Ziqin: Capítulo 2 – Ziqin



Anterior |Índice|


(NTE: Ziqin es la unión en Zi (nombre dado a la catalpa china, un árbol de flores blancas cremosas teñidas de amarillo) y qin, el instrumento de cuerdas. Hay que señalar que originalmente los qin estaban hechos de madera de catalpa, es decir de Zi.)


“¡Malvado discípula!”

El Látigo triturador de almas azotó mi espalda, el dolor era comparable al de mi alma siendo destrozada. En un trance, pude escuchar al maestro de la secta denunciarme enojado. “Esto es por desafiar las reglas de la secta y entregarte precipitadamente a pensamientos vulgares”

Lo que apareció en mi mente fue el hermoso rostro de un hombre vestido con túnicas blancas. Le encantaba sentarse debajo del melocotonero en la Cima de Bambú, escuchándome tocar una melodía larga y prolongada. Cada vez que terminaba, me miraba medio sonriente, medio indefenso y me decía: “Qin’er, tocaste en el tono equivocado de nuevo” (NT: Qin’er (琴儿) – Qin es el nombre, Er es un diminutivo cariñoso, generalmente agregado al nombre de alguien más joven.)

Otro latigazo me golpeó, su ruido resonó a través de la amplia y abierta extensión del Salón Eterno.

“¡Esto es por la peor ofensa de herejía y traición, pensamientos inapropiados hacia tu propio maestro!”

Mis dedos se curvaron involuntariamente por el dolor, pero mis ojos se negaron a admitir la derrota mientras se levantaban para encontrarse con los enojados ojos del jefe de la secta. Las comisuras de mi boca se arquearon levemente. “Maestro … así es. Pensamientos inapropiados o no, esta simplemente estaba apegado, a … a Mu Jin como persona. ¿Qué tiene eso … que ver contigo, jefe de la secta?”

Debajo de la terraza de castigo, los ancianos de la Secta Celestial jadearon de rabia ante estas palabras, sus caras se volvieron verdes. Solo los ojos de la tía Qi Ling estaban rojos cuando su boca me dijo: no digas más, no digas más.

Incluso ella pensó que había cometido un error. Toda la Secta Celestial pensó que estaba equivocada y era culpable de los crímenes más atroces. ¿Pero en qué me equivoqué?

En todo caso, tal vez fue el destino equivocado.

“¡Sinvergüenza bastarda! ¡Las cosas han llegado tan lejos, pero todavía no sabes cómo arrepentirte!” El Látigo triturador de almas azotó brutalmente de nuevo mientras apretaba los dientes y contenía mis gritos. “¿Admites tus errores?” preguntó el jefe de la secta.

“No… cometí ningún error”

“¡Excelente! ¡Excelente! ¡Así que esta es la buena discípula que crió Mu Jin!” la rabia del jefe de la secta se convirtió en risa. “Para robar la medicina milagrosa de los Inmortales, incitaste a tu compañera discípula a ir a la Garganta de la Muerte, lo que resultó en graves heridas para esa discípula. ¿No es esto cierto?”

Me quedé en silencio.

Después de que mi Maestro resultó gravemente herido, cayó en coma sin despertarse. Con su vida en peligro inminente, solo la medicina milagrosa de la Garganta de la Muerte podría salvarlo, pero ese era un lugar donde cualquiera que entrara nunca salía. El temperamento del Maestro nunca permitiría que nadie fuera en su nombre por la medicina, así que mi única oportunidad era ir mientras él estaba inconsciente. Inesperadamente, la hermana mayor Fu Shuang también me siguió al interior.

Al final, se encontró la medicina y el Maestro se salvó, pero la hermana mayor sufrió heridas graves mientras me protegía para salir de la garganta. Solo podía rogarles a los ancianos que me ayudaran. Cuando se expuso el asunto de colarse en la Garganta de la Muerte para robar la medicina, también se expusieron mis sentimientos por mi Maestro.

Eso se debió a que la medicina milagrosa de la Garganta de la Muerte, aunque es capaz de tratar decenas de miles de venenos y rejuvenecer a los muertos, solo era efectiva para salvar a aquellos que amaba su usuario.

Un anciano habló desde debajo de la terraza. “Esta malvada discípula se adhiere obstinadamente a sus perversas opiniones. Ella no puede permanecer dentro de la Secta Celestial. ¡Pido respetuosamente que el jefe de la secta limpie en lugar del Honorable Mu Jin!”

“¡Le pedimos al jefe de la secta que limpie la secta!” gritó la multitud.

El líder de la secta me miró fijamente, la intención asesina brillaba en sus ojos. Mi corazón sintió un escalofrío repentino, porque limpiar la secta significaría que ya no era la discípula de mi Maestro.

“¡Jefe de la secta!” La tía Qi Ling se puso de pie, con los ojos rojos. “Qin’er… Ziqin sigue siendo la discípula personal del Honorable. ¿Por qué no esperar a que el Honorable se despierte y se encargue del asunto entonces?”

“¡No debes!” otro anciano se puso de pie. “El Honorable posee un corazón compasivo. Me temo que solo la dejará ir. ¡Si alguien se da cuenta de Ziqing después de que abandone la Secta Celestial, me temo que la Secta Celestial perderá honor y prestigio!”

La tía Qi Ling miró a ese anciano antes de sacudirse las mangas y alejarse.

El silencio cayó sobre el Salón Eterno antes de que la voz del jefe de la secta se volviera grave. “La malvada discípula Ziqin violó la ética de las relaciones aceptables … por negarse a arrepentirse, enfrentará 50 latigazos y será expulsada de la Secta Celestial”

50 latigazos eran suficientes para dispersar mi alma, pero fueron sus últimas palabras las que más me asustaron.

Dije: “Esta es discípula del Maestro. Mientras el Maestro no me expulse, seguiré siendo su discípula”

Hubo un anciano que se rió con frialdad de mis palabras. “Hmph, la Secta Celestial nunca ha aceptado demonios. Si no fuera por la compasión del Honorable, un monstruo mitad demonio mitad espíritu como tú nunca hubiera sido aceptada”

Esas palabras estaban llenas de desprecio, también eran los hechos. Solía ​​ser un guqin que llevaba rastros de qi espiritual hasta que un Inmortal me refinó en forma humana. Pero debido a que el qi espiritual de mi qin no era suficiente para soportar mi nueva forma, el Inmortal solo podía mezclarlo con un qi de demonio para completar mi transformación. (NTE: guqin es otra forma en que se le dice al qin)

Mitad espíritu, mitad demonio, no tenía a nadie de la misma especie ni a un clan común. Incluso ese Inmortal solitario finalmente falleció con los años.

Viví incontables años en la ignorancia hasta que conocí al Maestro. Con la luna brillante que se eleva sobre el mar, dio un paso al amparo de la luz de la luna como los dioses de las leyendas. Lo agarré sin soltarlo, así que me preguntó con una sonrisa suave: “¿No vas a casa?”

“No tengo casa.”

“Si es así, ¿quieres volver conmigo a la Cima de Bambú, convertirte en mi discípula y tomar eso como tu hogar?”

Todos mis recuerdos se volvieron brillantes y distintivos a partir de ese momento. Me dio un nombre, me enseñó técnicas y me mostró cómo reconocer palabras. En la Cima de Bambú, me acompañó a observar la lluvia, la nieve, el viento y la escarcha de la montaña celestial y me llevó a recorrer cada centímetro de la cima.

A mis ojos, él era el noble y distante Honorable Mu Jin, quien mostró compasión por todos y sin embargo no tenía emociones. Pero sabía que él también tenía cambios de humor. Sonreía suavemente cuando yo estaba feliz, se enojaba cuando era traviesa, se ponía ansioso cuando estaba herida.

“No hay necesidad de más palabras” el jefe de la secta cortó mi línea de pensamientos. “Empiecen el castigo de una vez” Hablando así, le entregó el Látigo Destructor de Almas a un anciano que tenía el trabajo de verdugo.

La piedra Yin en mis muñecas y tobillos había sellado toda mi energía, haciéndome imposible resistir.

El anciano verdugo se diferenciaba del jefe de la secta en que él personalmente repartía muchos de los castigos de la Secta Celestial. Podría azotar a una persona 100 veces sin herirla seriamente, o quitarle la mitad de su alma con un solo latigazo.

Cuando cayó el primer latigazo, supe que la Secta Celestial iba a ser mi lugar de descanso final.

Maestro … cuando sepas que estoy muerta, ¿estarás triste?

No quiero verte triste.

No sé cuántas veces me habían azotado, pero solo sabía que ya no podía sentir ningún dolor. Mi visión entraba y salía de la oscuridad, pero una sola voz parecía volverse cada vez más clara. ‘Qin’er, Qin’er’, seguía llamando, como si nunca fuera a detenerse.

“¡Detente!” un grito severo estalló en mi oído. Pude discernirlo débilmente como la voz de la tía Qi Ling.

¿No se fue la tía…?

Levanté la cabeza para mirar confusamente. Alguien había roto las puertas de piedra de Salón Eterno. La expresión de la tía era irreconocible a contraluz, pero reconocí la silueta de la figura a su lado.

Mis ojos ardieron con repentino calor mientras mi corazón latía de dolor. Temblé mientras tartamudeaba, “Maestro …”

“Este no sabía que al jefe de la secta le gustaba imponer castigos ilegales”

Su voz estaba llena de una fiereza que nunca antes había estado presente. Solo fui consciente de las piedras Yin rompiéndose alrededor de mis muñecas antes de que me abrazaran en un cálido y familiar abrazo.

A estas alturas, mi visión estaba demasiado borrosa para ver sus rasgos con claridad, pero podía sentir que sus manos temblaban. No se parecía en nada a la forma suave y constante en la que solía llevarme antes.

“Qin’er, estarás bien” Su voz era tan suave como solía ser cuando yo era joven. En ese entonces, había usado este tono para convencerme de que tomara mi medicamento.

“… a casa, vamos … a casa”

“Muy bien, el Maestro te llevará de regreso a la Cima de Bambú”

“¡Alto ahí!” gritó el jefe de la secta. “Mu Jin, ¿sabes que tu discípula …?”

“Cómo es la discípula de este, este es naturalmente consciente. No es necesario que el jefe de la secta se tome la molestia”

La luz del sol del exterior del Salón Eterno cayó sobre mi rostro entumecido. Pensé, las expresiones en los rostros de esos ancianos deben ser incluso más rígidas que las mías.

La nieve debe haber caído recientemente en la Cima de Bambú, porque el aire era lo suficientemente frío como para filtrarse en el cuerpo. Creo que la parte superior de la Cima de Bambú tenía que estar cubierta de blanco en este momento, lo suficiente para que el Maestro dejara huellas profundas en la nieve con cada paso.

No había nada más que oscuridad ante mis ojos. Un zumbido sonó en mis oídos, resultado del látigo del verdugo. Gran parte de mi alma ya había sido arrebatada. Látigo triturador de almas, Látigo triturador de almas, aquellos que murieron por su látigo nunca volverían a renacer …

“Maestro …” mi voz ya estaba ronca. “¿Está bien tu lesión?”

Apretó mi mano mientras me sostenía. “Está bien. La medicina de Qin’er fue muy eficaz. Cuando la tía Qi Ling vino a buscarme, ya me había despertado”

“¿Me culpas?”

Se quedó callado.

“¿Me culpas por lo que siento por el Maestro?”

Su silencio se prolongó. Como no pude ver su expresión, mi corazón se alarmó. Luego dijo: “No lo sé” Y, sin embargo, su voz tenía un dolor indescriptible.

