Dragón Egg: Capítulo 387


Anterior |Índice| Siguiente


Hacia la capital

 

 

El Caballo de Acero que fue golpeado por Volk, estaba medio muerto, pero gracias al [Gran Descanso] de Compañera, se las arregló para regresar a la vida.

 

Después de eso, continuamos nuestra búsqueda y de alguna manera nos las arreglamos para asegurar un segundo Caballo de Acero. Con esto, por fin estábamos listos para dirigirnos a la capital real Alban.

 

Gracias a que mi [Arte de Humanización] consume mucho mi MP, no puedo el permitirme el ser demasiado perezoso. Voy a ir y volver rápidamente. Anhelo un poco hacer turismo, comer buena comida, ver cosas interesantes y relajarme en un lugar donde no hay que preocuparse por el entorno, pero no puedo mantenerme al ritmo de la humanización. Además, Treant me echará de menos.

 

La única manera de hacerlo es esperar pacientemente a que se aclare la conmoción del Rey Demonio y que la Santa ponga las cosas en movimiento.

 

Por el momento, hemos asegurado dos Caballos de Acero. Si viajamos en pareja, podremos dirigirnos directamente a la capital real, Alban.

 

Alo y Niako (nombrada por mi), el cuerpo humanizado de Pesadilla, son ambas de estatura pequeña, por lo que debería ser suficiente.

(Rachidor: Probablemente una combinación de Nightmare con el sufijo “ko”, usado en los nombres femeninos japoneses.)

 

El modo en que nos dividiremos… Alo y yo, y Volk y Niako, estarían bien.

 

Empujo a mi Compañera al usar el [Arte de Humanización], y me convierto en un cuerpo humanizado masculino conmigo como el cuerpo principal, cubriendo mi cuerpo con la ropa de manera desordenada. Giro mis hombros para acostumbrarme. Cuando transformo mi cuerpo, no puedo evitar sentirme algo incómodo…

 

Miro a los Caballos de Acero. Los dos Caballos de Acero tienen sus caras muy juntas y sus cuerpos están encogidos.

 

—Uh… mi cuerpo tiene un mal consumo de poder mágico, así que partamos de inmediato. (Irushia)

 

Cojo la silla de montar y la pongo sobre el lomo de uno de los Caballos de Acero. Es una simple silla de montar hecha de hilo de araña bastante grueso, que mi Compañera le pidió a Pesadilla que hiciera.

 

Bueno… es mejor que nada.

 

Giro mi cabeza hacia Alo.

 

—Bien, vamos. Es hora de irnos. (Irushia)

 

Alo asintió con la cabeza. Al mismo tiempo, Niako se movió mientras arrastraba el dobladillo de su larga túnica. Las dos se detuvieron al mismo tiempo y se miraron la una a la otra.

 

Niako, tu… has estado fingiendo que no te agrado, pero ¿quieres venir conmigo? No eres honesta. En realidad, eres bastante linda, ¿no?

 

Mientras pensaba en esto, Niako se giró silenciosamente hacia Volk.

 

—No es que me importe correr, pero… estoy acostumbrado a tratar con caballos. Déjame mostrarte un ejemplo, Ouroboros. Es posible hacerlo con mi fuerza, así que estoy seguro que es posible que un hombre con tu fuerza física lo haga. (Volk)

 

Oh… no es que yo te agrade, simplemente no te gusta el viajar con el cerebro de musculo que es Volk.

 

—Alo, ¿qué pasa? Vamos. (Irushia)

 

—¡Sí! ¡Ryujin-sama! (Alo)

 

Grité, y Alo corrió hacia mí, cortando sin piedad a Niako.

 

—Umu, esa chica araña viene conmigo. (Volk)

 

Volk agarra a Niako por el cuello y la levanta, llevándola sin que pueda protestar. Niako, cuyos pies no están tocando el piso, mira desde debajo de su máscara.

 

Hmph, Pesadilla, si aprendes de esto, de ahora en adelante, tendrás que ser al menos una décima parte tan amable conmigo como lo eres con Compañera. Este es el epitome de la sociedad, sabes. Es bueno que hayas aprendido esta lección mientras estamos en ello. Dependiendo de tu actitud en la capital real, puedo cambiar con Volk y darte dos paseos si quieres.

