Dragón Egg — Volumen 7, Capítulo 370

Anterior |Índice| Siguiente


La ira del Rey Dragón

 

 

Eldia vuela verticalmente hacia nosotros. Me amenaza con sus encías rojo oscuro y sus enormes colmillos.

 

{¿¡Que estás haciendo!? ¿¡Por qué estas teniendo una agradable charla con humanos!?} (Eldia)

 

Observo a Eldia y miro su estado.

 

‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐

[Eldia]

Raza: Diabolus

Estado: Furia (Grande)

Lv: 130/130 (MAXIMO)

HP: 1697/1697

MP: 1316/1316

‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐

 

No es bueno, está completamente enojado.

No creo que podamos hablarlo… quiero decir, ni siquiera hay espacio para la discusión.

 

—Qué… son esos números…

 

Lilyxila también parece haber visto el estado de Eldia, y frunció el ceño. Alguien con un poder de ataque de 1500, como era de esperar, no es un enemigo que, incluso una santa del nivel de Lilyxila, quiera enfrentar.

 

—De casualidad… ¿Es un conocido tuyo?

 

Lilyxila me miró con los ojos entrecerrados. No respondí y evité su mirada. Incluso si no las miro, podía sentir las miradas penetrantes de Lilyxila y del espadachín femenino, Alphiss.

 

En realidad, no quería luchar contra Eldia. Pero si Eldia supiera del nacimiento del Rey Demonio, definitivamente se pondría del lado del Rey Demonio. Ya no puedo permitirme llevarme bien contigo.

 

Levanto la parte superior de mi cuerpo y sacudo mis alas. Dejé que el viento, lleno de poder mágico, viaje por mis brazos y lo libero desde la punta de mis dedos. La cuchilla de viento creada por la habilidad [Kamaitachi] corta una gruesa rama del gran árbol en frente de Eldia, que se dirigía hacia mí.

 

Eldia rodea la rama, evitándola. Deja de ir en línea recta, y me mira fijamente mientras permanece en el aire.

 

¡Um, no lo adivinara la próxima vez!

 

En este lado estamos, Alo y los demás, aparte de la santa, su asistente y el Dragón Santo. Son siete contra uno. Además, yo, Lilyxila y el Dragón Sagrado Seraphim somos Rango A. No importa si es Lv 130 o no, ¡tiene una gran desventaja!

 

{¿No nos estamos yendo de aquí?} (Compañera)

 

Compañera me mira aturdida. Es una advertencia estratégica. Ciertamente, hay una razón mental por la que es difícil luchar, pero, sobre todo, lo más importante es que Alo y los demás estarán en peligro si quedan cerca de la pelea. Ni Eldia ni yo queremos pelear aquí.

 

{¡Entonces, esa es tu respuesta, dragón de dos cabezas!} (Eldia)

 

Eldia perdió su posición en el aire y se inclinó hacia adelante, volviendo a saltar verticalmente. Es inútil. No hay manera de poder llevar a cabo una negociación de paz, cuando uno de los involucrados está enojado. En primer lugar, no creo que Eldia tenga una personalidad que pueda aceptar la paz y la reconciliación, incluso si esta tiene algún mérito.

 

—¡Lady Lilyxila! ¡Traiga al Dragón Sagrado!

 

—¡[Sirviente Espiritual]! ¡Por favor ven, dragón de la salvación, Seraphim!

 

Seraphim, que había desaparecido, apareció instantáneamente cuando la santa levantó su bastón. El divino dragón blanco miro a Eldia con un rostro claro. Salta hacia las ramas del gran árbol para acortar su distancia con Eldia, y extiende sus alas para permanecer en el aire. Incontables luces se reúnen detrás de las alas extendidas del Seraphim, y descienden hacia Eldia.

 

La lluvia de luz cae sobre Eldia, raspando las ramas del gran árbol.

 

Probablemente sea la habilidad [Lluvia de Relámpagos]. En esta posición, es la mejor técnica. Es difícil evitarla por completo. Además, Seraphim es un monstruo de rango A. Debería ser capaz de hacerle suficiente daño a Eldia.

 

“¡Goooooooaaaa!”

 

Eldia suelta un rugido. Una membrana de poder mágico cubre su cuerpo. Será [Barrera de Mana]. La resistencia a la magia de Eldia aumentó aún más, aunque ya era extremadamente resistente.

 

Eldia atraviesa el aluvión de luz de una sola vez. Una bola de luz golpea su mejilla y espalda, cortando sus escamas, y desgarrando su carne y sangre.  Pero no se detiene.

 

Con su alto estado, Eldia se acercó fácilmente al lado de Seraphim y levantó su grueso brazo, mientras brillaba en azul purpura.

 

“¡Quoooooo!”

 

Seraphim gritó. Un muro de luz surgió entre Seraphim y Eldia. Probablemente sea la habilidad [Escudo de Luz]… aparentemente no es una habilidad que aumente su resistencia o estado, sino una que bloquea un ataque.

 

El brazo de Eldia parecía haber retrocedido, pero aprovechando la abertura en la que Seraphim usó [Escudo de Luz], empujó con fuerza su brazo hacia adelante. El poder de ataque más alto que he visto hasta ahora, se ha volcado en toda su extensión sobre Seraphim.

El [Escudo de Luz] se hizo añicos como si fuese una ventana de vidrio, golpeando el estómago de Seraphim desde su espalda, mientras que al mismo tiempo retiraba sus grandes garras.

 

“¡Kuguye!”

 

 

El grito de Seraphim hace eco. Es arrojado hacia atrás, golpea su espalda contra el gran árbol.

Su abdomen está abierto en par en par y su carne esta desgarrada, pero no hay sangre. La carne que se desprendió de su cuerpo, desapareció en una luz blanca. Supongo que tiene que ver con su condición de espíritu. Sabía que era un cuerpo espiritual.

 

Parece que recibió una buena cantidad de daño físico…

 

{¡Lamentable dragón que ha sido domesticado por los humanos! ¡Quédate abajo, pececillo!} (Eldia)

 

Todo fue tan rápido que no tuve tiempo para hacer algo al respecto.

 

—¿¡Dragón Sagrado!? —La cara de Aphiss palideció.

 

—De ninguna manera, que todavía hubiese tal monstruo por aquí… —Lilyxila también parecía confundida, como si no esperara ser atacada por otro monstruo mientras venía a conseguir la fuerza de uno.

 

Yo también estaba lamentando la aparición de Eldia. Duro, rápido y pesado. Es simple, pero poderoso. Sus valores estadísticos exceden por mucho las de una habilidad a medias.

 

El golpe que Eldia usó para arrojar al Seraphim no fue una habilidad u otra cosa. Eldia no tenía habilidades de garras o puñetazos. Tal vez, es mucho más fuerte que el Rey Demonio que está haciéndose pasar por la familia real para subir de nivel.

 

Cuando vi a Lylixila, me aterrorizó el pensar que había tres rangos A, pero Eldia está mucho más allá de eso.

 

Lilyxila es muy por detrás de Eldia en otras estadísticas que no sea el poder mágico.

 

Eldia eleva su altitud a la misma altura en la que me encuentro, en ese momento me doy la vuelta y suelto un golpe con el impulso de mi cola. La rama que está enfrente de mí, se rompe, levantando astillas de madera hacia él. En reacción a eso, Eldia voló hacia atrás y aterrizó en otra rama.

 

Es una [Cola de Dragón] con mucha fuerza. No pudo reaccionar. Si fuera a darle, habría tenido una oportunidad.

 

{Ese es tu primer golpe.} (Eldia)

 

Eldia dice de manera relajada. Y su resplandor carmesí me mira a mí y a Compañera.

 

{Ahora, tomémonos nuestro tiempo para averiguar lo que estás tramando, así que te escucho dragón de dos cabezas.} (Eldia)


Rachidor: Supongo que no importa el mundo que sea, los padres siempre tendran algo que decir sobre las personas con las que se juntan su hijo.

 

 

Trad. ~Rachidor

Ed. ~Aucifer Sakuya


Anterior |Índice| Siguiente

5 1 votar
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 Comentarios
Más antiguos
Más nuevos Más votados
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
Anónimo
Anónimo
hace 7 meses

Que cosa mas triste, eldia me dio pena, esperar 500 años por un objetivo en una soledad perpetua y tener que enfrentarte a tu hijo por cosas de gente externa. la verdad esperaba que no ubiese una confrotacion con el rey dragon con lo poco que hablo ya me habia encariñado con el u.u

Alejandro Rios
Alejandro Rios
hace 29 dias

Espero que si le hacen daño al rey dragón el prota más adelante se arrepienta en grande, estoy seguro de que lo están engañando de hecho lo raro sería que no lo estén engañando

2
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x