Arifureta — Capítulo 241


Autor: Mayordomo = La más fuerte clase de guerrero. Cuando escribí con esta clase de sentido común, se hico largo otra vez…

Aquí esta mi Patreon.

Traductor: Expectro
Editor: Expectro


Anterior |Índice| Siguiente


After Story II – Arco de Tio: El Entendimiento del Rey ― Parte Media

La vista que se desarrolló después de pasar por la solemne puerta era un cielo azul tranquilo.

“Este lugar…”

Fue Roze quien susurró eso. Roze, que regresó a bordo de la aeronave Rozeria, pasó por la puerta en el cielo que Hajime creó junto con la aeronave Averia y la nave nodriza 『Avenst』. Habían tomado la decisión de su campo de batalla que les esperaba.

Aun así, cuando pensó en el campo de batalla entre el mar de llamas relámpago y el remolino mar de nubes que deberían llamarse una escena de mito, cayó en la duda de si todo eso era un sueño ahora que estaba viendo este tranquilo cielo.

“Roze-sama-. ¡Ab, Abajo, es 『Qwailent』! ¡La distancia es de 1000 metros!” (Ex: No dice metros, pero como supongo es eso lo agregue)

“¿Eh?”

El informe de la persona a cargo de la observación hizo que Roze dejara escapar una voz atónita. El cielo que se podía ver desde el puente era un azul muy transparente; el sol de la mañana se elevaba ligeramente más alto que el mar de nubes. Pensando en que decía esta persona en medio de esta pacífica vista, Roze dirigió su mirada hacia el monitor que proyectaba la imagen debajo de la nave…

“Realmente no entiendo lo que estás diciendo”.

Inconscientemente murmuró algo así mientras hacía una cara crispante y sudaba frio al punto de parecer una cascada.

Por supuesto que estaría así. Porque debajo de donde las aeronaves Rozeria y Averia, y la nave nodriza 『Avenst』 estaban flotando, estaba la tierra de su lugar de nacimiento a la que ni siquiera podían acercarse hasta ahora, el 『País Divino del Cielo Qwailent』, no, la tierra flotante del 『Reino Dragón Avenst』 estaba justo allí.

「¡Su Majestad! ¡Este firme! ¡『Avenst』 también está viniendo, recuerde!」

“-”

Una reprimenda vino de Bovid que estaba abordando su nave de combate del cielo en el muelle mientras estaba preparado

Roze, que se sorprendió y se recuperó de eso, apretó los dientes con fuerza. Al mismo tiempo dentro de su corazón 「¡Hajime-sama, idioo~~~~ta! Yo fui quien pidió que nos guiara, pero para arrojarnos de repente justo encima del objetivo de esta forma, ¡idiota!, ¡estúpido-! ¡brutoooo!」, estaba lanzando maldiciones  a Hajime sin contenerse.

「『Avenst』, ¿pueden oírme? Evacuen en este mo――」

Roze estaba a punto de ordenarle al capitán al mando que evacuara la nave nodriza 『Avenst』 que no solo era incapaz de disparar su cañón principal, sino que tampoco podía colocar una barrera o realizar maniobras de batalla. Pero antes de que pudiera terminara:

Un fuerte sonido de alarma resonó en el cielo de la mañana. La alarma que incluso podría hacer que las personas que estaban siendo perezosos saltasen despiertos de una vez causó que el cuerpo de Roze saltara y temblara.

Dentro de su cabeza, 「¡Qué hacemos, qué hacemos, Hajime-sama idiotaaaaa, qué hacemos!」, las mismas palabras e insultos se repetían. Roze estaba a punto de caer en pánico, pero entonces un regaño, “¡Cálmate!”, le llegó de su compañero.

Kuwaibel, que fue abrazado fuertemente por Roze por un hábito instintivo, golpeó su cola contra la mejilla de Roze, “Pechi-”. Cuando Roze bajó los ojos hacia el compañero que estaba abrazando, allí, Kuwaibel que, si se tenía que decir tenía la característica de un niño mimado, le veía fijamente.

Los inquebrantables ojos de dragón que eran sorprendentemente profundos veían directamente a Roze.

――Ah, es correcto. Si es resolución, ya la he reunido junto con todos.

Roze dejó escapar un largo suspiro, “Fuu~~”, luego, al momento siguiente, abrió los ojos de golpe. Y entonces, inspeccionó con firmeza a sus camaradas dentro del puente cuyas caras se estaban poniendo pálidas, y a sus compatriotas en Averia y 『Avenst』 a través de los monitores.

「Peleemos.」

Esas palabras eran tranquilas, pero poseían una dignidad y una fuerza definitivas.

「Con el fin de pararnos como iguales con nuestros viejos amigos que luchan incluso ahora en ese cielo.」

Esas fueron las palabras de la reina del reino dragón.

「Con el fin de salvar a nuestros amigos y hermanos aprisionados.」

Esas fueron las palabras de una persona que, incluso cuando su estatus se convirtió en el de una pirata aérea y perdió a sus importantes camaradas en innumerables ocasiones, de ninguna manera había abandonado el sentimiento del pasado feliz.

「Con el fin de cambiar el mundo.」

No solo había combatientes aquí. También hubo civiles. Más bien, los civiles eran mucho más que los combatientes. Normalmente este no era un lugar al que deberían llevarlos. Pero seguramente los viejos y jóvenes, los hombres y mujeres en la nave nodriza 『Avenst』 no escucharían eso.

Si Roze y los otros desaparecieran, entonces no tendrían futuro. Aquí estaba el punto de inflexión. Un futuro en el que darían bienvenida una lenta ruina mientras simplemente huían y eran entretenimiento de otros, ni un solo descendiente del reino dragón deseaba eso.

