunta a Ellen mientras ella también reflexiona.

“Sí. Parece ser un usuario de artes divinas… todavía no lo sé. Suena como un noble de la Ciudad Imperial porque no tiene acento en su discurso. Creo que es un aristócrata de rango inferior porque está muy obsesionado con el dinero.”

Los aristócratas superiores no prestan mucha atención al dinero, pero persiguen expandir sus territorios. Por esa razón, Pierre asume que el alquimista que se presenta es un aristócrata inferior.

“Actualmente estoy ocultando mi identidad por el momento.”

“Me pregunto si sabe que es un fraude. Si eres un alquimista tan talentoso, ¿por qué no exhibes tu orgulloso arte divino secreto frente a la Emperatriz, quien te otorgará la protección del Imperio?”

“Entonces demostremos nuestra alquimia usando la piedra filosofal a todos ustedes.”

Comienza la demostración de alquimia. Hermès hace que su asistente le traiga un mineral rojo del tamaño de un puño llamado Piedra Filosofal. Cuando aplastan la piedra, se expone un mineral rojo en el interior. Iluminado por las llamas de las velas, el mineral brilla misteriosamente como un rubí.

La multitud está obsesionada con cada movimiento que hace Hermès.

“Creo que todos pueden ver que incluso cuando rompo la piedra, está roja en el medio. Cuando la piedra filosofal se derrite, reacciona al plomo cuando se combina.”

Después de su declaración, Hermès calienta el mineral en un crisol de vidrio con la piedra filosofal y permite que el mineral licuado enfríe su vapor mientras se transforma en un metal líquido.

Mientras observa la demostración, Falma nota el olor a azufre, que se infiltra lentamente en los alrededores.

(¿No es la piedra filosofal de la que Hermes se jacta el cinabrio?)

Falma casi confía en su determinación. El cinabrio es un mineral de sulfuro de mercurio (HgS), del que se pueden extraer azufre y mercurio mediante un proceso de calentamiento. Si su suposición es correcta, el calentamiento debería producir mercurio.

“Esa no es la piedra filosofal, es cinabrio, ¿no?”

Falma pregunta a Pierre en secreto, pero los ojos de Pierre parpadean.

“¿Qué es eso?”

“Es un compuesto de azufre y mercurio. Verá, el mercurio se extrae en ese estado.”

Entonces Ellen se ríe con ironía, como si la explicación de Falma le preocupara.

“El mercurio se puede extraer como líquido, pero ¿por qué de un cristal rojo? ¿Por qué sale líquido plateado de los cristales rojos?”

Ellen argumenta utilizando sus conocimientos sobre el estado del mercurio natural, es decir, se puede obtener directamente en forma líquida.

“Eso es correcto …”

(Bueno, hay casos en los que se puede extraer de un estado líquido, pero … ¿este mundo recolecta mercurio de esa manera? La situación de producción puede ser diferente a la de la Tierra)

“En este punto, la Piedra Filosofal se ha derretido. ¿Hay algún alquimista que haya traído algo de plomo?”

Parece que hay bastantes alquimistas entusiastas que traen plomo en cada reunión para convertir su plomo en oro.

“¿Es posible usar mi plomo y luego dármelo mientras se convierte en oro?”

“Por supuesto, así que intentémoslo.”

Hermès intenta verter el líquido de piedra filosofal sobre el plomo en el crisol.

“Muéstrame primero el crisol.”

Llega una voz en algún lugar del pasillo.

“Está bien.”

Los alquimistas en el frente lo revisan y vuelven a revisar para asegurarse de que no haya nada en el crisol.

“No hay nada dentro …”

“Puedes agregar la piedra filosofal y el plomo.”

Cuando la sala recupera su silencio, Hermès coloca los materiales en el crisol.

“Voy a sacar el oro ahora. No tocaré el crisol con ningún dedo para que no se crea que he reemplazado el contenido con dinero falso.”

Hermès devuelve el crisol al fuego y comienza a recalentarlo. Y luego lanza un canto de un hechizo que capta la atención de todos.

(Solo está cantando un hechizo. No hay poder mágico)

Por lo que Falma puede ver, el canto largo de Hermès no es un disparador de hechizos ni un poder divino. Puede que sea un usuario de artes divinas, pero no ha usado ningún poder divino aquí. El cántico de Hermès continúa mientras los alquimistas lo observan con la respiración contenida.

Ha pasado bastante tiempo desde que se inició la demostración.

“Usted por allá, me presta un poco de ayuda.”

Hermès le dice al anciano alquimista en primer plano que incline el crisol con algo parecido a unas tenazas de herrería hacia la audiencia. Sigue las instrucciones de Hermès.

“¿Eh, así?”

“Inclínelo hasta que pueda ver el interior, así que, por favor, eche un vistazo”

Cuando se apagan las llamas, hay muchas pepitas de oro en el crisol.

“Con este método, hemos logrado refinar el oro.”

Hermès dice con orgullo a la audiencia. Los vítores estallaron por todos lados.

“¡Hermès es un genio! ¡Es un gran sabio!”

“¡Es un verdadero alquimista! Es muchas veces más la cantidad de plomo que puse”

Los alquimistas están intoxicados por la manifestación mientras siguen alabando y aplaudiendo. No se conoce ningún alquimista que haya tenido éxito en el campo de la alquimia desde la antigüedad hasta la actualidad. Hay mucha pasión brotando en el pasillo.

“¿Qué piensas, Falma-san?”

Pierre, que no tiene ni idea, le pregunta a Falma. Falma responde.

“El mercurio se evapora al calentarlo, por lo que, naturalmente, desaparece, pero no entiendo por qué el mercurio calentado produce oro …”

Sospechaba que había una mezcla diferente dentro del mercurio, pero el mercurio obtenido al calentar el mineral, que parece ser sulfuro de mercurio, se destiló hasta que se volvió puro.

Dado que el alquimista colocó los materiales en un crisol de vidrio, no podía hacer una mezcla dorada a menos que pintara algo en la pared del crisol de vidrio. Si hubiera alguna mezcla adicional, habría restos de impurezas en el crisol.

Sin embargo, no hay nada más que oro en el fondo del crisol.

(Hmm … ni siquiera lo reemplazó con una falsificación, y no hay nada malo en el crisol)

Falma se cruza de brazos y murmura. Falma no vio que se usara artes divinas, por lo que probablemente sea una ilusión con algunos trucos plantados.

En lugar de que se le revele el misterio, está más cerca de afirmar que los sentidos de Falma pueden ver a través de los trucos plantados del acto mágico.

“Entonces ¿esa piedra filosofal no produjo oro de la nada?”

Ellen pregunta como si no estuviera convencida.

“No puedo ver que sea falso …”

Pierre también asiente con la cabeza.

“Sobre eso, creo que la piedra filosofal es el sulfuro de mercurio.”

Los dos finalmente pueden creer en la existencia de la piedra filosofal. Pero Falma no está de acuerdo.

(No lo vi a simple vista, pero la forma del oro resultante puede haberse derretido una vez y depositado. Me pregunto si se disolvió junto con el mercurio)

El oro se disuelve en mercurio para formar un compuesto de mercurio llamado amalgama. Cuando la amalgama de oro, que es un compuesto de mercurio, se calienta, el mercurio se evapora en forma de vapor y deja el oro. A partir de eso, sospecha que debería haberse evaporado una gran cantidad de mercurio.

[Eliminación de mercurio]

Falma limpia los contaminantes esparcidos por la sala en nombre de la demostración de Hermès. Inhalar vapor de mercurio no es bueno. Sin saber eso, Hermès está bañado por una tormenta de elogios.

“Algunos de ustedes pueden especular que se trata de dinero falso.”

Con una sonrisa intrépida, Hermès proclama las palabras que los alquimistas probablemente tengan en sus gargantas. Algunos alquimistas se muestran escépticos.

“¿Hay algún alquimista que quiera confirmar la creación de este oro? Échele un vistazo.”

Cuando Hermès domina todo el salón, Pierre levanta la mano.

“¿Está bien usar una piedra de toque?”

Pierre también es alquimista y tiene una piedra de toque para usar. Una piedra de toque es un mineral para medir la pureza del oro. Al frotar oro sobre la piedra de toque, el color cambia según su pureza. El oro falso se conoce como dinero falso. (NTE: como nota curiosa. La piedra de toque existe en verdad, más información al final de capitulo.)

“Por supuesto.”

Hermès está siendo bastante generoso. Pierre pule deliberadamente la superficie de su propia pepita de oro y luego frota la pepita de oro recién creada que salió del crisol contra la misma piedra de toque, y descubre que ciertamente es oro. No es la máxima pureza, pero es simplemente un problema de refinamiento.

