Dragón Egg: Capítulo 373


Anterior |Índice| Siguiente


Escape

 

 

Pateé la gruesa rama del gran árbol, y salte hacia una más alta. La rama sobre la que había estado hace unos momentos, fue expuesta al rayo de calor extremadamente grueso, lo que provocó que quedara toda carbonizada y quemada. Si hubiera sido un poco más tarde, habría quedado atrapado.

 

Mientras miro hacia atrás, el rayo de calor que acababa de quemar la rama, se levantó y me siguió.  Abajo, el gran árbol se está quemando, y muchas de las ramas están ardiendo. Continúo subiendo ramas con mis patas traseras, y me dirijo hacia arriba.

 

{¡Después te detienes a confirmar la destrucción! ¡Los otros tienen prioridades a ese incendiario!} (Compañera)

 

Compañera me envía un pensamiento.

 

E-Entendido. Déjamelo a mí, Compañera.

 

Como pensaba, Eldia es demasiado fuerte. Él, que tiene el título del dragón más fuerte en la actualidad, claramente esta fuera de lo estándar. No sería sorprendente si fuese el más fuerte en el mundo.

 

Si quisiera derrotarlo, debería haberle atacado con un ataque sorpresa antes de que Eldia entrara a la guerra. Tal vez, Lilyxila tendría las agallas para hacerlo, desafortunadamente, yo no las tengo.

 

Eldia está sangrando desde las grietas de sus escamas. Sus alas también están rotas. La tasa de daño en su cuerpo es alta. [Vuelo] no es disponible, y no es capaz de moverse adecuadamente. No tiene el tiempo para usar [Auto-Regeneración].

 

Ahora que no puede mover su cuerpo correctamente, debido a la grave lesión causada por la tercera magia del sistema de gravedad [Gravilion], probablemente piensa que, si deja de atacar y se concentra en la recuperación, podría recibir un contraataque por parte de Lilyxila o de mí.

 

No hay duda de que ha sido acorralado. Sin embargo, sus ojos nos están mirando fijamente mientras estamos en el aire.

 

El sonido de destrucción de la [Llamarada de Dragón] se detuvo. ¿Se le acabo el MP? Tal vez comenzara a usar [Auto-Regeneración] ahora que nos hemos alejado una buena distancia…

 

{¡No te detengas ahora! ¡Se está recargando!} (Compañera)

 

O-Oh…

 

Era un patrón que no me quería imaginar, pero es una oportunidad. Puedo recoger a Alo y a los demás mientras esta en ello.

 

Acelero y me muevo hacia la rama en la que se encuentran los demás. Alo sube en mi cabeza, mientras que Pesadilla escupe una telaraña hacia mi espalda y se mueve. Agarré firmemente con mi pata a Treant, que se encontraba temblando y no sabía qué hacer, y pateé la rama alejándome del gran árbol.

 

Lilyxila, que junto con su ayudante Alphiss están montando sobre el Dragón Sagrado Seraphim, se acerca a mí.

 

—Escapemos en este momento. Él también se encuentra herido. No creo que pueda seguirnos. Todos esos ataques indiscriminados deben haber sido para mantenernos alejados. Su MP se debe haber reducido considerablemente. No debería realizar alguna clase de movimiento alocado en este momento. —Lilyxila levantó la voz y me llama.

 

Le respondí asintiendo con mi cabeza.

 

Sin embargo, ahora es un buen momento para derrotar a Eldia. No usó la [Llamarada de Dragón] al comienzo de la pelea. Eso no fue por consideración hacia mí o al árbol gigante, sino que fue debido a su arrogancia y descuido.

 

Es por eso que me las arreglé para luchar en combate cuerpo a cuerpo, y Lilyxila pudo llevar a cabo un ataque decente mientras esperaba una oportunidad de usar [Gravilion]. También estuvo disparando las [Llamarada de Dragón] indiscriminadamente para poder distanciarse de nosotros ahora que su cuerpo no se puede mover, consumiendo considerablemente su MP.

 

Sin embargo, la próxima vez usará la [Llamarada de Dragón] desde el principio. Además, el [Gravilion] de Lilyxila le costaría mucho acertar un golpe si estuviese en alerta.

 

No obstante, Alo y los demás están aquí ahora. Eldia no es un oponente que pueda ser manejado con su fuerza actual. Es dudoso que la magia de tierra de Alo, el hilo de Pesadilla, y la magia de gravedad de Treant puedan surtir efecto en él.

 

No serán capaces de alcanzar a Eldia mientras vuela, y aunque lograran golpearlo, no servirían de nada en frente de ese enorme y robusto cuerpo, además de su poder abrumador. Aunque ellos no estuvieron en su vista desde el principio, no sería sorprendente que quedaran atrapados en algo.

 

Y… sé que es algo que no puedo decir, pero emocionalmente, no quería pelear contra Eldia tanto como fuera posible.

 

Si Eldia supiera sobre el Rey Demonio, volaría de inmediato hacia donde se encuentra, y mataría humanos. Sé que no puedo dejar a un monstruo así suelto en el mundo. Sin embargo, si derroto al Rey Demonio antes de que se fortalezca, y aparezca en el escenario, Eldia podrá continuar viviendo su lenta vida de retiro en esta isla.

 

Puede que la [Voz de Dios] le dé a Eldia alguna información innecesaria, pero, aparentemente, no lo ha contactado sobre el nacimiento del Rey Demonio. Todavía hay tiempo antes de que Eldia lo sepa.

 

Ese dulce pensamiento estaba en mi cabeza. Aunque eso podría ser cruel para Eldia.

 

A menudo miraba detrás de mí mientras volaba. Con telón de fondo en el horizonte, los acantilados, la espeluznante isla llamada provisionalmente la isla de los Adams, con su gran árbol que llega hasta las nubes negras en el cielo, se alejaba cada vez mas de mí. Me pregunto, si Eldia todavía seguirá en la raíz del gran árbol.

 

—¡Qué acaba de pasar ahí, maldito Ouroboros! ¡Es obvio que conocías a ese monstruo cara a cara! ¡Santa-sama, realmente no puede confiar en este tipo!

 

Alphiss, que se había quedado con la boca abierta junto a Lilyxila durante la pelea contra Eldia, aparentando ser una escolta, me gritaba encima de Seraphim. Seraphim también miraba a Alphiss con mirada de que parecía ser una molestia ante sus ojos.

 

—Estas siendo demasiada grosera, Alphiss. —La expresión gentil de Lilyxila desapareció, y miro fijamente a Alphiss con una mirada sin expresión.

 

Cuando Alphiss quitó su mano de la espada en su cintura y dio un paso atrás, Lilyxila regresó a su expresión original y asintió.

 

—L-Lo siento, Santa-sama.

 

—Oh, dios, no soy yo con quien deberías disculparte. Alphiss es una chica tan graciosa.

 

Los hombros de Alphiss temblaron por la forma un tanto venenosa en que lo dijo, e inclinó profundamente su cabeza hacia mí.

 

Oh, eh… bueno, está bien, estoy acostumbrado.

 

—Pero, ¿podrías decirme cuál es tu relación con ese Rey Dragón, y si sabes algo de él, podrías decírmelo?

 

T-Tan solo es un vecino, solo un dragón vecino. No tenía ninguna razón para confrontarlo, así que evitaba pelear. Es un dragón solitario con siglos de antigüedad que odia a los humanos, por lo que incluso si es hostil hacia nosotros, no se molestara en perseguirnos por esa única razón.

 

Lilyxila parecía estarlo pensando con el dedo en la comisura de su boca, mientras me miraba fijamente a los ojos por un rato.

 

Ugh, no he dicho ninguna mentira, pero… ¿Habrá captado alguna de las cosas que me digo a mí mismo?

 

Decidí pensar en otra cosa para que [Telepatía] no capte ningún pensamiento innecesario. En mi cabeza reuní una gran cantidad de Tamakis, los alineé y solamente me concentré en apilarlos.

 

En un vasto mundo blanco, donde varios tamakis de muchos tamaños, pequeños, medianos y grandes están dispersos, se está construyendo una torre de Tamakis que parece llegar hasta el final del mundo. En mi cabeza, un gran número de [¿Pefu?] hacen eco.

 

—Así es. Sabía de esta isla por las leyendas… pero nunca pensé que existiría un monstruo como ese. Tengo muy poca información sobre ese lugar.

 

Lilyxila frunció el ceño con sospecha por un momento, pero inmediatamente se rompió su expresión y se rio.

 

Vaya, parece que funcionó. Bien, de ahora en adelante, usare este movimiento como una habilidad anti-telepatía.


Rachidor: Y después de un magnifico escape, termino la primera batalla de la alianza Heroe-Santa, ademas este es el fin del volumen 7 y el fin del arco del fin del mundo, este tal vez haya sido un volumen algo corto, pero lo compensa con todo lo que se aprendió sobre este mundo y el comienzo de que Irushia aparezca en el escenario mundial. Gracias por estar leyendo esta novela por tanto tiempo, después subiré un recopilatorio con todas las ilustraciones de este volumen, y en el próximo capitulo comenzaremos el arco del Rey Demonio. Hasta pronto.

 

 

Trad. ~Rachidor

Ed. ~Aucifer Sakuya


Anterior |Índice| Siguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .