Dies Irae: Canción a la bruja — Capítulo 4: No hay negocio como la brujería



América experimentó un auge en el desarrollo de ciertos aspectos culturales que estaban muy subdesarrollados antes de los años sesenta. Las galerías de arte y los museos, el país que ostentaba el estatus de líder mundial tenía muy pocos de ellos. Cuando los estadounidenses se enteraron de esto, establecieron algunos de los establecimientos más grandes del mundo en esta categoría, como el Museo Metropolitano de Arte y el Museo Estadounidense de Historia Natural. Se puede decir que 1962 es el año en que la cultura estadounidense comenzó a florecer. Poco a poco, más y más arte y descubrimientos verían la luz del día. Rusalka frunció el ceño, de pie en un almacén con artículos como estos en exhibición.

―¿No es este rango demasiado largo …?

Frente a ella había un hacha que se decía que se usaba para ejecuciones en la Torre de Londres. Rusalka trazó su largo mango con su dedo. De un vistazo, su hoja parece afilada y está manchada de sangre, pero esta hacha no contiene almas. En otras palabras, es una falsificación. Este almacén contiene muchos artículos con antecedentes históricos que tienen el potencial de convertirse en Ahnenerbe, pero desafortunadamente todos son falsificaciones. No solo algunos de ellos, sino que todos son falsos, lo que hace que uno piense que podría haber más de lo que parece.

Tras el estancamiento de las actividades de su enemigo, Rusalka decidió perseguir sus propios objetivos nuevamente. Lo que despertó su interés fue el paradero de varias reliquias sagradas reunidas por Ahnenerbe. Eichmann insinuó que algunos se habían dirigido a Estados Unidos. Rusalka había escuchado que varias de estas reliquias duermen en este almacén, pero como todas las demás, han sido intercambiadas por falsificaciones. Rusalka había estado atravesando América durante más de medio mes, visitando todos los museos y galerías, pero la situación era la misma. ¿A dónde desaparecieron?

Rusalka de repente captó una presencia malvada. Todas las reliquias sagradas potenciales en este almacén son falsas, por lo que la atmósfera debería haber estado limpia. Pero la habitación estaba llena de malicia. La fuente de esta malicia apareció silenciosamente al otro lado de la mesa. La mujer que apareció vestía un uniforme militar aparentemente viejo, un uniforme de terciopelo que parecía más gastado que la ropa de oficial de las SS de Rusalka. Rusalka lo recordaba de uno de los museos que visitó, ¿no se usó durante el período entre la Guerra Civil Estadounidense y las Guerras Indias Estadounidense? (NTE: posiblemente uno de estos. Me decanto por el uniforme del capitán de caballería)

Aunque algo escondida debajo de su ropa pasada de moda, la mujer tenía bastantes curvas, pero lo que más llamó la atención fue el trozo de tela envuelto alrededor de sus ojos. Era una pieza bastante grande, envuelta alrededor de los ojos como una diadema, pero parecía servir como una especie de parche. Por supuesto, cubrió sus dos ojos. La tela tenía un ojo dibujado, pero eso es simplemente un dibujo. Hace que uno se pregunte si ella puede siquiera ver frente a ella.

La fuente de la maldad que sintió Rusalka venía del sable descubierto que sostenía la mujer con parche. Era un hermoso sable con un mango bañado en oro que tenía una gema imbuida. En todo caso, parecía más una decoración que un arma, pero un aura brillante emanaba de ella. Ese sable contiene una gran cantidad de almas y malicia, es el Ahnenerbe de alguien.

Antes de que Rusalka tuviera la oportunidad de abrir la boca, la mujer del parche en los ojos la golpeó. Un intento valiente, pero había demasiada distancia entre ellas. La mujer con parche en los ojos presenció las sombras devoradoras de hombres de Rusalka aparecer ante ella, sería libre de decir lo que piensa después de someterse a su agarre. Esto fue lo que pensó Rusalka, pero sintió una repentina sensación de malestar … Algo diferente a todo lo que había sentido antes, sintió un temblor inusual.

La mujer del parche aprovechó esta apertura y se deslizó entre las sombras. Con su sable todavía en una posición de ataque, logró adelantar a Rusalka.

―…

Sin decir una palabra, luego enfundó su sable y desapareció. La mujer logró escapar gracias a sus movimientos fluidos sin mucha vacilación, y gracias a la sorpresa de Rusalka de sufrir una lesión por primera vez en mucho tiempo. Rusalka recogió la carta que dejó la mujer del parche. Estaba encerado, el contenido aún se desconocía. Solo el nombre del remitente era visible, lo que hizo reír a Rusalka con desprecio.

―Bruja bendita, eh …

Bendita no es exactamente una palabra que tenga alguna aplicación para una bruja, no importa cómo la interpretes. Una combinación tan ridícula, una verdadera bruja solo puede reírse de esto. La burlona Rusalka tenía un pequeño corte en el cuello, sangrando levemente. Su primera herida en mucho tiempo, su dolor dio paso a la nostalgia y al malestar.

¿Qué sintieron los dioses cuando se enojaron con la Torre de Babel? Mirar el horizonte hace pensar en cosas tan triviales. Por la ventana de una limusina se ve una gran vista de Manhattan, que representa la ambición del hombre de ir más allá. Es una linda vista. Si estallara una guerra con la Unión Soviética el próximo año, todo esto podría convertirse en cenizas. Seguramente sería una lástima, pero también representaría simplemente el camino que el hombre elige tomar, y eso es interesante a su manera. Rusalka se rió entre dientes.

La carta que Rusalka recibió de la mujer del parche en el ojo era en realidad una invitación a una fiesta. Era una carta elegante, con la hora y el lugar de la fiesta escritos en ella. Cuando fue al lugar indicado en el momento indicado, una limusina de tono negro la estaba esperando. El chófer guió silenciosamente a los invitados al interior del coche y arrancó. ¿Podría ser un profesional habilidoso? ¿O le dijeron exactamente qué hacer? Los movimientos del chófer eran precisos hasta el más mínimo detalle, y nunca se inmutó, incluso después de ver el atuendo militar de Rusalka que representaba su membresía en la Mesa Redonda de Obsidiana.

La limusina finalmente se detuvo frente a un hotel de aspecto elegante. La calidad de una pernoctación en Nueva York puede variar mucho, donde hay hoteles económicos dirigidos a mochileros, también hay hoteles de clase alta como el Waldorf Astoria y el Hotel Plaza. La limusina se había estacionado frente a este último.

―¡Ah, este hotel recibe huéspedes de todo el mundo!

―¿Por qué me miras así? Me quedo en mi hotel porque quiero, ¡solo necesito las necesidades básicas!

Beatrice, saliendo de la limusina después de Rusalka, expresó su disgusto. De hecho, el lugar donde se aloja Beatrice es muy sencillo y solo tiene lo necesario. El tipo de lugar que sin duda le gustaría a Eleonore. La invitación especificaba que Rusalka podía traer un invitado y, naturalmente, trajo a Beatrice. Seguramente el anfitrión vería esto venir desde una milla de distancia.

―Sabes, pensé que tal vez sería divertido traer a un grupo de tipos sin parentesco que nunca habíamos conocido, ¡el anfitrión nunca lo verá venir! ¿Qué piensas?

―Realmente no me importa. Más importante aún, ¿no crees que el vestíbulo está terriblemente tranquilo?

Beatrice rechazó inmediatamente la oferta y expresó una preocupación diferente. Ya está más que acostumbrada a que la traten como un pato de goma, pero nunca puede perder ese estatus de novato, lo que la hace irresistible para burlarse. Rusalka entró al vestíbulo después de Beatrice para observar el área.

De un vistazo, el hotel parece abierto, pero no hay gente. No hay señales de invitados, y solo un puñado de miembros del personal. Este lujoso hotel se sentía solo. Las dos entraron al hotel, su ropa militar y su apariencia joven no alertaron en absoluto al personal, simplemente ofrecieron un saludo formal.

―¿Algún tipo de barrera?

―No puedo sentir una.

Entonces, ¿qué es este extraño sentimiento?

Posiblemente un poder, pero diferente de una barrera, una forma de controlar los pensamientos y el comportamiento de las personas a través de la autoridad. Rusalka entró en el ascensor y abrió un panel que estaba ubicado debajo del panel de control del ascensor, según las instrucciones de la carta. El panel escondía un botón que enviaría a las dos al piso superior. Rusalka presionó el botón y el ascensor comenzó a moverse suavemente.

Después de que la puerta se cerró, Beatrice agarró su Thrud WalkureEspada Sagrada de la Valquiria para poder desenvainarla en cualquier momento. Ya había oído todo sobre la mujer con parche en los ojos que empuña un sable como ella.

Las dos llegaron al piso superior sin obstáculos, inmediatamente fueron recibidas por dos puertas enormes. Ya podían oler algo que las hacía sentir mal. Era como un perfume espeso, muchos olores diferentes parecen haberse unido para crear un olor desagradable. Además, se podía sentir la presencia de personas con una densidad bastante alta, que venían del otro lado de la puerta.