Sonreí. “Maestro, quiero tocar el qin”

“Qin’er, sé buena. Trata tus heridas primero”

“Esta es la última vez. Deje que Qin’er toque para que el Maestro lo escuche”

Le señalé sin rodeos la realidad que se negó a reconocer. Hizo una pausa repentina, su pecho inhaló y exhaló, antes de que sus pasos finalmente cambiaran de dirección. Me llevó junto al qin, pero no tuve fuerzas para poner las manos en las cuerdas. Mi corazón dio un suspiro mientras me esforzaba por sacar una sonrisa. “Cuando me lesioné en el pasado, el Maestro siempre me preparaba té para beber. Ese té parecía tener propiedades curativas. Maestro, prepáreme té una vez más hoy, ¿de acuerdo?”

“…está bien.”

Sentí que el calor a mi lado me abandonaba e hice todo lo posible por sentarme erguida. Cuando escuché el sonido de la puerta abriéndose, supuse que el Maestro ya había entrado en la casa. Incapaz de soportar mi propio peso por más tiempo, lentamente me incliné hacia adelante y apoyé la cara contra las cuerdas. Estaban tensas, casi lo suficientemente tensas como para cortar la piel de mi cara.

“A partir de hoy, te llamaras Ziqin, ¿de acuerdo?”

Aturdida, me pareció escuchar las primeras palabras que el Maestro me había dicho en la Cima de Bambú. “En el futuro, dile a tu Maestro cada vez que hayas sido intimidada o maltratada. Tu Maestro te protegerá”

No sabía cuál era mi propósito de vivir en esta vida. Pero realmente fue mi gran fortuna ganarme tu protección.

De repente, mi cuerpo pesado, rígido y frío parecía haberse aligerado significativamente. Levanté una mano y la coloqué sobre las cuerdas del qin, mis pensamientos se alejaban cada vez más de mí …

“¡Maestro! ¡Puedo tocar el qin ahora!”

“¿Oh? Dejemos que el Maestro escuche”

“Qin’er … ¿te duelen los dedos por usar tanta fuerza?”

“¡No!”

“Pero a mi modo de ver, estas cuerdas de qin no podrán soportar más de unas pocas veces de tu interpretación”

“¡Las cuerdas no se romperán! Mientras Qin’er esté viva, las cuerdas nunca se romperán …”

Sonreí levemente mientras mi dedo índice rozaba ligeramente una cuerda.

¡Tañido! El chasquido que siguió fue como el de un cuco llorando sangre. (NTE: Tañido: Toque de un instrumento de cuerda o percusión y sonido que produce)

Con las cuerdas rotas, mis ojos se cerraron gradualmente.

Débilmente, me pareció escuchar el sonido de una taza de té rompiéndose antes de que una quietud mortal se asentara sobre el mundo.


Anterior |Índice|

2 comentarios

    • si es respecto a la historia pues basicamente es asi:
      en el primer capitulo vemos a Mu Jin 100 años despues de que ziqin muere. Él se sintió culpable de su muerte y por lo tanto se puso a cultivar para ser mas fuerte y que nadie volviera a ponerse en peligro por él, pero al estar 100 años cultivando olvidó por completo la razon detras de lo que hacia, solo sabia que debia seguir cultivando. La tribulacion celestial que el dios le dijo en si es prueba de lo mucho que queria a ziqin pues aunque ya nada mas queda el qin él no quiere destruirla.
      para el dios parece una prueba sencilla destruir ese qin, pero para Mu Jin, quien sabe lo que una vez fue ese qin y que, pese a haber olvidado a ziqin aun se aferra a su qin, por lo que es obvio que es una prueba muy dificil para él tener que destruir el ultimo vestigio de alguien que una vez amó y ahora ni siquiera recuerda.
      en el segundo capitulo pues muy poco hay que decir, solo justifica las razones detras del comportamiento de Mu Jin en el capitulo uno.
      tambien está el hecho de que descubrimos que ziqin será incapaz de reencarnar pues su alma está muy dañada, asi que quizas por eso Mu Jin tambien rechazó convertirse en inmortal pues incluso si vive y busca a Ziqin nunca la volvera a encontrar.
      si lo que no entiendes es respecto a la terminologia wuxia/xianxia pues no soy muy conocedor del tema, pero puedo responder algunas dudas que tengas.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s