Madreselva: Capítulo 2-El príncipe heredero de Chen



Anterior |Índice| Siguiente


Cuarta parte

En una noche de febrero, tan fría como antes. Los alrededores son completamente silenciosos.

Ren Dong cubrió la boca de Gui Yan y se escondió en un grupo de juncos.

Justo después de que habían apagado el fuego y se estaban preparando para irse, Ren Dong escuchó ruidos y pasos. De inmediato, supo que esto era malo y arrastró a Gui Yan hacia el río mientras comenzaban a correr. Sin embargo, nunca hubiera pensado que esta vez, había al menos cien personas persiguiéndola para matarla. No había pasado ni un momento antes de que las otras partes también llegaran al río. Ren Dong solo pudo encontrar algunos juncos para esconderse.

Ren Dong miró a Gui Yan, su corazón estaba en calma mientras pensaba. Tenía una herida que aún no se había curado y también tenía una molestia con ella, que solo sabía cómo causar problemas a otras personas. Si ella quisiera luchar hasta la muerte y abrir un camino sangriento para salir de su difícil situación, eso sería imposible. Lo único con lo que podía contar era esconderse con cuidado. Después de que los demás se fueran, ella podría planear más.

Sus ojos brillaron cuando vio gente vestida de negro armada con antorchas por todas partes patrullando el área. El más cercano a ellos estaba a solo medio zhang de ellos, y si no hubieran tomado prestada la cortina de oscuridad, probablemente ya los habrían descubierto. (NTE: El zhang es una antigua unidad de longitud china equivalente a 10 chi. Un zhang es aproximadamente 3,58 metros, o 3,645 yardas.)

La persona que ahora estaba buscando entre los juncos blandió su espada y comenzó a cortar enormes trozos de juncos, lo que hizo que Ren Dong se escondiera cada vez más. Sujetó la flecha en su manga con fuerza, buscando cuidadosamente una oportunidad para matar silenciosamente a esta persona.

De repente, esa persona vestida de negro comenzó a temblar de la cabeza a los pies hasta que se desmayó impotente. Ren Dong estaba asombrada, pero vio a Gui Yan sonreírle mientras agitaba la pequeña bolsa bordada en su mano y susurraba: “Tenía miedo de que la gente robara mis taels, así que puse un polvo de hierbas en esta bolsa. En el momento en que la gente normal entre en contacto con él, colapsará”

Ren Dong frunció los labios … ¿Qué desafortunado ladrón podría acabar robándole a él?

“¿Quién está ahí?” Inesperadamente, una de las personas vestidas de negro comenzó a gritar. Inmediatamente después, se arrojaron algunas antorchas que iluminaron todo el lecho de juncos.

Cuando el fuego comenzó a rodearlos, ya no había forma de esconderse.

“¡Dame tu bolsa bordada!” Ren Dong tomó la bolsa de Gui Yan y la agarró por el cuello. Se apartó de él, saltó de entre los juncos y agitó su pequeña bolsa bordada en el aire. Sus taels mezclados con la medicina cayeron por todo el suelo. Debajo de ella, muchos de los hombres vestidos de negro cayeron inmediatamente al suelo, incapaces de pronunciar otro sonido.

En el momento en que aterrizó, Ren Dong aplaudió con frialdad y luego le devolvió la bolsa bordada a Gui Yan. Los ojos de Gui Yan se llenaron de lágrimas mientras se apresuraba a correr y recoger sus taels que habían caído al suelo. Seguía llorando: “¡Mis taels, mis taels! ¡Esposa mía, esposa mía!” Se volvió y acusó: “¡Esposa mía! ¡¿Cómo pudiste malgastar nuestro dinero así?!”

“No nos casaremos”

Gui Yan se quedó en silencio mientras se mordía el labio. Sintiéndose ofendido, miró a Ren Dong hasta que ella se sintió culpable. Luego, se volvió hacia Ren Dong y recogió más taels del suelo. “Pequeña flor, la próxima vez que no puedas …”

Antes de que pudiera terminar de hablar, su pie se atascó en una roca y tropezó, su cuerpo de repente comenzó a caer hacia adelante. Ren Dong no se había puesto completamente en guardia contra Gui Yan, por lo que, en el momento siguiente, Gui Yan la abrazó por la cintura y cayó al suelo con él. En ese mismo momento exacto, dos flechas pasaron volando por los oídos de Ren Dong, acompañadas por el sonido de una punta de flecha desgarrando la carne.