―Realmente no quiero abrir esto …

Beatrice expresó sus pensamientos sin filtrar, luego abrió las dos puertas.

―¿Qué? …

―¡Guauu!

Abrumadas, pero una por el asombro y otra por la alegría. Ante ellas se desarrollaba una fiesta de placer sexual. Debajo del techo iluminado de color rosa y violeta, hombres y mujeres yacían juntos hasta donde alcanzaba la vista. Todas las ideas de reproducción salieron por la ventana, todo lo que quedaba eran los placeres de la carne.

Rusalka resopló. Pudo identificar el aroma que llenaba la habitación como una combinación de afrodisíacos de muchos países y épocas diferentes.

―Si tomas demasiado de estas cosas, ya no podrás volver a ser un miembro normal de la sociedad. ¿Sientes algo, Valquiria?

―Me estoy sintiendo bien.

Beatrice estaba golpeando a un hombre que intentó agarrarla por detrás. ¿Qué estaba pensando?

En el centro de la habitación, había un escenario con una stripper vestida de vaquera realizando un pole dance. Se puede encontrar pole dancers en muchos lugares, pero agregar una stripper a la mezcla no es una mala idea. El acto de pole dance en sí mismo es obsceno, y quizás en un futuro cercano podría convertirse en la corriente principal para que otras strippers lo realicen.

Rusalka estaba algo cautivada, pero su vecina rechinaba los dientes. Beatrice parecía estar a punto de comenzar a cortar en su entorno. Probablemente se sintió disgustada por este espectáculo, pero no fue suficiente. ¿Lo reconocería como Rusalka? ¿Quizás se inspiraría como Lisa? ¿O lo convertiría todo en cenizas como Eleonore? Como miembro de la Mesa Redonda de Obsidiana que ha puesto sus ojos en este espectáculo que podría rivalizar con el pecado de Sodoma y Gomorra, quería ser mejor.

Rusalka y Beatrice pasaron por delante del escenario y se acercaron al centro de la sala. Sintieron una presión mágica aún más espesa, su fuente era un área pequeña en el medio de la habitación que estaba cubierta por finos velos. Incluso los participantes de esta fiesta no se atrevieron a acercarse a ese lugar. Más allá del velo está el señor de este Sabbath. Beatrice caminó con paso firme hacia el velo y lo hizo sin una pizca de vacilación. Su odio hacia este lugar hizo que sus movimientos fueran aún más rápidos. (NTE: entiéndase Sabbath como sinónimo de aquelarre, es decir como una reunión de brujas)

A pesar de su determinación, los movimientos de Beatrice se detuvieron de repente. Incluso Rusalka, que se asomó dentro de los velos, mostró signos de conmoción. La identidad de la persona dentro de los velos fue tan inesperada que sorprendió a las dos miembros de la Mesa Redonda de Obsidiana.

―¡Bienvenida a mi Sabbath! Está armado apresuradamente, pero ¿podría haber sido de su agrado, acaso?

El rostro de la persona tenía una sensación hechizante, con su cabello rubio indiferente y su rostro juvenil. Tenía un lunar debajo de los labios y hermosas piernas delgadas. Marilyn Monroe, que debería haber muerto hace algún tiempo, estaba sentada en el trono de su propio Sabbath. Este trono estaba formado por hombres a cuatro patas, era un trono hecho de carne. Ah, esta vista probablemente sea agradable y extraordinariamente desesperante para el pueblo estadounidense.

―Por favor siéntense. Nuestra charla puede llevar algún tiempo. Ser la única que está sentada se siente un poco incómodo.

Aunque se les dijo que se sentara, el asiento en cuestión estaba nuevamente hecho de hombres. Llevan máscaras de cuero y ropa interior, por lo que no están completamente desnudos, pero incluso dando el beneficio de la duda, están vestidos de manera muy ligera. Rusalka se sentó elegantemente, como se le pidió. Ella no se sentó encima, sin embargo, se sentó con la espalda contra la de uno de los hombres. El asiento tembló por el placer que había recibido de esto.

―¿No son cómodos?

Rusalka no se movió ni un centímetro. Beatrice tampoco, pero en lugar de sentarse, se puso de pie y miró. Pudo contener su malestar con la racionalidad.

―Oh, incluso entre los monstruos, tenemos una verdadera monada …

La encargada del Sabbath se burló de ella, pero Beatrice no vaciló. Se quedó callada, dejando la conversación a Rusalka. Esto no fue por despecho, su misión aquí era servir como respaldo en territorio enemigo.

―¿Eres la verdadera Marilyn Monroe?

Rusalka, que iba a hablar, le preguntó descaradamente a la encargada del Sabbath.

―¿Soy el verdadera Monroe? Hmmm, eso es difícil. La chica que murió fue mi suplente. Una vez viví la vida de una celebridad, pero es terriblemente agitada y me aburrí de todo, así que últimamente le dejé todo a ella. Ella parecía estar sucumbiendo a la presión últimamente, así que creo que incluso si ustedes no hubieran interferido, ella habría sufrido un destino similar. Sin embargo, no pensé que mordiera el polvo como lo hizo, debo admitir.

―Ya veo, esa chica es falsa, y tú eres la verdadera … O … ¿Qué pasa si eres alguien que se sometió a una cirugía plástica para parecerse a Marilyn Monroe? ¿Qué pasa si eres un doble de cuerpo que decidió aprovechar esta oportunidad para fingir ser la verdadera? ¿O qué pasa si eres un paciente psiquiátrico que realmente cree que ella es la verdadera Marilyn Monroe? ¿No sería mucho más interesante?

―Tienes razón, eso sería más interesante. Pero eres libre de llamarme Monroe de cualquier manera, después de todo, no me gusta que me llamen bruja bendita …

Bruja bendita. Monroe permaneció completamente tranquila incluso después de que Rusalka la llamara. Yendo solo por las agallas, esta persona tiene mucho más coraje que la que murió llorando en su propia casa, como corresponde a una celebridad.

―Así que bruja bendita, eh. Es un apodo tan tonto para darle a la gente, pero ¿te llamas así deliberadamente?

―Sí, después de todo, estoy bendecida.

Monroe no prestó atención al sarcasmo de Rusalka y continuó.

―Soy rica, amada por las masas y puedo hacer lo que quiera. Estoy tan bendecida que no se puede evitar … La estrella Marilyn Monroe es solo un lado de mí, tengo muchas caras y posiciones sociales. América me pertenece. Así que lo mínimo que puedo hacer es llamarme bendecida y reconocer las dificultades por las que tienen que pasar los que me rodean … Las brujas modernas se preocupan por quienes las rodean, ya sabes.

―Eres tan dulce.

Al difundir su bondad a las masas, ¿qué líder mundial está tratando de ser? Rusalka se irritó con ella. Una bruja es alguien que no consigue lo que quiere, alguien que es evitada por las masas. Así es como Rusalka define a una bruja, y ver a esta persona frente a ella tan libre de problemas realmente la molestó.

―¿Podrías dejar de mirarme como si me odiaras? Incluso fui y me deshice de los que se interponían en tu camino por ti …

En cierto modo, lo que dijo Monroe era completamente predecible.

―¿Así que eras tú?

―Sí, me tomé la libertad de caminar dos pasos por delante de ti. Después de todo, tengo el poder de todo un país detrás de mí.

Ha quedado claro por qué Monroe hizo hablar a Beatrice.

―Entonces, ¿qué esperabas lograr con esto? En este momento no ha sido más que ayuda no solicitada …

―Escuchar eso me entristece… Pero no, eso no es todo. Como dije antes, puedo hacer cualquier cosa. Esta fue solo una demostración simple, mostrando que incluso puedo hacer cosas como esa.

―¿Esto es una broma?

Rusalka ya se dio cuenta de lo que estaba insinuando. La expresión de Beatrice permanecía firme, pero la de ella también. Estaban asombradas por esta persona que no conoce su lugar.

―No bromeo, a menos que esté haciendo una comedia dramática … Quiero unirme a la Mesa Redonda de Obsidiana, ya que estoy segura de que puedo hacer un buen trabajo. Originalmente fuimos creadas para luchar contra ti, pero pensé que sería más interesante si nos convertíamos en aliados.

Es como pensaban, la propia mujer lo ha dicho, pero aún suenan como las palabras de alguien que no conoce su lugar.

―Ah bien. Bueno, es un poco complicado, así que te lo diré ahora mismo, no puedes.

Rusalka tiró la solicitud por la ventana, sin espacio para negociaciones. Beatrice asintió en silencio.

―¿Por qué?

―¿Por qué? Bueno, nuestro director general no está disponible actualmente y contamos con el personal perfecto. Dado que no hay puestos vacantes, le ruego que lo intentes en otro lugar. Sin embargo, te deseo suerte en tus futuros proyectos. – Es muy amable de esa manera. ¿Entiendes? No hay espacio suficiente para más de una bruja.

