Shiki: Volumen 03: Capítulo cuatro: parte 6


[Anterior] [Índice] [Siguiente]


La oscuridad de la noche pintó de su color las montañas. Como era obvio que no habría señales de personas, de vez en cuando los sonidos de pequeños animales entre la maleza lo hacían crujir secamente.

La tumba al final de la montaña también fue pintada con el color de la oscuridad. La tierra que cubría un cadáver se volcó. Por fin, el hombre se levantó. Permaneció un rato sentado como aturdido en el agujero, mirando hacia la oscuridad. El ruido de los pájaros resuena a través del bosque.

El hombre finalmente comenzó a levantarse. Palpó por encima de la oreja izquierda. Allí, la sangre seca y la tierra hacen que su cabello se ponga tenso. El hombre se tomó un poco de tiempo para limpiar su cabello y luego se levantó con cautela. Miró a su alrededor como para tener una idea de su situación antes de salir del hoyo.

Vagamente, el hombre salió del cementerio. Poco a poco, mientras sus piernas se movían, fue por el sendero del bosque a lo largo de la ladera de la montaña occidental directamente hacia la del norte.

El hombre podía caminar bien, sin conocer el cansancio. Incluso si se pusiera a trotar, no respiraría con dificultad. O, mejor dicho, el hombre no respiraba en absoluto para empezar. Tampoco el cansancio desgastaba sus piernas. Ascendió dentro de los bosques oscuros y profundos, los arbustos no le ataron los pies, los atravesó como si los pasara volando.

Sin una sola pausa, el hombre continuó hasta llegar a una pequeña choza a mitad de camino a lo largo de la montaña occidental. Era una choza abandonada que parecía estar construida en un estilo antiguo, pero los agujeros en el techo de hojalata estaban reparados y los agujeros en las paredes estaban llenos de yeso.

El hombre abrió la puerta y dentro había otro pesado juego de puertas dobles. Dentro no había ni una sola vela encendida, pero el hombre pudo ver que había varias figuras dentro.

“… ¿Takatoshi?” Dijo una de las personas dentro. Hirosawa Takatoshi entró nervioso.

“Vi algunos niños extraños” dijo Takatoshi. “Cavando una tumba al final de la montaña”

La otra persona hizo un sonido bajo y sorprendido.

“Estaban cavando la lápida. Tres niños. Uno parecía ser un niño en edad de ir a la escuela preparatoria, un niño en la escuela media o primaria y una niña de la misma edad. El de la escuela preparatoria es el hijo del taller, creo que lo he visto antes”

“…. ¿Y?” instó la voz del otro joven.

“Cuando traté de atacar, fui contrarrestado. Fui golpeado por una pala. Estaba inconsciente hasta ahora”

“… ¿Un estudiante de preparatoria?”

“Así es.”

Ya veo, dijo el hombre seguido de un breve silencio. “No me alegra saber que nos notaron aquí. Puede que sea necesario tomar medidas para evitar que se corra la voz”

“¿Con los tres?”

“Deberíamos esperar con el chico y la chica de secundaria. Sería malo tener alguna interferencia aquí” 

“¿Los vamos a dejar en paz?”

“Tendrán que ser regañados, para asegurarse de que no digan nada innecesario. Solo porque sería mejor aclarar cualquier cosa en el camino. ¿Sabes quiénes eran y de dónde?”

“No.”

“Descubrir eso será nuestra primera prioridad, entonces. Si nos encargamos del chico del taller, probablemente aparecerán a su alrededor, pero …” Dicho eso, el hombre se interrumpió ligeramente. “Un chico de primaria o secundaria, y una chica de secundaria dijiste, ¿Verdad? ¿Esa chica, por casualidad, tenía el pelo largo con trenzas?”

“Sí, así es.”

“Ya veo …” Se rió. “Fueron esos niños, ¿verdad?”

“¿Es alguien a quien conoces, Tatsumi-san?”

Aa, Tatsumi se rió. “Son los hermanos en Shimo-Sotoba. Estaban merodeando por la mansión. Aa, y el que vino después era el hijo del taller, ¿verdad?”

“¿Que haremos?”

“Vamos a matar al hijo del taller” Tatsumi dijo en voz baja, mirando el aire como si lo escudriñara, y finalmente asintió. “Sería mejor matarlo, ¿no? Ya está en la escuela preparatoria. Él viaja fuera de la aldea para ir a la escuela, así que no creo que los de la mansión estén en contra. Yo tomaré el mando de la operación. No necesitas preocuparte, Takatoshi.”

“La tumba fue desenterrada”

“Bueno, eso es malo, ¿no? Adelante, déjalo como estaba.”

Sí, Takatoshi asintió. Cuando Takatoshi se volvió para irse, Tatsumi lo llamó como si recordara algo. “Aa — y también.”

Cuando se dio la vuelta, vio a Tatsumi con una sonrisa compasiva. “No funcionó para tu madre”

Takatoshi cerró levemente los ojos y luego los bajó. “….. ¿Es así?”

“Huele a podrido. No se levantará … Es una pena, ¿no?”

“No importa” murmuró Takatoshi.


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s