Release that witch: Capítulo 587: Una víctima sin nombre



“¿Reacción mágica?” El Conde Delta se dio la vuelta y preguntó: “¿Qué es eso?”

“¡Dile a tus caballeros que se hagan a un lado ahora!” Brian no tuvo tiempo de pensar en la etiqueta y le gritó.

Apenas había terminado de hablar cuando un grupo de creyentes, con túnicas índigo, salió de la esquina y se precipitó hacia los caballeros que los guiaban. La fuerza fue tan grande que los caballos fueron derribados inmediatamente y varios caballeros se encontraron atrapados bajo sus pesadas monturas antes de que se dieran cuenta de lo que había sucedido. Los otros caballeros inmediatamente sacaron sus espadas y comenzaron a pelear con los creyentes.

La gente en la calle entró en pánico y corrió, causando que muchos cayeran y fueran pisoteados por la multitud que huía. Los sonidos de gente pidiendo ayuda se podían escuchar en todas partes y el sitio era un completo desastre.

“¡Tr… Traición!” El conde se sorprendió, al principio, y luego se enfureció. “¡Maldita sea! ¡Maten a todos los rebeldes!”

Pero, un pedazo de pizarra voladora lo hizo callar. (NTE: la pizarra es un tipo de roca de grano fino y que suele tomar formas laminadas.)

Había sido parte del pavimento y más pedazos de pizarra se elevaron en el aire y se dirigieron rápidamente hacia un caballero. Sucedió tan rápido que todo lo que cualquiera pudo ver fue una fugaz sombra verde. La primera persona que fue golpeada rápidamente comenzó a sangrar profusamente por sus articulaciones y ojos. Su armadura se derrumbó de inmediato y le habría sido imposible sobrevivir.

Después de eso, volaron más pedazos de pizarra, incluso llegando a algunos de los creyentes. Los pedazos verticales de pizarra estaban destrozando los huesos de las personas, mientras que las pizarras horizontales los cortaban por la mitad.

Antes de que el Conde Delta pudiera siquiera sentirse sorprendido, Brian rápidamente lo llevó a un lado.

“¡Fuego!” Ordenó Iron Axe.

Continuamente sonaban disparos al otro lado de la calle.

Las personas que todavía estaban erguidas fueron cortadas como una cosecha de trigo y una vez que la columna de pólvora se disipó, hubo un montón de caballeros heridos y creyentes en el campo de batalla. Por poco tiempo, el campo había sido puro caos, ahora había cuerpos esparcidos por todas partes, algunos de ellos seguían jadeando débilmente mientras otros gemían de dolor, sin dejar de retorcerse en el suelo.

“¿Dónde están los enemigos?” Brian se quedó mirando la esquina de la calle sin pestañear, como si se enfrentara a un enemigo formidable.

“Enemigos … Todos cayeron, ¿no?” preguntó el Conde desconcertado, aparentemente en estado de shock. Obviamente, no esperaba que las tropas de Su Majestad fueran tan fuertes. Una docena de caballeros con armadura plateada y creyentes imparables quedaron discapacitados en casi un abrir y cerrar de ojos.

“¡Está viniendo!” Sylvie dijo con voz ronca.

Como respondiendo a su advertencia, apareció una mujer a la vuelta de la esquina, estaba enrollando las pizarras de la calle como ruedas gigantes de alfombra y haciéndolas flotar en el aire una a una.

Volvieron a sonar fuertes disparos. La mayor parte de la pizarra se rompió inmediatamente mientras un trozo de pizarra giraba y se extendía entre la multitud como una espada gruesa y no tripulada.

¡Oh no! El corazón de Brian se hundió. Por su forma, un fusil de pedernal no romperá la pizarra giratoria lo suficientemente rápido. No quería imaginar lo que iba a pasar cuando los soldados fueran alcanzados. No llevaban armadura como los caballeros y las bajas iban a ser significativamente mayores. Y, sin embargo, no les quedó más remedio que seguir luchando.

Justo después de que Brian se dio cuenta, una luz violeta apareció de repente frente a las tropas.

Era una jaula hecha de poder mágico y envolvía la pizarra entrante, encogiéndose rápidamente, deteniendo la roca que giraba abruptamente.

“¿Es esto un enemigo … o una bruja?” El Conde Delta estaba aturdido.

No fue hasta que finalmente cayó toda la pizarra flotante que el Primer Ejército cesó el fuego.

La nube de humo denso de la pólvora les nubló la vista. El olor a azufre impregnaba el aire, pero nadie se atrevía a frotarse los ojos ni siquiera a toser. Excepto por el sonido de las armas cargándose, el campo estaba completamente en silencio, por el momento.

“¿Qué es, señorita Sylvie?” Preguntó Iron Axe.

“El Poder Mágico … Desapareció” dijo lentamente.

Esto significaba que los enemigos habían huido del campo de batalla o habían perecido durante la pelea.

Una vez que el humo se disipó, Brian pudo ver lo que había sucedido.

Una mujer estaba tendida en el pavimento en un charco de sangre, su espeso, rizado cabello verde oscuro se mezclaba con la sangre.

Brian aflojó su agarre en el hombro del aterrorizado Conde y caminó hacia la mujer, su ropa de sacerdotisa roja y blanca revelaba su identidad.

Había dos heridas del tamaño de la palma de la mano que penetraban el estómago y el abdomen de la Bruja Pura, de las que salían oscuros chorros de sangre. Aparentemente, la bala todavía tenía fuerza después de penetrar la pizarra y había atravesado directamente su cuerpo. Los múltiples cortes en sus brazos y piernas deben haber sido causados ​​por las piedras que rebotaron.

A pesar de que sus enemigos tenían la Piedras de Represalia de Dios, ella aún podía enrollar las pizarras y usarlas como escudos. De esta forma podría atacar a los enemigos con las pizarras restantes y mantener a sus enemigos a distancia. Sin embargo, no esperaba que los fusiles de pedernal fueran tan poderosos.

Mirando hacia atrás ahora, podría haber recibido un disparo durante la primera ronda de disparos, pero aún podía manipular la pizarra. Su fuerza de voluntad había sido notable.

“¿Es ella realmente una bruja de la iglesia?” Delta se acercó con cautela.

“¿No lo dejó claro Su Majestad en el folleto que se distribuyó en Ciudad del Rey?” Brian respondió con molestia. “La iglesia no solo envenenó a la gente común con las Píldoras Berserker, sino que también entrenó a las brujas para que les sirvan en secreto. Solo las chicas inocentes que fueron incriminadas por la iglesia están de nuestro lado. ¿No has escuchado nada de esto antes?”

“En realidad, había escuchado esto antes, pero parecía increíble …”

Esto es solo una pequeña parte de los actos despreciables cometidos por la iglesia, y los nobles no eran mucho mejores, pensó Brian para sí mismo, pero no dijo ni una palabra.

Edith también se sorprendió por este breve conflicto.

Esta fue la primera vez que vio las habilidades de combate de las tropas de fusiles. Todo el proceso parecía una tormenta y todo lo que los soldados tenían que hacer era quedarse quietos. En este sentido, las tropas de Su Majestad estaban físicamente en ventaja. Uno podría imaginar que cuanto mayor sea la escala de la guerra, más obvia será la ventaja de las armas de fuego.

No había duda de que las formas de combate tradicionales, donde los soldados luchaban con armaduras gruesas y armas afiladas, ahora habían cambiado a un modelo más nuevo.

Además, con esas máquinas rugiendo día y noche, podrían seguir produciendo estas armas en la región occidental. Esto hizo que fuera fácil imaginar el gran potencial de guerra que Su Majestad tenía en sus dominios.

No fue hasta que Iron Axe ordenó a las tropas que siguieran moviéndose, que Edith pudo recuperarse.

Sin embargo, su creencia de que su elección fue la correcta era más firme.

El Primer Ejército dio un giro en la esquina de la calle y pronto llegó a la puerta principal de la iglesia. Había varios cuerpos tirados en el suelo y, a juzgar por su ropa, la mayoría pertenecía al equipo de patrulla.

Pronto se dieron cuenta de lo que había sucedido. Justo cuando la patrulla ordenó el bloqueo de la iglesia, más de doscientas personas enloquecidas fueron asesinadas repentinamente y los lores fueron barridos. Algunos de los creyentes se quedaron para luchar con el equipo de patrulla, mientras que otros crearon el caos en las afueras de la ciudad, donde algunas personas intentaban atravesar la puerta. Afortunadamente, el Primer Ejército estaba a menos de 300 pies de la iglesia y pudieron enfrentarse a la Bruja Pura. Si hubieran llegado incluso 15 minutos más tarde, la Bruja Pura probablemente habría escapado durante el caos.

Brian condujo inmediatamente un equipo a la iglesia, donde eliminaron a los enemigos restantes.

Lo siguiente fue saquear el lugar para encontrar documentos, cartas o bienes utilizables. Según Su Majestad, tomar cualquier cosa de valor era un requisito.

Luego, bajo la guía de Sylvie, los soldados usaron pequeños paquetes de explosivos para volar la puerta de hierro que bloqueaba el sótano. Todas las personas que estaban presentes esforzaron la vista para ver qué había detrás de la puerta que caía lentamente.

En filas ordenadas y agradables, había más de diez cajas de Piedras de Represalia de Dios, y rodeándola había ordenadas pilas de oro.


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s