El extra que nunca muere: Capítulo 5 – 2


<Capítulo 5: Evan D. Sherden, Creciendo – 2>

 

EZ: Cap Único, más cap hasta el jueves y no hubo cap nuevos de VIP la semana pasada por lo que la misma entra oficialmente en pausa [ahora sí], cuando saquen nuevos cap subiré los mismos créanme que yo también quiero leer lo que sigue pero no hay de otra que esperar… disfruten del cap de hoy de NDE~~


A diferencia del pasado, Evan decidió conseguir artefactos no sólo para él, sino también para Shine y Belois.

 

“¿Quiere decir… que también nos conseguirá armas?”

 

“¡Muchas gracias, Maestro!”

 

‘Estaba pensando en llevar los artefactos un poco más lejos a lo largo de nuestro entrenamiento cuando llegara el momento. Pero Shine y Belois están creciendo más rápido de lo que nunca imaginé, así que no será tan malo adaptarnos a los artefactos en este momento’, se preguntó Evan. ‘Pero, ¿por qué demonios son estos tipos así? ¿Cómo están evolucionando tan rápido? Si alguien los identificara, ni siquiera se acercarían a pensar en ellos como Rookies.’

 

De hecho, el mayordomo estaba tan impresionado por el rápido crecimiento de Shine que había empezado a enseñarle habilidades especiales. Evan, después de presenciar todo esto, se horrorizó el crecimiento genuinamente aterrador de Belois.

 

Evan estaba seguro de la genialidad mágica de Belois, pero también era consciente de que había un límite a la eficiencia de la magia que podía lograr con la lámpara. Incluso considerando todo eso, la rápida velocidad a la que crecían el maná y los poderes mágicos de Belois, eran alucinantes. Era casi irreal.

 

“¿Qué pasa, Maestro?”

 

“No, no es nada. Sólo pensé que Belois ha estado trabajando muy duro todo este tiempo.”

 

“Gracias, maestro”, Belois se inclinó educadamente ante Evan alabándola. Su elegancia era abrumadora.

 

Si la ropa que llevaba no fuera la de una sirvienta, habría parecido que era la hija del propio marqués. Sus poderes mágicos eran sólo inferiores a los del Sr. Lee. Él era un misterio en sí mismo.

 

“Shine, ¿sabes algo del Sr. Lee?”

 

“Lo siento Maestro, no lo sé. Pensé que lo conocía.” (EZ: No sé quién es, si es alguna referencia de algo en la realidad o un personaje de la serie Yo-ma…)

 

“¿Cómo podría haberlo conocido?” Ambos ladearon sus cabezas, preguntándose y observando el aura desbordante de dignidad de Belois. Evan miró a Maybell y empezó a caminar. Al notar que la mirada de Evan caía sobre ella, Maybell se rió estúpidamente y corrió hacia él. Después de todo, Evan aún no estaba seguro de los logros educacionales de la sirvienta.

 

“Muy bien, Maybell. Me voy al mercado.”

 

“Si ese es el caso, entonces debe saber que hay un lugar que se especializa en artefactos traídos del calabozo y sus cualidades son analizadas antes de ser vendidas…” A medida que Maybell asumió los deberes relacionados de la Farmacia Brotherhood, comenzó a conocer muchos otros negocios en la ciudad calabozo. No obstante, todavía no conocía todos sus trabajos y secretos.

 

“Lo único que recogen en esa tienda es basura. ¿Crees que los exploradores del calabozo son tontos que irían a esa tienda a vender sus preciosos artefactos?” Evan habló.

 

“¿Qué hacen con sus artefactos entonces, Maestro?”

 

“O lo usan o lo ponen en una gran subasta. A veces son robados por sus propios compañeros que los ven adquirir esos artefactos en el calabozo”. Lo explicó Evan con más detalle.

 

“¡Ah! ¿Suceden cosas así?” preguntó Maybell, sorprendida.

 

“Cuando se trata de estas personas, todo vale. No importa cuánto lo odie”.

 

Este era el sistema que existía en el juego. De hecho, si aparecían artefactos valiosos cuando el nivel de simpatía no se elevaba adecuadamente, había casos en los que una batalla entre el protagonista y sus compañeros estallaba. Había ataques por sorpresa, y la muerte también se producía debido a la falta de apoyo en las batallas importantes.

 

“…Eso es despreciable”, dijo Shine, amargamente.

 

“Esa es la realidad, Shine. Un buen artefacto puede decidir el destino de su portador. Y por lo general, los humanos son débiles a la tentación”. Respondió Evan.

 

“¿No está disgustado, Maestro?”

 

Evan se rió resignadamente de esto. “Es sólo por el ambiente en el que me crie. Somos extremadamente ricos, por lo que nunca aprendí a envidiar lo que tienen los demás. Si no hubiera sido así, probablemente habría sido como todos estos otros exploradores.”

 

“¡Nunca habría sido como ellos, Maestro! ¡Estoy seguro de eso!”

 

“Shine tiene razón… Usted no es así, Maestro. Es así no sólo por el entorno en el que ha vivido toda su vida.” Shine y Belois no estaban dispuestos a manchar la imagen perfecta de Evan en sus mentes. Esto era una prueba de que todavía eran jóvenes.

 

Por supuesto, Evan también tenía la apariencia de un niño pequeño… Tenía 29 años de recuerdos de su vida pasada, pero no podía gritar, “¡No soy como esa gente!” Al menos en su última vida, tenía una personalidad realista. “Gracias por pensar tan bien de mí…” dijo Evan.

 

Pero, se sintió muy bien cuando los dos hablaron de él así, valorándolo seriamente. Se avergonzó, aclaró su mente y apartó la mirada. Maybell intervino en ese mismo momento.

 

“Entonces, ¿a dónde quiere ir, Maestro?”

 

“Sobre eso, hay algunos lugares que ya he elegido. Ya que estamos todos juntos aquí, vayamos primero al carnicero”.

 

“¿…Al carnicero? ¿Pero por qué va al carnicero maestro?”

 

La carnicería era un lugar muy infame en los callejones de la ciudad. Varios grupos del mercado negro operaban desde ahí recibiendo entregas. Era un lugar muy caótico, así que había que tener cuidado.

 

‘Pude usar a este carnicero en el juego. Si uno va demasiado a menudo ahí, se da una mala reputación. Pero era el mejor lugar para ganar dinero fácilmente al principio del juego.’ pensó Evan.

 

Ahora se dirigió a Shine,” Si los cadáveres de los monstruos muertos en las mazmorras se dejan ahí, se convierten en mana con el tiempo y empiezan a ser absorbidos por la mazmorra. Después de este proceso, se crean preciosas piedras raras, que son la principal fuente de los exploradores que entran en el calabozo. Pero, algunas personas intentan comerse el cuerpo de los monstruos. En general, los monstruos son venenosos, por lo que comerlos está estrictamente prohibido. No obstante, si quieres comerlos, no puedes hacerlo dentro del calabozo.”

 

Evan continuó: “Sacarlos… ahora el problema está ahí. Sus cuerpos se vuelven extremadamente venenosos con el tiempo y son difíciles de tratar ya que también tienen maná. Por estas razones, se supone que deben ser manejados sólo por especialistas. Algunos exploradores sacan a escondidas algunos cadáveres de todos modos”.

 

“Es un poco extraño, pero existe la superstición de que comer carne de monstruo mientras contiene maná hace que el comensal sea más fuerte. Por eso esta se vende muy cara”.

 

Los jugadores a los que no les importaba su reputación a menudo usaban carnicerías. Renuncian a sus piedras mágicas y vendían carne de monstruo para ganar dinero, y al mismo tiempo, compraban carne de monstruo procesada a bajo precio para llenar sus estómagos. Esta era una de las ventajas que se podían utilizar del carnicero.