Si no, entonces no pasarían por esa puerta en el cielo.

Por eso:

「Peleemos.」

Hubo únicamente una respuesta a ese llamado de la reina: solo las palabras “Como desee” y miradas resueltas.

Una sonrisa surgió en los labios de Roze. Esa sonrisa era la misma sonrisa intrépida que la de ese hombre al que arrojó insultos hasta ahora.

「¡Recuperaremos todo! ¡La batalla de la revolución está aquí! ¡Apostemos nuestros cuerpos y almas! Fuerza de combate del cielo, todas las naves despeguen. ¡Infrinjan tanto daño como puedan a la flota defensiva antes de que puedan moverse por completo! ¡Averia, fuego concentrado al buque insignia de la flota defensiva! ¡『Avenst』, apoyad usando fuego con armas físicas desde arriba!」

Órdenes llegaron como una tormenta.

Como mariposas que salieron de su capullo volando al instante, todas las naves de combate del cielo volaban. Su fuerza principal recibió daños severos del anterior ataque y sus números disminuyeron, pero seguían siendo una fuerza que alcanzó los doscientos.

Fue realmente la mayor fuerza de batalla que poseía la nación en nave 『Avenst』. También había jóvenes que no habían terminado su entrenamiento entre ellos, igualmente había viejos que ya se habían retirado. Los aviones utilizados tampoco consistían en aeronaves en buenas condiciones. Asimismo, había muchas naves con armamento viejo.

Pero la altura de su espíritu de lucha era autentica.

「¡Todas las fuerzas, apunten al buque insignia de la flota defensiva! ¡No se queden atrás y vuelen hacia su seno antes de que puedan colocar la barrera de defensa! La barrera de la flota defensiva es dura. ¡Considérense inútiles si están fuera de ella una vez que esté formada!」

El líder del primer escuadrón de la fuerza de combate aéreo y el comandante general Bovid dio sus instrucciones. Era una táctica extremadamente peligrosa en la que, si el piloto era inexperto, moriría de inmediato al estrellarse. Pero la barrera de la flota defensiva aquí era aún más poderosa que la flota anterior. La barrera se desplegaría a unos cincuenta metros de la aeronave. No era algo que pudiera ser destruido por el armamento de naves de combate del cielo, y ni siquiera podrían acercarse a ellos.

Pero a la inversa, si pudieran acercarse a esos cincuenta metros antes de que se desplegara la barrera, su ataque pasaría.

Era ese tipo de táctica imprudente; sin embargo, no había una sola nave que flaqueara. Más bien, se acercaban con un impulso que haría pensar a cualquiera que incluso lanzaría un ataque kamikaze sin detenerse hacia las veinte aeronaves de la flota defensiva que finalmente comenzaban a salir de su estado anclado.

“Roze-sama. Nuestras preparaciones han terminado”.

Una voz vino de Sabas que estaba de pie detrás de Roze. Roze asintió enérgicamente. Mostró una resuelta sonrisa intrépida hacia Sabas, quien podía leer sus sentimientos. Sabas también asintió con una sonrisa gentil que ocultaba una ferocidad bestial en su interior.

Roze inspeccionó el interior del puente.

“Todos, les dejaré Rozeria en sus manos. Por favor aguanten de alguna manera hasta que Kuwaibel regrese”.

“Piih”.

El hombre que se hizo cargo de Rozeria en el lugar de Roze, Carter Gilton asintió profundamente acompañado por el fuerte asentimiento de los otros tripulantes.

Detrás de Roze, que giró sobre sus talones, Sabas y los hermanos Crow, y también diez de los miembros más de élite de la guardia imperial la siguieron.

Su estrategia fue simple. El manantial en la parte más profunda del palacio que podría otorgar poder a un dragón monarca, el 『Manantial de Lagrimas de Verdadero Dragón』, llevarían a Kuwaibel allí. Y luego, con la fuerza de Kuwaibel que se despertaría temporalmente como un dragón adulto, aplastarían la flota defensiva.

Si tan solo pudieran destruir la flota, entonces no habría existencia en el país divino que pudiera derrotar a Kuwaibel que ejercía el poder de un dragón monarca. Este era un país construido a partir de la tiranía del miedo y violencia del rey llamado Gregor. No deberían poder mantener su espíritu de lucha cuando la flota defensiva cayera.

El problema era cuánto tiempo podía comprar 『Avenst』 contra la flota defensiva como oponente. No había ninguna garantía de que 『Avenst』 no fuera aniquilado durante el tiempo en que estuvieran infiltrados en el palacio con unas pocas élites hasta que Kuwaibel regrese al campo de batalla.

Sonidos explosivos rugieron afuera. Bovid y compañía, la fuerza de combate aérea estaba comenzando una batalla a corta distancia que incluso debería llamarse una danza de la muerte. La cantidad de daño que podrían infligir a la flota defensiva con este ataque sorpresa se convertiría en la clave de esta lucha.

Debido a que Bovid entendió eso, seguramente sería imprudente. Al igual que el Bovid que se convirtió en un escudo para interceptar el disparó enemigo con el fin de salvar a Roze y los demás, no había duda de que pondría su vida en juego aquí.

“Por favor, todos… estén a salvo”.

Roze susurró eso mientras se equipaba con armas de fuego en el fondo de Rozeria. A pesar de que estaba decidida, a pesar de que tenía determinación, no había forma de que su corazón no sufriera por pensar que las personas que amaba podrían morir. Los labios de Roze, que se estaban mordiendo fuertemente, mostraron esa presión en su corazón más elocuentemente que nada.