 

Fingí ignorancia, monté el Caballo de Acero y puse a Alo en mi espalda.

 

—Bueno… déjame decirte esto ya que estoy en ello. No te acerques descuidadamente a los funcionarios de la iglesia. Algunos de ellos pueden oler a los no muertos y a los monstruos. Puedo engañarlos si me cruzo delante de ellos, pero… si sospechan, estaremos en problemas. Rara vez he conocido a algún aventurero que pueda hacerlo. (Volk)

 

Ya veo… no tengo esa clase de habilidad. Bueno, mientras sea posible engañarlos si pasas delante ellos, no hay problema.

Además, si observo la estructura de sus habilidades al ver su estado, puedo prestar atención de antemano.

 

—Entonces… también están los caballeros de Alban. Si lo que dices es cierto, entonces los caballeros de Alban también pueden ser sospechosos. Debes tener especial cuidado con los tres caballeros que son los jefes de la orden. Se dice que los tres caballeros han sido reemplazados recientemente por orden de la princesa. (Volk)

 

¿El Rey Demonio nombró personalmente al comandante de la orden…? ¿Es un monstruo disfrazado de humano? No, tal vez hay personas que la siguen sabiendo que es el Rey Demonio. No creo que los sirvientes del Rey Demonio sean un grupo que convenientemente puedan humanizarse.

 

No… es posible que hubieran ajustado su evolución para obtener el [Arte de Humanización], o que sean un grupo de no muertos de alto nivel… similares a Alo.

 

No hay que bajar la guardia. No tengo suficiente información para hacer un movimiento.

 

—Lo mejor es no hacer contacto con los tres caballeros. He oído que son muy hábiles… y cada uno de ellos tiene un poder extraño. Puede que alguno pueda revelar tu verdadera identidad. (Volk)

 

Si es posible… me gustaría descubrir el estado de esos tres caballeros y formular una contramedida, pero… si hago un mal movimiento y revelo mi existencia al Rey Demonio, terminaríamos luchando. Esto arruinaría completamente cualquier posibilidad de hacer un ataque sorpresa al Rey Demonio. Por el contrario, la otra parte probablemente estará en estado de alerta.

 

—Bueno, no es algo que tengamos que pensar demasiado. Incluso si los tres caballeros nos encuentran, podemos aplastarlos antes de que nos reporten. Si quieres, yo puedo hacerlo. Siempre he querido luchar contra ellos. (Volk)

 

No, por más que trates de engañarlos, ¿¡una explosión en la capital real no sería difícil de pasar por alto!?

 

Este loco, ¿quiere destruir una parte de la capital real y bloquear la información? No escuchare tus deseos.

 

—Gracias por el consejo… voy a evitarlos por el momento. Por el camino, dime como son, como se ven y que sabes de ellos. Así que, partamos. (Irushia)

 

—Ummm, si es lo que quieres. Tienes que patear el costado del estómago del Caballo de Acero con el pie. Entonces, comenzara a andar. Cuando quieras que cambie de dirección o se detenga, puedes gritarle o estrangularlo. (Volk)

 

¿¡Esa no es solo tu manera de hacerlo, Volk!?

 

Sí, creo que debería de tener algún tipo de riendas o algo así…

 

Etto… Pesadilla, lamento molestarte después de la forma en que te traté, pero me gustaría que hicieras algo de nuevo…

 

—Mira bien mis movimientos. ¡Entonces, partamos! ¡No patees demasiado fuerte o noquearas a tu Caballo de Acero! (Volk)

 

Dándome un consejo inadecuado, Volk balanceó su pie hacia arriba y hundió su talón profundamente en el costado del Caballo de Acero, un golpe un poco insidioso para llamarlo una patada.

 

El bulto de metal que era el Caballo gritó, y galopó en línea recta.


Rachidor: Aunque Volk tenga una cabeza llena de espadas y peleas, al menos se ha preocupado de aprender sobre los últimos acontecimientos en el mundo. En el próximo capitulo finalmente llegaremos a la capital, y algo inesperado.

 

 

Trad. ~Rachidor

Ed. ~Aucifer Sakuya


Anterior |Índice| Siguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .