Kusuriya no Hitorigoto – Volumen 09 – Capítulo 09


Capítulo 09 – Campos de trigo parte final

 

La casa del anciano, Nenjen, sólo podía describirse como simple por dentro y por fuera.

 

(Es similar a la mía.)

 

Era muy similar a la destartalada choza de Maomao en el distrito del placer. Aparte de una estufa de cocina, una cama y una mesa y sillas destartaladas, sólo tenía herramientas de trabajo. Mientras que la casa de Maomao estaba relacionada con la medicina, la casa de Nenjen sólo tenía equipamiento agrícola.

 

(Sólo por ver esto, es una persona de corazón simple, pero…)

 

Las cicatrices en su cuerpo no parecían respetables de ninguna manera.

 

Había tres sillas. Nenjen fue el único que permaneció de pie. Vertió leche de cabra en tazas de té agrietadas.

 

“Un hombre llamado Rikuson ciertamente vino. Fue hace unos cinco días”, dijo.

 

Fue el día antes de que Maomao se encontrara con él en la capital oeste.

 

“¿Para qué vino?” Maomao había pensado en que Basen o el hermano mayor de Rahan hablarían por ella, pero como ella fue la que mencionó el nombre de Rikuson, habló.

 

“Aunque me preguntes eso. Él sólo vino a arar los campos por mí.”

 

“¿Arar? ¿No es demasiado tarde para el trigo? O, ¿se sembró trigo en primavera?”

 

Ella escuchó que el trigo es un cultivo que puede ser cultivado dos veces al año. Una cosecha que cuando se planta en invierno se puede cosechar a principios de verano, y cuando se planta en primavera, en otoño.

 

“No”. Nenjen puso la leche de cabra en la mesa y se la ofreció al grupo de Maomao. Basen hizo una mueca por la bebida desconocida, pero Maomao agradecida decidió mojarse la garganta. Era simple leche de cabra, sin nada extraño en su interior, aunque tibia.

 

“Si lo dijera con cierto aire, vino a ayudar con el ritual”, dijo.

 

“¿Ritual?” Maomao ladeo la cabeza. El hermano mayor de Rahan y Basen intercambiaron miradas, incapaces de seguir la conversación. “¿Es para rezar por una cosecha abundante?”

 

“No es eso. Más bien, es para purificar la mala cosecha.”

 

“…Lo siento. Es difícil para nosotros entenderlo. ¿Puede explicarlo de una manera más simple?”

 

Ante petición de Maomao, Nenjen se sentó en su cama mientras sacaba la lengua. De alguna manera exudaba grosería.

 

“¿Y ahora qué? Habla con el viejo. Los aldeanos ni siquiera se molestan.”

 

“Anciano, no tenemos tiempo libre.” Basen estaba un poco irritado.

 

“Ahh, ¿es así?” Nenjen se dejó caer de nuevo en su cama.

 

Maomao se levantó de su asiento y detuvo a Basen. “Discúlpenos. Por favor, hable.”

 

No cuesta nada bajar la cabeza.

 

“Hmmm, ¿qué debo hacer?” En vez de por diversión, sonaba sádico. “No tengo ganas, así que no lo haré.”

 

“¿¡E-, esto ti-!?”

 

Preocupado, Besen iba a dar un paso adelante, pero Maomao lo bloqueó.

 

(Eres impulsivo. Basta de peleas.)

 

Sabía de la fuerza de Basen, y sentía que no sería golpeado por el anciano, pero…

 

(Este tipo es extrañamente terco.)

 

Incluso si Basen fuera más fuerte, el anciano nunca aceptará su derrota. Y probablemente se callaría.

 

(Eso sería preocupante.)

 

Pero ella sentía que Nenjen sonaba como si estuviera bromeando. Como los había dejado entrar en su casa después de hablar de Rikuson, ¿realmente quería hablar?

 

“¿Qué podemos hacer para que hables?”

 

 

Al final, Maomao se comportó modestamente.

 

“…Veamos. Entonces, ¿qué tal si jugamos a las adivinanzas?” Dijo Nenjen.

 

“¿Un juego de adivinanzas? ¿Puedes decirme qué vamos a adivinar?”

 

“Es sencillo. Adivina lo que soy.”

 

(No te entiendo.)

 

El hermano mayor de Basen y Rahan intercambiaron miradas otra vez. De alguna manera, estos dos parecían llevarse bien.

 

“Entonces, yo…” Basen levantó la mano para responder, pero Nenjen mene la mano a la que le faltaba un dedo.

 

“Le pregunté a esa muchacha. No a ti, mocoso.”

 

“M-, mocoso…” Basen apretar los dientes. El oficial militar con cara de niño era sin duda un mocoso en la perspectiva del anciano que estaba cubierto de cicatrices.

 

Entonces, si Maomao tuviera el poder de responder, ¿cómo debería responder?

 

(Nenjen… tiene un nombre fino.)

 

Significa leer la verdad.

 

(Debido a su buen nombre, espero que no esté fanfarroneando.)

 

Ella comprobó dos veces lo que él había dicho.

 

Nenjen se había llamado a sí mismo “Langosta”. Para los granjeros, una plaga molesta.

 

(¿Devoró los cultivos?)

 

Nenjen no tenía un dedo índice. Ni un ojo derecho.

 

(Para un granjero, tiene muchas cicatrices. Pero no estuvo en el ejército.)

 

Al menos habría luchado. Incluso parecían cicatrices de batalla.

 

(Sin el dedo, no podrá llevar armas. Especialmente arcos…)

 

De repente, Maomao recordó a los bandidos que vinieron a asaltarlos ayer. Ellos, que tenían los brazos destrozados, ¿habían sido entregados a las autoridades en ese momento?

 

(Los bandidos serían ahorcados, en el mejor de los casos como castigo corporal…)

 

Y había dicho que era un ritual con el que Rikuson le ayudó.

 

“…Nenjen-san.”

 

“¿Qué?”

 

La mirada que Nenjen le daba la desafió a adivinar si podía.

 

Aunque irrelevante, el hermano mayor de Rahan estaba frunciendo el ceño a Maomao con alguna mirada de resentimiento. Podría estar disgustado de que ella llamara por su nombre al anciano que acababan de conocer.

 

(No, ahora no es el momento para eso.)

 

Maomao soltó un profundo suspiro. “¿Eres un sacrificio humano?”

 

Todos se paralizaron ante la respuesta de Maomao.

 

“¿Q-, qué pasa con esa respuesta?” Basen irrumpió a Mamao.

 

“¿No lo sabes? Es una persona que se sacrifica viva.”

 

“Eso lo sé. Se trata de por qué este anciano es un sacrificio humano. Todavía está vivo, sabes.”

 

El sacrificio humano, sería considerado como aquellos que pierden sus vidas.

 

Pero Maomao encontró que esta respuesta era la más adecuada.

 

“Incluso si me preguntas.”

 

Maomao miró a Nenjen. La cara del anciano, diferente a la reacción de Basen, parecía un poco de aceptación.

 

“¿Es así, supongo que sí. Un sacrificio. ¿Es eso lo que soy?” Nenjen suspiró, y luego entrecerró el ojo que le quedaba. “Ustedes tres. ¿Escucharán el cuento de cierto estúpido bastardo?”

 

Habló con indiferencia, pero la profundidad del único ojo de Nenjen estaba llena de emoción.

 

“Por favor, hágalo”.

 

Esta vez, para no ofenderlo, el hermano mayor de Rahan y Basen también inclinaron sus cabezas.

 

– mis pensamientos:

El siguiente cap es un monólogo desde la perspectiva de Nenjen. Es un poco oscura, como era de esperarse.


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

Un comentario

  1. Alv! eso no me lo esperaba Dx
    PD. Despues que el anciano les dice que quiere jugar a las adivinanzas aparece este parrafo
    “El hermano mayor de Basen y Rahan intercambiaron miradas otra vez. De alguna manera, estos dos parecían llevarse bien.”
    Creo que debería decir “El hermano mayor de Rahan y Basen…”, me saco un poco de onda por que ta estaba rebobinado para ver si el escualido hermano de Basen había ido con ellos xd

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .