Maestro del fin de los tiempos: Capítulo 157

Anterior |Índice| Siguiente


Solo Necesito Un Corte Para Acabar Contigo

La cara de Qin Feng también se había puesto un poco pálida, pero todavía le quedaba energía. Era completamente posible que las habilidades de la otra parte pudieran evitarse con el uso de artes marciales antiguas. Antes de luchar, Qin Feng no prometió exactamente que no usaría algunas artes marciales antiguas en absoluto, de lo contrario, ¡habría tenido muchas oportunidades de derrotar a su oponente!

“¡Suspiro!” ¡Cheng Zhou repentinamente recuperó su conciencia y su habilidad incluso había dejado de moverse!

“¡Admito la derrota!” Dijo Cheng Zhou, dejando a todos desconcertados.

¿Admitir la derrota?

Qin Feng ya había esperado esto. Si hubieran seguido luchando, Cheng Zhou habría tenido que sacar su carta de triunfo, pero como había demasiada gente a su alrededor, no quería hacer eso. No había rencor entre los dos, así que no había razón para luchar hasta la muerte.

“¡Acepto tu admisión de derrota!” Dijo Qin Feng.

“¡Espero que haya una oportunidad en el futuro en la que podamos aprender mutuamente de nuevo!” Cheng Zhou se acercó, se quitó el equipo de runas y extendió la mano para estrechar la mano de Qin Feng.

La mano derecha de Qin Feng no llevaba ningún equipo rúnico, directamente extendió la mano y estrechó la mano de la otra parte. “¡Sera un placer!”

Los dos tenían sonrisas en sus rostros, ¡la batalla era una forma de conocerse!

Cheng Zhou confirmó su derrota en su comunicador, luego intercambió números de comunicación con Qin Feng.

Al mismo tiempo, se transmitió una voz fuerte en sus alrededores.

[¡Ding Dong! ¡El anillo N°3 logró 20 victorias consecutivas!]

Durante la transmisión, también hubo un efecto alegre de sonido.

¡Qin Feng había ganado veinte partidos en un abrir y cerrar de ojos! Después de haberlo seguido de cerca durante tanto tiempo, la multitud de espectadores lo ovacionó de pie. La batalla fue realmente fantástica.

No solo eso, se sintieron como si hubieran presenciado el nacimiento de un milagro.

Veinte partidos seguidos. ¡En este coliseo, esto rara vez sucedia!

Qin Feng se hizo famoso después de sus primeras batallas.

[¿Desea continuar?]

Qin Feng levantó la mano para elegir ‘No’. Después de todo, si volviera a desafiar, tendría que enfrentarse a un usuario de habilidad de nivel E. Incluso si eso fuera posible, ¡ningún usuario de habilidad de nivel E aparecería en este fozo de combate en este momento!

Fue en ese momento que un grupo de personas comenzó a abrirse paso entre la multitud hasta que llegaron al borde del ring. No solo eso, incluso comenzaron a rodearlo.

¡Todos eran usuarios de habilidades de nivel F! Estaban siendo dirigidos por un antiguo guerrero de nivel E, pero Qin Feng no reconoció a la persona, notó que la otra persona al lado del nivel E no era otra que Xin Jiasheng.

Qin Feng frunció el ceño.

“Qin Feng, ¿el jefe de la colonia Fengli?” Dijo la persona de nivel E, mirando directamente a Qin Feng con ojos feroces.

“¿No deberías presentarte primero antes de preguntarle a la gente su nombre?” Qin Feng preguntó con frialdad.

El hombre de repente se burló, “Parece que estoy hablando con un idiota de pueblo. ¡No hay mucha gente en la ciudad Chengyang que no sepa quién soy!”

En ese momento, el gerente del fozo de combate miró a Qin Feng con una mirada temerosa que tenía un rastro de ira. Después de todo, Qin Feng había matado a muchos de sus hombres y había cortado las conexiones que construyó con tanto esmero, ¿cómo no podría estar enojado?

“¡Qin Feng, este es Xin Guang, el sexto hijo de la familia Xin en Chengyang!”

“¡Oh!” Qin Feng asintió y luego dijo: “¡No, no tengo idea de quién es!”

Por supuesto, Qin Feng no lo conocía, y antes de su renacimiento, el camino de Qin Feng no estaba en la Ciudad Chengyang. Durante ese tiempo, Chengyang era solo una pequeña ciudad. Los altibajos aquí no tuvieron mucho que ver con él, tampoco se mencionó a una familia Xin en el mundo anterior.

Incluso si ocupaba el sexto lugar en la familia, no era más que el tío de Xin Jiasheng, y no parecía tener ningún título ni tener ningún tipo de poder dentro de la ciudad.

Habían investigado un poco los antecedentes de Qin Feng. La familia Xin era un grupo inteligente, no enviarían a nadie con poder real, de lo contrario se convertiría en un escándalo. ¡Qin Feng, siendo el alcalde de su colonia, fue reconocido por el alcalde de Chengyang después de todo!

De hecho, Xin Guang no era una persona famosa. Se decía que era el Sexto Lord, pero ese era solo un título honorifico. Su fuerza estaba marcada como sexto en la familia Xin pero no formaba parte de la principal. No tenía poder y tuvo que hacer todo el trabajo duro y sucio que recayó sobre él. ¡En cambio, era infame!

La muerte de Tao Shichang, un usuario de habilidad de nivel F9, era un gran problema para la familia Xin. Incluso si el público en general no sabía quién era Tao Shichang, eso no significaba que la familia no lo supiera.

Si tal cosa no fuera manejada y su honor no protegido, ¿no significaría eso que cualquier rufián de las calles podría intimidar a la familia Xin?

Qin Feng tuvo que ser asesinado. Hay que matar al pollo para advertir a los monos y que el resto recuerde el prestigio de la familia Xin.

Era solo que ninguno de ellos había esperado que Qin Feng respondiera de la forma en que lo hizo.

“Eres solo el alcalde de una colonia emergente y, sin embargo, te atreves a disuadir a la familia Xin. Si no te doy una lección, eso significaría ignorar el prestigio de la familia Xin.” Los ojos de Xin Guang exudaban una fuerte intención asesina.

¡Qin Feng entonces entendió que esta persona estaba aquí para vengarse de la otra persona que tenía las agujas!

“El prestigio de la familia Xin no tiene nada que ver conmigo. Si no te reconozco, eso significa que me importa un carajo. Qué gran honor tiene tu familia.”

Los otros en la audiencia estaban en silencio, pero pensaron que Qin Feng no estaba equivocado.

De hecho, la familia Xin le dio a la gente la sensación de que eran demasiado dominantes.

“¡Sabes a lo que me refiero!” Xin Guang dijo con un gruñido. Por supuesto, no podía decir que la persona que había sido asesinada era parte de su familia, si no, se convertirían en una broma para las personas que los rodeaban.

“¿Que sé yo? Tu joven amo actuó obscenamente con mi novia, me desafió en el foso de combate, se escapó con el rabo entre las piernas y luego envió a un gran grupo de personas aquí para tratar de matarme. ¡No sé nada!”

Qin Feng miró a Xin Jiasheng con una mirada desdeñosa.

Xin Jiasheng parecía sonrojado, pero ahora estaba furioso.

“Qin Feng, no seas tan engreído. ¿No querías pelear en el foso de combate? Puedes seguir adelante, mi sexto tío peleará contigo. ¡Quiero ver si tienes los huevos para ello o no!”

“Lo siento, estoy cansado, pero si todavía quieres pelear, ¡por favor llega temprano mañana!” Qin Feng dijo que quería bajar del ring.

Sin embargo, en el momento siguiente, la cúpula de luz en el anillo se retiró por una fracción de segundo y Xin Guang saltó al ring. ¡Obviamente esto fue obra del gerente!

“¿Crees que tienes algo que decir en esto?” Xin Guang se burló.

Qin Feng no tenía expresión, pero todos los cercanos a él sabían que estaba extremadamente enojado. Encendió su comunicador y decidió continuar con el desafío.

“Muy bien, también en el momento perfecto, un desafío más y me iría a casa con 100 millones”. De hecho, después de veinte victorias consecutivas, ¡el premio en metálico de Qin Feng era de 111,1 millones!

¡La vigésimo primera ronda comenzó con 100 millones y después de cinco rondas subió a mil millones! ¡Era solo que no había mucha gente que hubiera logrado llegar tan lejos antes, especialmente cuando uno tenía que saltar un obstáculo tan grande!

“¿Oh?” Xin Guang dejó escapar una risa helada, “¿De verdad crees que todavía puedes ganar?”

Qin Feng respondió: “Es asunto mío si gano o no. Puedes desafiarme, de lo contrario puedo cancelar mi pelea contigo. ¡Soy el jefe de un distrito y no me gusta tratar con desconocidos!”

Xin Guang de repente se sonrojó de ira. Lo que Xin Guang dijo antes solo había sido una broma. No tenía un trato especial para los demás y no le importaba mucho alguien como Qin Feng.

¡Ahora, en realidad estaba realmente enojado!

Xin Guang rápidamente tomó su comunicador y marcó su número de serie para ingresar a las filas del desafío.

Qin Feng escuchó el aviso y agarró el Sable Emperador Verde para desenvainarlo.

“¡Solo necesito un corte para acabar contigo!”


Anterior |Índice| Siguiente

5 1 votar
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x