Kusuriya no Hitorigoto – Volumen 08 – Capítulo 21


Capítulo 21 – Vida en el Barco (3)

 

Escrito en el registro:

 

Con Mareos: tres

Con lesiones: dos

Con mala salud: uno

 

“Ahhh, qué ocupado.” El médico charlatán se limpió el sudor de su frente que no provenía de simples exámenes médicos y de la dispensación de medicamentos.

 

Habían estado a bordo de los barcos durante varios días. Todavía quedaban personas que no se habían acostumbrado al balanceo del barco. Aun así, con la llegada del viento, el balanceo había disminuido.

 

“¿Cree eso?” Maomao encontró la oficina médica cerca de la sección militar mucho más concurrida, pero debe estar muy concurrida por el médico charlatán que trabajaba en el consultorio médico del palacio interior que estaba desierto la mayoría de las veces.

 

Se habían preparado muchas medicinas para el mareo de antemano. Dicho esto, debían aliviarlo, nada más, por lo que pensó que sería más efectivo dar un cubo a las personas que acuden a la oficina médica con las caras verdes y guiarlas a un lugar bien ventilado. (EZ: De hecho es lo mejor, no he viajado en barco nunca pero lo mejor al parecer en un largo viaje es acostumbrarse… vomitando xD, si hay gente que sabe de ello digan algo abajo en los comentarios por que yo no se mucho del tema)

 

(Por eso Rahan no vino.)

 

Ese avaro tiene un terrible mareo. Con el estratega raro que trajo, sería más conveniente que ese tipo viniera también, pero debe haberlo rechazado con alguna excusa. A pesar de ser como es, es el vástago del clan, así que no puede dejar la casa vacía.

 

Pensó que el estratega raro podría haber notado a Maomao y vendría al barco en el que ella estaba, pero no había nada por el momento. Es probable que esté fuera de servicio por el mareo.

 

“Bueno, entonces, ¿nos darán un poco de dim sum? Muchacha, llámalo.” Cuando no había pacientes, el médico charlatán preparaba té. Dicho esto, no pueden hervir el agua porque apenas se usó el fuego. Había estado remojando el té en agua fría.

 

Había tres tazas. Tres pasteles también. Los pasteles eran de alta calidad en el barco, pero eran los que habían recibido de la visita médica de Jinshi. Desde entonces, se habían preparado pasteles cada vez, y se les dio recuerdos en cada ocasión.

 

(¿Están tratando de ganarse el favor?)

 

Suspirando, Maomao miró afuera de la oficina médica.

 

“¿Qué pasa, Muchacha?”

 

Había un hombre que era alrededor de dos cabezas más alto que Maomao. Era Rihaku. Se le dijo que el hombre los vigilaría, pero llevaba dos pesas. Tenía tiempo libre sólo por estar de pie, así que parece que estaba entrenando.

 

“Es hora del dim sum”, dijo ella.

 

“Gracias por eso”. Después de dejar las pesas, entró en la oficina médica. Cuando el gran hombre entró, la habitación no pudo evitar sentirse un poco apretada.

 

“Rihaku-san, ¿te gustan los dulces?” preguntó el médico charlatán.

 

“Puedo comer cualquier cosa”, respondió el oficial militar.

 

“¿Es así? ¿Quieres azúcar en tu té?”

 

“¿Eh? ¿Eso es una cosa?”

 

“Aparentemente hacen eso en el sur.”

 

“¡Suena interesante! ¡Ponga un montón para mí!”

 

Mientras se excitaba por el sabor, el médico charlatán iba a poner la preciosa azúcar en el té frío. Maomao le arrebató el azúcar. “No puedes hacer eso. Es un artículo de alta calidad.”

 

“Ehhh”, dijo el médico charlatán.

 

Este eunuco había estado usando la medicina sin usar de la oficina médica para el té durante mucho tiempo, y comenzó a hacer algo malo. Debe esconder el azúcar y la miel.

 

(No hay tal cosa como el té dulce.)

 

Maomao tenía un paladar salado. Le gustaban las cosas saladas y el vino. No puede perdonar la dulzura en el té. (EZ: Asiáticos huh)

 

“Sólo un poco debería estar bien, ¿verdad?” Rihaku también hizo pucheros.

 

El eunuco hablador y el oficial militar de buen carácter. Parecen incompatibles, pero se llevaron bien enseguida.