 

Shine, que escuchó la explicación completa, estaba mirando a Evan. Evan sabiendo lo que iba a decir, añadió con una extraña sonrisa.

 

“Tal vez no sea una superstición después de todo… y yo también quiero ser más fuerte”.

 

“Pero si realmente te hace más fuerte, entonces no hay manera de que el Maestro lo coma sin dárnoslo a nosotros también”, dijo Shine.

 

“Huh, todavía estoy en el proceso de entrenamiento de tolerancia al veneno. Así que si empiezo a comer carne de monstruo, me ayudará a ser más fuerte…” Evan lo dijo en broma.

 

“¡Maestro, no! ¡Nunca!” Maybell gritó.

 

“OK, cálmate, Maybell. No la voy a comer”. Evan le respondió, molesto con Maybell. Apenas pudo evitar que ella se pegara a él. Ahora miraba a Dain, que los protegía por detrás.

 

Dain asintió confiadamente para señalar que todo estaba bien. Evan también asintió y llamó a la puerta de un edificio, que parecía bastante ordinario. Pronto, la puerta se abrió con un chirrido, y apareció un hombre con una dura impresión en su cara.

 

“….¿Quién eres?” gruñó.

 

“¿No sabes quién es el maestro Evan? Todo el mundo sabe quién es. Así que vayamos al grano sin regatear”.

 

“…Oh, lo siento, pensé que sólo eras un transeúnte al azar. Por favor, entra primero.” El carnicero abrió la puerta completamente para dejarlos entrar. ‘Si el Marqués ha decidido realmente cerrar mi negocio, entonces no importa cuánto apoyo tenga, no hay manera de que un carnicero pueda soportar la ira del Marqués’, pensó el carnicero, preocupado.

 

Además, desde la apertura de la Farmacia Brotherhood, la reputación de Evan y su hermano Eric se había extendido como una flor salvaje. Cuando el carnicero confirmó sus identidades, los llevó dentro sin ninguna reticencia.

 

“Ningún noble habría venido aquí por carne”, el carnicero se dirigió a Evan.

 

“Ni siquiera estoy aquí para vender nada”, respondió Evan.

 

“…Entonces, ¿realmente vino aquí para atraparme?” El carnicero miró hacia Dain y preguntó en un tono tenso. Evan meneó la cabeza. Respondió: “Ahora mismo, estás en posesión de un artículo bastante valioso del que no conoces su verdadero valor. ¿Dónde está?”

 

“Ni siquiera puedo adivinar… Quiero decir, hay muchas cosas con las que tengo que lidiar”, dijo el carnicero.

 

Entonces los ojos del carnicero parpadearon cuando se dio cuenta de algo. Evan lo notó y asintió. Lo había esperado.

 

“Sí, sé que ya lo tienes. Si me lo das, te recompensaré bien”.

 

“Eh, ¿realmente lo quieres? He estado viviendo con la suciedad en mi reputación durante mucho tiempo, ¿por qué debería tener un trato honesto con usted? No es como si mi nombre fuera a ser limpiado o algo así…” argumentó el carnicero. “Además, para su información, no soy el verdadero dueño. No importa quién venga aquí por negocios, el dueño no se revelará. Pero lo que pase aquí se le informa directamente a él… Así que también será informado de su visita e intenciones.”

 

“….Haha, me parece bien”, respondió Evan con frialdad. El carnicero debió tener otras razones para rechazar la propuesta del infame Evan. Pero, Evan habló de la verdadera oferta con la que había venido aquí porque la había contemplado. “¿Sabes lo que es un ‘Maestro chef’?” le preguntó.

 

“…No, ¿qué es eso?” preguntó el carnicero con voz ronca.

