Alaben‌‌ ‌‌al‌‌ ‌‌Rey:‌‌ ‌‌Capítulo‌‌ ‌‌161


-¿El Rey de la Ciudad Chambord sale del Hiatus?-

Reino de Chambord. Es un reino afiliado de nivel 6, uno de los 250 reinos afiliados bajo la jurisdicción del Imperio Zenit. Tenía una fuerza nacional débil y un territorio pequeño. Anteriormente, una sola persona podía intimidar fácilmente a estos pequeños reinos. No mucha gente prestaría atención a estos pequeños países.

Pero desde hace cuatro meses, cuando el rey Alexander, un rey idiota de la Ciudad Chambord, volvió repentinamente a la normalidad, las cosas comenzaron a ir en una dirección en la que nadie hubiera pensado.

La batalla del Ejército de la Armadura Negra no fue conocida por los otros reinos afiliados, pero lo que sucedió en la cima de la montaña durante la coronación del Rey y la noticia de la coalición de nueve reinos afiliados que atacaron por sorpresa a Chambord para aniquilarlo rápidamente se extendió entre el Imperio Zenit.

Los rumores del rey de Chambord, Alexander y el valor de sus subordinados se habían extendido como las olas de hierba dorada en las llanuras ventosas fuera del muro de Chambord, a los oídos de los otros reyes. Aunque el continente de Azeroth no era tan moderno como la tierra con sus medios de comunicación, la difusión de tales mensajes no fue lenta.

Al principio, hubo personas que se burlaron de eso.

¿Qué tan fuerte era un pequeñísimo reino de seis estrellas? Deja de bromear, sin mencionar la Coalición de los nueve reinos, incluso si solo fuera el Reino de Chishui podría aniquilar fácilmente a Chambord en el tiempo que lleva comer y capturar a la familia real de Chambord. Era imposible vencer a nueve reinos afiliados.

Pero el siguiente hecho abofeteó a todos los escépticos en la cara.

Porque durante el último mes, algunos de los países que se dice que fueron derrotados por Chambord en los rumores en realidad enviaron diplomáticos a Chambord, con actitudes tímidas para enviar humildemente reparaciones de guerra. La forma en que las naciones derrotadas fueron forzadas a una situación tan humillante llamó la atención de otros reyes. Casi para todos los ojos, esto finalmente confirmó la anterior noticia de victoria de la Ciudad Chambord.

En este punto, los grandes reinos afiliados finalmente se habían despertado y comenzaron a reexaminar el repentino aumento de los pequeños reinos afiliados.

¡Las cosas empezaron a ponerse interesantes!

En menos de 20 días, el Simulacro de Batalla de Armas de los 250 países afiliados bajo el Imperio Zenit estaba a punto de comenzar. Esto era para determinar el destino de todos los reinos afiliados con un solo gran concurso, pero también un lugar para que los personajes ambiciosos tengan competencias. Nadie quiere, durante un momento tan crucial, tener que competir repentinamente con un luchador tan misterioso, rompiendo el delicado equilibrio de la roca y rompiendo su disposición de ajedrez previamente establecida.

Entonces, en este período de tiempo, la Ciudad Chambord tuvo una afluencia de mucha gente de otros países como emisarios, espías, comerciantes, bardos, mercenarios, aventureros… Una gran cantidad de personas con una variedad de propósitos diferentes llegaron a la Ciudad Chambord. Este pequeño asentamiento fronterizo nunca se había vuelto tan bullicioso.

Por supuesto, la afluencia de forasteros también puso a prueba el orden público de la Ciudad Chambord.

En el mundo de los fuertes, donde prevalece la ley de la jungla, era demasiado común que una frase provocativa hiciera que guerreros y mercenarios sacaran sus armas y lucharan para decidir quién tenía razón. Además, había algunas personas que deliberadamente provocaron problemas para probar la fuerza de la Ciudad Chambord. En la Ciudad Chambord ocurrían sin cesar asuntos violentos. El primer intento del Ministerio de Justicia de restaurar el orden público de la ciudad fue un poco desorganizado y caótico. Este era un gran dolor de cabeza para el Primer Ministro de derecha Bast, pero luego el Comandante del Regimiento Brooks envió a los dos jinetes dorados del rey, Drogba y Pierce, con docenas de Caballeros* y pronto resolvió el problema.
NT: Por si no lo habían notado, cualquier “Caballero” que aparezca con mayúscula se refiere a un Caballero del Zodiaco en caso que no se especifique, y no a un caballero normal.

Las calles finalmente se calmaron.

“¡Mira, esas son las dos grandes bestias de la Ciudad Chambord!”