Ren Dong se quedó en blanco momentáneamente. No podía sentir ningún dolor, algo que había llegado a conocer bien. Ella miró hacia abajo, solo para encontrar que una flecha larga de pluma blanca se había incrustado en la espalda de Gui Yan, dejando a Gui Yan completamente inmóvil mientras yacía inerte en sus brazos.

¿Él … la había salvado?

Ren Dong abrió los ojos en estado de shock, mientras miraba al inconsciente Gui Yan con incredulidad.

Solo habían interactuado durante unos días, pero él ya la había salvado dos veces. Y esta vez, incluso había arriesgado su propia vida para protegerla. Casi se atragantó mientras tartamudeaba, “¿Por qué …” ¿Por qué haría algo tan asombroso por alguien como ella?

Realmente, si Gui Yan todavía estuviera despierto en este punto, estaría tratando de dejarle las cosas claras. Solo había tropezado con una roca y dio la casualidad de que cayó hacia Ren Dong en ese momento. En realidad, no era tan grandioso como para sacrificar a sí mismo por otra persona.

Sin darle a Ren Dong más tiempo para reflexionar sobre la situación, dos flechas más salieron del bosque. Ren Dong desenvainó su espada y apartó las flechas afiladas con dos golpes. Su cerebro se calmó rápidamente, mientras pensaba: Algunos hombres vestidos de negro deben estar todavía en el bosque. Si dejo que nos encuentren …

Miró a su alrededor y vio un río corriendo debajo de ella. Luego, llevó a Gui Yan con fuerza-

¡Apostemos todo en esta ronda!

Quinta parte

Cuando Gui Yan se despertó, descubrió que estaba en un lugar extremadamente familiar: La ladera de los Cien Li.

Lo único remarcable era que era extremadamente diferente de lo que conocía en el pasado. Había maleza cubriendo toda el área que era tan espesa que la gente prácticamente se ahogaba en ella.

Se frotó los hombros y se sentó. Cuando miró a su alrededor, descubrió que alguien más dormía a su lado. Él agarró a esa persona y la despertó con entusiasmo. “¡Pequeña flor! ¡Qué coincidencia, qué coincidencia! ¡También estás durmiendo aquí!”

Ren Dong inmediatamente abrió los ojos cuando Gui Yan la tocó. Inconscientemente, agarró el brazo de Gui Yan y se volteó frente a él, con una mano en su garganta, controlando todos sus movimientos. Gui Yan comenzó a gemir incesantemente de dolor. “¡Soy yo! ¡Esposa mía, es tu esposo, tu esposo!”

Cuando escuchó este sonido, Ren Dong aflojó su agarre y lo soltó, solo diciendo con indiferencia: “Lo siento” Si esto hubiera sucedido en el pasado, probablemente ni siquiera estaría diciendo una palabra de disculpa.

Gui Yan se frotó el brazo mientras murmuraba sobre esto y aquello. Ren Dong lo miró un par de veces y preguntó: “¿Quién eres realmente?”

“Soy tu esposo” él frunció el ceño.

Ren Dong lo miró por un momento. “¿Sabías que te dispararon una flecha hace un rato?”

Las manos de Gui Yan se detuvieron. “No lo sabía” Su voz era tan animada como en el pasado, “Porque ni siquiera puedo sentir ningún dolor”

Ren Dong no habló más mientras evaluaba cuidadosamente a Gui Yan. Cuando ella saltó al río con él, el agua les había estado rociando todo el camino. Originalmente pensó que la herida de Gui Yan se inflamaría y supuraría, e incluso lo haría morir, pero después de que ella subió a la orilla, cuando sacó la flecha, no salió sangre. Había visto su piel unirse a una velocidad que ningún humano promedio podría replicar.

“¿Quién eres tú?” Preguntó de nuevo.

Gui Yan se rió y arrancó algunos mechones de hierba junto a él, comenzando a jugar con ellos en sus manos. “Este lugar solía ser mi hogar. Hace mil años se llamaba ‘El Palacio de la Nación Chen'”

La antigua … Nación Chen.

Ren Dong se sorprendió.

“Soy el hijo del emperador. Después de mi muerte, me metieron en un ataúd hecho de jade helado. Nadie hubiera pensado que el ataúd tenía el poder de resucitar a alguien, pero me transformó en un jiang shi” Se cortó los dedos con el pasto plateado en sus manos, pero no salió sangre. La herida también sanó de inmediato. Se rió y dijo: “No puedo sangrar, me curo a un ritmo asombroso, no puedo vivir y no puedo morir. Debe ser extremadamente repugnante para ti”

Miró a Ren Dong, pensando que ella palidecería de miedo y se alejaría presa del pánico. Para su sorpresa, ella continuó mirándolo con frialdad, mientras le preguntaba: “Ahora pareces tener 20 años, así que debiste haber muerto cuando tenías 20 años. ¿Cómo moriste como príncipe heredero de una nación?”

