El extra que nunca muere: Capítulo 4 – 3


<Capítulo 4: Evan D. Sherden | De cualquier forma, comienza un trabajo secundario – 3>

 

EZ: Cap Único, sacaron un de más disfrútenlo y los cap regulares son hasta el jueves~~


“¡Esto es genial! ¿Prueba y error? Tonterías. Estoy seguro de esto. Esto es posible. Mis 20 años de experiencia en la construcción me dicen que. ¡Podemos hacer esto!”

 

“Esto seguramente tendrá éxito… por supuesto, puede llevar un tiempo, pero con el nombre del Marqués…”

 

“En el peor de los casos, podemos tener algunas pérdidas, pero nunca será malo para nuestro pueblo.”

 

“De los artículos de producción detallados aquí, en realidad, hice uno de estos con mis sirvientes hoy, y fue un éxito. Puedo garantizar un beneficio.”

 

La reacción en la reunión de los vasallos fue explosiva.

 

Evan combinó los puntos de vista de la gente moderna y su conocimiento del juego de la serie Yo-Ma para crear un análisis de mercado razonable.

 

No encajaba con el sentido común de la audiencia.

 

“No… ¿Es esto realmente el trabajo del segundo joven maestro? ¿Esto? ¡¿De verdad?!”

 

“He oído que ha estado haciendo muchas locuras estos días, pero esto… ¿Esa lindura?”

 

“Si no hubiera dicho que era el trabajo de unos niños, la confianza habría sido mayor… pero… sigue siendo buena. Valdría la pena intentarlo, al menos.”

 

No todos creían que Evan hiciera esta propuesta, pero su conclusión fue, sin embargo, la misma.

 

Es un plan que vale la pena probar incluso a expensas de las pérdidas.

 

Pero, cuando Eric explicó que él y Evan se encargarían de una parte del negocio, la parte farmacéutica, exigió más discusión.

 

“¿Pero por qué? ¿No es ese el campo menos rentable? Podría haber pedido algo más grande y mejor”.

 

Los leales vasallos del marqués de Sheridan, el vizconde Miharen, preguntaron eso. Era primo del mayordomo, y también estaba en una posición similar a la del mayordomo del Marqués. También es alguien a cuyas palabras el Marqués da importancia.

 

“El sector farmacéutico es una industria representativa que retrocede sin desarrollo, una industria en declive. No hay nuevos medicamentos que desarrollar ya que los sacerdotes pueden curar muchas heridas y enfermedades, y cuando están en las mazmorras, hay muchas hierbas que tienen excelentes efectos curativos incluso sin convertirlas en medicina”.

 

La industria farmacéutica está decayendo… no, no se desarrolló en absoluto. En primer lugar, hay recursos alternativos como los sacerdotes que pueden curar enfermedades y heridas a través de habilidades dadas por los dioses.

 

De hecho, el templo no estaba muy contento con la idea de las medicinas. Querían que la curación se hiciera por el poder divino, no por la ciencia humana. Esto se debe a que la curación es una de las formas en que el templo asegura sus donaciones.

 

“Así es. El negocio farmacéutico no se trata sólo de comprar hierbas a bajo precio y venderlas de nuevo con un poco de beneficio. ¿Tenemos un fabricante de pociones? Sólo hay unas pocas personas que hacen pociones…”

 

“Pero Evan decidió esto. Lo primero que podemos hacer para ayudar al pueblo es a través de la industria farmacéutica”.

 

No importa lo buena que sea la idea de Evan, es demasiado joven para asistir a la reunión.

 

Sólo aquellos que eran adultos y tenían cierta autoridad y sabiduría en el círculo del Marqués podían asistir.

 

Pero, Eric es el sucesor del Marqués, así que podía asistir. Su papel en la reunión es representar la posición de Evan.

 

“Los únicos que podrían beneficiarse de los sacerdotes son los exploradores que entran en el calabozo o los que tienen suficiente dinero para donar al templo. Hay muchos que no reciben tratamiento. En situaciones en las que el pueblo no tiene dinero o acceso a los sacerdotes, la única oportunidad que tienen es a través de la medicación”.

 

Es la verdad. La gente común no puede pedir fácilmente a un sacerdote que se acerque a ellos. Muchas personas mueren sin recibir las medidas adecuadas.

 

Con una industria farmacéutica adecuada, con pociones curativas baratas y un sistema de producción eficiente… …esto reduciría drásticamente la tasa de mortalidad de los pobres.

 

“¿Evan realmente dijo eso?”

 

“Lo hizo. Supongo que ha escuchado muchas historias de los niños que se han presentado en la mansión recientemente. Fue al mercado de esclavos para encontrarlos…”

 

“Creo que es bueno que no se acerque demasiado a ellos. Sólo se le ocurrió esta idea porque tiene a esos niños… No creo que al templo le guste mucho esto.”

 

La habitación se quedó en silencio ante las palabras que uno de ellos lanzó.

 

Sí. ¿No era el templo la mayor razón del fracaso de la industria farmacéutica?

 

Los inversores no se atrevieron a tocar este campo ya que era difícil esperar un gran beneficio por ello, y no querían arriesgarse ante la ira del templo.

 

“Está decidido”, dijo el marqués en tono firme. “El templo no se atreverá a interferir, y la gente común será ayudada.”

 

“Entonces, Marqués, un conflicto con el templo…”

 

“No se atreverán a ir en contra de nosotros”, el marqués se rio antes de continuar.

 

“La mayor fuente de ingresos en una ciudad calabozo es el templo. Los exploradores les dan mucho dinero. Debido a que son nuestra religión estatal, los hemos dejado para que echen raíces en nuestra ciudad. Pero si no estamos satisfechos con el trabajo que hacen por el pueblo, podemos dejarlos ir.”

 

Había, por supuesto, una razón por la que el Marqués estaba confiado.

 

Aunque se les llama colectivamente ‘El templo’, había muchas sectas que servían a diferentes dioses.

 

En la ciudad calabozo, la denominación que servía al Dios de la Tierra dominaba. Por supuesto, hay otros sacerdotes que sirven a diferentes dioses, pero sus hombros caen contra la Iglesia de la Tierra, que era considerada la religión del estado y recibe apoyo oficial del gobierno.

 

“¿Pero qué pasa si los echo de la ciudad para que una nueva denominación se haga cargo del templo? ¿La nueva denominación seguirá oponiéndose a la industria farmacéutica? Por supuesto que no”, se rio el marqués.

 

“Pero la Iglesia de la Tierra es la religión del estado, Marqués. Su Majestad…”

 

“Si realmente llegamos a una situación tan extrema, tendré una discusión con Su Majestad. Mis hijos simplemente quieren ayudar a la gente. ¡Si no puedo ayudarles a conseguirlo, no tengo ninguna calificación para ser su padre!”

 

La resolución del Marqués era como el acero. No podía rechazar a sus amados hijos, y estos tienen una causa justa, así que no había nada de qué preocuparse. Si el emperador pide su audiencia, estaba dentro del poder del emperador, ¡pero estaba dispuesto a poner una soga en su cuello!

 

“Woah, Marqués. Después de decidir su voluntad, no hay nadie que pueda hacerle cambiar de opinión.”

 

“Sus palabras son como un caballo de hierro cargando. ¡Genial!”

 

“Haremos cosas inimaginables. ¡Estoy emocionado y lo anhelo!”

 

Los vasallos, que dudaban porque comprensiblemente no querían ser colgados por el emperador, expresaron de repente sus opiniones a favor del Marqués.

 

“Entonces, he tomado una decisión. La apruebo. La expansión del negocio, incluyendo la producción de nuevos productos bajo mi nombre como Marqués, y la fundación de la Farmacia Brotherhood.”

 

Tan pronto como el permiso del marqués fue concedido, Evan comenzó a moverse con Eric y Maybell. Por supuesto, lo más importante era asegurar un sitio, asegurar un farmacéutico y, sobre todo, conseguir materiales.

 

Los demás pueden pensar que son puramente la adquisición de ingredientes para las drogas, ¡pero Evan tenía otro propósito en mente!

 

¡Recogeré hierbas venenosas de todo el mundo!

 

Es bueno cuidar de la vida del pueblo, pero ¿no debería seguir vivo para seguir haciéndolo?

 

La resolución de Evan fue firme.

 

Pero, tuvo que esperar hasta que el negocio funcionara sin problemas, de lo contrario sería obvio si empezara a tomar parte en su limitado suministro. Decidió aguantarlo durante un tiempo.

 

Pero el principal problema ahora es…

 

“¿Qué? ¿No hay farmacéuticos?”

 

“Sí, maestro. En esta ciudad, el templo tiene una influencia terrible, así que parece que los farmacéuticos no quieren venir…”

 

Un revés inesperado. No había ningún farmacéutico que pudiera dirigir la farmacia. La razón fue lo que Maybell explicó. ¡Nadie quería entrar en la ciudad por miedo al templo!

 

Un pensamiento también vino a la mente de Evan. Hasta Gran Guerra de Yo-Ma 2, había bastantes tiendas donde un jugador podía comprar hierbas y pociones, pero en Gran Guerra Yo-Ma 3, que tiene lugar en una ciudad calabozo, era extrañamente difícil encontrar tiendas que vendieran pociones.

 

¡Resultó que fue por el templo! ¡Él no conocía esa historia!

 

Al final, tendré que encontrar un farmacéutico o aprender alquimia yo mismo, pensó.

 

Fue una de las cosas que hizo en la vida pasada, para seguir salvando a Evan. Probablemente fue el primero de todos los jugadores de Gran Guerra Yo-ma 3 que obtuvo el logro de ‘Maestro de la Alquimia’. Por eso confiaba en manejar la industria farmacéutica.

 

Pero las personas no querrían beber la medicina producida por un niño de nueve años.

 

Necesita urgentemente encontrar un farmacéutico. Incluso alguien que conozca lo básico. Evan era un genio de los productos farmacéuticos, y podía enseñar al farmacéutico él mismo.

 

Pasaron varios días sin encontrar un farmacéutico adecuado.

 

“El campo de la producción de ladrillos ya ha empezado a dar sus frutos…” Evan se dio cuenta.

 

“Nos están dando algunos subsidios. ¿Qué debemos hacer, Evan? ¿Deberíamos recibirlo?” Su hermano, Eric, parecía confundido.

 

“¿No es el tío Randolph el que estaba a cargo del negocio de la producción de ladrillos? No, no creo que debamos aceptarlo. Él tomará antes el control de este si se lo permitimos…”

 

“Evan, ¿eres realmente mi hermano?”

 

Era difícil pretender ser un niño de nueve años cuando porque estaba dirigiendo un negocio.

 

Mientras Evan intentaba pensar en algo tonto para decir, para poder fingir ser inocente, se salvó con un golpe en la puerta.

 

“Maestro, este es Shine”.

 

“¿Por qué, Shine? ¿Encontraste un farmacéutico?”

 

“No…”

 

La puerta se abrió lentamente. Shine, apareció un uniforme de sirviente.

 

Luego, alguien familiar entró por detrás de él.

 

“Le he traído… a una persona que puede encontrar talentos”, respondió Shine.

 

“Joven Amo/maestro, ha pasado un tiempo. Ahórrese las molestias y preocupaciones. Si está buscando a alguien, será más rápido dejármelo a mí.”

 

¡El jefe del mercado de esclavos donde compró a Shine y Belois!


Anterior | Indice | Siguiente

6 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s