El extra que nunca muere: Capítulo 5 – 1


<Capítulo 5: Evan D. Sherden, Creciendo – 1>

 

EZ: 2/2, Ya casi llegamos al final del vol/arco 1 y parece que tardara en comenzar la acción… espero un time skip al menos al final del siguiente arco o parecido y que comiencen a meterse al calabozo no se veremos que tal avanza la historia


En la actualidad, todo iba bien, pero Evan tenía un problema. A través de constantes esfuerzos en los últimos meses, Evan se las arregló para igualar la velocidad de matar a los slimes en sus manos. La fuerza de la mano derecha, que hasta ahora era insuficiente, había aumentado de alguna manera y se había igualado a la de la mano izquierda.

 

Además, como resultado de su creciente fuerza a través de un constante entrenamiento de agarre y con las pesas, fue capaz de nivelar su cuerpo hasta tal punto que sólo tomaba 1 segundo desde la invocación de los slimes hasta su esponjoso exterminio.

 

Sin embargo, el problema comenzó ahí.

 

[¡Kiuu!]

 

“Esto está creando tanto sonido irrelevante”, pensó Evan.

 

Después del décimo cumpleaños de Evans, apenas pudo encontrar tiempo en las clases de etiqueta noble. ¡Tampoco pudo encontrar una manera de deshacerse del ruido de los slimes cuando morían!

 

[¡Kiuu!]

 

“Maestro, si le molesta, pisotearé con mis zapatos cada vez que mate un slimes.”

 

[¡Kiuu!]

 

“¡Esa es una idea estúpida! ¡Nadie se dejará engañar por ella!”

 

[¡Kiuu!]

 

“Lo siento, maestro.”

 

[¡Chillido!]

 

Evan rechazó la sugerencia de Shine. Belois, que estaba parado junto a Evan, lo miraba con los ojos bien abiertos.

 

[¡Kiuu!]

 

De repente, sus ojos rojo sangre parpadearon: “¡Haré un sonido cada vez que aparezca un slime!”

 

“Bueno… Gracias, Belois. Pero cada vez que hagas un sonido extraño, estaré más preocupado por ti que por mi entrenamiento con los slimes…”

 

[¡Kiuu!]

 

“No me importa mi reputación, Maestro.”

 

“Si no lo abandonas, perderás algo mucho más valioso que tu reputación.”

 

“….Siento haberlo molestado, Maestro.”

 

[¡Kiuu!]

 

Cuando la oferta de Belois fue rechazada, se inclinó ligeramente y dio un paso atrás. Evan vio que ella se veía abatida y molesta.

 

‘Belois ha crecido notablemente en el último año, con la educación de las sirvientas y el entrenamiento mágico. Ha crecido bien…’ Evan pensó eso. Mirándola ahora mismo, Evan tenía algunas preocupaciones respecto a su gratitud, y se preguntó si su lealtad a Evan podría haber crecido en una dirección algo incongruente. ‘¡Esto debe ser obra de Maybell!*‘ Por primera vez desde que era su maestro, Evan decidió castigarla un día. (EZ: *Sin duda XD)

 

[¡Kiuu!]

 

‘Pero le tengo miedo a ella. Además, debo ser cauteloso al revelar mi entrenamiento de slimes a ella. Ya tengo mis sospechas de que algún día me atrapará con las manos en la masa, tal y como han sido las cosas.’ Evan se estremeció al pensarlo. ‘Hay una tremenda diferencia entre ser consciente de lo que haces e invocar y hacer estallar esos pequeños slimes. Sería cansado explicárselo… …lo que significa que será mejor para todos si sigue siendo un misterio’. Concluyó Evan.

 

[¡Kiuu!]

 

“Para deshacerse de los ruidos producidos por los slimes al morir, no hay otra opción que adquirir tal poder que los mata al instante, Maestro.”

 

[¡Kiuu!]

 

Los ojos de Evan inevitablemente brillaron ante las sinceras palabras de Shine. ‘Nadie excepto tú sabe sobre mi entrenamiento ahora mismo, así que estoy seguro de que me estás ayudando por fidelidad. He estado practicando diligentemente frente a ti durante el último año, matando constantemente slimes, pero todavía no soy lo suficientemente bueno, y te das cuenta de eso’ Evan pensó esto con admiración.

 

[¡Kiuu!]

 

“Y si eso es correcto, ¿no se ha dado cuenta de lo que tiene que hacer para subir de nivel, Maestro? Tienes que ir al calabozo…”

 

“No. Por supuesto, estoy listo para ir ahí, pero tú no”, respondió Evan abruptamente. Había estado anticipando esta sugerencia y la rechazó.

 

Inmediatamente, Shine abrió la boca.

 

“¿Pero por qué no me permite ir con usted, Maestro?” preguntó.

 

“Ya te he dicho que es demasiado pronto para ti ahora mismo. Además, quedan dos años más hasta el momento en que vayamos ahí, como prometí. Tenemos que prepararnos paso a paso.”

 

“¡Pero aun así, maestro, me he hecho mucho más fuerte que antes!”

 

“Todavía tienes un largo camino por recorrer, Shine.” Evan sonrió.

 

Como dijo Shine, ambos habían crecido dramáticamente en el último año.

 

Por supuesto, es cierto que se han nivelado y son comparativamente más poderosos que antes gracias a su propio y constante trabajo duro, pero también es porque tanto Belois como Shine han recibido el más alto nivel de educación del mayordomo y la sirvienta en jefe. Al mismo tiempo, fueron perfectamente entrenados de acuerdo a sus aptitudes. Pero aun así no es suficiente para ir a vagar por las mazmorras. Sólo se han hecho un poco más fuertes, eso es todo.

 

“Deberías estar agradecido por el hecho de que, de niño, aún has superado a todos tus compañeros al entrenar regularmente y alcanzarme”, Evan trató de animarlo.

 

“No me quejo, Maestro. ¿Cómo puedo atreverme a quejarme ante usted? Es sólo que actualmente no lo ayudo con tanto poder en ninguna parte, y realmente quiero ser…” Shine respondió.

 

“Shine, escúchame con atención. El calabozo es un lugar peligroso donde incluso soldados bien entrenados han muerto por ser descuidados. Incluso he visto caballeros que mueren en el primer piso del calabozo”, Evan trató de hacerlo entrar en razón.

 

‘¿Cómo es que un niño de 10 años sabe tanto sobre el calabozo?’ Shine se paró silenciosamente ante Evan sin refutarlo. Sabía que su Maestro nunca le mentiría sobre ello. Si Evan dijo que vio morir a los Caballeros en el primer piso, entonces era la verdad, y el calabozo era realmente un lugar traicionero. ‘Por supuesto, podría ser el resultado de no estar lo suficientemente alerta… …pero incluso entonces, si los Caballeros entrenados han muerto con la guardia baja, ¿cómo podría empezar a sobrevivir ahí?’ Shine pensó eso resentido.

 

“Cuando llegue el momento, tendrás que ir al calabozo, aunque odio el pensamiento, Shine. Los Rookies son una raza que crece en las mazmorras”, Evan habló con Shine.

 

“Pero Maestro…”

 

“Pero ahora no es el momento. Todavía queda mucho espacio para mejorar sus habilidades aquí. La esgrima de hojas gemelas está justo por encima del nivel de principiante. Por lo menos, es para principiantes.”

 

“…. Eso es cierto, Maestro.” Shine respondió, con los hombros caídos después de escuchar eso.

 

Evan vio que lo había molestado con sus palabras. “Shine, no tienes que ser impaciente. Ya estás creciendo a un ritmo rápido”. Evan le dio una palmadita a Shine en el hombro y sonrió. Luego se recordó a sí mismo que no podía sonreír y trató de ocultarlo. Cada vez que se enfrentaba a Shine o a Belois, no podía evitar sonreír. Lo mismo ocurría con el abuelo Bernard. “Sólo quiero asegurarme de que todo el mundo está a salvo, así que cuando llegue el momento, y todos estén preparados, iremos ahí juntos… ¿Puedes esperar hasta entonces?” Evan se lo pidió educadamente.

 

“Por supuesto, Maestro.” Shine finalmente asintió y dio un paso atrás cortésmente.

 

La confianza de Evan en él nunca se vio sacudida ni por un solo momento desde que lo conoció. Pero, es común que las personas pierdan la voluntad de crecer indefinidamente después de lograr sólo unos pocos logros y habilidades. Parecen olvidar su posición, sus emociones y su destino.

 

Shine estaba agradecido con Evan, que lo había despertado de su arrogancia echándole agua fría por todas partes.

 

“Shine, tienes que ser más firme”, dijo Belois de repente.

 

“Sólo tienes ocho años, ¿qué sabes tú?” Shine le respondió así. Se puso furioso por sus palabras. Pero, Belois sólo se burló de él. Se reía de él, y su cabello negro, que le había crecido hasta el cuello, parecía reírse y tambalearse con ella. Era una expresión que un niño de ocho años no tendría normalmente.

 

“¿Es porque recibió su educación directamente de la sirvienta en jefe*? Pero entonces Maybell, que sólo es seis años mayor que Belois, es completamente diferente a ella… ¿Cómo puede explicarse esta diferencia?” Shine murmuró para sí mismo. (EZ: *Es culpa de la mama de Evan XD)

 

“Maestro, ¿me ha llamado?” Maybell apareció de repente.

 

“No, Maybell, no te llamé”, dijo Evan exasperadamente.

 

“Eso es raro. Me pareció oír mi nombre”.

 

“¿Qué diablos pasa contigo…?” exclamó Shine.

 

Maybell fue elogiada por el mayordomo por sus habilidades de sigilo, a las que se refirió como ‘Young Shin (el cuerpo de un mayordomo que se mueve furtivamente como una sombra)’, ¡pero lo que era inexplicable es que los movimientos de Maybell eran aún más sorprendente de lo que él había imaginado! (EZ: Su sigilo se empieza a parecer a el de El Único xD)

 

“Maybell, ¿por qué estás aquí?” le Evan preguntó.

 

“Maestro, ¡sólo vine a decirle que sigue siendo tan lindo y apuesto como siempre!”

 

Pero aún más sorprendente fue la capacidad de Evan para mantener la calma ante la repentina aparición de Maybell, ya que no se sorprendió más. Fue el resultado de incontables horas de convocar slimes y aplastarlos. En algún momento, Evan había dejado de entrenar con los slimes porque ella apareció de la nada. De todos modos, Maybell no era una gran sirvienta, pero se le podía confiar su entrenamiento secreto con los slimes después de todo, ya que no se lo diría a nadie.

 

“Aquí está el suministro de esta semana de hierbas venenosas y medicinales. Esto es suficiente, ¿verdad, Maestro?”

 

“Sí, lo es. Gracias.”

 

Para cuando Maybell fue capaz de discernir entre las diferentes hierbas usando sólo sus ojos, Evan comenzó a enseñarle cómo combinar hierbas venenosas y medicinales en el té… También compartió y le enseñó su propio patrón de mezclas.

 

La tolerancia al veneno de un cuerpo no evoluciona si se bebe sólo un tipo de té venenoso. Es necesario cambiar el patrón con el que se hace el té, periódicamente.

 

“Y Sir Bernard ha solicitado más farmacéuticos. Parece que la habilidad de Hannah también ha mejorado gradualmente.” Maybell informó a Evan.

 

“Muy bien. Entonces necesitamos contratar a otro. Haremos que asista a la hermana Hannah”.

 

“Sí, le entregaré su mensaje al señor Bernard. Aparte de eso, también me reportaré al marqués y tomaré medidas a sus órdenes. Además…” Maybell continuó.

 

Evan escuchó el informe de Maybell y dio las instrucciones apropiadas en los asuntos que requerían sus decisiones. Sin ser repetido dos o tres veces, el informe brevemente organizado refrescó incluso la cabeza del oyente.

 

Cuando Maybell comenzó a ayudar en las actividades comerciales, se convirtió en los ojos, oídos y a veces la boca de Evan. Evan se quedó en la mansión, y aunque sabía que ella era competente desde antes, estaba más motivada que nunca, lo que había dado excelentes resultados más allá de la imaginación. A veces, otras personas codiciaban su posición. Pero Maybell se negó a cambiar su posición, siempre diciendo que quería servir a Evan…

 

‘Él es incluso más que un administrador que yo’, pensó Maybell. Su capacidad para juzgar situaciones y tomar decisiones hábilmente sorprendió a Maybell al principio. Pero ya se estaba acostumbrando a ello.

 

Como referencia, en los primeros meses después del lanzamiento de la Farmacia Brotherhood, el hermano mayor de Evan, Eric, se encargó de la mayor parte del negocio. Pero cuando vio que la farmacia se encontraba en una situación estable y que poco a poco progresaba con las habilidades de Evans, dejó inmediatamente la dirección. Era un hermano mayor muy bueno que protegía a Evan bajo su propio nombre y además no interfería con sus derechos ni hacía cumplir ninguna orden.

 

“Por cierto, Maestro, ¿por qué está preocupado?” le preguntó Maybell a Evan.

 

“¿Estás leyendo mentes otra vez?”

 

“¡Acabo de notar sus expresión de ansiedad, Maestro!”  En el interrogatorio de Maybell, Evan finalmente cedió. Después de que ella terminó de dar su informe, Evan se rió y explicó la situación. Después de escuchar todo con atención, levantó la vista.

