Súper Gen Divino – Capítulo 755: Sutra del Falso Cielo


Quinto Capítulo Semanal

¡Disfrútenlo!

Han Sen no podía pensar en una solución al aprieto en el que se encontraba, así que pensó en enviarle un mensaje a su madre. Esperaba quizás recibir alguna ayuda de su madre, y quizás tener un vistazo de la verdadera extensión de su poder.

“Descúbrelo por ti mismo.” La respuesta del texto fue esas cuatro simples palabras.

Han Sen sacudió la cabeza y sonrió con ironía. Sus esperanzas se desvanecieron rápidamente, así que renunció a la idea de consultar a su madre sobre eso. Ahora, sabía que tenía que resolverlo él mismo.

“Dudo que pueda superarla. Parece que la única forma de salir de esto es matarla. Pero el cuerpo del hada es tan fuerte que ni siquiera mi Golpe del Elefante-Rex pudo dañarlo. ¿Cómo diablos puedo matar algo tan fuerte?” Han Sen pensó para sí mismo.

Mientras Han Sen estaba todavía en medio de estos pensamientos, sonó su comunicador. Había un mensaje.

El mensaje provenía de un número desconocido para él. Junto al texto había un video, y estaba mostrando un arte hipergénico.

Pero ese arte hipergénico no tenía instrucciones, y su final estaba cortado. Ni siquiera su título estaba ahí. Dicho eso, la explicación era muy detallada.

“¿Número equivocado, tal vez?” Han Sen echó un vistazo y fue rápidamente atraído por su contenido. Dándole una lectura apropiada, se sorprendió de lo que contenía.

Si ese arte hipergénico era genuino, suponía que podías liberar tus poderes elementales antes de alcanzar el rango de Ser Celestial. Tal poder desataría un daño masivo.

“¿Un arte hipergénico de esa magnitud fue enviado al número equivocado? Eso es un poco difícil de creer. Tiene que haber más de lo que se ve a simple vista.” Han Sen pensó, así que decidió responder al mensaje. “Hola. ¿Cómo está usted? Creo que enviaste esto a la persona equivocada.”

Si la persona realmente lo envió a una dirección incorrecta, sería fácil para ellos saber quién era el destinatario. Sería imposible para Han Sen ocultar o negar el hecho de que había recibido el mensaje, así que no tenía sentido mentir.

“No. Es todo correcto.” Respondió rápidamente la persona.

Han Sen se sorprendió. Frunció el ceño y envió otro mensaje. “¿Sabes quién soy?”

“Han Sen.” La persona del otro lado envió esas dos simples palabras.

“¿Quién eres? ¿Por qué me ofreces este arte hipergénico?” Han Sen estaba intrigado, así que respondió con prisa.

“Te lo mereces. Si hay algo que no entiendes durante su entrenamiento, siéntete libre de enviarme un mensaje.” No era la respuesta que Han Sen quería, pero al menos la persona del otro lado estaba escribiendo frases completas y largas.

Han Sen envió otro mensaje, pero no recibió ninguna respuesta.

“¿Qué significa un ‘día brillante’?” Han Sen leyó el arte hipergénico, seleccionó las dos palabras y envió un mensaje a la persona del otro lado.

A esto, la persona del otro extremo respondió instantáneamente y explicó su significado.

“¿Quién es usted?” Han Sen preguntó de nuevo, pero como antes, esta pregunta quedó sin respuesta. Era bastante obvio que esa persona sólo estaba dispuesta a hablar del arte hipergénico. Cualquier otra cosa fue recibida con silencio.

Pero el mismo Han Sen se quedó callado. El arte hipergénico parecía extraño, y fue proporcionado por una persona que parecía bastante sospechosa. Cualquiera habría tenido cuidado si estuviera en las botas de Han Sen en ese momento.

Han Sen revisó el arte hipergénico varias veces y comprendió que era una habilidad muy poderosa. Los detalles estaban muy bien explicados, así que no parecía posible que fuera una imitación. Han Sen creía que era el verdadero texto.

Si aprendía con éxito ese arte hipergénico, podría ser lo que necesitaba para que la Ángel Santa acabara con la pequeña hada. El único problema era la forma en que había sido entregado. Llegó a su posesión de manera extraña, y Han Sen no estaba seguro de por qué alguien estaría dispuesto a enviarle un arte hipergénico tan especial. Han Sen se preguntaba qué buscaba lograr la persona al dárselo.

En ese momento, en otro planeta, un hombre de mediana edad tenía una expresión cruel en su rostro. Se sentaba dentro de un pabellón, bebiendo té. Todo el tiempo, miraba a los peces nadar en un estanque.

En el centro del pabellón había una mesa de piedra, y sentada cerca de ella había una hermosa mujer. Estaba atareada con un portátil. Lo dejó y dijo con una sonrisa,“¿Crees que ese tipo lo aprenderá?”

“Tiene que hacerlo.” El hombre no movió la cabeza ni apartó la mirada del pez.

“¿Y si no lo hace?” La hermosa mujer preguntó, con cierta emoción por todo el asunto.

“Lo hará. Puede que no sea Luo de nombre, pero aún así comparte nuestra sangre. Lleva nuestros genes y así, lo aprenderá.” Explicó el hombre, sin levantar la cabeza. Su voz era tranquila y serena, y rezumaba confianza.

“Pero la sangre de su cuerpo no es sólo de la familia Luo.” La hermosa mujer entrecerró los ojos y continuó diciendo, “Dama Lan se marcho hace muchos años. Intentó todo lo que pudo para alejarse de nosotros. ¿Por qué molestarlos ahora?”

“Este es el destino de la familia Luo, no es algo de lo que podamos escapar.” Los ojos del hombre parecían extraños.

“Si, sólo preguntaba ‘si’, no lo aprende.” La mujer aumentó su tono de voz deliberadamente.

El hombre ahora se dio vuelta lentamente. Miró fijamente a la mujer durante un rato y luego dijo, “Lo aprenderá. Sin ‘si’, sin ‘peros’. Si no lo aprende, significa que no es uno de los nuestros.”

La bella mujer se quedó callada y no dijo nada más. Mantuvo el silencio entre ellos en el pabellón, y simplemente escuchó el suave viento que los acariciaba a ambos.

En el Planeta Roca, Luo Sulan puso sus manos en sus mejillas y soñó despierta frente a su escritorio. Suspiró y pensó, “Sólo puedo suponer que ya están al tanto de la existencia de Han Sen. El Sutra del Falso Cielo ya está en manos de Han Sen, muy probablemente. ¿Puede resistir la tentación de aprenderlo? Es difícil de decir.”

Dentro del cuartel general de la base, Han Sen apagó su comunicador y dejó de leer el arte hipergénico.

El Sutra del Falso Cielo no era suficiente para atraer a Han Sen, ya que el Sutra Dongxuan no era inferior a él. La habilidad le fue presentada de la nada, y aún no estaba seguro de quién se la había dado y con qué propósito. No estaba dispuesto a aceptar una habilidad de la que no tenía conocimiento previo.

Y todavía tenía que aprender Pulso Sanguíneo en un futuro próximo, además. Ese tampoco era peor que el Sutra del Falso Cielo.

Ese era un aspecto de su personalidad que Luo Sulan se aseguró de entrenar en Han Sen mientras crecía. Sin embargo, hubo algunas modificaciones de interés propio.

Luo Sulan formuló una base para la personalidad de Han Sen, y fue sólo después de que él vivió en el refugio que comenzó a completarse. Incluso tenía su propio estilo.

Incluso Luo Sulan pensó que Han Sen no podía resistir la tentación de aprender la habilidad. Pero lo que ni ella ni las misteriosas figuras sabían, era que Han Sen tenía el Sutra Dongxuan. Era mucho más poderoso de lo que ambos creían, y como tal, el Sutra del Falso Cielo significaba poco para él.

Han Sen entró en internet y se conectó en la comunidad del Pabellón Santo. Compró la habilidad Puñetazo Trueno Sónico. Finalmente se le ocurrió una forma de matar al hada.

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s