“¿Esos dos tipos musculosos? ¿Los que parecen un poco tontos? ¿Fueron ellos los que derrotaron a los 11 maestros del Cuerpo de Mercenarios de la Hoja de Arce, todos discapacitados, y luego los llevaron a través de la Ciudad Chambord a esa ‘pequeña casa negra’?”

“Sí, fueron ellos. ¿Ves a ese chico de pelo negro? Él fue el que dobló la espalda levemente y fácilmente hizo girar al arrogante capitán de Dos Estrellas del Cuerpo de Mercenarios de la Hoja de Arce, donde ni siquiera pudo luchar…. Es realmente aterrador. No viste la situación en ese momento, sospecho que si ese tipo se estrellara contra los muros del castillo, ¡se derrumbarían!”

“Y ese tipo de cabello blanco, sus manos podrían compararse con armas divinas. Puede aplastar cualquier arma y armadura, y se dice que hasta ahora nadie ha podido recibir uno de sus ataques…”

“Dios mío, ¿dónde encontró la Ciudad Chambord a estos dos salvajes?”

“No lo sé… Pero no subestimes al grupo de hombres musculosos detrás de esas dos bestias llamados los Jinetes Dorados de Chambord. Tampoco se provocan fácilmente. Algunas personas han visto que sus entrenamientos parecían sesiones de combate cuerpo a cuerpo de vida o muerte. Esos 20 hombres fuertes han arrojado a las dos bestias al suelo…”

Cuando el equipo de patrullaje de Drogba y Pierce entró, los pocos mercenarios jóvenes sentados en el bar cerraron la boca. Nadie se atrevió a actuar tan descaradamente como lo hicieron hace 10 días. El cuerpo policial general, los Caballeros del Zodiaco de la Ciudad Chambord y los Oficiales de Cumplimiento de la Ley se han hecho un nombre feroz. Totalmente impactante para aquellos forasteros que no estaban dispuestos a obedecer las reglas. La pequeña habitación negra, como si fuera una señal todos los días, soltaba gritos espeluznantes, convirtiendo a estas personas con pensamientos maliciosos en dóciles ovejas. Y ahora, tan pronto como uno ve a las dos bestias de Chambord llamadas los Jinetes Dorados acercándose con los Caballeros del Zodiaco, uno se sentiría como si estuvieran cara a cara con una montaña que los aplastaba, sin siquiera atreverse a hablar en voz alta. Si otra persona viera, todos tendrían una sensación similar a la de un monstruo del infierno mirándolos.

Hasta que los dos Caballeros Dorados del Rey Chambord con los Caballeros del Zodiaco desaparecieron en la esquina más alejada de la calle, los mercenarios en el bar finalmente se relajaron.

Hu Hu Hu, finalmente se fueron… Maldita sea. ¡Cuando me miran, ni siquiera tengo corazón para beber!”

“¿Beber qué vino? Es casi la hora de que aparezca la diosa. ¡Démonos prisa y vayamos juntos a ver a la diosa!”

“¿Diosa?”

“Oye, no digas que realmente no lo sabes. Todas las tardes a esta hora, habrá una diosa montada en un enorme perro negro, apareciendo en las llanuras junto al río en las afueras de la ciudad. Mucha gente afirma que ella es la encarnación de la diosa. Incluso se dijo que los cisnes negros migratorios no pueden resistir la tentación de detenerse cuando ven su hermoso rostro.”

Mientras el joven mercenario hablaba, sus ojos brillaban. Al beber vino de malta, los niveles de testosterona de todos estaban en aumento. La secreción de hormonas era exuberante. Al escuchar que había una belleza, el grupo de personas se levantó y salió de la ciudad. Incluso algunas de las otras buenas personas en el bar de vinos, al escuchar a la diosa descrita con esas palabras, también se levantaron y siguieron en la parte de atrás.

Afuera de la ciudad.

Las llanuras otoñales parecían un palmo de oro. El viento otoñal soplaba magníficamente, mientras el mar de oro se agitaba con olas.

Las nubes blancas flotaban en el cielo azul, con la luz del sol calentando la escena de la ilimitada Pradera Dorada. Un grupo de caballos galopando en la pradera eran como dragones nadando orgullosos en el mar. En lo alto de un montículo elevado en las llanuras estaba el gran perro negro, que cerraba los ojos adormilado mientras yacía en la hierba. Sesenta de las Bestias de Llama Rugiente de alto nivel eran como guardaespaldas leales, rodeando y protegiendo los alrededores.

Esta era una imagen tranquila y hermosa de finales de otoño. El deseo original hará que innumerables personas estén extasiadas.

Sin embargo, todo el brillo fue robado por una niña parada junto al gran perro negro.

Su piel era tan blanca como la nieve, los ojos eran como agua clara. Tenía un temperamento noble y elegante, haciendo que los espectadores se avergonzaran de su inferioridad, para no atreverse a profanar esta escena.

Como si toda la belleza y el brillo entre el cielo y la tierra estuvieran concentrados en el cuerpo de esta chica, nada podría quitarle el rostro.

Los jóvenes mercenarios salieron de la ciudad, cruzaron el puente de piedra y el puente levadizo de acero, hasta una pequeña colina plana, solo para ver la escena.

Todos se quedaron inmóviles, como si un rayo golpeara sus rostros, perdiendo la capacidad de pensar.

¿Había una doncella tan hermosa en el mundo?

Todos sintieron como si sus corazones volaran fuera de sus cuerpos hacia la chica que parecía una diosa, deseando que esta vida hubiera estado acompañada por su lado. No habría arrepentimientos.

Un joven de la multitud había perdido la capacidad de pensar, como si alguien estuviera controlando su alma. Caminó hacia la chica aturdido, sus ojos perezosos. Junto a él, un compañero un poco mayor reaccionó, apresuradamente lo agarró y le gritó: “David, ¿estás loco? ¿Quieres morir?”

“Yo… ¡solo quiero decirle unas palabras!” El joven luchó.

“¿Decirle algunas palabras? Joven, ¿sabes quién es ella? La prometida del rey Alexander de la Ciudad Chambord, la hija del Primer Ministro de derecha de la Ciudad Chambord, Bast, la futura primera dama indiscutible de la Ciudad Chambord. Incluso si las dos bestias y los Caballeros del Zodiaco la encontraran, actuarían obedientemente como pequeños gatitos… Si miras al gran perro negro a su lado, incluso los guerreros de Dos Estrellas pueden ser destrozados por él en segundos. La leyenda es que el rey Alexander de Chambord fue al abismo del infierno para capturar a Cerberus…” Cuanto más hablaban los compañeros mayores, más increíble y exagerado se volvía, “Además, ¿ves esas bestias de llamas escarlata monstruosas de nivel cuatro a su alrededor? Cada una de ellas es feroz. Se dice que en un corto lapso de más de medio mes han pisoteado a más de 10 pervertidos… Por extraño que parezca, estas feroces bestias mágicas actúan como un manso sirviente de la prometida del Rey Chambord.”

Algunos de los demás han estado escuchando un poco.

Resultó que esta chica deslumbrante tenía un historial tan profundo, y su habilidad tampoco parecía simple. Al menos en el campo de comandar a las astutas bestias que la rodeaban, parecía tener mucho talento.

“¡Qué lástima, una chica tan buena se va a casar con el rey de Chambord, que es un idiota legendario!” El joven soldado mercenario, que finalmente fue apartado por sus compañeros, maldijo airadamente.

“El Rey de Chambord no es un idiota ahora, solo tienes que mirar las Doce Estatuas de Guerreros De Bronce…”

El compañero mayor estaba a punto de decir algo, de repente…

¡¡¡Dang dang dang –– !!!!

Esa campana gigante de hierro en la puerta de la Ciudad Chambord sonó de repente, después de que Dios sabe cuánto tiempo había estado en silencio.

La gran campana distante atravesó la paz entre el cielo y la tierra, resonando instantáneamente en la ciudad, sorprendiendo a un grupo de pájaros en las montañas. Cuando la campana hizo eco, una repentina tensión y emoción comenzaron a extenderse por toda la Ciudad Chambord.

En la lejana pradera dorada, el gran perro negro que entrecerraba los ojos dormía una siesta, sus orejas de repente se erigieron con la luz que brotaba de sus ojos. A su lado, la deslumbrante doncella que había mostrado una expresión facial indiferente durante el último mes, de repente tuvo una mirada de agradable sorpresa en su par de hermosos ojos. Saltó sobre el lomo del gran perro negro, silbó un sonido, y los caballos y más de 60 Bestias de la Llama Rugiente que jugaban en el prado de repente se alinearon en una formación de equipo. Luego, detrás del gran perro negro, empezaron a galopar, haciendo temblar la tierra, y como una ola inundaron la Ciudad Chambord.

“¿Podría ser… El rey de la Ciudad Chambord, Alexander, que afirmó estar entrenando de forma aislada, finalmente salió?”

La ciudad tenía muchos forasteros con diferentes motivos, y cuando vieron la escena, al mismo tiempo, revelaron una expresión de asombro, todos mirando hacia el palacio de la Ciudad Chambord desde diferentes direcciones.

**Cualquier error que encuentren de ortografía, coherencia, etc. Por favor, coméntenlo, ayudarán mucho a los futuros lectores n.n**


CAPÍTULO ANTERIOR  | ÍNDICECAPÍTULO SIGUIENTE

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s