El extra que nunca muere: Capítulo 4 – 5


<Capítulo 4: Evan D. Sherden | De cualquier forma, comienza un trabajo secundario – 5>

 

EZ: 2/2


“Soy Hannah, maestro Evan”.

 

“Soy Bernard García, niño”.

 

“¡Ohoo…!” exclamó Evan.

 

A pesar de haberse preparado mentalmente para esta reunión con antelación, Evan quedó impresionado por su presencia. Era realmente Bernard García de Gran Guerra Yo-ma 2. ¡El alquimista más fabuloso de todas las series estaba ante sus ojos!

 

Cuando Evan conoció a Shine y Belois por primera vez, se sorprendió al verlos. ¡Pero el asombro de este momento era incomparable con eso!

 

“Hey, ¿este niño está loco?”

 

“¿No te dije que cuidaras tu lengua frente al hijo del marqués? ¡No le apuntes! ¡Y cambia tu hábito de hablar en su presencia!” El comerciante de esclavos gritó ante el comentario descuidado de García.

 

El héroe de Gran Guerra Yo-ma 2, cumplió 63 años este año. Se estaba haciendo viejo.

 

Ante las palabras del comerciante de esclavos, el alquimista Bernard García miró a Evan con la boca ligeramente abierta. Hacía un sonido extraño.

 

Como Evan lo entendió, el alquimista había llegado aquí después de entrar en una provocación plausible. Y la condición del comerciante de esclavos no se veía muy bien.

 

Evan habló directamente con Bernard, “Este hombre que te trajo ha sido amable contigo por petición mía. Reconocemos tus habilidades de alquimia, así que por favor, dé un ejemplo de sus conocimientos ante nosotros de manera apropiada, que puede resultar beneficioso para todos nosotros”.

 

“Kheh, ¿qué clase de modales quieres de un viejo como yo? Me iré a casa si me ordenan así el hacer un trabajo agotador. Oh, y gracias por la larga caminata”, respondió.

 

“¡Oye, detente! ¡No te vayas!” gritó el comerciante de esclavos. Sabía lo mucho que Evan estaba obsesionado con Bernard, así que no podía dejarle volver. Bloqueó su camino. Al ver esto, Bernard frunció el ceño con perplejidad.

 

‘No, ellos saben sobre mi identidad y de lo que soy capaz’, pensó Bernard. ‘¿Cómo es siquiera posible? ¿Me han descubierto trabajando con Leo?, porque es la única manera de que alguien pueda reconocer mis habilidades o incluso saber de mí. ¿Qué edad tiene este chico? Es ridículo.’

 

Bernard tenía todas estas preguntas dentro de su mente, que lo confundían y ponían nervioso por momentos. En ese momento, Evan inclinó su cabeza ante Bernard.

 

“Lo siento, pero no me presenté formalmente. Soy Evan D. Sherden. Encantado de conocerle, Bernard García.”

 

“Ah, niño, no me lo pongas difícil. Si va a llamarme, no dudes en llamarme abuelo Bernard”, le sonrió.

 

“Sí, abuelo”, respondió Evan.

 

‘Un noble ser tan educado, llamándome abuelo de esa manera. Me refiero al hijo de un noble de un absurdo alto rango, el segundo hijo de la persona a cargo y ¡en control de esta ciudad calabozo, Sherden!’ Bernard García pensó eso, un tanto sorprendido.

 

“Sr. comerciante de esclavos”, Evan miró al comerciante de esclavos que gritaba una y otra vez ante los modales de Bernard. Se inclinó ante las palabras de Evan.

 

“Gracias por traer al abuelo Bernard como prometió”.

 

“No hay problema, Joven maestro/amo. Pero, ¿le parece bien que sea así?”

 

“Claro. Es perfecto”.

 

Evan dijo las siguientes palabras con una actitud muy educada, pero el significado de las mismas era claro. “Tu trabajo ya ha terminado. Estoy muy impresionado por sus esfuerzos, y me despido con ánimo de felicitarte”.

 

‘Debe haber una misteriosa intención al enviarme lejos’, pensó comerciante de esclavos. Mostró un excelente control emocional mientras pensaba en esto.

 

“Bien, Maestro. Le he traído a usted, a Bernard García y a Hanna, como prometí. Me voy a despedir ahora. Oh, ¿y Joven amo?”

 

“¿Qué es?” Evan preguntó.

 

El comerciante de esclavos miró a Bernard, que los observaba a ambos con mucho cuidado. Se acercó a Evan y le susurró para no ser escuchado por nadie más.

 

“Creo que pronto podré encontrar otros niños para usted”.

 

“Esos niños serán llamados rookies en el futuro. Así que trata de dirigirte a ellos con ese término de ahora en adelante.” le respondió Evan.

