Alaben‌‌ ‌‌al‌‌ ‌‌Rey:‌‌ ‌‌Capítulo‌‌ ‌‌154


-Super 【Hombre Oso】-

Nota: Nombres de habilidades sacados de la wikia de Diablo.

El pasillo era largo y oscuro. Después de que se cerró la puerta de hierro detrás de él, ya no había luz.

Fei gritó ligeramente y se produjeron cambios místicos.

Las luces de colores comenzaron a brillar. Un casco de calavera de lobo, varita corta, cinturón rojo, botas de hierro, un pequeño escudo de esqueleto, un par de guantes peludos amarillos… Casi instantáneamente, Fei cambió al 【Modo Druida】. Convocó todos los elementos y equipos del druida de nivel 21. Cuando una oleada de cantidades masivas de poder elemental apareció en su cuerpo, Fei agitó la varita corta verde en su mano. Tres nubes de energía elemental blanca volaron fuera de la varita y se convirtieron en tres lobos blancos que medían un metro de alto y dos metros de largo cuando aterrizaron en el suelo. Estos lobos rodearon a Fei y frotaron sus cabezas contra el cuerpo de Fei íntimamente.

Habilidad de invocación de druida: 【Invocar Espíritu de Lobo】.

A diferencia de los monstruos de los mapas en el 【Campamento Rogue】 en el Mundo Diablo, los lobos que fueron convocados por la habilidad del Druida podían ser controlados por Fei cómodamente. Parecían lobos reales y tenían su propia inteligencia. Con carne y huesos, realmente nacieron íntimos con su creador Fei, y eran los ayudantes especiales que tenían los druidas.

Fei tenía sus planes cuando decidió elegir la clase de Druida.

Dado que estos lobos que convocó podían caminar delante de él, podían ayudarlo a inspeccionar el pasillo antes de que llegara allí. Incluso si surgieran situaciones, él lo sabría de antemano y podría reaccionar adecuadamente. Por lo tanto, no se pondría en una situación reactiva y perdería todo el control.

Los tres grandes lobos recibieron sus órdenes de Fei. Uno de ellos caminó unos diez metros por delante de Fei, uno de ellos caminó de cinco a seis metros detrás de Fei, y el último lobo caminó junto a Fei. Un hombre y tres lobos caminaron lenta pero constantemente hacia la parte más profunda del corredor oscuro que parecía interminable.

Fei estaba muy alerta. Pudo ver a través de los ojos de los lobos usando la conexión especial entre un druida y sus mascotas. Fei podía ver claramente todos los alrededores en un radio de diez metros; No sería exagerado decir que Fei vería y escucharía todo.

Después de unos diez minutos de caminar, Fei sintió que podía usar la palabra “gruesa” para describir la oscuridad en este corredor.

Si no fuera por las luces que salían de los objetos mágicos y armaduras de Fei y la visión nocturna que tenían los lobos, Fei estaría realmente ciego. A pesar de que este era el caso, Fei todavía caminaba muy lentamente. Como no había identificadores claros, Fei estimó que solo caminó unos tres kilómetros. El pasillo no era muy recto; en los últimos diez minutos ya había dado cuatro vueltas y la pendiente del corredor había aumentado y disminuido seis veces.

Fue una suerte que no hubiera bifurcaciones en el pasillo. Cuando Fei se detuvo y echó un vistazo detallado a las paredes del pasillo. Se dio cuenta de que estos muros no eran muy diferentes de la [Ciudad de Héroes] antes del desarrollo. Eran simples y toscos, y no había ningún tipo de símbolos o dibujos en las paredes. Si Fei no hubiera visto las marcas dejadas en la pared por las personas que la excavaron, pensaría que este corredor subterráneo se formó de forma natural.

Pero lo extraño era que no importaba lo profundo y lo lejos que fuera por el pasillo, el aire aún estaba fresco como cuando acababa de entrar al pasillo; no tenía la sensación densa y deprimente que darían los túneles y el espacio subterráneo. Fei incluso vio algo de polvo en las paredes; eso significaba que el aire viajaba y se movía en este corredor con frecuencia.

En este momento, de repente…

“¡Woooooo!”

El lobo blanco que caminaba al frente de repente dejó escapar un rugido profundo, y lo que el lobo estaba viendo apareció de inmediato en la cabeza de Fei: era un palo negro de unos cincuenta centímetros de largo. Fei estaba intrigado por esto. Rápidamente se acercó y frotó la cabeza del lobo blanco para alabarlo. Luego se puso en cuclillas para ver mejor este palo.

Fei identificó inmediatamente este palo. Era solo una antorcha hecha de hierro negro. El combustible que contenía se había agotado y su propietario lo abandonó por ese motivo. Fei adivinó rápidamente la identidad del dueño de la antorcha abandonada: la persona debe ser un guerrero que fue enviado aquí por los antiguos reyes para explorar este corredor. Según la grabación detallada de la Biblioteca Real, los últimos reyes de Chambord habían enviado a más de un centenar de personas aquí para explorarlo, pero todos desaparecieron en el pasillo. Estas personas definitivamente habían usado cosas como antorchas para iluminar los alrededores.

Como Fei esperaba, después de más de media hora de caminata, gradualmente vio más equipos y artículos que dejaron los antiguos equipos de exploración.

Había antorchas, cuerdas, ganchos de hierro, ropa, y también había marcas de quemaduras dejadas por el fuego. Lo que pasaba era que el aire viajaba libremente en este pasillo y estos artículos eran realmente viejos. La mayoría de los artículos de hierro estaban oxidados y las cuerdas y la ropa estaban podridas. Cuando Fei tocó un gancho que estaba atrapado en una rendija en la pared, se astilló y se convirtió en una pila de óxido.

