Súper Gen Divino – Capítulo 742: Un Descubrimiento Impactante


Sexto Capítulo Semanal

¡Disfrútenlo!

¡Boom!

Un humo negro salió del cuerpo de Han Sen como fuego. Incineró instantáneamente los hilos helados que lo habían atrapado. La Ardiente Púa de Rex que tenía en la mano se movió con locura hacia el resto, quemando más hilos en vapor.

“¡Zorro de plata, por aquí!” Han Sen le gritó al zorro plateado, y rápidamente regresó a sus hombros. Sin demora, Han Sen volvió a balancear con ferocidad su Ardiente Púa de Rex contra los hilos helados. Corrió frente al hombre congelado y rápidamente agarró algo de su bolsillo. Se giró, atacó a más hilos y se retiró rápidamente en dirección al bosque de bambú.

Los hilos aún se movían tras Han Sen, y sin importar cuántos destruyera, más y más eran generados por el lago helado. Eran interminables.

La Ardiente Púa de Rex era la perfecta contramedida para destruir a aquellos que podía alcanzar. Y afortunadamente, el espíritu de la bestia Unicornio Diabólico era capaz de defenderle de los hilos a los que no podía reaccionar a tiempo. Sin demasiados problemas, fue capaz de mantenerlos a raya mientras avanzaba hacia el bosque.

Una vez dentro del bosque de bambú, los hilos ya no le siguieron, y los hilos fibrosos y helados volvieron al lago.

“Es una suerte que tuviera el espíritu de la bestia Unicornio Diabólico. Quién sabe lo que podría haber pasado, si no lo hubiera hecho. Aunque hubiera convocado a la Ángel Santa, no estoy seguro de que pudiera defenderse de esas cosas.” Han Sen reflexionó sobre lo que acababa de encontrar, ya que no tenía ni idea de que eran los hilos helados vivos.

Han Sen miró hacia el lago durante un rato, pero nada parecía perturbado. Luego, bajó la cabeza para ver lo que estaba agarrando en sus manos.

Han Sen había sacado una billetera del bolsillo del hombre, y tenía muchas tarjetas dentro. Parecían, además, muy viejas. Eran mucho más grandes que las tarjetas modernas, y más gruesas. No eran tan livianas como las tarjetas actuales, donde se podían doblar cien de ellas juntas y aún así ser muy delgadas.

Había treinta tarjetas, y su grosor y número llenaban toda la cartera.

“Parece que ese hombre realmente tenía más de cien años. Es posible que apareciera en un refugio en algún lugar del Desierto Negro, que haya tropezado con este lugar como yo lo he hecho, y que haya caído presa de los hilos helados.” Han Sen observó las tarjetas y contempló la identidad y la posible historia del hombre congelado que había encontrado.

Eran tarjetas viejas, y aparte de algunas tarjetas que pertenecían a algunas firmas bancarias interestelares, Han Sen no tenía idea de para qué eran la mayoría de ellas.

De repente, las pupilas de Han Sen se hicieron más pequeñas. Encontró una tarjeta que tenía un símbolo familiar.

“Gato de nueve vidas.” Han Sen se sorprendió, no esperando ver ese símbolo allí. Eso significaba que ese hombre que había muerto cerca del lago podría haber sido un miembro de su organización.

“Parece que esa organización existe desde hace mucho tiempo. ¿Realmente tiene una conexión con la Legión de Sangre?” Han Sen continuó examinando el resto de las tarjetas.

Entonces, los ojos de Han Sen se abrieron de par en par.

Dentro de las tarjetas había una licencia de trabajo, y en el frente había algo que vio claramente.

“Servicio Secreto, Equipo #7. Investigador: Qin Huaizhen.

Esa licencia de trabajo era exactamente la misma que una reliquia que Han Sen recibió de un difunto antepasado suyo. La única diferencia era el nombre.

“Qin Huaizhen… ¿podría ser de la familia Qin?” Han Sen recordó que Qin Xuan le dijo una vez que tenía un antepasado que trabajaba en el equipo siete del servicio secreto.

Han Sen le dio una extraña mirada al hombre que estaba sentado cerca del lago. Si era miembro de la familia Qin, ¿qué pudo haberlo llevado a morir allí?.