Actualmente, y en cualquier momento, Rusalka es la única bruja en la Mesa Redonda de Obsidiana. No importa cuán hermosa o poderosa sea, con la partida de Lord Heydrich, no hay planes de incorporar nuevos miembros. Está Valeria Trifa, el comandante en jefe en funciones, que tiene un puesto en el que puede reclutar nuevos miembros, pero seguramente no tomaría en serio una solicitud como esta. Sin mencionar, esto significaría que Rusalka ganaría otro oponente en la carrera por la inmortalidad a través de la Transmutación de Oro, gracias, pero no gracias.

―Si solo puede haber una bruja …

En el momento en que Monroe pronunció estas palabras con una voz tan tranquila, el resto de su oración no se pudo escuchar, las cabezas de los hombres que formaban el asiento de Rusalka se abrieron. La mano que les partió la cabeza pertenecía a Rusalka. Sus entrañas salpicaron a Monroe y mancharon su rostro.

―Ah … ¿Tienes idea de cuánto se necesita para mantener mi hermoso rostro?

―Eso significa que podemos aplastarlo todo lo que queramos, ¿verdad?

Monroe saltó lejos de la enfurecida Rusalka, desde debajo de su trono compuesto por hombres apareció un monstruo. El monstruo llevaba una colección de herramientas de tortura encima de sus músculos endurecidos, llevaba una máscara de cuero crudo y su apariencia le recordaría a cualquiera a un verdugo. Tenía leves rastros de un pecho sobresaliente y una ingle suave, lo que implica, aunque débilmente, que es una mujer.

―Si no hay vacantes, podemos crearlas de nuevo. ¿Escucharon eso, chicas? Si se abren dos nuevos lugares esta noche, ¡una de ustedes podría unirse!

Hay múltiples brujas en esta área, la bruja bendita Monroe es probablemente su cabecilla. El verdugo se paró frente a Rusalka y alcanzó su propia columna, lo que sacó de su cuerpo fue una gran hacha. Era la versión original del hacha que había sido reemplazada por una falsificación, el hacha que se había utilizado para muchas ejecuciones en la Torre de Londres. Esta verdadera arma estaba inundada de verdadero odio y animosidad, la enojada Rusalka estaba cara a cara con el verdugo.

Beatrice estaba asombrada. Siempre supo que Rusalka era pesimista y fácil de irritar, pero también es una táctica. Pensar que existen palabras simples que podrían poner tan nerviosa a una táctica como ella … ¿Qué podría haber dicho Monroe para empujar a Rusalka hasta ese punto? Beatrice no escuchó el resto de la sentencia de Monroe. De cualquier manera, aquí termina esta lamentable excusa de intento de negociación. Beatrice ya podía sentir la intención asesina, ni de Monroe ni del verdugo, pero una intención asesina mucho más refinada vino detrás de ella.

¡una de ustedes podría unirse!

Si hay que creer en Monroe, hay al menos dos enemigos más. Beatrice se dio la vuelta y vio a la stripper en lo alto de su escenario mirándola, con la espalda recta en una pose que preferiría encontrar en un dibujo. La stripper sacó la lengua y bajó deslizando dos revólveres de doble acción con cañones particularmente grandes. ¿Cómo demonios podía bajar tanto? Antes de preguntarse algo así, Beatrice dio un salto hacia atrás. Las armas dispararon balas una tras otra, una de esas balas atravesó la cabeza de una desafortunada pareja que se interpuso en su camino.

―¡No escaparas! (NTE: cambié la frase acorde al contexto, la frase original no tenía sentido)

Como si estuviera abrumada por el olor espeso de la habitación, la voz de la stripper sonó aguda y emocionada. La stripper volvió a poner sus pistolas gemelas en las fundas que estaban unidas a su atuendo de vaquera. Aparentemente, este no era un atuendo de vaquera, sino más bien un cosplay de pistolera.

Una sola bala le había raspado levemente la pierna y le había dejado una herida. No sabía qué eran realmente esos revólveres, pero ciertamente eran Ahnenerbe capaces de dañar su cuerpo. Sin embargo, la parte que sorprendió a Beatrice no fueron los revólveres. Fue la forma en que los recargó.

―¡¡Blh!!

Beatrice presenció algo doloroso y repulsivo e impulsivamente se mordió la lengua. La stripper sostenía una pistola recién recargada en una de sus manos, y la otra arma estaba en proceso de ser recargada por cuatro manos que se extendían desde su estómago. Eran como las manos de dos niños, habiéndose sincronizado perfectamente, concentrados únicamente en su tarea de recargar el arma.