 

El carnicero fingió no saberlo, pero Evan estaba seguro de que ya tenía algunas ideas. Continuó: “Es un certificado que se da sólo a aquellos que han pasado las pruebas estrictas, establecidas por la nobleza. Esto les da derecho no sólo a matar monstruos, sino también a cocinarlos y venderlos. Por supuesto, no es tan simple. Aparte de la dificultad de la prueba en sí, para tomarla en primer lugar, se necesita una recomendación de alguien con un cierto estatus o superior. El número de candidatos que califican para este año también es limitado.”

 

“Sí, así es”.

 

“Yo te recomendaré”.

 

Al oír esto, el carnicero se quedó en silencio. Su expresión seguía siendo tensa como antes, pero Evan estaba convencido de que estaba pasando por un conflicto en su mente. ¿Por qué estaba tan seguro? Esto es porque, en Gran Guerra Yo-ma 3, se tiene una petición relacionada con el Maestro del Carnicero.

 

Está a cargo de un carnicero que mata y vende monstruos en los callejones de la ciudad calabozo, pero originalmente era un joven puro que soñaba con convertirse en chef. No obstante, su sombrío destino no lo dejó así, así que fue un arrepentimiento, que siempre llevó consigo en su corazón.

 

“Dame lo que quiero, y te daré una segunda oportunidad de una vida que siempre deseaste. Puedes empezar un negocio que nunca pierda dinero”, concluyó Evan.

 

Después de algunas dudas, el carnicero le preguntó: “¿Por qué me da esta oportunidad? Eres el hijo del marqués. Si hubiera algo que quisieras, no habrías venido a mí por ti mismo. En cambio, darias una orden a tus sirvientes para que vinieran en tu nombre.”

 

“Bueno…” Evan, que quería responder con: ‘¿Hay alguna por la que el jugador proceda con una misión/búsqueda/quest?’, rápidamente cerró la boca. Llegó a esta conclusión simplemente porque tenía el recuerdo de haber sido un jugador en su vida pasada. Definitivamente era un jugador, pero al mismo tiempo, era Evan, viviendo en este mundo que se había convertido en su realidad. Pero, tenía que complacer al carnicero para lograr esta agenda suya.

 

“Hay un rumor de que eres bueno en tu oficio. Incluso el hecho de que eres considerado el mejor en la ciudad calabozo donde se reúnen personas con talento de todo el mundo es bastante sorprendente.”

 

“….Eso es verdad.”

 

“Eres tan excelente en este campo que, aunque no es mi área de especialización, sigo teniendo curiosidad por lo deliciosa que sería la comida que siempre has querido cocinar”.

 

‘Todos los jugadores se preguntaban sobre ello’, Evan se rió al pensar en los otros jugadores que también tenían curiosidad por saber a qué sabría la comida del carnicero después de convertirse en un ‘Maestro Chef’. Irónicamente, de todas las personas que pensaron en esto, Evan fue la única persona que pudo probarlo. ¿Cómo no era divertido?

 

“Así que sería bueno que cocines para mí una vez antes de obtener el certificado. ¿Qué te parece, carnicero?”

 

“Bien”. No sólo era un jugador o el hijo del marqués, sino que era ambos, y esa era la única razón por la que había logrado la confirmación del carnicero.

 

Evan organizó sus pensamientos. Con una expresión triste, el carnicero asintió tontamente.

 

“Es una promesa, así que tienes que cumplirla”.

 

“Claro. Ahora, ¿qué era esa cosa que querías de mí?”

 

Ese día, el ‘Carnicero espada Tsang’ que estaba a cargo de la carnicería de los monstruos en los callejones de la ciudad calabozo, cedió sus espadas* gemelas símbolo a Evan Sherden. (EZ: *No se especifica pero son como cuchillas o dagas, ya saben el/las armas de Shine)

 

La ‘Placa de Hierro Rojo’ se perdió de la misma manera.

 

Y ‘El Pub Roble’ también perdió el símbolo de su tienda, pero lo que fue realmente extraño era el hecho de que todos guardaran silencio sobre por qué estas cosas habían desaparecido.


Anterior | Indice | Siguiente

4 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s