Maestro del fin de los tiempos: Capítulo 158

Forlag: Seria “el todopoderoso ardiente”, por eso dejo entre parentesis el “blazing” para que se entienda mejor, lean y lo notarán.


Anterior |Índice| Siguiente


El Todopoderoso Blaze

Xin Guang se rió con ironía. Calculó que Qin Feng solo estaba fanfarroneando, pero este último había desenvainado rápidamente su sable.

El movimiento de Qin Feng no fue nada espectacular, pero el sable rebosaba poder interno. Una fuerza invisible de energía consciente se había fijado silenciosamente en Xin Guang.

En el siguiente caso, un resplandor cegador emanó vibrantemente del Sable Emperador Verde de Qin Feng.

El fuego del sable se elevó hacia el cielo sin cesar.

Estilo Espada Ardiente del Cielo: ¡Cielo (BLAZING) Ardiente!

La llama aumentó en más de veinte metros. El aura sofocante proveniente del estilo de espada cubrió toda la arena.

El calor de la llama golpeó al público sin reservas. Incluso la audiencia podía sentir claramente la intención asesina oculta dentro de este ataque inminente.

Los aterrorizó mucho. Ninguno de los asistentes se atrevió a acercarse ni un centímetro ya que la llama abrasadora podría incinerarlos instantáneamente.

Qin Feng no se contuvo en este.

Vino a la arena porque quería hacerlo, pero no podía tolerar que lo acorralaran así.

“¡Me repugna más cuando me obligan a hacer algo en contra de mi libre albedrío!”

Era como cuando estaba salvando gente durante la tragedia del Pueblo Han. Podría ser despiadado cuando se trataba de personas que no valían la pena salvar.

Este chico lo estaba pidiendo. Había tenido suficiente esta noche, pero esta gente simplemente no lo dejaba ser.

Cielo Ardiente era una habilidad de otro mundo que demandaba mucha energía. Su poder era suficiente para exterminar a un rey bestia de nivel F.

En comparación, un usuario de habilidad de nivel E podría no ser necesariamente capaz de derrotar a un rey bestia sin ayuda.

Por lo tanto, no era difícil adivinar el resultado de Xin Guang después de que fue golpeado directamente por Cielo Ardiente.

A medida que la llama se dispersaba lentamente, las cenizas grises parecían ser transportadas hacia arriba por la ola de calor que se disipaba. La multitud pronto se dio cuenta de lo que había sucedido cuando vieron que Qin Feng estaba solo en el escenario de batalla.

¡Esas cenizas eran Xin Guang!

Al igual que Qin Feng había afirmado, ¡solo necesitaba un solo golpe!

“¿Alguien más?” Qin Feng levantó las cejas y miró imponente hacia la multitud.

Ninguno de ellos se atrevió a mirarlo a los ojos.

Incluso Xin Jiasheng estaba temblando mientras miraba a Qin Feng con horror. Cobardemente inclinó la cabeza cuando Qin Feng se volvió hacia él.

Qin Feng se burló. ‘¿Nadie más?’ Caminó por el escenario y terminó el desafío. Su crédito bancario aumentó instantáneamente en 200 millones.

“Bien. Obtuve mis veinte victorias consecutivas. Creo que los puntos que he acumulado son suficientes para canjearlos por un núcleo de rey bestia de nivel E, ¿verdad?”

La mirada de Qin Feng cayó sobre el sudoroso gerente.

El gerente casi tropezó. Su boca se crispaba cuando respondió de mala gana: “Sí… Sí, puedes”.

“Entonces consígueme uno. Recuerda, tipo fuego” ordenó Qin Feng.

“Sí señor. Como desées. Por favor ven por aquí.”

Después de que Qin Feng abandonó la escena, la multitud se recuperó lentamente del sorprendente encuentro. El terror persistente se podía ver en la mayoría de sus ojos.

Se habían reunido para observar a Qin Feng porque actualmente era dueño de una colonia.

La colonia, a pesar de ser aún de pequeña escala, era una mina de oro con un gran potencial monetario debido a su proximidad a la Ciudad Chengyang.

No fue sorprendente que el líder de una colonia de nivel F muriera accidentalmente en esta época tumultuosa.

Pero ahora saben que nunca le pasaría a Qin Feng. Ninguna posibilidad.

Qin Feng era capaz de matar instantáneamente a un usuario de habilidad de nivel E. ¡Qué fuerza tan aterradora!

Qin Feng se fue inmediatamente después de recolectar el dinero y la pieza más valiosa, un núcleo de energía de rey bestia de nivel E propiedad de la arena.