“Pii”.

“Ku-chan…”

Los fuertes ojos de Kuwaibel.

“Roze-sama”.

“Abuelo”.

La firme sonrisa de Sabas.

“Su Majestad”.

“Roze-sama”.

Las sonrisas intrépidas de los hermanos Crow.

Los guardias imperiales acompañándoles también sonrieron de manera similar.

Al ver eso, seguramente todos en Averia, y también todos en Rozeria, e igualmente las personas a las que amaba en 『Avenst』, indudablemente estaban haciendo la misma poderosa e intrépida sonrisa. Roze estaba convencida de eso.

Ni siquiera hubo una sola queja hacia Roze que decidió dirigirlos a este infierno.

La escotilla debajo de la nave se abrió. Rozeria estaba evadiendo los ataques de tierra a aire que comenzaban esporádicamente mientras volaba hacia el palacio. La vista debajo fluyendo era el paisaje urbano del lugar de nacimiento que veía por primera vez.

「Ah」, dentro de su corazón, Roze dejó escapar un suspiro de admiración. Roze, que fue llevada cuando era una bebé, no tenía ningún recuerdo del reino dragón, la sensación de “volver a casa” se desbordó de su interior.

Y entonces, seguramente ese sentimiento fue mucho más fuerte para las personas mayores que conocían este país en comparación con ella que no sabían de su lugar de nacimiento.

Aquellas personas que viajaban en las naves de combate del cielo, aquellas personas que veían desde las aeronaves y la nave nodriza, ¿qué tipo de sentimientos tenían?

¿Aguantaban un torrente de emociones? Seguramente el paisaje no era exactamente el mismo en comparación con el pasado, entonces ¿estaban furiosos al ver su patria cambiada? Tal vez morirían en el momento siguiente mientras aún conservan esos sentimientos. En este campo de batalla donde la posibilidad de supervivencia era notablemente baja, sus emociones lloverían junto con la explosión de llamas.

Pero, seguramente, ni uno solo dejaría de volar hasta su último momento sin lugar a dudas.

¿Por qué? Eso ya estaba decidido.

――Ah.

Así, Roze dejó escapar su profundo sentimiento una vez más.

Con un rifle automático en una mano, tocó el cañón con la frente y cerró los ojos como si rezara.

En este momento, lo entendió. Lo que era un rey, lo que ella era. Lo que su existencia debería lograr.

“Pensando en el futuro, con el fin de agarrar el mañana, hago mi decisión. Coloco mis cosas importantes en ambos lados de la balanza”.

Gregor era un rey del saqueo que encarnaba la verdad del poder. Controlar a los que obedecen, matar a los que desafían. Seguramente esa también era una forma de vida.

Incluso Roze podría ser similar.

No podía elegir todo. Tuvo que hacer su elección. Con su cuerpo que no era el de un dios, no podía agarrarse al ideal. Incluso si como resultado de su elección alguien fuera desechado, para no perderlo todo, Roze tuvo que elegir.

Al igual que como hizo que ella y sus soldados, que habían pasado por alegrías y penas junto con ella, saltaron al infierno por el bien del futuro, y por el bien de las personas que vivían por el momento.

Pero no pensó que estaba equivocada. La razón era que eso sería un insulto hacia los soldados que respondieron a su voluntad.

Es por eso que cambiaría.

“Voy a cambiar. Me convertiré en una reina guerrera. La reina de los soldados”. (Ex: Dice reina en guerra, pero creo suena mejor guerrera así que lo puse así)

「Alguien más después de mí podrá convertirse en el rey amable. Para conectar nuestro futuro con ese alguien, me convertiré en una reina guerrera」. Las poderosas palabras de Roze que contenían tal sentimiento hicieron que la expresión de Sabas se volviera un poco solitaria, los hermanos Crow cerraron los ojos y los guardias imperiales mostraron una expresión tensa.

Roze se volvió hacia ellos y:

“Vámonos. A nuestro campo de batalla”.

Diciendo eso saltó sin dudar.

Sabas y compañía se asintieron los unos a los otros, y saltaron de manera similar siguiendo a su amada persona a la que escogieron como su maestro por sí mismos.


Roze y compañía, que saltaron al aire, naturalmente obedecieron la ley del planeta y comenzaron a caer libremente. El rugido del viento entró en sus oídos mientras extendían ambos brazos para equilibrarse.

Su distancia hasta el suelo desapareció instantáneamente y el palacio estaba debajo de ellos.

“Ku-chan-. A esa terraza-”

“Piih”.

Cuando Roze habló con un volumen que no perdió contra el viento, Kuwaibel respondió de inmediato. Cuando Kuwaibel, cubierto con una luz plateada, lanzó su grito, la misma luz inmediatamente envolvió a Roze y compañía.

Ligeramente, el cuerpo de Roze y compañía fueron liberados de la fuerza de la gravedad. Giraron en el aire y tomaron postura de aterrizaje. Kuwaibel ajustó su posición de caída y los guio hacia la terraza cerca del piso más alto del palacio.

Pero en ese momento, sonidos de estallidos secos resonaron al mismo tiempo con sonido agudos de cosas cortando el viento. Afortunadamente, las balas no los alcanzaron, y avanzaron entre el grupo hacia el cielo.

Cuando vieron, allí había varios soldados en el jardín del palacio. Apuntaban a Roze y compañía mientras preparaban sus rifles.

“Déjenme esto a mí”.

Justo después de eso, destellos plateados cayeron sobre esos soldados. Esas cosas que se lanzaron cortando el aire perforaron perentoriamente los rostros de los soldados, y entonces quedaron flácidos como marionetas con las cuerdas cortadas.

Cuando Roze volvió sus ojos hacia el perpetrador, él, Sabas, estaba viendo atentamente al jardín mientras que entre sus dedos había tres, cuchillos para comer.

Parece que este pseudo mayordomo estaba lidiando con múltiples objetivos en el suelo a cien metros de distancia usando cubiertos.

Pero incluso mientras eso ocurría, los soldados que escucharon los disparos aparecieron desde la terraza y el jardín de adelante, pero…

“Mie-”

Cubiertos estaban volando. ¡Cuchillos de plata pulidos que generalmente se almacenaban en la cocina de la nave nodriza 『Avenst』!

“Suta-”, Roze y compañía bajaron a salvo a la terraza. Y luego, con un principio desconocido, “Shakon-”, Sabas guardó los cuchillos de comida en los puños mientras emitía tal pequeño sonido. Roze le preguntó como la representante de los guardias imperiales que estaba haciendo expresiones sin palabras.

“¿Por qué, cubiertos?”

“Porque soy un mayordomo”.

La historia de Sabas, que era el antiguo capitán de la guardia imperial, el cual luego se convirtió en el mayordomo de Roze después de elegir a los hermanos Crow y darles su posición, era conocida por todos allí. También sabían de su verdadera fuerza. Pero ninguno de ellos sabía que poseía la habilidad inhumana que le permitía atacar a enemigos en el suelo a cien metros de altura usando cubiertos.

Más o menos sabían que en su período de servicio activo se especializó en el desenfunde rápido usando un revólver que debería haberse reducido a una reliquia de la vieja era, pero nunca imaginaron que después de retirarse adquiriría una nueva habilidad, una habilidad escandalosa de disparo rápido con cuchillos para comer de todas las cosas.

“¿Qué están haciendo distrayéndose así? Ahora, rápidamente muev――mier-”

Incluso mientras hablaba, el cuchillo de comida que se manifestó con un juego de manos atravesó el globo ocular de un soldado que salió corriendo de la terraza vecina.

Es más, Sabas arrojó sin vacilar un cuchillo de comida en una dirección completamente errónea hacia otro soldado que echó la cara hacia atrás en pánico. El cuchillo rebotó en el adorno cerca del techo de la terraza antes de volar a la entrada mientras giraba rápidamente――

“Gueh”.

Se escuchó un solo gemido. Luego, “Pam-”,el sonido de algo pesado colapsando también resonó.

“““““““““………”””””””””

“¿Qué pasa, Roze-sama? Entre rápidamente”.

“Ah, sí”.

Roze-chan, que decidió convertirse en la reina de los soldados, después de ver la habilidad sobrehumana de un verdadero (?) soldado (mayordomo), su corazón se quebró muy rápidamente.

Roze y compañía entraron en la habitación mientras calmaban sus mentes.

“Abuelo, eres la vanguardia. Deberíamos poder ir directamente al subsuelo desde el pasaje oculto de la realeza, ¿verdad?”

“Sí. Sin embargo, eso es si el pasaje no está bloqueado. Es impensable que Gregor selle su propia ruta de escape. Me atrevo a decir que no habrá ningún problema”.

Sabas abrió ligeramente la puerta de la habitación y rápidamente hecho un vistazo al pasillo. Luego asintió una vez y se movió al frente como la persona que conocía completamente el interior del palacio real.

Después de él, seis guardias imperiales siguieron con un movimiento ordenado sin el más mínimo desorden, detrás de ellos estaba Roze con los hermanos Crow a ambos lados, su espalda estaba protegida por cuatro guardias imperiales.

“Muh”.

De repente, Sabas dejó escapar una voz alerta. Justo al momento siguiente, ¡de repente cargó!

El soldado que saltó de la esquina del corredor fue golpeado por un golpe que hizo un, “Zudon-”, del impacto como si fuera golpeado con un gran cañón. Sin ningún momento para gritar o moverse, el soldado colapsó con el blanco de sus ojos quedó expuesto…

Sin embargo, no se le permitió caer, se agarró el cuello de su ropa y lo obligaron a ponerse de pie.

Y entonces, varios disparos sonaron en ese momento. El soldado que fue levantado por Sabas bailó como una marioneta mal hecha. Al mismo tiempo, la palma de Sabas golpeó el abdomen del soldado al que volvió un escudo como si estuviera mancillando a un muerto.

Aunque el cadáver y él estaban en una postura en la que unidos pegados entre sí, el lamentable soldado A fue enviado volando como una bala de cañón.

“Uoh”.

“Qu, Qué-”

Los soldados disparando perdieron la calma al ver que el cadáver de su compañero repentinamente volaba horizontalmente a ellos y lo esquivaron. Sus disparos cesaron.

“Fuhn”.

“Gahah”.

El golpe de cuerpo parecido al disparo de un cañón impactó una vez más en el soldado B. Estaba sosteniendo su estómago mientras su cuerpo se inclinaba hacia adelante y cayó de rodillas. Su boca vomitó espuma mezclada con sangre, y se convulsionó.

“Bastado――”

“Hah”.

“Goeh”.

El soldado C apuntó su rifle, pero lo que se reflejó en su vista fue solo el extremo del uniforme de mayordomo. El golpe de codo de Sabas, que se deslizó a su seno, golpeó el centro de su esternón, “Bogyu”, un sonido que nunca antes habían escuchado sonó.

Sin siquiera prestar atención al soldado C, que estaba colapsando sin fuerzas, Sabas sacó una pistola de la funda en la cintura del soldado C que estaba cayendo.

… Seguramente, los soldados D y E, que estaban detrás del soldado C, fueron testigos de una escena irrealista de un anciano con uniforme de mayordomo apareciendo desde la sombra de su compañero cayendo lentamente, apuntándoles con un arma.

“Tan-, Tan-”

Dos disparos. Los tiros a la cabeza también fueron dos.

“Pam-”, los soldados D y E colapsaron.

“Ah, por allá-”

“¡Mierda-, Fritz y los otros fueron derribados! Ese hombre con traje de mayordomo allí-”

Más soldados que escucharon los disparos aparecieron desde la esquina del corredor. El corredor era una línea recta. Había alrededor de diez metros hasta la esquina donde aparecían los soldados.

“Abuelo, regre――”

Roze estaba a punto de gritar “regresa”. Pero antes de que pudiera, Sabas se había movido.

Hacia adelante.

Con una postura baja como si se arrastrara por el suelo, corrió como una bala disparada.

El extremo ondulando del uniforme de mayordomo era hermoso.

Los hocicos de las armas brillaron. Se disparó una tormenta de balas.

Sin embargo, eso ni siquiera rozó al viejo mayordomo.

“¿¡Que carajos!?”

Un soldado actuó reflexivamente como un hombre serio. El viejo mayordomo que se movía con pequeños bamboleos de izquierda a derecha sin siquiera reducir la velocidad ni un poco y que no podía ser tocado ni siquiera por las balas de rifle ya estaba en el territorio del horror.

La verdad es que solo calculó la línea de tiro a partir de la dirección de los hocicos, y antes de que le dispararan, evadió a un lugar donde las balas no darían, pero visto desde un lado, era una situación realmente incomprensible.

“¡Maldita sea!”

El soldado F no pudo soportarlo más, y saltó de la esquina del corredor, sostuvo su rifle para disparar desde la cadera y lo disparó en automático.

Para que así no se le pueda esquivar, debe tener la intención de dispersar balas de izquierda a derecha de manera uniforme.

“¡Cómico!”

Mayordomo-san dijo algo.

Justo después de eso, las balas de rifle que estaban cortando el aire pasaban en vano justo debajo de Sabas. Sí, Sabas pateó la pared del corredor y, con un salto triangular, se refugió en el aire.

Al mismo tiempo estaba disparando balas a los soldados que se escondían en la esquina para evitar que se movieran mientras sus dedos agarraban la parte ornamental de la iluminación del techo, y como un péndulo, aumentó su rango de salto mientras aceleraba más.

Mientras mostraba un giro en el aire que haría que incluso el famoso movimiento ShioI de cierto atleta de gimnasia que se retuerce demasiado se pusiese pálido, la postura de Sabas quedo boca abajo justo encima del soldado F. Así, arrojó la pistola que se quedó sin balas a otro soldado, agarró la barbilla del soldado F y, usando el impulso del giro, el cuello se quebró. (TI: No sé a qué atleta y movimiento hace referencia aquí)

Sabas realizó un hermoso aterrizaje en la sombra del soldado F que estaba girando como si estuviera bailando mientras su cuerpo caía cuando una bala se le acercó.

Kan-

Tal sonido ligero sonó.

“¿¡Cómo es eso posible!?”

“¿¡Cómo puede eso ser posible!?”

El acto de persona seria del soldado G y la reina-sama se superpusieron. Si se decía que no se podía evitar, no se podía evitar. Después de todo, Sabas-san acababa de parar una bala de rifle.

――Usando una brillantemente pulida bandeja de plata que sacó de algún lado.

“Un mayordomo debe poder parar algo como una bala usando una bandeja como mínimo――”

“No, eso es extra――gueh”.

Para ser específicos, la bandeja de plata que Sabas sacó fue hecha especialmente para que sea lo suficientemente resistente como para parar balas, además, en lugar de llamarlo parar, colocó la bandeja en cierto ángulo cuando la bala impactó, por lo que era más correcto decir que lo “desvió” sin embargo…

En cualquier caso, normalmente nueve de cada diez la bandeja saldría volando y el objetivo aún sería alcanzado, por lo que no cambió lo anormal que ocurrió.

De todos modos, al soldado G que actuó como un hombre recto se le aplastó la garganta con la bandeja de plata que voló hacia él como un frisbee, y cayó mientras alzaba una voz gimiente que sonaba como el croar de una rana.

Los otros soldados recuperaron los sentidos y volvieron a apuntar sus rifles. El cañón del arma del soldado H se fijó en la frente de Sabas, que se había acercado frente a él.

Pero cuando estaba a punto de apretar el gatillo:

“D, Desapare――”

“Demasiado lento”.

Incapaz de seguir la figura de Sabas que se agachó profundamente, parecía como si desapareció y el soldado fue sacudido. Y entonces, sin siquiera tiempo para estremecerse al escuchar la voz desde abajo, la patada de mayordomo alzándose pulverizó la mandíbula y le rompió el cuello, y el soldado H ascendió.

“M, Monstruo-”

“Muere, viejooooo-”

“Bastardo, te mataré――”

Los soldados I, J y K rodearon a Sabas. Tres cañones de rifle apuntaban desde tres direcciones hacia él en un rango muy cercano. Al instante, los tres lanzaron pequeños gritos. Sucedió al mismo tiempo en que Sabas hizo una rotación al usar la fuerza centrífuga de la patada que desató haciendo una artística órbita circular.

Viendo más de cerca, había una aguja de coser en el ojo del soldado I, un cuchillo apuñalado en el brazo de J, y sangre brotando de la muñeca del soldado K.

Los tres que estaban retrocediendo por el dolor expusieron una abertura fatal. Naturalmente, no había forma de que el viejo mayordomo quien dejaba escapar un agudo brillo de sus ojos que incluso podría confundirse con el de los ojos de un dragón pasarían por alto esa apertura.

“Mier-”

Mayordomo-sama realizó un hermoso break dance en un mundo con el arriba y abajo invertido.

Digámoslo una vez más. El ondulante uniforme de mayordomo era hermoso.

Las largas piernas de Sabas se balanceaban circularmente. Un afilado cuchillo surgió de las puntas de los brillantes zapatos de mayordomo. Acarició las gargantas de los soldados como si fueran absorbidos por su órbita.

“Pisha-”, coincidiendo con la órbita de las piernas de Sabas, se trazó una línea de sangre en la pared.

Sabas estaba sobre una rodilla cuando se recuperó del break dance extremadamente peligroso. Se levantó y se sacudió el polvo del dobladillo antes de sacar un paraguas plegable de la nada como era de esperar.

Al mismo tiempo, cuando lo abrió con un fluido movimiento, “Pusha”, una lluvia de sangre cayó. Por supuesto, no tocó a Sabas que estaba bajo un paraguas.

“Pam”, los soldados cuya arteria carótida fue cortada se derrumbaron.

“Fumu. Traté de crearlo para pasar el tiempo, pero inesperadamente fue un poco útil”.

Sabas-san murmuró algo así mientras giraba el paraguas plegable. Su marco se desprendió, y solo quedó su poste central, al mismo tiempo, “Shakin-”, una cuchilla afilada de doble filo brotó de su punta.

Y entonces, lo preparó, y como un atleta de lanzamiento de jabalina, lo arrojó a lo más profundo del corredor.

“¡¡¡U, UOOOOOOH!!!”

Con una sincronización divina, el último soldado que parecía estar escondido saltó. Y luego, en el momento adecuado, su garganta recibió el ataque del paraguas, y se desplomó en blanco hacia atrás.

“Ahora, Roze-sama. Por el momento, he eliminado el peligro por delante. Será desfavorable si se acercan con fuerzas. Apurémonos”.

“Ah, sí”.

Montones de cadáveres a su alrededor. Los rostros de Roze, los hermanos Crow y los guardias imperiales se crispaban ante tal escena tan desastrosa en el corredor mientras corrían hacia la posición de Sabas.

“He, Hey, abuelo. Justo ahora, cuando estuviste rodeado de soldados, ¿qué hiciste?”

Roze debe estarse refiriéndose al momento en que los soldados I, J y K de repente sufrieron daños. Sabía que Sabas había hecho algo, pero fue demasiado rápido por lo que no sabía lo que realmente paso.

Parecía que no era solo Roze quien tenía esa pregunta, los hermanos Crow y los guardias imperiales también estaban igual, más bien eran ellos los que parecían más curiosos, por lo que Roze inconscientemente preguntó mientras entendía que este no era el momento.

Sabas, que estaba corriendo por el corredor con pasos seguros incluso mientras alzaba la guardia, dio una mirada afilada a los hermanos Crow y los guardias imperiales, 「¿Ni siquiera ustedes pudieron verlo?」. Al verlos temblar, Sabas sacudió la cabeza como lamentando mucho su deficiencia mientras respondía.

“No es nada grande. Disparé la aguja de coser dentro de mi boca mientras lanzaba un cuchillo desde el lanzador dentro de mi manga, y al mismo tiempo balanceé un fuerte hilo, que también se puede usar para coser, para cortarle la muñeca. Eso es todo”.

“¿E, Es así? Pero, abuelo. ¿Por qué herramientas de coser?”

“Porque soy un mayordomo”.

Al escuchar las palabras de su maestro Sabas, sus discípulos personales, los hermanos Crow pensaron: 「Esta persona, se hizo más fuerte desde que se retiró y se convirtió en mayordomo」. Sabas dirigió una mirada aún más afilada a tales hermanos Crow.

“Por supuesto, incluso Olga y Jean también pueden hacer esto… ¿No es así, ustedes dos? “

“S, Sí, señor――”

“S, Sería una victoria fáciiil-”

Por supuesto, no pudieron. Ambos también podrían aplastar a enemigos de los mismos números y en la misma situación que ahora si usaran armas de fuego. Pero algo así como enfrentar a múltiples soldados completamente armados solo en combates cuerpo a cuerpo sin usar armas de fuego y derrotarlos a todos en menos de un minuto fue…

Los guardias imperiales enviaban miradas de simpatía a su capitana y vice capitán.

Por casualidad, el que la vocación de mayordomo este dotada de ser la más fuertes, era un valor predeterminado que podría ser igual en cualquier mundo.

“Tal vez, estaría bien solo con el abuelo…”

Roze murmuró inconscientemente en un pequeño volumen. Los guardias imperiales tuvieron miradas lejanas al escuchar eso.


Roze y compañía viajaron durante algún tiempo mientras que el pelear con los enemigos era lidiado por Sabas el cual luchaba como un dios feroz, finalmente llegaron a una habitación privada de la realeza que estaba en el centro del palacio.

“Roze-sama. Este cuarto es la recamara privada de la madre de Roze-sama, Averia-sama. Averia-sama abrazaba a la Roze-sama que acababa de nacer en esta habitación”.

“Esta es la habitación, de Okaa-sama…”

El interior del cuarto era simple. Casi no había muebles ni instrumentos, a cambio había mucho equipaje colocado allí. Parecía que se usaba no como la habitación privada de alguien, sino como un trastero.

Aun así, Roze podía imaginarlo de alguna manera. Su madre, que solo había visto en foto, estando aquí, sí, seguramente estuviera cerca de esa ventana de allí, cargando a su bebé dentro de su abrazo.

“Roze-sama. Vienen soldados”.

Un guardia imperial que estaba de guardia en el pasillo llamó con una pequeña voz.

Roze puso alto a sus desbordantes sentimientos y vio a Sabas. Sabas asintió y pisó con fuerza un punto del suelo. Y luego, se movió a la izquierda y derecha como para confirmar su paso mientras pisaba con la misma fuerza otros cinco lugares.

El resultado, una parte de la pared emitió un pequeño sonido mecánico, “Kiin”, y una tapadera del tamaño de una palma se deslizó. Allí, vieron un teclado de este mundo.

“――Roze-sama, es ‘la que camina con orgullo (Roze Phi Erute)’”. (Ex: También había un junto, pero lo quite por no saber cómo construir bien la oración con eso)

“… Sí”.

Esa fue la contraseña para abrir el pasaje oculto. La pronunciación de esas palabras se parecía a su primer y segundo nombre. Guardando el sentimiento que se insertó en su nombre dentro de su corazón, Roze escribió las letras.

Sonidos mecánicos provenían del interior de la pared.

Instantáneamente:

“Roze-sama-”

“-”

Lo que resonó fue la voz de Sabas y disparos consecutivos.

“Kuh-. Una trampa-”

Olga se mordió los labios mientras disparaba al arma de intercepción automática que parecía una torreta que surgió de detrás de un instrumento.

“¿¡Abuelo!?”

“-, Bajé la guardia. Entonces pusieron una trampa que funcionaba junto con el dispositivo de autenticación…”

Tal vez Gregor había asumido que la expulsada realeza volvería aquí. Las personas que sabían sobre el procedimiento para abrir el pasaje oculto en esta sala incluso antes de que el reino fuera usurpado eran solo la realeza y Sabas, que era el capitán de la guardia imperial.

Y entonces, la realeza, la familia de Roze, nunca filtraría esa información al enemigo, por lo tanto, Sabas pensó que el enemigo no podía abrir el pasaje oculto aquí, pero…

Si hubo algunas décadas desde ese trágico día, entonces ciertamente fue posible instalar un truco en el dispositivo de autenticación al menos. Tal vez esto fue una venganza por poder llegar hasta el dispositivo de autenticación, sin embargo, no poder avanzar más allá de esto.

Sabas se dijo a sí mismo, “Me estoy entorpeciendo”, por no haberse dado cuenta de que este lugar ya había sido notado, y se puso de pie. En el instante en que hizo eso, la sangre goteó. Se podía ver que el flanco del uniforme de mayordomo cambiaba de color a pesar del negro que lo hacía no destacarse.

“¿¡Tu herida, abuelo!? ¡T, Tratamiento médico rápido-!”

Roze extendió su mano hacia el costado de Sabas, pero esa mano fue detenida por el mismo Sabas. Al mismo tiempo, disparos resonaron desde el corredor. Su posición fue descubierta por el disparo justo ahora, y los soldados cargaron a aquí.

Los guardias imperiales que custodiaban la entrada levantaron voces enojadas “¡Su número es más de veinte! ¡No aguantaremos por mucho tiempo! ¡Daros prisa!” mientras devolvían el fuego.

Sabas asintió y dirigió una mirada afilada a los hermanos Crow.

“Olga, Jean. Cumplan con el deber de la guardia imperial. Roze-sama y Kuwaibel-sama, llévenlos al 『Manantial de Lagrimas de Verdadero Dragón』, incluso a costa de vuestras vidas”.

“… Sí-. No fallaremos”.

“Sí, maestro-”

Al ver a Sabas dando esa orden mientras emitía un aura dominante que era realmente impensable proviniera de una persona herida, sus discípulos personales, los hermanos Crow, contuvieron la respiración. Sintieron la resolución de Sabas.

“Abuelo, ¿qué estás diciendo――?”

“Vaya, Roze-sama. El abuelo parara al enemigo aquí”.

“¿¡Por qué!? ¡Solo necesitamos ingresar al pasaje y luego cerrar la puerta!”

Sabas sacudió la cabeza. Y entonces disparó hacia la pintura que decoraba la habitación.

“No tuve cuidado. Esa es una cámara oculta. Lo más probable es que ya conozcan la contraseña. A través hay un pequeño pasaje que continúa hasta el subsuelo. Estaremos indefensos si somos atacados desde arriba. Este es mi fracaso. Deseo tener la oportunidad de redimirme”.

“Tal cosa-. ¡Ya está bien! ¡Todos entren rápido al pasaje!”

Roze agarró el brazo de Sabas, y caminó hacia el pasillo. Justo después de eso, “-, ¡Granada! ¡Abajo-!”, una advertencia resonó. Sabas cubrió a Roze, al mismo tiempo una explosión de llamas envolvió el área cerca de la puerta, los cuatro guardias imperiales que estaban devolviendo el fuego fueron despedidos.

Parecía que evitó desmayarse con su cuerpo entrenado, pero después de ver la sangre fluyendo de todas partes, y también la tos sangrienta, no había duda de que sus órganos internos estaban dañados. Obviamente fue una gran lesión.

Incontables pasos resonaron. Los soldados cargando mostraron sus rostros desde la puerta.

Suton-

Así, cuchillos les atravesó los globos oculares o gargantas. Además, el objeto negro arrojado, una granada, rodó por el pasillo y explotó.

Después del sonido explosivo que resonó una vez más, voces gimiendo se filtraron desde el corredor.

“Olga, Jean-. ¡Lleven a Roze-sama lejos de aquí!”

El grito de Sabas resonó.

Sabas corrió hacia el corredor y robó los rifles de dos soldados que fueron asesinados por un cuchillo. Extendió ambos brazos y disparó a la izquierda y derecha del corredor. Voces angustiadas “Gyah” o “Gaah” se alzaron una vez más.

“¡Abuelo, vuelve! ¡Esta es una ord――!”

“¿¡No te has resuelto a ti misma!?”

Roze, que estaba a punto de ordenarle que regresara, fue atravesada por la voz enojada de Sabas que nunca había escuchado hasta ahora. Roze se quedó sin palabras contra el Sabas que se escondía con la puerta de cubierta mientras continuamente apretaba el gatillo de sus rifles en el corredor. Para Roze, Sabas era un anciano gentil. Nunca le había levantado la voz de esta forma.

“Abu, abuelo…”

“¡Decidiste pelear no es así! ¡Juraste sopesar tus cosas importantes no! ¡Por el bien del futuro, aprovecharás el día! ¡Has decidido hacer eso cierto!”

Entonces:

“¡Demuestra que vas a elegir! ¿¡O bien, vas a abandonar el futuro por el bien de estos viejos huesos!?”

Así es. El camino que ella decidió era este tipo de camino. Un rey tuvo que tomar una decisión.

Había tomado su decisión. Aun así, para Roze que no conocía a sus padres, Sabas era, su verdadero…

“… -. Olga-, Jean-. ¡Escojan a los miembros que detendrán al enemigo junto con Sabas! ¡El resto viene conmigo!”

“S, Sí-”

“Como desee-”

Roze, que se frotó bruscamente los ojos que casi lloran, giró su cuerpo hacia el pasaje oculto.

Los cuatro guardias imperiales que fueron despedidos resultaron heridos por todo el cuerpo, sin embargo, tomaron rifles por sí mismos y se pusieron de pie para devolver el fuego junto con Sabas. Entonces, Roze vio a través de sus soldados hacia Sabas.

Sabas también volteó la mirada hacia Roze mientras recargaba.

“Sabas, defiende este lugar, hasta el final”.

“Fuh. Como desee. Roze-sama”.

Ella pensaba en él como su verdadero abuelo. O tal vez, incluso como su padre. El sentimiento no expresado se imbuyó en la orden que se dijo con voz quebrada.

Ese sentimiento, ciertamente llegó a Sabas, que había estado a su lado todo este tiempo desde que nació.

Roze desapareció en el fondo del pasaje escondido. Olga y Jean, y los otros guardias imperiales, asintieron profundamente a Sabas y sus camaradas antes de seguirla. La puerta se cerró.

Sabas disparó al teclado después de que pasaron. Con la tecnología del país divino, incluso con el teclado destruido aún existía una alta probabilidad de abrir el camino con saber la contraseña, pero podría ganar más tiempo.

“Avanza, mi amada niña. También pensé en ti como mi verdadera nieta”.

Los guardias imperiales restantes mostraron una sonrisa irónica al escuchar el monólogo de Sabas, pensando que debería decirlo directamente. Sabas, que los notó, se aclaró la garganta pareciendo un poco avergonzado.

“¿Qué pasa con esos ojos, muchachos? De aquí en adelante será el infierno. Pongan su concentración en ello”.

“Kukuh, tiene razón. Le acompañaremos hasta el final, Sabas-sama”.

“El capitán demoníaco de la guardia imperial revivió eh”.

“Ha sido un honor”.

“Vamos a mostrarles la fuerza de reserva de nosotros, la guardia imperial de 『Avenst』”.

Aunque totalmente heridos por todo el cuerpo, los guardias imperiales respondieron sin miedo. Sabas sonrió, “Fuh”, y asintió.

Algo parecido a la cabeza de un cohete se asomó en el corredor. El hocico del rifle de Sabas atravesó la ojiva con precisión milimétrica, y explotó. Los guardias imperiales lanzaron una tormenta de balas hacia el corredor envuelto en llamas.

“Chicos, mantengan presionado el corredor izquierdo. Regresaré en tres minutos”.

Diciendo eso, Sabas saltó al pasillo. Balas volaban desde el pasillo derecho, pero se evitaban pateando las paredes y el techo con movimientos libres, y se abalanzó a la esquina donde se escondían los enemigos.

Los soldados no pensaron incluso en sus sueños más salvajes que alguien se abriría paso entre esas balas de rifle, así que se sorprendieron:

“Ahora bien, recibí la orden de su majestad la reina de defender hasta el final, el ‘defender al masacrar a todos los enemigos’. ¿Puedo pedirles a todos que vayan al próximo mundo?”

“Shakin-”, tres cuchillos de comida brotaron de ambas mangas. Cada cuchillo se sostenía entre los dedos, como si fueran brillantes garras plateadas.

“¡Fu, Fuegoooooo-!”

Un grito enojado surgió de una persona que parecía ser el capitán.

Al momento siguiente, también hubo gritos agonizantes resonando.


Autor: Muchas gracias por leer esto cada vez.

Muchas gracias también por los pensamientos, opiniones e informes sobre errores ortográficos y palabras omitidas.

La próxima actualización está prevista para las 6 PM del sábado de la próxima semana, tentativamente, saludos.

Ex: Si es sentido común que mayordomo es la clase normal de guerrero más fuerte, ¿entonces bajo la misma lógica que no la sirvienta jefa es también la clase más fuerte? Solo pongo la pregunta sobre la mesa.

Es raro que Sabas sea el primer mayordomo de la serie, siendo como es Arifureta lo normal sería que hubieran otros o apareciese mucho antes.


Anterior |Índice| Siguiente

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s