 

“Si el poder de ataque es insuficiente, ¿no puede usar armas para aumentarlo, Maestro?” Maybell preguntó, con suerte.

 

“¿Qué tipo de arma es utilizable incluso después de aplastarla con las manos?”

 

“¿Hay algún artefacto que pueda aumentar la fuerza de tus manos con sólo usarlo?”

 

“Debería haber tal artefacto…” Evan se levantó de un salto. En su mente, recordó algo sombrío: ‘¿Por qué no pensé en esto hasta ahora?’

 

“Los hay. Definitivamente hay artefactos en este mundo que refuerzan el poder. ¡Deben estar disponibles, y si lo están, puedes conseguirlos fácilmente…!

 

“¿Pero por qué no hemos encontrado o comprado un artefacto tan grandioso hasta ahora? No es que nos falte dinero.” Shine dijo en forma ridícula a lo que Evan respondió con un profundo suspiro.

 

“Debido a que estos artefactos no son muy famosos. Su existencia en sí misma sólo se puede conocer si se intenta buscarlos cuidadosa y específicamente. Aparte de eso, nadie sabe de ellos, y son difíciles de encontrar.”

 

Y de repente recordó, “¡Pero también está ese artefacto!”

 

“Ahh…”

 

Evan tembló al recordar uno de los peores eventos de Gran Guerra Yo-Ma 3, comúnmente conocida como la ‘calamidad del puño manchado de sangre’. (EZ: Otra muerte de Evan XD)

 

El evento no es otro que el que comienza con Evan. Aunque hay muchos requisitos previos, es un evento que ocurre al azar cuando el protagonista se acerca a Evan hasta cierto punto. Si se establece de acuerdo al cumpleaños del protagonista, Evan le trae un par de guantes de cuero negro manchados de sangre. Afirma que los obtuvo del dueño de un bar que conoce.

 

“¡Después de usar estos, sentirás mucha fuerza! ¡Los he traído como regalo de cumpleaños!”

 

Tienes la opción de aceptar o rechazar que te dé los guantes. Pero cuando eliges aceptarlos, el resultado es el peor.

 

Cuando el protagonista recibe el par, lo usa de inmediato.

 

Incluso balanceando los puños debilitan al portador de forma extraña. La pretendida habilidad tampoco tiene efecto. Y por supuesto, el protagonista muere. Evan se pone triste y llora la muerte del protagonista, y todo termina de la misma manera que siempre. Evan es apuñalado con un cuchillo por un monstruo que se le acerca por detrás. (EZ: Jajaja doble muerte)

 

Por otro lado, si el protagonista no recibe los guantes, Evan los lleva él mismo. Incluso después de memorizar y murmurar el hechizo, no desencadena el efecto deseado. El protagonista, que necesita el apoyo oportuno de él, muere sin su ayuda, y Evan también termina muerto al final. (EZ: Y una muerte igual aquí también Jajaja)

 

‘Hagas lo que hagas, el final de ese escenario es el mismo. En Gran Guerra Yo-Ma 3, se consideró como uno de esos eventos que no deben ser desencadenados a toda costa. ¡Por eso me había olvidado de ello!’ Evan pensó que esta era la razón por la que no se le ocurrió esta idea antes.

 

El artefacto que Evan encontró ciertamente aumentaba la fuerza del portador profundamente. Pero el problema era que esto sólo ocurría cuando el portador no empuñaba ningún arma mientras usaba esos guantes. Y si él sostiene un arma mientras los lleva puestos, el portador no podrá utilizar plenamente la capacidad de esa arma. Esta fue la razón por la que el protagonista no pudo blandir la espada correctamente, lo que finalmente lo llevó a la muerte.

 

Evan no podía usar el hechizo porque no podía recordar de qué se trataba. No era una maldición, pero como era la opción por defecto, no se podía saber de antemano.

 

‘Pero… En mi caso, ¡puedo usarlos!’ Evan pensó con entusiasmo. ‘Si los usas y no estás usando ningún arma, ¡pueden ser el mejor artefacto para el entrenamiento de slimes! Esta idea no tiene ningún inconveniente, ya que tampoco te enfermarás. ¡Uno de los peores artefactos se acaba de convertir en el más útil y efectivo para mi entrenamiento de slimes!’

 

Evan se levantó y apretó los puños, “¡Vamos de compras!”


Anterior | Indice | Siguiente

12 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s