Es una noticia importante que se acaba de crear oro.

“Tal vez solo la superficie sea oro, ¿puedo romper el oro?”

Cuando Pierre se retira del frente, otro alquimista da un paso adelante. Algunas personas sospechan que es solo un chapado en oro grueso.

“No importa lo que hagas. Puedes medir usando la gravedad específica”

Cuando el hombre parte la pepita de oro con un cuchillo, aparece un color dorado brillante en el medio.

“¡Definitivamente es oro…!”

“El oro está hecho de piedra filosofal y plomo…! ¡Véndeme el secreto!”

Casi no hay duda.

“Ya saben que la piedra filosofal es real y si quieren comprar la técnica esotérica de síntesis de la piedra filosofal, por favor solicítela a mi discípulo más tarde. Únanse a mí esta noche. Lo ofreceré un poco más barato para todos.”

Hermès ya ha entrado en su discusión de ventas.

“Lo compraré.”

“¡La Piedra Filosofal es real!”

Ninguno de los dos alquimistas de antes reclama la preciosa pepita de oro que parece pertenecer a alguien del grupo.

“¿Qué está pasando, Falma-kun, es real?”

Ellen tampoco puede refutar lo que está observando.

Muchas víctimas están a punto de nacer, pero Falma carece del factor decisivo para hablar.

“Hay algunas cosas que me interesan, así que iré a verlas más de cerca. Antes de que se borre la evidencia.”

Falma informa a Ellen y Pierre, luego navega entre la multitud y avanza.

Mientras el asistente intenta guardar el equipo utilizado en la demostración, Falma, que se vistió como una hermosa chica estilo sirvienta, se acerca al asistente.

“¿Qué pasa, joven señorita?”

Hermès se da cuenta y mira a Falma.

“De nuevo, ¿puedes mostrarme el crisol?”

Falma habla con Hermès. Utiliza su voz lo más fuerte posible cuando se acerca por la espalda. La voz de Falma no ha cambiado desde los 12 años, habla en un tono de falsete femenino, que se puede decir que no suena como un chico. Pierre y Ellen reconocieron la situación y no se sienten incómodos.

“Aah, sí.”

(La superficie del crisol es porosa)

Falma mira más de cerca los detalles y golpea el crisol con un par de tenazas. Luego, el sonido cambia dependiendo de dónde golpee el crisol. Es exactamente como esperaba Falma.

(Hahaa … ya veo.)

“¿Cuál es el punto de preocuparse por su diseño? El crisol ha sido construido por otro alquimista.”

Mientras observa a Hermès, quien interviene un poco demasiado rápido con sus palabras, Falma responde con mayor sospecha.

“Sí, tienes razón, puede que sea cierto que el alquimista tiene la culpa. Parece que todavía queda algo de metal líquido de la piedra filosofal extraída, así que ¿puedes mostrarme tu maravillosa técnica arcana una vez más?”

Falma elogia a Hermès por una nueva demostración.

“No importa cuántas veces lo intentemos, obtendremos el mismo resultado; puedo hacerlo, pero cambiemos por un nuevo crisol.”

Hermès se ríe de Falma … Falma puede sonar como un idiota ignorante siendo un aprendiz de alquimista, pero Falma nunca le devuelve la sonrisa.

“No, este crisol está bien.”

La línea de visión de Hermès desde detrás de la máscara se mueve un poco con miedo, y Falma no lo pasa por alto. Hermès nunca podrá reproducirlo en el mismo crisol. Falma se da cuenta de eso.

“Mi teoría es que no puedes producir más oro en este crisol.”

“Usted está en el camino, princesa. Lamento entrometerme”

Las burlas están dirigidas a Falma por parte de la multitud.

“Los niños no deberían salir al frente, es lo mismo cuando ves la misma técnica. Muéstrame rápidamente la siguiente técnica.”

“¡Oye, qué…!”

Falma es agarrado por el cuello y tirado hacia atrás por uno de los impacientes hombres. Durante ese tiempo de lucha, Falma raspa ligeramente la pared interior del crisol con un alfiler usando la pinza para el cabello y regresa a donde están Ellen y Pierre.

“Seguramente, el tiempo de la sesión de estudio es limitado. Pasemos al siguiente secreto arcano, y les mostraré el homúnculo como próxima demostración.”

Hermès se aclara la garganta y continúa con el espectáculo. Tiene una sensación de alivio y el miedo de su corazón desaparece. El homúnculo se está convirtiendo en el punto culminante de este evento.

“Estoy de vuelta.”

“¿Descubriste algo?”

Pregunta Ellen.

[Eliminación de plomo]

Falma confirma el estado de los residuos que quedan en el alfiler. Y … se ridiculiza durante su conversación,

“Jaja, casi lo consigo.”

“¿¡Eeh!? ¿Puedes dar más detalles?”

Explica que el fondo del crisol tiene agujeros y el oro fue aplastado en ellos.

En este caso, el mercurio tiene una tensión superficial muy fuerte, por lo que incluso si se coloca en un crisol poroso, no entrará en los agujeros. Incluso si el mercurio tiene una fuerte tensión superficial, ese no era el caso, ya que había una alta densidad de metal como polvo de oro o plomo en los agujeros. El oro se compacta en los orificios para que pueda extraerse durante el calentamiento.

El crisol se cargó con polvo de oro o sus aleaciones por adelantado. Cuando se agregó mercurio, el metal licuado caliente derrite el metal compactado en el fondo del crisol, atrayendo lentamente el resto de los metales hacia la cavidad principal resultando en una amalgama de plomo, oro y mercurio. Luego, cuando se aplica el recalentamiento, esta amalgama continúa derritiéndose y licuándose a bajas temperaturas. Al inclinar el crisol mientras los metales están en su estado licuado, se forma una amalgama de oro y plomo a partir de la combinación de materiales compactados extraídos de los orificios del crisol.

El plomo, que se había convertido en óxido de plomo por calentamiento, fue absorbido por la superficie del crisol debido al fenómeno capilar que actúa sobre él, pero el oro permaneció en el crisol durante el calentamiento. El mercurio se convierte en vapor a través del proceso de calentamiento y se evapora, eliminándolo por completo.

“… Por eso el oro permanece en el crisol.”

“¡Eso es todo lo que hay que hacer …! ¡Pero no entendí la explicación en absoluto!”

Anteriormente, cuando Falma golpeó el crisol con las tenazas y raspó el interior con un alfiler, había un vacío en el fondo, y el plomo se absorbió en la superficie porosa del crisol.

“Es una hipótesis en este momento, pero la verificare si vuelve a demostrarlo.”

Falma cree que puede ser bueno para Hermès que no se detenga aquí y le permite seguir presa del pánico hasta la próxima reunión.

“Bueno, ¿qué debo hacer a partir de ahora?”

La próxima vez, Falma considera que es bueno preparar un crisol y usarlo para una nueva demostración por su cuenta. Es mejor que los asistentes lo utilicen. De lo contrario, no habrá pruebas que mostrar.

(Es una estafa elaborada)

Falma está impresionado, pero no tiene la intención de dejarlo ser. Esto es para prevenir más víctimas…

“También podría revisar el homúnculo antes de regresar a casa.”


Se llama piedra de toque a la piedra que sirve para conocer la pureza del material con el que está hecha alguna pieza, generalmente se utiliza para oro, pero también para la plata.

La piedra de toque es una piedra dura de color oscuro compuesta por una mezcla de cuarzo amorfo con alúmina, cal, óxido de hierro, carbón y otras sustancias de grano fino y que no puede ser atacada por los ácidos. Estas cualidades la hacen adecuada para el ensayo de pureza de los metales. En la antiguedad era suficiente con que fuera negra, de grano fino y de dureza suficiente para rayar el oro.

Para usarla basta con frotar la pieza a evaluar hasta dejar una marca clara a la cual se le agrega una gota de acido nitrico (habiendo acido nitrico en diferentes concentraciones conocidas que reaccionas con cierto grado de pureza). El oro puro no reacciona por lo que la marca permanecera sin cambios, pero si su pureza no fuera total la marcara cambiara de color y se procede a comparar con muestras de purezas (y aleaciones) conocidas hasta encontrar el que mas se acerca. 

En la antiguedad solo se procedia a comparar la marca con otras de pureza y aleaciones conocidas (al parecer habia hasta 96 aleaciones testigo) se puede decir que aqui era mas necesaria la experiencia y buena vista.


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s