Estos hallazgos significaban que los antiguos equipos de exploración habían llegado a salvo a este lugar. Excepto esto, no significaba nada. Fei se detenía y descansaba un poco a veces; después de sacar algo de comida y agua de su espacio de almacenamiento y consumirlos, continuaría su viaje.

Poco a poco, Fei sintió un cambio extraño:

No estaba seguro de cuándo, pero empezó a soplar viento en el pasillo. Era una brisa muy leve, como si alguien soplara suavemente junto a Fei; era casi insignificante, pero para maestros como Fei, claramente lo sentía. A medida que avanzaba más y más en el pasillo, el viento comenzó a hacerse más y más fuerte. Después de una hora de caminar, el viento era tan fuerte que pudo volar los bordes de la camisa de Fei debajo de la armadura y hacer que su larga capa negra ondeara.

Fei de repente recordó algo que el Alcaide Oleg le dijo.

“Según los libros de historia, periódicamente se oía un extraño rugido procedente del pasillo, y una aterradora fuerza de succión aparecería y succionaría a la gente hacia el pasillo. Por lo tanto, ¡el rey en ese momento no pudo hacer otra cosa que ordenarle a los herreros que forjaran estas dos enormes Puertas de Hierro para cerrar el pasillo!”

“¿Viento? ¿Succión?”

Debería ser eso.

Después de pensar en eso, Fei inconscientemente se volvió más consciente de su entorno. Cuán poderosa debe ser la fuerza de succión para succionar a las personas desde la ubicación de la Puerta de Hierro hacia este corredor. Fei estaba un poco asustado solo de pensar en eso. Redujo la velocidad al caminar y levantó la guardia. No quería que el viento, cada vez más fuerte, estropeara su ritmo y lo desequilibrara.

Después de otros treinta minutos, el viento en el pasillo estaba más allá de lo que podían manejar los tres lobos blancos que tenían la fuerza de los guerreros de Una Estrella. Después de una serie de aullidos, el viento los levantó del suelo y los absorbió la oscuridad a la que conducía el corredor.

Los pasos de Fei también eran tambaleantes; el poder del viento en este punto era capaz de absorber mil libras de piedra.

“¡¡¡Aullido–– !!!”

Fei rugió y una llama de energía elemental marrón brilló en su cuerpo.

El cuerpo de Fei comenzó a cambiar agresivamente en el siguiente momento. Si alguien veía a Fei, estaría tan asustado que empezaría a gritar. Unas agujas de hierro como cabello negro y espeso comenzó a crecer rápidamente de la cara, el cuello y toda la piel de Fei que estaba expuesta al aire. El cuerpo de Fei también comenzó a agrandarse como un globo de aire; pronto, su altura y cintura se duplicaron en comparación con su cuerpo normal. De su boca salieron dientes afilados y garras afiladas en sus manos y pies.

Estos cambios aparecieron casi instantáneamente.

Cuando estas llamas de energía elemental desaparecieron, Fei se había convertido de una forma humana en un enorme oso aterrador.

Habilidad natural del druida: 【Hombre Oso】. Permitía que los druidas se convirtieran en un oso enorme y fuerte. Fei había mejorado esta habilidad al nivel 4. Después de cambiar de forma, su fuerza y ​​vitalidad se habían duplicado, su salud y armadura también se duplicaron, pero aún tenía la inteligencia de un humano y algunas características humanas menores. La debilidad de perder el conocimiento después de cambiar de forma y volverse loco se había ido.

“¡Rugido!”

Fei, que estaba en forma de hombre oso, dejó escapar un rugido enojado y todo el pasillo pareció temblar. Pisoteó con las patas y aparecieron dos enormes y profundas marcas en el suelo duro como una roca. Balanceó los brazos y clavó sus garras en la pared de piedra; el fuerte viento ya no lo afectaba, y avanzó lenta pero firmemente.

El 【Hombre Oso】 nivel 4 podía durar unos treinta minutos. Fei dio una vuelta en el pasillo cuando estaba a punto de salir de la forma de hombre oso y volver a su forma humana. El viento en este giro era más débil, por lo que pudo descansar un poco aquí.

Era bueno que las habilidades del Mundo Diablo no tuvieran ningún enfriamiento. Mientras Fei tuviera maná, podía usar las habilidades. Fei usó la habilidad muchas veces y avanzó lentamente para explorar el pasillo. Después de cuatro o cinco horas más, el viento finalmente amainó. Y al cabo de una hora, el viento finalmente se fue misteriosamente.

El pasillo volvió a su calma, como si nada hubiera pasado.

Fei volvió a su forma humana y convocó a tres lobos blancos nuevamente para explorar el corredor más rápido.

El tiempo pasó lentamente, y Fei sintió que había perdido todo sentido de dirección. No estaba seguro de adónde conducía este corredor. Sentía que ya había pasado un día en el pasillo; después de todos los altibajos de izquierdas y derechas, no apareció nada; era como un enorme laberinto.

Finalmente, cuando Fei decidió tomar un descanso e ir al Mundo Diablo para entrenar, el lobo blanco que caminaba al frente dejó escapar un rugido emocionado, y lo que el lobo blanco estaba viendo inmediatamente apareció en la cabeza de Fei. En un espacio enorme e increíble, una gran cantidad de huesos blancos se apilaron en el medio del espacio como una pirámide.

**Cualquier error que encuentren de ortografía, coherencia, etc. Por favor, coméntenlo, ayudarán mucho a los futuros lectores n.n**


CAPÍTULO ANTERIOR  | ÍNDICECAPÍTULO SIGUIENTE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s