―Muy bien, ¡aquí vamos de nuevo, niños!

La stripper fue capaz de disparar a su antojo, dejando la recarga a las manos que le salían del estómago. Qué trabajo en equipo entre padres e hijos. Beatrice había estado esquivando las balas con una velocidad increíble hasta ahora, pero las balas perdidas han estado acabando con hombres y mujeres intoxicados de izquierda a derecha. Salir tropezando y sin sufrir también puede ser otra forma decente de morir, desde otra perspectiva.

―¿¡No ves que las armas de fuego son más fuertes que las espadas!?

La alegre voz de la stripper llegó hasta Beatrice, que tenía las manos ocupadas con una lluvia de balas. Beatrice de repente dejó de moverse y se quedó quieta en su lugar. Sorprendida por su parada repentina, la hasta ahora stripper gatillo alegre también se detuvo. La espada es más poderosa que la pistola. – Hay un dicho así, pero eso no quiere decir que sea correcto. Como caballero, Beatrice fue entrenada sabiendo este hecho. Un rayo surgió de la Thrud WalkureEspada Sagrada de la Valquiria que empuñaba, en un intento por apagar esa luz, el revólver de la stripper desató otra explosión de llamas. Un trozo de carne humana que apareció frente a Beatrice la protegió del muro de fuego, era un cadáver que pateó frente a ella en el último segundo.

La stripper arrojó una pistola al aire para que las manos de su estómago la recargaran y tomó otra pistola recién recargada. En el poco tiempo que tomó esto, Beatrice ya se había acercado a la stripper. No avanzó ni sobre ni alrededor del cadáver que pateó, sino debajo de él. Se deslizó debajo del cadáver con una velocidad tan enorme que rompió las tablas del piso, y ni siquiera la stripper, con su talento para rastrear objetos en movimiento como una pistolera, pudo seguirle el ritmo.

Con un agarre de revés, Beatrice cortó uno de los brazos de la stripper con una velocidad incluso mayor que la de un martillo de percusión. Y de manera continua, también tomó su otro brazo. Con esto, la stripper perdió su capacidad de lucha. La sangre brotó de la herida del brazo de la stripper y se arrodilló. Probablemente, esto era solo otro riesgo laboral para ella, ya que todavía podía verse pasión en su mirada.

―Mi estómago…

―Ya se terminó.

Beatrice ya había cortado la arteria carótidas de la suplicante stripper. Cuando la sangre brotó de sus heridas, los brazos en el estómago de la stripper se debilitaron lentamente y finalmente murieron. Con una leve sonrisa, la stripper también murió. Como era de esperar de alguien que trataba la vida de otras personas con tanta indiferencia, una gran cantidad de almas salieron de ella. Sin dar la impresión de que acabaran de matar a una sola persona. Pero estas almas no eran para Beatrice.

Había una gran diferencia entre la cantidad de almas que debería haber obtenido y la cantidad que obtuvo. Beatrice notó que todas las almas fluían hacia un lugar diferente. Al final de su línea de visión estaba Monroe, levantando su mano, lamiendo extrañamente sus labios. No hay duda de que Monroe robó el botín de guerra de Beatrice. Mientras Beatrice se dirigía hacia Monroe, sintió una repentina sensación de malestar.

―¿¡!?

Beatrice desvió el sable que vino volando hacia ella desde arriba. El dueño del sable aterrizó al lado de Monroe, frente a Beatrice.

―Ya conoces las cuerdas, eh …

Beatrice elogió a la mujer del parche que tenía delante. Su preciso ataque justo ahora, su violento aterrizaje y, sobre todo, su magistral uso de su sable. No es una aficionada, tiene que tener mucho entrenamiento y experiencia a sus espaldas para alcanzar ese nivel. Esta seria demostración de habilidad con la espada se parecía mucho a la de Beatrice.

―…

La mujer con parche en los ojos blandió su sable sin decir una palabra. Ahora estaba claro que, por su orgullo como caballero, respondería al elogio de Beatrice con su espada.

Rusalka se estaba divirtiendo.

―¡Ahahahahahaha! ¡Esta es la cosa ~!

