Súper Gen Divino – Capítulo 783: Espíritu de la Bestia Araña Ojo Diabólico


Quinto Capítulo Semanal

¡Disfrútenlo!

La mano de Han Sen aún no había caído sobre el hada, pero de repente, la pequeña hada sopló aire helado hacia su cara. El hielo y la escarcha se acumularon en sus cejas, y tembló por el frío repentino.

El hada le sacó la lengua a Han Sen y se rió.

“¡Gah! ¡Cómo te atreves a engañarme!” Han Sen trató de agarrar al hada, pero ella regresó rápidamente a la seguridad de su concha de vieira. Desde el interior de su carcasa transparente, le puso una cara burlona.

No había nada que pudiera hacer ahora excepto devolver la concha de vieira a su bolsillo.

“No parece que esta habilidad funcione con las hadas.” Han Sen se sintió bastante mal, pero resolvió probar la habilidad en alguien más cuando se marchara de ese lugar.

Por el momento, sin embargo, Han Sen decidió examinar el espíritu de la bestia Araña Ojo Diabólico.

«Súper Espíritu de la Bestia Araña Ojo Diabólico, Tipo: Máscara.»

Han Sen se sorprendió. Las máscaras espíritus de la bestia eran notablemente raras, y tampoco particularmente útiles. Normalmente, las máscaras espíritus de las bestias podían aumentar la defensa de la cara y eso era todo.

Pero esa era una máscara espíritu de la bestia que pertenecía a una súper criatura, y se preguntó si podría ser algo bastante útil. Después de todo, las Araña Ojo Diabólico no parecían tener mucha defensa. Por lo tanto, Han Sen no pensó que fuera el tipo de máscara espíritu de la bestia que normalmente se recibía.

Han Sen invocó el espíritu de la bestia Araña Ojo Diabólico, y cuando lo hizo, una extraña máscara azul apareció en su cara. Era extraña y espeluznante, y se parecía a una araña a la que le habían brotado alas doradas. Las alas protegían los ojos, mientras que el cuerpo de la araña cubría la nariz. Aparte de eso, el resto de su cara estaba expuesta. No parecía muy defensiva, y lo que era más, oscurecía su visión.

Mientras Han Sen lo llevaba, su visión estaba teñida de azul. Siempre que veía una criatura viviente, aparecía roja. Era muy parecido a una herramienta de imágenes térmicas.

“Realmente no es una máscara defensiva. ¿Para qué sirve entonces?” Han Sen echó un vistazo al zorro plateado que estaba acostado en su hombro y la pequeña cosa parecía roja como si estuviera en llamas.

Mirando a la distancia para ver las moscas de cabeza verde, las vio como manchas rojas débiles y difíciles de distinguir.

Han Sen usó la máscara durante bastante tiempo y tuvo una idea bastante decente de los beneficios de la máscara. Con esa máscara, podía ver la fuerza vital de una criatura.

Pero sólo podías ver la fuerza vital, y eso era todo. El Aura Dongxuan era aún mejor porque también podía observar el flujo de energía.

Aún así, resultaría bastante útil. A diferencia del Aura Dongxuan, que se limitaba a su radio activo, la máscara se adhería al alcance completo de la vista.

“Este es un espíritu de la bestia Araña Ojo Diabólico, así que me pregunto si podría haber alguna mejora si hago fluir la energía de la Araña Ojo Diabólico junto con su uso.” Han Sen luego pasó a simular el flujo de energía de la Araña Ojo Diabólico.

Sus ojos se sentían hipnotizadores, y percibió que la claridad se dirigía hacia su máscara. Su visión de repente se hizo mucho más perceptiva, y la distancia a la que podía ver había mejorado mucho. Además, podía distinguir todo tipo de detalles de objetos distantes como nunca antes.

Han Sen quiso probar el alcance de sus mejoras visuales, y cuando lo hizo, se sorprendió. Fue capaz de observar cada pelo de una mosca que estaba a un kilómetro de distancia. A Han Sen le maravilló.

“Esta cosa es mucho más poderosa que un par de binoculares. Es una lástima que la visión se limite al azul y al rojo.” Pensó Han Sen para sí mismo. Entonces, sacó la concha de vieira de su bolsillo. Miró al hada y lanzó el flujo de energía de la Araña Ojo Diabólico.

El hada, tan pronto como vio a Han Sen, le sacó la lengua una vez más. Pero al mirarlo a los ojos, su cara se tiñó de confusión.

“Sal.” Han Sen usó su fuerza de voluntad para ordenar al hada que saliera de la seguridad de su caparazón.

Y entonces, el hada abrió lentamente el caparazón. Pero sólo la abrió hasta la mitad antes de salir de su aturdimiento y cerrarla inmediatamente. Miró a Han Sen con mucho asombro, y luego se dio vuelta para evitar hacer contacto visual con él.

“¡Funciona!” Han Sen se había encariñado mucho con la máscara que recibió. Si podía confundir a una súper criatura como el hada, entonces tenía que ser notablemente poderosa.

Pero a pesar de la gran recompensa que había logrado obtener, Han Sen era una persona codiciosa. Regresó a la colmena con un gran interés en qué más podría reclamar en esa excursión.

Las moscas parecían haber perdido el control sobre su mente tras la muerte de la araña. Ya no molestaron a la colmena, y en su lugar regresaron al pantano.

Aparte de las abejas de alas doradas y los cadáveres de moscas verdes que llenaban el suelo, la colmena parecía haber vuelto a su funcionamiento normal.

Cuando cayó la noche, el Rey Abeja volvió a su rutina. Salió de la colmena y recogió la miel que rezumaba de la rosa china.

Han Sen aún no podía entender para qué era esta actividad. Aún así, se le ocurrió un plan. La noche siguiente, le ordenaría a la Ángel Santa que recogiera la miel en su nombre.

Después de que el día siguiente llegara y terminará, Han Sen hizo sus preparativos y se puso en posición. Con la Ángel Santa preparada para invocarla, vio al Rey Abeja hacer su salida rutinaria.

Sin embargo, extrañamente, el Rey Abeja se veía diferente ese día. Las patas del Rey Abeja parecían transportar algo. Era un objeto brillante como el oro, una joya luminosa.

Han Sen miró más de cerca y notó que era algún tipo de cristal de abeja.

“Extraño. ¿Por qué el Rey Abeja lleva esa cosa de cristal de abeja?” Han Sen estaba ahora confundido, y por eso no convocó a la Ángel Santa como lo había planeado. Todo lo que hizo fue observar.

El clima era agradable esa noche. La luna era grande y brillante en el cielo, en completa plenitud.

El Rey Abeja mantuvo su agarre sobre el cristal de abeja mientras empezaba a dar vueltas en la cima de la colina. Finalmente, colocó el cristal de abeja cerca de la flor y regresó a la colmena.

No mucho después, el Rey dAbeja salió de nuevo. En sus retorcidas manos, sostenía otro cristal de abeja. Lo colocó en el mismo lugar donde había colocado el cristal anterior.

Esto ocurrió cinco veces en total, y ahora cinco de esos cristales de abeja quedaron expuestos en la cima de la colina. El Rey Abeja volvió a su colmena después de eso y no regresó.

Han Sen pensó que era una visión muy curiosa, y no tenía ni idea de lo que el Rey Abeja estaba haciendo. Miró a las otras abejas de ala dorada y notó que todas se habían retirado a la colmena y tampoco mostraron signos de regresar al exterior.

En medio de esa confusión, Han Sen oyó de repente un extraño ruido que venía de algún lugar del mar de flores. Parecía como si algo se acercara.

Han Sen se dio la vuelta para echar un vistazo, y se las arregló para espiar la presencia de algo que se arrastraba entre los arbustos. Debido a las hojas oscuras y a la relativa oscuridad, no pudo distinguir quién o qué era, sin embargo.

Las flores que poblaban la zona crecían cerca del suelo. Si algo se arrastraba fuera de la vista, no podía ser tan grande. A lo sumo, Han Sen imaginó que sería una pequeña serpiente o algo así. Si fuera más grande, las flores no ayudarían a mantenerla fuera de la vista.

Ahora, ese intruso se dirigía a la colina. Y fue entonces cuando Han Sen vio lo que realmente era, un gusano de seda bebé que era medio transparente. Era en realidad bastante pequeño, y su cuerpo era como un cristal de plata. Subió a la cima de la colina y se acercó a la flor allí. Las abejas debajo de la colina no hicieron ningún movimiento para atacarla.

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s