“Espera un minuto… ¿está realmente muerto? Todavía tiene una poderosa fuerza vital arremolinándose dentro de él. No es algo que puedas fingir, así que, ¿está realmente muerto?” Han Sen se veía esperanzado mientras miraba al hombre.

Han Sen quería saber qué podría haberle pasado al equipo siete. Si ese hombre era realmente un antepasado de la familia Qin, y aún estaba vivo, Han Sen estaba ansioso por saber finalmente la verdad.

Con gran interés, Han Sen giró todo su cuerpo hacia el hombre del lago. Había una gran posibilidad de que aún estuviera vivo, y la tecnología criogénica había madurado bastante desde entonces. Mucha gente entraba en un sueño criogénico para ser descongelada y despertada en algún momento del futuro. No era un proceso difícil.

Pero requería una tecnología moderna. La congelación directa causaba un daño tremendo al cuerpo, y la simple descongelación rara vez llevaba a la supervivencia.

Han Sen no sabía si el hombre podría sobrevivir después de ser descongelado. No tenía herramientas disponibles con él, y tendría que llevarlo de regreso a la Alianza si quería garantizar su supervivencia.

Han Sen lo pensó bastante, pero luego se decidió a regresar al lago. Realmente quería saber qué había pasado con el equipo siete, y parecía que esta podría ser su mejor y única oportunidad. Después de todo, casi todos los miembros del equipo siete habían muerto. Encontrar a uno de ellos que estaba medio vivo era una oportunidad demasiado buena para dejarla pasar.

Han Sen emergió de nuevo del bosque de bambú, y fue recibido con la repentina reaparición de los hilos de hielo. Pero a Han Sen, que poseía tres súper criaturas, poco pudieron hacer para detenerlo.

Han Sen aniquiló los hilos y llegó a la orilla del lago sin problemas. Cuando fue a recoger al hombre, de repente escuchó el sonido de una explosión en las aguas del lago. En medio de la agitación y el agua empapada, una criatura parecida a una medusa surgió de las aguas.

Bajo su control, el agua del lago se enhebró una vez más y fue ferozmente tras Han Sen. Además de los hilos helados, los tentáculos de la medusa ahora también se unieron a la refriega.

Con la Ardiente Púa de Rex y el Unicornio Diabólico, Han Sen era capaz de aguantar y repeler los hilos helados lo suficientemente bien, pero su movimiento estaba bastante restringido. Después de cortar varios hilos, un tentáculo de cristal se retorció alrededor de Han Sen para atraparlo.

Han Sen sintió que la temperatura de su cintura bajaba cuando un fuerte poder comenzó a crecer y lo arrastró hacia el lago.

Han Sen se enfureció, así que levantó su Ardiente Púa de Rex para atacar al tentáculo. Pero antes de que pudiera golpear, otro tentáculo le agarró a su brazo.

El zorro plateado lanzaba sus rayos con furia, haciendo todo lo posible para romper el agarre de los tentáculos. Pero poco después, también fue agarrado. Otro tentáculo lo envolvió y comenzó a arrastrarlo hacia el agua con su amo.

El cuerpo del zorro plateado desató tantos relámpagos de plata como pudo, pero aún así, no eran suficiente para romper el agarre del tentáculo.

“¡Pequeña ángel!” Han Sen, incapaz de defenderse, convocó a su Ángel Santa.

La Ángel Santa apareció en el cielo, bajó en picado y con su gran espada cortó los tentáculos que se habían apoderado del dúo. La medusa se agitó con dolor, soltando un chillido agudo en medio del caos.

“Pequeña ángel, ¡gran trabajo! Ve y mata a ese imbécil.” Han Sen estaba extremadamente feliz, y alegremente le dio la orden a la Ángel Santa. Entonces, balanceó su Ardiente Púa de Rex hacia los hilos helados que se habían acumulado y que venían hacia él como una ola oceánica.

La fría cara de la Ángel Santa era como la de una diosa. Su pelo rubio y suelto bailaba alrededor mientras su cuerpo rompía el aire con sus ataques. La gran espada cortó innumerables hilos helados, como si estuviera partiendo los mares en pedazos para alcanzar a la criatura parecida a una medusa.

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s