Podía evitar fácilmente el hacha del verdugo que chillaba, y con cada golpe fallado, el recuento de cuerpos aumentaba. Si un gigante te persigue con un hacha enorme, eso normalmente asustaría a la mayoría de las personas, congelándolas en su lugar. Sin embargo, este gigante es estúpido, muy estúpido. Después de todo, no está prestando atención a las trampas que Rusalka ha tendido. Incluso cuando su camino está bloqueado por un muro de piedra, incluso cuando está restringido por cadenas, se abre paso con fuerza.

Sí, su pared está aplastada y sus cadenas rotas, pero eso no es gran cosa. Normalmente, cuando se destruye una Ahnenerbe, su propietario recibe el daño adecuado como forma de retroalimentación, pero las herramientas de tortura que Rusalka puede invocar son solo una pequeña parte de su arsenal, y cuando se destruyen, el daño que recibe es insignificante. El enemigo lanza todas sus trampas, arruinando su puntería, facilitando el esquivar. Esto es muy divertido. Rusalka está empezando a sentirse satisfecha y su ira también ha disminuido.

―Ahora bien ~ Ya que estamos en eso, echemos un vistazo …

Mientras lo pasaba tan bien, los ojos de Rusalka comenzaron a brillar. Rusalka tiene la capacidad de ver la fuerza vital del objetivo a través de colores. Según el tono y el matiz, puede determinar el nivel de peligro y la fuerza de alguien. Por ejemplo, el verdugo desenfrenado ante ella muestra rojo y negro. Normalmente se encuentra en locos, pero los colores en conflicto no son nada de lo que presumir. Las paletas que hay que temer son de un solo color. Lord Heydrich, Mercurius y los tres comandantes de batallón tienen tonos muy básicos. Incluso los colores más suaves pueden representar a una persona muy peligrosa si son lo suficientemente espesos.

A cierta distancia, dos personas con tonalidades verdes se están peleando. Puede haber algunas diferencias sutiles en su paleta, pero fundamentalmente se parecen entre sí. Mirando a Monroe, se mostró completamente negra, con algunas irregularidades por encontrar. Comparado con cierto comandante de batallón cuya paleta es perfectamente negra, la de Monroe es muy caótica. Oh, mira … Ella no es gran cosa después de todo … Rusalka se burló de Monroe, pero esa opinión suya cambiaría un par de minutos después.

―Espera, es eso-

Rusalka bajó la guardia e hizo que el hacha del verdugo la golpeara una vez más. Molesta, agarró los brazos del verdugo con un tornillo de banco que convocó. Después de apretar, el tornillo de banco capturó ambas muñecas del verdugo.

―¡Graaaaaaaaaaaa!

―Ah, por el amor de… ¡Por favor, cállate!

―¿¡Hg!?

Una cadena que apareció desde arriba se envolvió alrededor de la boca y el cuello del verdugo. Escapar se ha vuelto bastante difícil con ambas muñecas rotas. Las sombras de Rusalka se acercaron sigilosamente al verdugo que luchaba. No devoraron al verdugo en sí, sino el suelo bajo sus piernas. Sin apoyo suficiente, el verdugo cayó por el suelo, aplastando piso tras piso debajo de él debido a su inmenso peso. Cuando llegó al vestíbulo, el sonido de los pisos agrietándose se detuvo y se oyeron los sonidos de huesos y carne rompiéndose. Las cadenas de Rusalka no eran lo suficientemente largas como para llegar hasta el vestíbulo, lo que lo hacía más un ahorcamiento que una caída. Rusalka miró fijamente a Monroe, sin siquiera echar un vistazo al agujero creado por el verdugo que cayó.

―Si me miras con tanta pasión, no podré soportarlo, sabes.

Monroe balanceó su cuerpo. Su atractivo sexual hizo que América babeara sobre ella, pero para Rusalka, que podía ver su verdadero color, era solo otra vista inútil. El color de Monroe es definitivamente negro y caótico, pero su negro no es cualquier negro caótico. Para ser exactos, ni siquiera es negro. Se parece más al color indeseable que se obtendría al mezclar varios colores en una paleta al azar. Entonces, naturalmente, su color es lo opuesto a lo simple, pero en lugar de caótico es más como una abominación de colores. En lugar de indicar a alguien peligroso, indica alguien indescifrable. No es difícil de mirar, pero es feo.

Rusalka miró con recelo a Monroe. Sin embargo, ella no le prestó atención a Rusalka mientras levantaba el brazo en el aire. Estirando y contrayendo sus dedos, casi como si estuviera tocando un objeto invisible.

―Ahora que estoy toda caliente y mojada, tendré que enfriarme.