 

“Rookies en los próximos años. Sí, ahora lo recordare. ¿Quiere lo mismo que la última vez?” preguntó el comerciante de esclavos.

 

“Claro. Por favor, tráelos tan pronto como los encuentres. Gracias”.

 

“Sí, joven amo”, respondió el comerciante de esclavos.

 

Estas eran buenas noticias para Evan. Shine y Belois eran unos de los Rookies más famosos en Gran Guerra Yo-ma 3, pero en la siguiente, Gran Guerra Yo-ma 4, eran comparados con los dioses.

 

‘¿Cuántas razas hay en realidad?’ pensó Evan. ‘Se puede pensar que puedes rescatarlos, o incluso si no puedes, vale la pena traer a un Rookie a tu casa. Aparte de todo eso, es un logro satisfactorio suficiente el rescatar a esos niños de tal pantano, impulsados por el destino según las intenciones de Dios.’

 

“Los esperaré con ansias en el futuro”, le dijo Evan al comerciante de esclavos.

 

“Estoy muy agradecido de trabajar para usted, joven amo. Me voy a despedir entonces”, dijo el comerciante de esclavos.

 

“Oh, y pasa a ver a mi padre antes de irte.”

 

“¿Está seguro, Joven amo?”

 

El comerciante de esclavos no esperaba eso. Pero Evan estaba satisfecho de ver al comerciante de esclavos moverse con entusiasmo. Era un poco pronto, pero decidió sacar una zanahoria para dársela al comerciante de esclavos.

 

“Mira, necesito un buen ayudante. Si haces lo que te digo, mi padre te dará órdenes, y será una oportunidad perfecta para ti. Pero por supuesto, mantenlo el secreto. Tengo que darte este trabajo. ¿Tienes la confianza para ello?”

 

Según las palabras de Evan, el comerciante de esclavos se volvió muy estricto. ‘Pensé que era una persona grande, ¡pero este niño de nueve años ya se ha ganado la confianza del Marqués! Aunque no lo sepa, ¡ya está en condiciones de abogar por lo que hace el marqués!’ pensó, asombrado.

 

“Sí, joven amo, ¡la tengo! ¡Gracias! ¡Demostraré mis habilidades!”

 

El comerciante de esclavos dijo esas palabras con gran placer, después de convencer a sus ojos y oídos de que no le engañaban. Una vez más inclinó su cabeza profundamente y dio un paso atrás, casi saltando.

 

Bernard miraba toda la conversación con una extraña mirada en su rostro.

 

‘¿Qué demonios está haciendo este niño?’ pensó. ‘Por supuesto, ya he oído hablar de este niño. Se llama Evan D. Sherden. Vine a conocerlo a través del comerciante de esclavos en mi camino hacia aquí. Él es el segundo de un aristócrata más poderoso que todos los demás aristócratas en la actualidad. Su autoridad consiste en las fuerzas armadas, poderosos burócratas y magnates de negocios, lo que le hace estar entre la “Línea de la Seda” de este condado. Después de escuchar esto, las acciones del comerciante de esclavos frente al niño tuvieron sentido ya que parecía estar dispuesto a aceptar cualquier orden que el niño le lanzara moderadamente.’

 

‘Pero cuando llegué a este lugar, vi de primera mano la actitud del tipo que trata con el niño. No me pareció la mirada de un hombre de negocios que simplemente trabaja para engañar y humillar a un niño rico y recibir tanto dinero de él como sea posible. Para que fuera más fácil de entender, era como si una hiena bailara sobre las puntas de los dedos de un león. Y lo que el niño acaba de decir lo demuestra.’

 

“¿Qué? ¿Pasar a ver a mi padre? ¿Es en serio lo que diría un niño de nueve años?” Bernard escupió eso, sabiendo que era demasiado absurdo para ser posible.

 

‘¿Es magia de transformación?’ pensó Bernard.

 

“Tengo nueve años, abuelo”, dijo Evan.

 

“Así que ahora también puedes leer la mente, ¿eh?” Bernard preguntó en voz alta, un poco sorprendido.

 

“Todos se hacen esta pregunta estos días, así que pensé que tú también lo harías”, respondió Evan con calma.

 

En este punto, Bernard comenzó a desarrollar un interés en el propio Evan en lugar de lo que Evan había dicho antes sobre la Alquimia desconocida.

 

‘Pero incluso para usar magia de transformación, necesita tener algunas habilidades especiales.’ Bernard lo pensó de nuevo. ‘Por supuesto, comparado conmigo, es sólo como una débil llama frente al sol. Pero ya es lo suficientemente sorprendente como para sorprender incluso al sol con su luz. Cuando crezca, será increíblemente fuerte. Estoy seguro de ello. Con suerte, tanto como los colegas que una vez viajaron conmigo…’

 

‘Es normal encontrar en esta ciudad personas que han entrado en las mazmorras; tener la fuerza que no se corresponde con su propio nivel. Pero este niño parece haber entrado ya en el calabozo…’

 

“Superas mis expectativas. Eres muy competente”, comentó Bernard.

 

“Entonces, ¿me ayudarás?” preguntó Evan.

 

“Es diferente a eso. Si es una mentira sobre la alquimia que no conozco, entonces no te dejaré ir fácilmente.” dijo Bernard de forma amenazante.

 

“Bien, hagamos un trato entonces. Si realmente tenemos una alquimia que no conoces actualmente, por favor promete que trabajarás conmigo durante 5 años. Por supuesto, te cuidaré lo mejor que pueda durante ese tiempo.”

 

‘Huh, este pequeño bastardo’, pensó Bernard. ‘¿Este tipo ya está tratando de atarme y hacerme parte de su grupo?’ Bernard pensó que Evan era ridículo sobre cómo intentaba llevarlo por la nariz, así que resopló. ‘No conozco a este niño, pero dice conocer habilidades de alquimia, incluso desconocidas para mí. Está claramente equivocado. ¡Debe ser el mejor alquimista del mundo para estar cara a cara con Bernard García!’

 

“Oh, ¿en serio? Si dices que tienes conocimientos de alquimia que yo desconozco, te ayudaré durante 50 años en lugar de 5 años. Pero en el caso contrario, tienes que estar preparado”, exigió Bernard.

 

“¿En el caso contrario?” Evan preguntó de forma interrogativa.

 

“Tienes que contarme todos tus secretos. Como un bono, te convertirás en mi discípulo también.”

 

“Eso está resuelto entonces. Lo haré si fracaso.”

 

‘Tal vez eso tampoco sería tan malo’, murmuró Evan interiormente. Por supuesto, ya estaba convencido de que no sería derrotado.

 

“¡Hey, disculpen, pero yo también estoy aquí!” exclamó Hannah.

 

“Ah. Srta. Hanna. Lo siento, pero ¿puedo llamarte hermana?” Evan le preguntó.

 

“¡Ah, no me atrevo a oponerme a usted, Maestro!”, respondió ella.

 

“Ahora, Hanna irá contigo. Tienen que trabajar juntos en el negocio”, le dijo Evan a Bernard.

 

“¿Qué yo…?” preguntó Hanna con una voz de sorpresa.

 

Hanna era una chica plebeya que cumplió 19 años este año. Era conocida por poseer una belleza incomparable. De hecho, hasta que escuchó esas palabras, pensó que había sido elegida como concubina de la nobleza. Cuando empezó a trabajar en el campo de la alquimia y todo lo relacionado con ella, ya sabía que era un campo muy popular que pagaba muy bien. Y con ese dinero, ella sería capaz de comprarse a sí misma de la nobleza.

 

Pero, después de ver el dinero y la cantidad que valía, que era suficiente para hacer felices a los pobres padres para el resto de sus vidas, reunió el coraje para anunciar a sus padres, “Si hacerme concubina de un noble me traerá felicidad, entonces puede que no sea tan malo.”

 

En realidad, su familia sabía que pasaría así. Debido a este destino decidido de ella, a menudo lloraba y se aferraba a sí misma, completamente sola. Pero ahora, viendo la serie de eventos, estaba convencida de que nunca habría una mejor oportunidad que esta. Parecía estar ocupada con esos pensamientos…

 

‘Pero, ¿realmente me llamaron por la alquimia? No, esa no es la única razón. Además, ¿qué es esa extraña sensación que estoy experimentando continuamente…?’

 

El segundo hijo del Marqués, que ella pensó que podría estar enamorado de ella, era demasiado joven y demasiado guapo de lo que esperaba*. Y parece que no le importa en absoluto. En cambio, se aferra a un viejo que vino con ella. Era realmente diferente de su imaginación. (EZ: Nueva Yandere? xD)

 

‘Creo que me estoy volviendo loca’, y de repente, ¡una extraña pregunta surgió en su mente! ‘¿Qué es la alquimia? ¿Por qué este viejo pretende ser tan honorable y grande? ¡Sé que antes me miraba a hurtadillas las piernas en el carruaje! ¡Ya no sé lo que está pasando! ¡Ni siquiera sé por qué estoy aquí!’

 

Hanna estaba aterrorizada. Estaba al borde de la locura. Aun así, Evan quería que siguiera al anciano, y los acompañó para parecer educados.

 

Junto con su chofer de escolta, Maybel, se dirigieron a la Farmacia Brotherhood, que ya estaba construida en ese momento. El edificio estaba en el centro de la calle como se anunciaba y que era propiedad del Marqués. Era magnífico. Todo en el edificio era perfecto, excepto por los ocasionales sacerdotes que pasaban por ahí.

 

“Vaya, es un gran edificio”, comentó Bernard.

 

“¿Tú también lo crees?”

 

“Sí, está notablemente construido. Especialmente para el propósito que está construido. Personalmente me encanta la idea de ir en contra del templo.” (EZ: Jajaja)

 

Evan y Bernard admiraron la belleza del edificio, asombrados.

 

Evan estaba muy orgulloso de sí mismo. Estaba realmente impresionado con el hecho de que terminó haciendo una farmacia incluso después de buscar a fondo en Gran guerra Yo-ma 3. Bernard sería capaz de manejar la tecnología farmacéutica que se había hecho en este continente, en la ciudad calabozo. De repente sintió una extraña sensación.

 

Por supuesto, Hanna no era una excepción, y estaba igualmente aturdida. Había hecho recientemente una poción haciendo sus negocios.

 

“¡Vaya! Mientras se me permita trabajar en un edificio como este, no quiero nada más”, dijo ella.

 

“Trabajarás aquí, hermana Hanna”, respondió Evan.

 

“Gracias, Maestro”, exclamó.

 

Hanna pensó que Evan se veía muy lindo al decir eso con una expresión de orgullo. Casi instintivamente extendió la mano para acariciarle la cabeza, pero justo antes de eso, dejó de moverse.

 

A espaldas de Evan, una chica muy guapa de pelo corto y con uniforme de sirvienta la miraba inquietantemente.

 

Hanna entró en razón.

 

‘Es un noble, lo olvidé. ¡Un noble!’ pensó. ‘¡No es de extrañar que esté enfadada porque acabo de intentar acercarme a la persona a la que sirve sin dudarlo!’

 

Hanna inclinó la cabeza ante la sirvienta y se detuvo antes de cometer cualquier grosería en su nombre. La sirvienta la ignoró. Parecía tener una personalidad fría. Por supuesto, era una situación incómoda.

 

“Como he llegado hasta aquí, te ayudaré. Pero antes de eso, ¿qué clase de alquimia me vas a mostrar?” Bernard le preguntó a Evan.

 

“Hacer pociones”, respondió Evan con confianza.

 

“¿Poción? ¿Poción delante de mí? ¡Hahaha!”

 

“Sí”, sonrió Evan.

 

Evan esperaba una respuesta así de Bernard. Sonrió cálidamente mientras veía al mejor alquimista del mundo reírse a carcajadas de sus palabras. Luego dio un golpecito en sus mejillas. “¡No sonrías!” se recordó a sí mismo.

 

“Entonces abuelo vamos al cuarto de medicinas”, dijo Evan.

 

“¡Oh, estoy deseando ir!” Bernard gritó.

 

Han pasado exactamente 17 minutos desde entonces. La poción que Evan quería hacer no tardó mucho en hacerse; ya conocía la receta. Incluso los ingredientes utilizados en ella eran simples. Era una de las pocas pociones llamadas ‘Pociones falsas’.

 

“¿Cómo hiciste esta poción…?” Bernard se sorprendió muchísimo.

 

El mejor alquimista de todos los NPC de la serie Gran Guerra Yo-ma estaba mirando fijamente el brebaje transparente delante de sus ojos, olvidándose completamente de cerrar la boca.

 

“¿Sabes cómo hacer esta poción de alquimia abuelo?” le preguntó Evan.

 

“No, no lo sé”, respondió Bernard.

 

“¿Es ese el caso? Entonces sabes las consecuencias…”

 

“¡Maldición! ¡He perdido!”

 

Esta poción tiene resultados aterradores al final de Gran Guerra Yo-ma 4. Es un privilegio que sólo puede ser desbloqueado después de cumplir algunas condiciones estrictas. Si tienes tal información y conocimiento en Gran Guerra Yo-ma 3, entonces eres básicamente un viajero del tiempo.

 

Bernard, uno de los ancianos entre los ‘personajes decentes’ que dominaban la alquimia en la serie anterior de Gran Guerra Yo-ma, aceptó con calma su victoria.

 

Fue en ese momento cuando el brillante futuro de la Farmacia Brotherhood quedo garantizado.


Anterior | Indice | Siguiente

9 comentarios

  1. farmacia Brotherhood? full metal alchimist reference?
    gracias por el cap.
    p.d: que comience la formación de los niños soldado, que putada lo de las yanderes, el futuro de evan es sombrio

    Me gusta

    • Hay imágenes de maybell… Preciosas piernas
      Y apropósito ella despertó la mirada de intimidación… Pronto podrá invocar la máscara de demonio como kaori shirasaki… Y quizás la aptitud de maybell es Killer maid o sirvienta shinigami

      Y la farmacéutica parece que no sólo es cobarde sino shotacon y ambiciosa

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s