Sabía que estaba siendo seguido por dos hombres después de que dejó la arena. Sin embargo, no dijeron nada y no mostraron hostilidad. Aun así, a Qin Feng no le gustaba que lo siguieran.

No le importaba matar a algunos temerarios más. De hecho, admiraba su coraje para seguir haciendo esto después de haber demostrado de lo que era capaz.

Qing Feng sujetó la cintura de Bai Li y abordó el aerodeslizador con ella. No puso en marcha el motor de inmediato.

Después de un rato, los acosadores dudaron y caminaron hacia el auto.

Llevaban el uniforme de la patrulla. Uno de ellos llamó a la ventana.

“Señor. Qin, esta es tu primera vez aquí en Chengyang. Para garantizar su seguridad, mi pareja y yo seremos su guía en su posterior recorrido por la ciudad. ¿Está bien para ti?”

Qin Feng los miró. Al parecer, los superiores de Chengyang lo habían notado.

No obstante, acogió con agrado ese arreglo. No quedaba mucha burocracia en las autoridades después de ocurrido el día del juicio final. Después de todo, el puesto que ocupaba hoy podría ser reemplazado fácilmente por un candidato más fuerte en cualquier momento. Los recursos limitados en el mundo de hoy siempre irían al que tiene el puño más grande.

Los dos miembros de la unidad de patrulla no estaban exactamente aquí solo como guía de Qin Feng. Eran más como pacificadores.

En primer lugar, estaban alrededor para proteger a Qin Feng del acoso. Al mismo tiempo, también se les asignó la tarea de vigilar a Qin Feng para que no volviera a matar al azar. Por último, estaban allí para advertir a la familia Xin que había ofendido a Qin Feng que no hiciera nada imprudente.

¡Estaba matando tres pájaros de un tiro!

Qin Feng no tenía motivos para rechazarlo.

“Bien. Primero, llévame al mercado de la Organización Wanzong.”

“Por supuesto.”

Llegaron al mercado más rápido de lo esperado siendo transportados por la unidad de patrulla. Qin Feng se puso en contacto con Sun Yu y le pidió que recomendara un gerente de la casa de subastas.

Sun Yu estaba complacido de ayudar pero al mismo tiempo, estaba un poco abatido. Después de todo, las tiendas de Chengbei eran demasiado pequeñas para Qin Feng. El poder de Qin Feng había crecido exponencialmente con los días y los elementos dentro de Chengbei ya no podían saciar su apetito.

En el piso 25 de la casa de subastas Wanzong.

“Señor. Qin, bienvenido. Mi nombre es An Zhengwei. Estoy feliz de estar a su servicio.”

“Buen día, Sr. An.”

Qin Feng estrechó la mano del hombre de mediana edad mientras los miembros de la unidad de patrulla montaban guardia afuera. Fue una conversación privada y Qin Feng no deseaba que lo escucharan. Fue directo al grano e hizo su solicitud: “Tengo algunos materiales para dejar y me gustaría pedir algunos tipos de equipo.”

“Primero revisemos los materiales para su equipo. Escuché que el Sr. Qin reunió muchos materiales del Pueblo Han durante su último viaje. Nos llevará algún tiempo comprobarlos todos. Por lo tanto, sugiero que comencemos con los de su equipo para que pueda ser procesado y entregado a usted lo antes posible.”

Qin Feng sonrió y se sorprendió por la red de inteligencia de Wanzong. No se demoró más y asintió con la cabeza a Bai Li. Ella procedió a sacar los materiales empaquetados. Eran las ocho patas gigantes de Madre de Cría de Acero y su saco de seda.

Todo lo que se encontraba dentro y fuera de la Madre de Cría eran materiales valiosos, incluida su sangre. Pero Qin Feng no quería atraer demasiada atención, por lo que quemó todo.

Sin embargo, el tamaño y la abundancia de los materiales restantes recolectados por Qin Feng todavía eran bastante sorprendentes.

“¡Patas de acero de la Madre de Cría y el saco de seda!” El gerente estaba obviamente asombrado.

Qin Feng asintió. “Las piernas de acero se fundirán y se convertirán en armaduras. Para el saco de seda, utilícelo para hacer una pistola de red. Teje la seda restante en un vestido. Aquí están los diseños del vestido.”

Un vestido de color blanco apareció en el comunicador de Qin Feng. No tenía nada que ver con la batalla, pero se veía hermoso. El vestido sería aún más impresionante después de estar decorado con seda plateada.

Qin Feng quería dárselo a Bai Li. No solo quería que Bai Li usara un vestido humano, sino que también planeaba permitirle obtener la certificación de nivel, ya que ahora no era diferente de un humano.


Anterior |Índice| Siguiente

5 1 votar
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x