Dragon Egg: Capítulo 401


Anterior |Índice| Siguiente


Una cierta chica y la fiesta en el Castillo Real [5] (Lado de Milia)

 

 

Al parecer, los soldados deformados también habían renunciado a atacar a Volk-san por medios directos, y estaban usando una estrategia en la cual crearían una abertura empujando con fuerza su diferencia en números. Era esencialmente una estrategia usada por los humanos para desafiar a los monstruos de alto rango.

 

—¡[Ouse Bomb]!

 

Uno de los soldados deformados escupió una masa de moco desde su boca y lo disparó como una bala. Volk-san evitó completamente la bala de moco con un espléndido movimiento.

 

—¡Tch…!

 

—¡Sí, lo tengo! ¡Yo lo hice!

 

Pero, fue Volk-san quien chasqueó su lengua. Detrás suyo, la bala de moco se esparce. El suelo se derrite y el humo se eleva. La espalda de Volk-san, que había entrado en contacto con la mucosidad, también tenía marcas de quemadura.

 

El movimiento de Volk-san se detiene a partir de su pie izquierdo. El suelo y sus zapatos parecen haberse derretido, mezclado y endurecido. Ese moco no solo derrite, sino que también tenía la función de detener el movimiento del enemigo al solidificar inmediatamente la parte derretida.

 

—¡Esa es la [Ouse Bomb]! ¡Mátalo con una [Ouse Bomb]! ¡Consume mucho poder físico y mágico, pero tiene un amplio rango y puede romper tu punto de apoyo incluso si lo esquivas!

 

—¡Muy bien, golpéenlo ahora! ¡Pero este es una gran presa! ¡No lo pueden matar!

 

Los ataques de los tentáculos vienen desde todas las direcciones. En ese momento, Volk-san desapareció repentinamente, y luego corrió a toda velocidad, cortando a uno de los soldados deformados indefenso.

 

—¡Tonterías! ¡Romper la [Ouse Bomb] solidificada, tan fácilmente…!

 

Volk-san levanta su pie. Parte del piso estaba pegada a sus pies. Todo el zapato se había derretido y pegado a su piel desnuda, por lo que tuvo que tirar con fuerza sacando el suelo con él.

 

—Después de todo, la fuerza es diferente… (Milia)

 

Solo es temido como el más fuerte del continente.

Está dando una buena pelea contra un ejército de monstruos no identificados. La diferencia de números es completamente rechazada, no por la estrategia, sino por pura fuerza. Sin embargo, aunque era un cazador de dragones, parecía estar visiblemente agotado. Sus hombros subían cuando respiraba, y los ataques de espadas y brazos que se estiraban y contraían que había podido manejar al principio, ahora ocasionalmente lo golpeaban directamente.

 

Del trio de espadachines, a excepción del anciano Romlodon, su discípulo y Bernard ya habían sido derrotados, por lo que Romlodon luchaba solo. El dolor se veía en la cara de Romlodon-san.

Por otro lado, había una gran sonrisa en los orificios que parecían imitar una cara en los rostros de los soldados deformados.

 

Tengo que pensar. No importa cuánto lo intente, no puedo derrotar a ninguno de estos soldados deformados. No obstante, a este ritmo, tanto yo como Meltier-san moriremos. Algo, cualquier cosa, algo que pueda evitar que quedemos atrapados…

 

Hay dos personas que podrían ser útiles de alguna manera. Incluso está la frágil chica de ayer. Parecía tener un problema con los tres caballeros, pero aun así viniste aquí. (Volk)

 

Eso es lo que dijo Volk-san. Pensé que por esas dos personas que podían ser útiles eran Romlodon-san y Bernard-san. Sin embargo, hay una gran diferencia de la habilidad entre ellos.

 

Como resultado, se produjo un colapso total, y Romlodon-san se encontró en un estado en el que de alguna manera logró prolongar la lucha contra tres soldados deformados. Entonces, tal vez… desde el punto de vista de Volk-san, me pregunto si solo se estaba refiriendo a Romlodon-san entre ellos.

 

El otro, a modo de eliminación, sería la espadachina rubia que ha sobrevivido y se está enfrentando a un soldado deformado.

 

Si fuera tan poderosa como Romlodon-san, si solo se trata de uno de ellos, debería haber sido capaz de derrotarlo sin tener que luchar por tanto tiempo. Si la has estado viendo todo este tiempo, sus movimientos son sospechosos. Después de todo, no puedo evitar pensar que no estaba luchando con toda su fuerza. Nunca recibe alguna herida fatal, y al mismo tiempo no infringe ninguna herida fatal.

 

¿Estará conspirando con el enemigo y solo pretende luchar? No, eso no es necesario. Si esta del lado de la falsa princesa, no tiene para que actuar por separado, solo tiene que esperar a que muramos. Seremos aniquilados de todos modos. No tiene sentido dividir sus fuerzas solo para mostrar una actuación.

 

Probablemente, solo está tratando de evitar que el enemigo la note, por eso continúa intercambiando golpes con ellos.

 

¿Está buscando una oportunidad para escapar cuando estén con la guardia baja? Pero el castillo es enorme. Habrá guardias en la salida, y lo más importante, si nos tomamos demasiado tiempo, llegarán los refuerzos del enemigo.

 

No, o… ¿hay una tercera fuerza que vino aquí con un propósito completamente diferente al nuestro? Cuanto más tiempo pasa, peor se pone, ¿estoy equivocada en esa premisa? ¿Tal vez sabe que, si logra prolongar la pelea por más tiempo, algo más sucederá a parte de la llegada de los refuerzos enemigos? Si ese es el caso, entonces esa persona no tiene la intención de revelarlo a ninguno de los caídos de nuestro lado.

 

—¡Oh, um… Volk-san! ¡Romlodon-san! ¡Quizás si logran prolongar las cosas, la situación puede cambiar! —Grité tanto como pude.

 

Volk-san parece molesto, y Romlodon-san me mira con curiosidad. Y la mujer espadachina me mira con los ojos bien abiertos. Por esa expresión… ¿Tal vez acerté? No, no puedo estar segura, pero no tengo otra alternativa que aférrame a esto.

 

Si estoy en lo cierto, no tiene sentido llevar a cabo una batalla a corto plazo para escapar del enemigo que tenemos adelante. Con el tiempo, habrá una oportunidad para cambiar la situación. Hasta entonces, al igual que la espadachina rubia, en vez de escapar, los que eviten y prolonguen podrán sobrevivir.

 

—¡Cómo ella! ¡Ella está tomando precauciones! (Milia)

 

La mujer me miró fijamente con una mirada terrible en su cara. Miré hacia otro lado, apartando la mirada.

 

Si tengo razón… todo estará bien, pero si me equivoco, probablemente estaría resentida, no solo por el resto de mi vida, sino por diez reencarnaciones. Solo me encuentro en la posición de sobreviviente, debido a que los soldados deformados se encuentran cortos de personal debido a Volk-san, por lo que no pueden darse el lujo de dirigir sus fuerzas a mí.

 

Quien hubiera pensado que terminaría en esta posición.

 

Habiéndose quedado sin ideas, Romlodon-san comenzó a avanzar hacia la espadachina femenina.

 

—¡Oi, no vengas aquí! (Espadachina rubia)

 

—¡Las vidas de mis discípulos y el destino de este país están en juego! Sospechaba que algo andaba mal debido a los movimientos inconsistentes de tu esgrima, pero lo siento ¡no puedo dejar que te salgas con la tuya! (Romlodon)

 

Los soldados deformados tenían sus movimientos un poco alterados, al no ser capaces de juzgar la intención en nuestras palabras.

 

—¡[Onda de Choque]! —Volk-san desata un despiadado disparo con su espada.

 

La tormenta divide el suelo, y se lleva a los soldados al frente. La posición de los soldados se vio alterada, y la formación interrumpida de su solución óptima.

 

El asedio a Volk-san se volvió incompleto y corre libremente por el pasillo. Un slime atrapado por la espada del cazador de dragones fue golpeado por cinco golpes consecutivos, desapareciendo y dejando un charco verde. Creo que ya estaba muerto después del segundo golpe.

 

Cuantos menos soldados deformados haya, más espacio tendrá Volk-san para maniobrar. Ahora mismo, tiene algunos minutos más para lidiar con los soldados deformados. Romlodon-san también se mueve para involucrar a la espadachina rubia, y al ver una abertura, aprovecha para atacar con su espada a un soldado deformado y así llamar su atención.

 

Si es como se ve ahora, parece que podremos aguantar. Sin embargo, lo que sucederá después de esto es solo una apuesta. El compromiso continuo.

 

Mientras observaba la situación desde la esquina de la habitación con Meltier-san, la puerta del lado opuesto de la habitación, desde donde me encuentro, se abre y otros casi veinte soldados deformados entraron corriendo.

 

—¡Qué están haciendo, no aceleren la fiesta!

 

—Estamos en alerta por si la Santa viene al país, pero ¡están aquí haciendo cosas innecesarias…!

 

—Incluso si han hecho un movimiento, ¿cómo es que no pueden retenerlos con tantos hombres?

 

Los gritos enojados de los soldados deformados vuelan alrededor.

 

—A-Ah… (Milia)

 

Se acabó.

 

Perdí la apuesta.

 

Incluso ahora, era solo cuestión de tiempo antes de que todos fuéramos asesinados. No había manera de que pudiéramos aguantar por más tiempo. Milagrosamente, nuestras fuerzas estaban en equilibrio, así estábamos salvando solo por poco nuestros cuellos. Sin embargo, la fuerza del oponente de repente se duplicó.

 

—Como son pequeños alevines, incluso si los matamos, la princesa no se quejará. De todos modos, tienen muy poca experiencia y habilidades. Siempre hay una o dos personas como tú en la mezcla cada vez. Ni siquiera vale la pena alimentarnos de ellos.

 

Viendo que podía matarme, uno de los soldados deformados levantó su arma y vino hacia mí. Dirijo mi atención hacia Meltier-san a mi lado, luego me levanto con determinación.

 

—No es bueno, es la presa de la princesa.

 

—¡Gah!

 

El cuello del soldado deformado fue agarrado por un hombre detrás de él. El soldado deformado se desmoronó en un líquido negro que fluyó por todo su cuerpo desde su cuello agarrado, y se desplomó en el lugar dejando solo su armadura y espada en su lugar.

 

—No encontramos de nuevo. No me des una reacción aburrida esta vez, ¿vale?

 

El que apareció fue “Thermal, la Espada de la Muerte”, uno de los tres caballeros de la princesa Chris, quien me había hablado antes.


Rachidor: Aunque Milia tal vez no tenga la fuerza necesaria para cambiar las cosas, es capaz de compensar las cosas  gracias a su inteligencia y habilidades de observación, aunque puede ser un poco imprudente a veces. Las cosas volvieron a empeorar, si esto fuese un videojuego la dificultad paso de difícil a imposible.

 

 

Trad. ~Rachidor

Ed. ~Aucifer Sakuya


Anterior |Índice| Siguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .