Maestro del fin de los tiempos: Capítulo 167

Anterior |Índice| Siguiente


Quema de Campos de Arroz

 

Afortunadamente, Qin Feng estaba bien informado sobre este hecho y con la ayuda de su fuerte conciencia, selló su fuerza interna, permitiendo que su cuerpo regresara a su estado original de tranquilidad. Pronto, él también se dirigió a la tierra de los sueños.

Esta noche, sin embargo, no fue tan tranquila para un puñado de personas. ¡Al contrario, fue una noche llena de emoción y adrenalina!

Cuando amaneció, Qin Feng observó que una gran parte de los estudiantes de la colonia Chengbei tenían círculos oscuros debajo de sus ojos inyectados en sangre.

“¿Lucharon por dormir bien anoche?” Preguntó Qin Feng mientras miraba a un par de otros estudiantes.

Si bien Zhou Hao también tenía círculos oscuros debajo de los ojos, como los de un panda, también tenía una mirada emocionada en su rostro.

“¡No para nada! ¡Dormí bien!”

La esquina de la boca de Zhang Tianche se crispó. ¿Quién fue el que mantuvo su oreja pegada a la pared toda la noche anterior?

Zhou Hao, frotándose los ojos con cansancio, quería compartir algo de lo que se enteró anoche, un pequeño secreto compartido solo entre hombres.

Sin embargo, al ver a Bai Li, la sensación de dolor se apoderó del corazón de Zhou Hao.

“Maldito normi, nunca sentirás el dolor de los solteros. ¡Basta una mirada para decirme que anoche dormiste como un rey!”

No se equivocó, pero Qin Feng no hizo nada en la cama la noche anterior.

“No hables mal de los demás para compensar tus propios defectos. Usé mi fuerza interna para bloquear todo el ruido anoche. Apuesto a que pasaste toda la noche escuchando la sinfonía, ¡quiero decir, mira esos círculos!” Qin Feng respondió.

Lu Meng y Zhao Yu miraron a Qin Feng con desprecio. (En la raw decía Qing feng, seria mas coherente que dijera zhou hao)

“¡Ejem, ahí es donde te equivocas! ¡Has entendido mal lo que hice, Qin Feng!” Exclamó Zhou Hao. Luego, con la voz de un ratón, le susurró al oído a Qin Feng: “Tienes que salvarme un poco, hombre. ¡Quiero pasar el resto de mi vida llena de alegría y tener mujeres bonitas para acariciar! ”

Qin Feng contuvo la risa. “Muy bien. ¡Date prisa y come algo, prepárate para la batalla de después!”

La mayoría de ellos no pudo evitar hablar de lo ocurrido anoche, por lo que solo comieron trozos de pan o galletas saladas que estaban en sus raciones.

Parecía que ya habían perdido el apetito por un desayuno pesado.

[¡Bip Bip Bip!]

Los comunicadores de todos sonaron al unísono. Qin Feng bajó la cabeza ante el ruido, solo para descubrir que estaba pidiendo una operación voluntaria de fuerzas conjuntas.

Estas misiones se anunciaban todas las mañanas, ordenando que se limpiara una calle específica. Allí, tendrían que verter polvo repelente de bestias por todas partes para evitar que los insectoides se reproduzcan y, por lo tanto, sofocar el aumento de población de su enemigo.

Este tipo de operaciones proporcionaron una sensación de uniformidad muy necesaria en su búsqueda para recuperar el Pueblo Han.

Sin embargo, los reveses fueron igualmente discordantes. En el caso de que la calle elegida fuera el nido de una bestia fuerte y loca, la pérdida de algunos hombres era inevitable.

Por supuesto, para minimizar las bajas innecesarias, cada calle se asignaría al menos a un puñado de equipos para asegurar el lugar sin mayores contratiempos.

Qin Feng levantó el dedo y presionó sin vacilar el botón de rechazo.

Teniendo en cuenta sus capacidades, no era necesario que participara en tales operaciones.

Por otro lado, después de una ronda de discusión seria, Zhou Hao y compañía finalmente decidieron participar en esta operación.

Y así, se actualizó el informe diario sobre la distribución de los insectoides alrededor del Pueblo Han. La información más precisa sobre esto generalmente llegaba justo después del amanecer, que era ahora mismo.

[Por hoy, nuestra operación de barrido se llevará a cabo en los distritos este y sur del Pueblo Han. Equipos de limpieza, las calles 55-58 son sus objetivos. Miembros que aún no han participado en esta operación, ¡procedan a otros distritos!]

“Ya me llené. ¡Hora de irse!”

Qin Feng terminó la última pieza y se sacudió las migajas de las manos y se puso de pie.

“¡Bien! ¡Manténganse a salvo!” Dijo Zhou Hao mientras saludaba a su amigo. Tendría que permanecer allí hasta que se dieran más órdenes a su equipo.

“¡Ustedes también! Si tiene algún problema, quiero que me envíes inmediatamente sus coordenadas, ¿entienden?”

“¡No hay problema!” Zhou Hao asintió.

Después de soltar al semental umbra, Qin Feng y Bai Li se subieron a su lomo.

Con solo unos pocos saltos, habían llegado a un área a las afueras de la colonia provisional. Fue entonces cuando notaron algunos vehículos grandes que transportaban bolsas de sustancia picante que casi hacen que los ojos se llenen de lágrimas.

“¡Apestoso!” Bai Li inmediatamente cerró la nariz con un pellizco.

“¡Entonces deberías contener la respiración un poco más!” Qin Feng bajó del caballo y caminó hacia el frente del convoy.

“¡Quiero veinte bolsas de este polvo repelente de bestias!” Qin Feng luego señaló en dirección a Bai Li. “¡No te preocupes, estamos juntos en un equipo!”

“¿No sería un poco exagerado?” Preguntó el hombre.

“¡Ayer despejamos diez calles!” Qin Feng mostró el resultado de la operación de ayer.

Los resultados inhumanos sorprendieron al hombre por un tiempo antes de que volviera a sus sentidos. “”¡De acuerdo, si los has usado todo, vuelve a por más!”

Qin Feng guardó veinte bolsas grandes de polvo repelente de bestias en su equipo rúnico espacial.

Este polvo fue formulado específicamente para combatir los insectoides y, en consecuencia, dio excelentes resultados en la reducción de su número. Sin embargo, en los casos en los que los insectoides arrasaban o si estaban bajo control estratégico, el enemigo podía invadir fácilmente las calles despejadas. El polvo virtualmente no representaba ningún daño a los insectoides; simplemente irritaba a los insectoides y así impedía que se asentaran y convirtieran la calle en un criadero.

No eran solo los insectoides los que estaban irritados. Algunos humanos, como Bai Li en este momento, odiaban su mal olor.

Afortunadamente, el equipo rúnico espacial era a prueba de olores. No pasó mucho tiempo antes de que llegaran a la puerta norte del Pueblo Han.

La dirección en la que se movían era completamente diferente a la anterior. Además, la puerta norte sufrió daños más graves debido a que era el supuesto granero del Pueblo Han.

Sin embargo, los granos plantados en este campo agrícola no estaban lo suficientemente cerca como para alimentar ni siquiera a una décima parte de la población del Pueblo Han. Todos los años, la gente de aquí tenía que importar productos de la ciudad Fu y su escasez para mantener un suministro de alimentos adecuado era la razón principal por la que esta ciudad seguía sin desarrollarse.

Una ciudad que no fuera autosuficiente y, por lo tanto, careciera de suficiente flujo de efectivo del comercio solo se vería a sí misma cada vez más pobre.

La repentina aparición de Qin Feng y Bai Li llamó la atención de algunos asesinos a sangre fría que se escondían en la tierra agrícola.

En una fracción de segundo, una raya verde amarillenta se precipitó hacia la posición del dúo.

“¡Rayo de Fuego!”

¡Booom!

Un chorro de fuego salió disparado, derribando al insectoide que intentó tenderles una emboscada.

¡Era una mantis espada!

Parecía que a partir de ahora, este lugar se había convertido en su primera opción para instalar sus nidos y su terreno de caza.

Eso explicaba por qué no muchos se atrevían siquiera a poner un pie cerca de este lugar. Después de todo, las mantis espada eran bestias de nivel F.

Con la fuente de sus granos perdida por los insectoides, la situación se agravó cuando llegó el final del otoño. Habían pasado algunos aguaceros, comunes durante esta temporada, que mataron lo que quedaba de las cosechas agonizantes en los campos agrícolas.

“Si ese es el caso, ¡deberíamos quemarlo todo!”

Qin Feng mantuvo breves sus palabras. Sin una pizca de vacilación, desató su ataque Fuego Infernal en el campo.

Las cosechas para entonces ya estaban secas, como esqueletos de lo que solía ser. Eso hizo mucho más fácil para el Fuego Infernal incinerara todo a su paso.

Pronto, una gran llama se elevó hacia el cielo, acompañada de una enorme columna de humo negro que se elevaba interminablemente hacia la atmósfera. Debido a que era demasiado visible, algunos drones se acercaron para grabar imágenes de la escena.

En la sala de operaciones de combate, el miembro más alto de la cadena de mando era un artillero de nivel E3.

¡También era el comandante del cuerpo de autodefensa que operaba fuera de la ciudad Fu, ampliamente conocido como Chi Long!

Por el momento, estaba actuando como líder de operaciones para retomar el Pueblo Han, por lo que pasó la mayor parte de los días supervisando lo que sucedía en el campo de batalla.

Si bien la ruptura espacial actual era grande, aún no había producido un impacto demasiado grande. Al igual que la aparición del Emperador Caballero de antes, existía el riesgo de que pudiera provocar una nueva cepa del virus causante de plagas.

En ese caso, si lo peor llegaba a ocurrir, el Pueblo Han podría ser abandonada para siempre.

Chi Long, al ser un usuario de habilidad de nivel E, no se molestó en pelear la guerra directamente.

También había otro hombre que era un miembro importante en la sala de operaciones de combate, el alcalde del Pueblo Han-Shi Tianhai.

“¿Cuál es la situación?” Chi Long cambió a las imágenes del dron, que pasaban por alto de todo el distrito norte del Pueblo Han.

En medio de las llamas ardientes, se podían ver innumerables mantis espada tratando desesperadamente de escapar, pero todo fue inútil; fueron rápidamente derribadas, uno tras otra, por chorros individuales de llamas.

Era imposible negar que las acciones de Qin Feng no eran demasiado dramáticas.

Con Bai Li enfrente de él, montó el semental umbra, que galopó a través de una serie de parcelas de arroz en llamas. Las llamas estaban lejos de morir y Dios sabe cuántas mantis espada había matado solo en esa área.

Independientemente, nunca se le pasó por la mente a Qin Feng que este lugar estaría repleto de tantas mantis espada.

Pronto, una bestia general de las mantis espada, una bestia de nivel F8, se hizo presente frente a Qin Feng.

Forlag: Llame a estas mantis antes como “mantis cuchilla” y me gusta como suena lo de “espada” aunque la palabra en ingles es “Blade”…


Anterior |Índice| Siguiente

0 0 votos
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 Comentarios
Más antiguos
Más nuevos Más votados
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
dragonruso
hace 7 meses

Pues forlag las mantis son la que mas nombres han tenido en la historia… Mantis cuchilla/o, mantis navajas y mantis espada …
Espero que aparezca una mantis lanza y una mantis tenedor XD

2
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x