Un VIP al iniciar sesión: Capítulo 11 – 5


<Capítulo 11: Dragón Fantasma, Cabalgando el Viento – 5>

 

EZ: 1/2


Shin Eunah, una superhumana destacada en los primeros 20 años de Corea, su increíble habilidad que coincidía con su belleza, la convirtió en una famosa celebridad y, por lo tanto, circularon muchos rumores sobre ella. Rumores como que salía con el miembro de segunda generación de una familia influyente, o que tenía el poder real de la asociación mediante el uso de su belleza y su cuerpo, o que incluso era el resultado de un experimento nacional para crear el superhumano artificial más fuerte. La mayoría de ellos eran meros chismes o tonterías, pero había un rumor que no lo era.

 

Era que ella estaba ocultando todo su poder. Muchos de sus fans en Corea argumentaban que sólo estaba en el puesto 317 de la clasificación internacional sólo porque no tenía la oportunidad de mostrar sus habilidades más allá de eso, o quizás porque no lo necesitaba.

 

‘Yo lo creo.’ Karen Stringfield estuvo totalmente de acuerdo con ese sentimiento mientras veía la escena que se desarrollaba más allá del escudo alrededor de ella y su grupo. Sus ojos estaban enfocados en la imagen misma de la Emperatriz de los Truenos, con brillantes ojos dorados mientras controlaba los rayos a su alrededor.

 

“Rayo – múltiple. Recarga. Rayo – dispersión. Atrás. Rayo – repetir, repetir.”

 

“Ella es un monstruo.”

 

“¡No se agrupen, idiotas!” Gente con trajes oscuros con intrincados patrones y máscaras en sus caras se acercaron para atacar a Shin Eunah. Usaron magia en conjunto con espadas, lanzas y arcos para tratar de acabar con ella. No obstante, los rayos alrededor de Shin Eunah negaron su ofensiva e incluso los hizo retroceder a pesar de la diferencia de números. Con cada parpadeo, los cuerpos quemados por los rayos caían al suelo. Era difícil saber lo que realmente estaba pasando, pero Karen, que podía mejorar su tiempo de reacción, fue capaz de entender la batalla que se desarrollaba ante ella.

 

‘Asombroso… no sería capaz de lidiar con uno de ellos adecuadamente. No, ¡es raro sin importar cómo se mire! Todos ellos tienen que ser al menos rango A, ¡¿qué demonios?!’  Ni siquiera podía adivinar por qué estaba siendo atacada por otros humanos mientras se entrenaban dentro de la puerta. Todo lo que sabía era que Kang Shin-hyuk había desaparecido de repente, y poco después, otra puerta apareció en el interior de la cual salieron estas personas desconocidas.

 

“Mierda”. Do Woojin maldijo en voz baja mientras miraba la batalla a su lado. Estaban a salvo dentro de un escudo protector que Shin Eunah activó en el momento en que Kang Shin-hyuk fue llevado a una puerta irregular.

 

“¿Qué demonios está pasando?”

 

“Nos estaban apuntando y decidieron atacar. Apuesto a que secuestran a superhumanos y les lavan el cerebro.” Fue Baek quien respondió a Do Woojin. Tenía una expresión apagada que no encajaba con su actitud normal, pero incluso Karen podía decir que estaba indignado ahora mismo.

 

“¿Secuestro? ¡¿Lavado de cerebro?!”

 

“No te preocupes demasiado, los refuerzos probablemente vendrán pronto. Supuse que esto podría suceder. No… Esta situación terminará antes de que lleguen los refuerzos.”

 

“Oye, espera… ¿nos usaron como cebo?”

 

“No puedes dejar de practicar sólo porque sabías que era peligroso. Por eso nuestra escolta es ella.” Con la respuesta concisa de Baek, la molestia de Do Woojin crecio al máximo. No podía soportar lo tranquilo que estaba siendo Baek.

 

“¡¿Cómo puedes estar tan calmado?!”

 

“¿Me veo así?” Do Woojin inmediatamente cerró la boca ante la respuesta concisa de Baek. Recordó la cara de Baek cuando Kang Shin-hyuk fue arrastrado a esa puerta irregular e inclinó hacia abajo la cabeza.

 

“Lo siento”.

 

“No… está bien.” Baek le hizo señas y cruzó los brazos, mirando hacia la feroz batalla más allá del escudo. Más bien, miró a la batalla unilateral que estaba librando Shin Eunah. Los monstruos que llegaron ya estaban aniquilados, y sólo aquellos con excelentes habilidades habían sido capaces de aguantar. Pero, la batalla parecía estar llegando a su fin, ya que los hizo retroceder sin una sola brecha en sus defensas. De alguna manera, para él, ella se sentía más enojada consigo misma que con ellos. Se preguntaba si tenían algo que ver con Jormungand, o si se sentía responsable por el estudiante que había perdido.

 

‘…Shin-hyuk.’ Baek se mordió el labio al recordar a su amigo. Sintió que era su culpa por dejar que se lo llevaran; apenas podía soportarlo. Pero, todo lo que Baek podía hacer era permanecer dentro de este escudo. Estaba seguro de que podía luchar contra estos enemigos enmascarados, pero sólo se interpondría en el camino de Shin Eunah en este momento.

 

“¿Chicos? ¡Ahí mismo!” Karen agarró las mangas de Do Woojin y Baek, señalando. Giraron sus cabezas a tiempo para ver la grieta que se formaban en el aire.

 

“¿Qué es eso?”

 

“… Es una puerta que colapsando.” Baek murmuró en blanco en respuesta a Do Woojin.

 

“¿Qué clase de puerta es esa…?”

 

“Ahí es donde Shin-hyuk fue arrastrado.” Baek se preparó para la batalla. Si Kang Shin-hyuk regresaba con vida, entonces eso sería todo. Pero sería arrogante pensar que Shin-hyuk, o incluso él mismo, podría despejar una misteriosa puerta irregular solo después de ser engañado por el enemigo.

 

‘¿Si es así… Tengo que ser cuidadoso.’ Mientras Baek observaba en silencio, la grieta aumentó gradualmente para hacer un agujero negro del tamaño de una persona. Desde el interior… no salió nada.

 

Sus ojos se hicieron más delgados cuando el agujero negro comenzó a encogerse hasta que finalmente desapareció. Si la puerta fue destruida, algo debería haber salido, ya sea el humano que la destruyó o el monstruo que mató a dicho humano. Pero no salió nada.

 

‘¡No, sí que lo hay!’ Abrió bien los ojos. Se sintió muy débil, pero había un humano acompañado por una pequeña criatura. Se acercaban lentamente a ellos. Baek miró hacia otro lado, hacia Shin Eunah, que todavía estaba luchando. No mostró ninguna señal de notar lo que estaba pasando. Estaba corriendo furiosa mientras sus enemigos la atacaban. Girando la cabeza de nuevo, Baek pudo escuchar una pequeña voz en el micrófono de su oído.

 

-Abre el escudo.

 

Era la voz de Kang Shin-hyuk. Tan pronto como Baek la escuchó, toda la energía de su cuerpo se fue.

 

“Tú… eres realmente tú…”

 

-Soy Kang Shin-hyuk, que regresó con vida gracias a la espada de 1.5 millones de won que me compraste como regalo de cumpleaños, así que ábrela rápidamente.

 

“¿Eh? Baek, ¿qué dijiste?” Baek ignoró la mirada de Karen y Do Woojin mientras extendía sus brazos fuera del escudo. Atraería a las personas de fuera del escudo hacia él. Era peligroso y no podía ser usado mientras era atacado. Pero los enemigos que trataban con Shin Eunah no estaban en una situación en la que pudieran concentrarse en Baek. Rápidamente, alguien que se agarraba de su mano se introducía en el escudo. Al mismo tiempo, su escondite fue liberado completamente, y la aparición de Kang Shin-hyuk usando trapos que una vez fueron su uniforme escolar fue revelada.

 

“Gracias”. Estaba claramente exhausto, pero vivo a pesar de todo.

 

“Shin-hyuk, ¿eres tú realmente…?”

 

“¿Qué?”

 

“¡Kang Shin-hyuk!” Karen y Do Woojin no le dieron la oportunidad de decir nada. Los que estaban fuera del escudo también comenzaron a darse cuenta de que alguien más se había unido a ellos.

 

“¿Cómo logró salir de esa puerta?”

 

“¡Concéntrate!”

 

“¡Oye, repórtalo al cuartel general…!” Los combatientes de Jormungand parecían visiblemente avergonzados en la escena que tenían delante.

 

“¡Relámpago – múltiples enlaces!” Shin Eunah los barrió a todos con un rayo dorado. Parecía calmarse un poco después de confirmar la seguridad de Kang Shin-hyuk. Por lo tanto, la unidad de combate de élite de Jormungand fue cuidadosamente atendida.

 


 

Los refuerzos llegaron poco después de que todo el trabajo estuviera hecho. Por supuesto, no fue porque llegaran tarde, sino porque la respuesta de Shin Eunah fue demasiado rápida.

 

“Una herramienta mágica que genera por la fuerza una puerta irregular… He oído los rumores, pero podría formar una puerta dentro de otra puerta…”

 

“Parece que los rumores de que trabajaban con monstruos inteligentes eran ciertos.”

 

“Esto es un problema. Si una incursión como esta es posible, cualquiera que entre en una puerta está en peligro.”

 

“Tenemos que manejar las puertas más a fondo… no hay excusa. Maldición.” Las tropas de élite de varios gremios, incluyendo Vanguard y Baekyang, se reunieron en la puerta D+ para una reunión.

 

“Esta reunión de contramedidas es importante, pero ahora mismo, los estudiantes necesitan un descanso.”

 

“Sí, eso es correcto. Lo siento.” El submaestro del gremio Baekyang, Lee Jin-young, se estremeció por la ira en la voz de Shin Eunah. Sabía que ella había convertido la unidad de élite de Jormungand en carbón.

 

“Es mejor no discutir esto delante de los niños.”

 

“Los enviaré de vuelta al dormitorio de la escuela ahora mismo. Shin Eunah, ¿por qué no los acompañas? Han peleado una batalla feroz y deberían tomar un descanso también. Nos pondremos en contacto contigo más tarde.”

 

“Sí, lo haré.” Con las palabras de Lim Hoon, líder del primer equipo de Vanguard, Shin Eunah asintió y llevó a los niños a la salida de la puerta.

 

“¿Estás realmente bien, Shin-hyuk?” Montado en una limusina arreglada por la asociación en el camino al dormitorio, Karen lo interrogó cuidadosamente. Con sólo mirar el estado de su ropa, se podía ver lo seriamente que había sufrido. Su chaqueta estaba rota, y la armadura que llevaba debajo de su camisa tenía agujeros. Sus pantalones también estaban rotos, y lo que quedaba de ellos también tenía agujeros. Extrañamente, no había heridas en su carne.

 

“Estoy bien. En realidad, no lo estaba, pero gracias a la poción que bebí, estoy bien”.

 

“¡¿De dónde salió esa poción?!”

 

“Un ángel la envió.” Como respuesta a Kang Shin-hyuk, Shin Eunah, que estaba sentada frente a ellos, se estremeció. Karen le mostró sus mejillas hinchadas a Shin-hyuk, quien no le respondió apropiadamente, pero ella se alejó mientras Baek saltaba.

 

“¿Había algún tipo malo ahí?”

 

“Sólo había monstruos. Supongo… ¿no era para aislarnos?”

 

“Tal vez… ¿era para Shin Eunah? ¿Intentaban poner en cuarentena a la profesora para secuestrarnos?”

 

“Tal vez originalmente, pero me atrapó a mí en su lugar.” Si ese era el caso, significaba que su habilidad para controlar monstruos y generar puertas irregulares no era perfecta. Kang Shin-hyuk pensó que era el caso más plausible. Los monstruos dentro de la puerta eran demasiado fuertes para que unos estudiantes los trataran; sin duda, eran para contener a Shin Eunah.

 

“¿Cuál fue el nivel de dificultad?” Do Woojin preguntó a continuación, y Kang Shin-hyuk sonrió ante la preocupación que podía sentir por él. Pero no podía ser honesto. Hubiera sido imposible para él despejar esa puerta sin el Universo de los Héroes.

 

“Fue difícil, apenas sobreviví”.

 

“¿Cuál era su rango?”

 

“¿Ah, Woojin? ¡Deja de molestar a este chico que tuvo dificultades para despejar la puerta! ¡Mira el estado de su uniforme y lee el estado de ánimo!”

 

“No, pero… lo siento.” ¿Woojin se disculpó honestamente, dejando caer sus hombros?. Kang Shin-hyuk sacudió su cabeza para hacerle saber que estaba bien.

 

“En realidad, fue tan loco que no puedo recordar el nivel de dificultad. No hay necesidad de disculparse.”

 

“…Ya veo, debe haber sido difícil.” Do Woojin parecía un poco deprimido. Kang Shin-hyuk miró a Shin Eunah. Fue asombroso verla pelear con esos enemigos fuera del escudo. Fue una batalla que estuvo a la altura de las expectativas del título de Emperatriz de los Truenos.

 

“…” Shin Eunah estaba en el asiento delantero mirándolo. Sus ojos estaban llenos de confusión e impulso.

 

“… Me alegro de que estés bien.” Ella finalmente dijo eso y se alejó de él. Llegaron a la entrada de la escuela, y el coche subió tranquilamente la colina que pasaba. Se preguntó cómo debía interpretar sus palabras en ese momento. Todos en el grupo podían sentir la extraña atmósfera entre ellos y se preguntaban lo mismo.

 

Mientras tanto…

 

“Te lo dije”. Kang Shin-hyuk sonrió amargamente mientras hablaba a Shin Eunah. No tenía intención de evitarla más, así que decidió confesar.

 

“Porque todo estaba bien, confía y espera”.

 

“¡…!” Shin Eunah se volteó hacia él tan rápido que le preocupaba que su cuello se rompiera.

 

“Eso… así que después de todo…”

 

“Profesora, necesito hablar con usted sobre algo. ¿Podría por favor apartar algo de tiempo por la tarde?”

 

“…Huh. De acuerdo.” Antes de que ella pudiera reaccionar, decidió seguir adelante. Ella suprimió desesperadamente sus palabras y asintió unas cuantas veces. Desafortunadamente, no eran los únicos que estaban ahí.

 

“…Chicos, ¿qué intentan decir realmente?”

 

“¿Qué? ¿Qué demonios? ¿Por qué siento que me estás apuñalando por la espalda?”

 

“No, es un informe sobre la puerta. Todos ustedes cálmense”.

 

“¿No eres tú el que está más lejos de la realidad?” Los estudiantes comenzaron a discutir al percibir la inusual atmósfera de los dos. Pero una chispa(literal) de Shin Eunah los calmó.

 

La limusina se detuvo, el edificio principal de la escuela estaba justo delante de ellos.

 

La larga práctica finalmente había concluido


Anterior | Indice | Siguiente

5 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s