Monroe cerró la mano con fuerza. Detrás de Rusalka, algo fue destrozado de repente. No hace mucho, el cadáver de la stripper que mató Beatrice yacía allí. Ahora solo quedan partes de sus brazos y piernas, junto con un pequeño charco de sangre.

―¿Qué es esto?…

Rusalka inspeccionó los restos del cadáver de la stripper y trató de determinar el poder de Monroe. La mujer del parche en los ojos, la stripper y el verdugo usaron su Ahnenerbe como un arma sencilla, aunque a veces de formas extrañas … Pero el caso de Monroe es diferente, su poder es mucho más conceptual y mágico. Si uno lo comparara con Ewigkeit …

―¡Ahora al siguiente!

―¡E-Espera! ¡Espera, al menos dame un poco de tiempo para pensar!

Monroe agitó su brazo en disidencia, los muebles y las paredes alrededor de Rusalka comenzaron a ser destrozados como si persiguieran a Rusalka que huía. Cerrando y abriendo su mano. Un gesto tan simple le permitió a Monroe provocar un nivel de destrucción tan insondable. Y ahora su ola de destrucción había alcanzado a Beatrice y a la mujer del parche. Las dos notaron la fuerza inminente y dejaron que su próximo ataque se cruzara, permitiendo que la fuerza invisible pasara.

La Rusalka que huía llegó al lado de Beatrice.

―Jaja, pensé que lo habías hecho a tiempo.

―Ese era el plan …

En la mejilla de Beatrice había un pequeño corte de sable. La mujer del parche en los ojos estaba de pie al lado de Monroe ilesa, Monroe ya había cerrado la mano.

―Digamos que ha sido todo por hoy.

Monroe anunció el final de esta pelea.

―¿¡Estás huyendo!?

―Llámalo huir si quieres, solo me estoy retirando. Me excedí un poco hoy, lo siento ~

El violento verdugo y el misterioso poder de Monroe causaron daños no solo en las paredes y el piso, sino también en la integridad del edificio. El edificio había comenzado a tambalearse y había un gran agujero que conectaba el piso con el vestíbulo, con un gran cadáver colgando en el centro. Aparte de usar una barrera, se ha vuelto muy difícil encubrir esto como si nada hubiera pasado usando solo su autoridad.

―Como dije antes, esta ha sido una demostración. ¡He demostrado que puedo dejar heridas leves en ustedes dos de la Mesa Redonda de Obsidiana y salirme con la mía! ¿No dirías que es un logro incomparable?

El tono de Monroe era desagradable, pero tenía razón. Desde el inicio hasta ahora, nadie fuera de la Mesa Redonda de Obsidiana había llegado tan lejos.

―Tienes razón. Lo tendré en cuenta el primer día. Pero nada más.

Rusalka también tenía un tono desagradable, pero reconoció el logro de Monroe.

―Muchas gracias. Si es posible, me gustaría que le dijeran a su director ejecutivo suplente, o a su director ejecutivo real, sobre esto. ¡La próxima vez traeré nuevas candidatas!

Monroe abrió las manos y extendió los brazos, luego juntó vigorosamente las manos frente a su pecho. Con tal poder que hizo que la destrucción de antes pareciera un juego de niños, el espacio alrededor de Monroe quedó completamente destrozado en un instante. Incluso los escombros que se formaron como resultado de esta destrucción desaparecieron por completo en el siguiente instante. Cuando el aire volvió a aclararse, Monroe y la mujer del parche se habían ido.

―¿Descubrimos algo útil?

Beatrice enfundó su arma. Ahora que cualquier rastro de ellas ha desaparecido, intentar perseguirlas se ha vuelto inútil. No tuvieron más remedio que dar por terminado el día también.

―Lo hicimos, obtuvimos mucha información sobre la naturaleza de este pequeño grupo de brujas. Es solo …

Mirando a su alrededor, cualquier rastro de sangre de hombres y mujeres ahora se había convertido en escombros. Las parejas intoxicadas habían fallecido mientras estaban intoxicadas, sin dejar ni un solo sobreviviente.

―No obtuvimos ningún resultado tangible.

Murió gente, surgió una gran cantidad de almas malditas. Normalmente, todos estarían listos para ser tomados. Pero Rusalka y Beatrice solo quemaron almas hoy ejerciendo su poder. Las almas de los difuntos, las liberadas de la difunta stripper y verdugo, todas fueron arrebatadas por Monroe. Qué agravante … ¿Podría esto contarse también entre los logros de la otra parte? Esta era una recomendación de la que no tenía planes de contarle a su superior, pero lamentablemente no abandonó sus pensamientos.


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s