Súper Gen Divino – Capítulo 728: Una Mascota que Bebe Sangre


Sexto Capítulo Semanal

¡Disfrútenlo!

Shi Quange y Fang Jingqi insistieron en proporcionar a Han Sen una parte de los futuros ingresos del refugio. Después de firmar el contrato, los términos eran que pagaran una suma global al final de cada año.

Han Sen se quedó en el refugio por una noche, pero rechazó la petición de Shi Quange y Fang Jingqi de que se quedara más tiempo. Al salir, regresó al Refugio de la Diosa.

Aparte del Príncipe de Acero, Han Sen también había logrado obtener el espíritu de la bestia de la serpiente gigante. Era un espíritu divino de la bestia Serpiente Osea de metal que tomó la forma de una lanza. Era un arma decente.

Por supuesto, Han Sen ya no tenía uso para los espíritus divinos de la bestia, así que decidió venderla o por lo menos intercambiarla en algún momento, si una atractiva propuesta o artículo le interesaba.

Han Sen montó su Rugidor Dorado a través de la Planicie Helada. En sus manos, una campana de metal azul descansaba.

Esa era el espíritu de la bestia Tañido Fúnebre, y era un espíritu de la bestia mascota. Cuando Han Sen la sostuvo en su mano, parecía una campana de juguete. Viéndola ahora, nadie comprendería lo que debía haber sido presenciar tal cosa matando al ciempiés rojo de la manera en que lo hizo.

Cuando Han Sen consiguió esa mascota, se preguntó cómo la alimentaría. No creía que pudiera consumir carne.

Después de conquistar el refugio, Han Sen trató de derramar la sangre de las criaturas divina sobre la campana. Los resultados parecieron un éxito, ya que la sangre fue absorbida por la campana, que poco después comenzó a brillar.

Fue entonces cuando Han Sen se dio cuenta de que la campana bebía sangre.

Pero no bebió ninguna sangre inferior. Sólo parecía reaccionar a la sangre de las criaturas divinas. Al igual que la Ángel Santa, era una comilona quisquillosa.

Han Sen se preguntó si, como en el caso de la Ángel Santa, la sangre divina no sería suficiente para forzar su evolución. Pensó que lo más probable era que necesitara sangre de una súper criatura para evolucionar en una mascota de combate.

“Si este tipo evoluciona al modo de combate, ¿podría ser tan aterrador como el Tañido Fúnebre original?” El corazón de Han Sen estaba esperanzado con ese pensamiento.

Para Han Sen, la caza de súper criaturas ya no era una hazaña imposible. Por lo tanto, tratar de evolucionar a Tañido Fúnebre a través del método que teorizó no sería una tarea demasiado difícil.

A su regreso a la Planicie Helada, Han Sen se encontró con Wang Yuhang. O mejor dicho, Wang Yuhang vio a Han Sen y corrió hacia él.

“Jefe, ¿podría tener la amabilidad de venderme la Esencia Genética Vital?” Wang Yuhang preguntó, con una mirada de esperanza.

El monstruo que guardaba el manantial de sangre fue asesinado por la Princesa Yin Yang después de que Wang Yuhang lo atrajera. No dejó ningún cuerpo, sólo la Esencia Genética Vital.

“Claro. Aún no has cobrado tu treinta por ciento de antes, y después de la última cacería, se te debe un veinte por ciento adicional. Es tuyo, si puedes pagar el otro cincuenta por ciento de lo que cuesta. Pero también debes mantener el artículo en secreto. No puedes decirle a nadie que prácticamente lo robaste de la familia Zhao. Si se enteraran de que hemos robado su súper criatura, no puedo imaginar que nos harían nada agradable.” Dijo Han Sen.

“Lo entiendo. Contaré la historia de que esta Esencia Genética Vital perteneció a una criatura que ambos encontramos y luchamos juntos. También se lo contaré a mi familia. Aparte de ti y de mí, nadie más puede saberlo.” Dijo Wang Yuhang, con una voz cubierta de emoción.

Han Sen puso los ojos en blanco. Zero estuvo presente, y ella era muy consciente de qué criatura había dejado caer Esencia Genética Vital. Parecía haber olvidado su existencia.

Pero a pesar de todo, Han Sen creía que no admitiría la verdad ante nadie. Su propio pellejo estaría en juego si lo hiciera, sin mencionar que su posesión de una Esencia Genética Vital tomada de la familia Zhao dañaría a su propia familia, si la verdad fuera revelada.

Eso no sugería que Han Sen tuviera miedo de la familia Zhao.

Han Sen buscó a Huangfu Pingqing para que lo ayudara y conseguir un mapa de la segunda zona de El Santuario de Dios para él. El refugio era enorme, e incluso con el poder de la Escuela de Combate Ares, era difícil componer tal mapa. Había unos pocos cientos de miles de millas de regiones inexploradas, también.

Muchos lugares conocidos estaban marcados como zonas de peligro, y los viajes largos sólo se hacían más largos debido a los desvíos que los viajeros tenían que hacer para evitar tales lugares traicioneros. Esas rutas alternativas a menudo triplicaban la duración del viaje. Pero desafortunadamente, había muchos lugares que no podían ser evitados en absoluto.

La Escuela de Combate Ares pagó un alto precio en sangre por la cartografía de tales áreas. Pocas personas regresaron de las aventuras de exploración de tales lugares, y una vez cartografiadas, nadie se atrevió a regresar.

Cuando los cartógrafos espiaban la presencia de un refugio de súper Espíritus, se arrastraban por ellos lo mejor que podían. Eran lugares muy peligrosos para que incluso las élites se aventuraran, y los viajeros y los evolucionados ordinarios nunca podían esperar atravesar el terreno peligroso que abarcaba los refugios de súper Espíritus.

Han Sen era más hábil, por supuesto, pero incluso él tendría que tener cuidado al viajar a través de regiones de súper Espíritus. Al menos con las súper criaturas, había muchas posibilidades de que pudiera matarlas o evadirlas.

La zona de peligro más cercana a la Planicie Helada, donde no se aconsejaba a nadie visitar, se llamaba el Desierto Negro. Ese lugar era inevitable, y se había ganado una asociación con la muerte segura. El clima allí era terrible, y estaba poblado con incontables monstruos horribles.

La única forma de evitar aventurarse por el Desierto Negro era un desvío que tomaría seis meses para atravesarlo. Pero incluso entonces, la ruta alternativa requeriría la evasión de un refugio Espiritual. En muchos sentidos, esa ruta alternativa era más peligrosa que el propio Desierto Negro.

Han Sen estaba haciendo preparativos para viajar a través del Desierto Negro, ya que sería muy difícil para él tomar el desvío. Atravesar directamente sería mucho más seguro para él, y no tendría demasiados problemas si no hubiera súper Espíritus cerca.

Sin embargo, pasaría mucho tiempo antes de que llegara a otro refugio humano. Por eso le dijo a Ji Yanran que se ausentaría por mucho tiempo.

Las elecciones presidenciales habían terminado, y Ji Ruozhen se había convertido en presidente de la Alianza. Incluso Ji Yanran estaba ahora ocupada, siguiéndolo.

Han Sen habló con ella durante algún tiempo, pero estaba demasiado ocupada para hablar por mucho tiempo. Constantemente aparecían mensajes que requerían su atención, y había mucho papeleo por hacer.

Han Sen se sentó con una taza de té para ver trabajar a Ji Yanran. Cuando hizo eso, notó que nunca lo había hecho antes. Nunca se había sentado y simplemente miraba su trabajo.

Aunque Ji Yanran no era muy talentosa en las artes marciales, eso no implicaba que no lo fuera en absoluto. Era talentosa en muchos aspectos diferentes.

De hecho, Ji Yanran era bastante notable. Era muy buena en el manejo de las cosas y no estaba lejos de tener todos los rasgos de una líder fantástica. Lo único que le faltaba eran grandes habilidades de lucha.

Viendo su trabajo, pensó que tener un futuro compuesto sólo por él, bebiendo té y observando su trabajo, no sería un mal destino.

Mientras Ji Yanran trabajaba, ella era atractiva de una manera diferente. No era sólo una mujer bonita, o una amante débil y dependiente de su hombre, tenía un fuerte impulso propio que la impulsaba.

“¿Por qué me miras así?” Preguntó Ji Yanran, notando la mirada curiosa de Han Sen.

“Es bueno tenerte cerca de mí.” Han Sen caminó frente a Ji Yanran y le dio un profundo beso en la frente.

Las mejillas de Ji Yanran se sonrojaron, y ella respondió preguntando, “¿Qué te hace decir eso, de repente?”

“Es simplemente por cómo me siento. Me siento así, y por eso, me inclino a decirlo.” Han Sen le pellizcó la nariz a Ji Yanran y luego continuó diciendo, “¿Cuánto más trabajo?”

“Parece que se me ha encomendado vaciar un pozo inagotable de trabajo. He trabajado todas las noches hasta la medianoche. Si estás cansado, deberías retirarte primero.” Dijo Ji Yanran.

“Está bien. Continúa como estás, yo me sentaré aquí mientras tanto. Me retiraré cuando esté cansado.” Han Sen se reclinó en la silla con su taza de té y reanudó la observación de su trabajo. Se sentía bastante relajado.

Después de un rato, el color rojo de la cara de Ji Yanran aún no había desaparecido. Ella miró a Han Sen y le dijo, “No puedo trabajar cuando me miras así.”

 

 


2 comentarios

  1. Me encanta el romance que hay en entre Han Sen y Ji Yanran es simplemente…. perfecto? no encuentro otra forma de describirlo xD aunque pasen meses sin verse cuando se vuelven a ver se extrañan, como cualquier pareja, pero aparte de eso nada más cambia

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s