“Fui envenenado” Él respondió con calma: “Mientras estaba vivo, era tartamudo. Algunas personas sintieron que no podía convertirme en el emperador y me dieron el veneno de las tórtolas renacidas”

Ren Dong se sorprendió.

“Sí, es exactamente el mismo veneno que aflige a tu Líder de Secta. Pero mi suerte no fue tan buena. No pude vivir tanto y finalmente morí. Todo sucedió tan rápido que ni siquiera tuve tiempo para curarme. Supongo que considero que ir contigo en este viaje es parte de la satisfacción de mis propios deseos”

Los labios de Ren Dong se crisparon. Gui Yan logró verlo, mientras comenzaba a sonreír de nuevo, “Pero ahora, quiero preguntarle a tu líder de secta si puedo tenerte como mi esposa”

“¿Por qué yo?”

Gui Yan dobló lentamente la hierba en su mano en un saltamontes. Se lo dio a Ren Dong y dijo: “Porque, aunque he muerto, sigo actuando como alguien que está vivo, mientras que, aunque tú estés viva, eres incluso más silenciosa que alguien muerto. Mis intenciones son buenas. Quiero ayudar a más personas antes de renacer”

“Si no hago nada, será difícil para mí pasar mil años” Se puso de pie y se paró junto a un árbol muerto. Al tocarlo, dijo: “Este es un melocotonero que planté hace mil años. Más tarde, construyó su propio espíritu y todos los días se burlaba de mí por ser el hijo tartamudo de un tirano local. No pensé que después de tantos años, ya no tartamudeo, pero la forma original de este demonio también ha muerto”

En ese momento, Ren Dong sintió que la soledad que vislumbraba en la figura de Gui Yan, quien estaba de pie bajo la luz del sol, hizo que su corazón se apretara de una manera indescriptible.

Había pasado mil años solo. Cualquiera podría ser un viajero pasajero de su vida, pero él solo podría ser un viajero pasajero en la vida de otra persona.

¿Qué tan difícil debe ser disipar mil años de soledad?

Por alguna razón, Ren Dong extendió su mano para agarrar los dos dedos de Gui Yan.

Un calor pareció pasar a sus dedos, y Gui Yan se quedó atónito, volviéndose para mirar a Ren Dong. Ren Dong también se había sorprendido por sus propias acciones. Después de un largo silencio, levantó el saltamontes en su mano y dijo: “El … tejido es muy bonito”

Gui Yan se rió, “Sin duda”

Sexta parte

Incluso después de descubrir la identidad de Gui Yan, no afectó el curso de sus viajes. Ren Dong solo albergaba una aprobación tácita por las acciones de Gui Yan tanto en el pasado como en el presente.

Ren Dong gradualmente comenzó a darse cuenta de que cada vez que Gui Yan solicitaba repentinamente cambiar su ruta, las personas que la perseguían aparecían en los caminos que originalmente iban a tomar. Ella pensó: si no fuera por Gui Yan, que me ha estado ayudando de esta manera al cambiar nuestra ruta, ya estaría muerta.

Cuanto más caminaban hacia el sur, menos gente los perseguía. Ren Dong estimó que faltaban unos tres días más para llegar al campamento principal de la Secta Chamán.

Esa mañana, Gui Yan despertó a Ren Dong temprano y dijo: “Vamos a ver los melocotoneros”

Ren Dong ya se había acostumbrado a este tipo de acciones de Gui Yan. Inmediatamente empacó sus pertenencias, pensando que volverían a esconderse de los asesinos. No pensó que esta vez, Gui Yan realmente la llevaría a mirar las flores de durazno.

Llevó a Ren Dong mientras deambulaban por el camino que estaba lleno de melocotoneros, mientras sonreía con satisfacción. Llamó a Ren Dong para que se parara debajo de un árbol. Con un ligero toque, los pétalos rosados ​​del árbol parecían esparcirse por todas partes, mientras todos revoloteaban y flotaban sobre el cuerpo de Ren Dong.

Como no estaba acostumbrada a esto, Ren Dong palmeó las flores de su cuerpo. Estaba acostumbrada a que la sangre le cubriera todo el cuerpo y no estaba acostumbrada a cosas tan elegantes.

“¡Pequeña flor! Déjame bailar y cantar para ti” Gui Yan se paró a tres pasos de distancia y rompió una rama de flor de durazno. Lo sostuvo en sus manos mientras bailaba mientras cantaba, “Melocotones, oh melocotones, oh melocotones, oh melocotones, oh melocotones, qué gentil, oh gentil, oh gentil, oh gentil …” (NT: Esto es en parte un juego de palabras con Demonio durazno porque los caracteres de melocotón y dulzura(gentileza) son los mismos que las palabras de melocotón y demonio respectivamente.)

La canción fuera de lugar junto con el baile fuera de lugar hizo que Ren Dong sonriera instintivamente.

“Esposa mía, ¿crees que soy hermoso?” Gui Yan insertó la rama de la flor en su cabello y corrió ansiosamente para presumirla. El sol primaveral hizo brillar las encantadoras flores de durazno, y también realzó el rostro sonriente de Gui Yan. Ren Dong lo miró con una pequeña sonrisa y lo ayudó a reordenar su cabello.

“Absolutamente impresionante.”

Cuando se dijeron estas palabras, Gui Yan no fue el único que se quedó en blanco; incluso Ren Dong se quedó en blanco. Pero mientras Ren Dong se quedó en blanco, Gui Yan inmediatamente presentó una gran sonrisa, “¡Ah jajaja! Por supuesto, este noble es único en su especie. ¡Soy muy impresionante!” En cuanto a Ren Dong, continuó repitiendo dos palabras en su cabeza:

Oh no…

Cuando se enfrentó a cosas tan hermosas … lentamente, fue incapaz de rechazarlas.

Por la noche, entraron en territorio de la Secta Chamán. En el momento en que cruzaron la frontera, alguien le dijo a Ren Dong que el líder de la secta estaba gravemente enfermo y le dijo que fuera a toda velocidad. Inmediatamente comenzó a regresar corriendo.

El segundo día después de que llegaron a la Secta Chamán, no hubo tiempo para descansar. El líder de la secta llamó inmediatamente a Gui Yan y le pidió que fuera con él.

En otro edificio de bambú, Ren Dong observó la escena debajo de ella desde una esquina, sin querer irse.

Solo dos días después, Gui Yan se pavoneó, mientras sonreía, “El veneno de las tórtolas renacidas solo tiene esto. Si mi cuerpo hubiera sido más fuerte en ese entonces, podría aguantar un poco más y deshacerme de él por completo” Le dio una palmada en el hombro a Ren Dong y dijo: “Esposa mía, a partir de hoy, eres mía. Ven conmigo.” Cuando terminó, caminó hacia la frontera de la Secta Chamán con ella.

Ren Dong lo siguió y caminó unos pasos. Aún no se había adaptado a la situación, cuando de repente escuchó la voz del Protector Izquierdo, “Divino doctor, espere un momento” (NT: Un 护法 神 es una deidad protectora que guarda la ley de Buda. En los textos chinos antiguos, apareció la frase retórica “左右护法” (Protectores de la Ley de Izquierda, Derecha), y esto gradualmente se convirtió en dos personas diferentes: Protector de Izquierda y Protector de Derecha a quienes se les asignaron diferentes trabajos que realizaban para sus líderes. La mayor parte del tiempo eran guardaespaldas y probablemente ejecutores de leyes, como puede verse por su título.)

Gui Yan tiró de la mano de Ren Dong hacia él y no la soltó. “¿No se ha ido el veneno? Mientras ingiera ese medicamento durante dos o tres días más, se curará por completo”

“No estoy hablando de eso. Divino doctor, debe saber que Ren Dong es alguien de nuestra Secta Chamán. Creció en la Secta Chamán y el Líder de la Secta tiene algo que decirle”

Gui Yan hizo un puchero y de mala gana soltó la mano de Ren Dong. Vio como Ren Dong entraba en ese edificio de bambú negro y de repente comenzó a gritar en voz alta: “¡Pequeña flor, esposa mía, no tengas miedo! ¡Si te hacen algo, tengo la habilidad de envenenar a toda la Secta Chamán!”

El rostro del Protector Izquierdo, que acababa de entrar por la puerta, se puso negro y, enojado, le lanzó una mirada a Ren Dong. Ren Dong miró hacia abajo y miró fijamente al suelo mientras caminaban hacia el segundo piso. Sin embargo, en su corazón se estaba riendo en secreto.


Anterior |Índice| Siguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s