 

No fue un error elegir a Rihaku.

 

Dicho esto, el médico charlatán fue hecho para ser el sustituto de papá sin su conocimiento. Si el supiera la verdad, ¿cómo se la tomaría?

 

(¿Es lo mejor guardar silencio?)

 

Sería un fracaso decir información descuidada a este tipo de personas. Eso es lo que Maomao pensaba.

 

(Si Jinshi también me tratara así…)

 

Así Maomao pensó mientras lo negaba inmediatamente.

 

Sin duda Jinshi se lo había dicho a Maomao, creyendo que era mejor para ella saberlo. Para Maomao también, la elección de que ella lo supiera o no era fácil de elegir.

 

Ese hermoso hermano imperial es un hombre capaz. Como mínimo, sus acciones se basan en el pensamiento, no en los reflejos.

 

Como el había pensado profundamente en ello, aunque no fuera perfecto, era una respuesta que Maomao podía entender a grandes rasgos, así que ella tampoco se quejaba.

 

¿Estaba enfadada porque el médico charlatán estaba siendo usado como señuelo?

 

O—

 

“Muchacha, ¿no estás comiendo?” Preguntó Rihaku.

 

“Si estoy haciéndolo”. Maomao recogió un dim sum.

 

Había pepinillos en el mochi. Como una forma de preservarlo, el sabor era un poco rico, así que quedaba perfectamente diluido con el té.

 

Escupió un keh mientras comía. Sabroso.

 

“No es dulce, ¿sí?” El médico charlatán parecía abatido.

 

“Es delicioso. Parece simple, pero este pastel no está tan mal,” dijo Rihaku.

 

“Eso es lo que el Príncipe de la Luna nos ha pasado.” El médico charlatán parecía orgulloso por alguna razón.

 

Mientras Maomao se servía otra taza de té, miro por la pequeña ventana. “Puedo ver la tierra”.

 

“Oh, ¿en verdad?” El médico charlatán también miró por la ventana.

 

“He oído que llegaremos al puerto al mediodía, pero se nos hace un poco tarde. Bueno, probablemente esté dentro del margen de error.” Rihaku revisó el cuaderno. “Estaremos muy ocupados ya que nos iremos por la mañana después de una noche de descanso.”

 

Maomao hizo una mirada dudosa. “¿En qué barco está ese viejo?”

 

“Ese viejo está en el barco líder”.

 

Rihaku entendió quién era ese viejo.

 

(Puede que venga aquí cuando ya no esté mareado.) (EZ: Papi monóculo viene por ti~~)

 

Maomao retorció la cara. Sería un dolor si él abordara el mismo barco que ella, incluso como un error.

 

“Si se trata de ese viejo, creo que puedes estar segura de que será llevado a un banquete una vez que desembarquemos. El clan imperial está en un largo viaje después de todo. Tiene que haber diplomacia,” dijo Rihaku.

 

“Me he enterado de lo del banquete. Irá un médico de la corte, pero como yo no iré, la muchacha tampoco necesita ir. Más bien, ¿quién es ese viejo?” El médico charlatán la miró sin comprender nada, pero Maomao terminó ignorándolo porque había algo más en su mente.

 

“Diplomacia. Ya veo.”

 

“Así es. Aquí, ¿puedes ver?” Rihaku sacó un simple mapa del cuaderno. Señaló la ruta de los barcos y la costa. “Aunque está bajo Rii, es otro país.”

 

También había un borde dibujado en el mapa simple.

 

“La princesa de este país estuvo en el palacio interior hace un par de años. Oí que la otorgaron, sin embargo.”

 

La historia era muy familiar.

 

“Esa sería la Consorte Fuyou. No, ella no es una consorte ahora”, dijo el médico charlatán.

 

“Ahhh, ¿esa persona?”

 

Ante las palabras del médico charlatán, Maomao golpeó su mano suavemente. La consorte que había bailado en la pared interior del palacio antes. Escuchó que la consorte es una princesa de un estado vasallo.

 

“Entonces, ¿estaría Fuyou-san presente también?” preguntó el médico charlatán.

 

“Ahh, no lo creo.” Rihaku lo refutó. “Es ella, ¿verdad? La princesa que fue legada como una medalla al mérito cuando un oficial militar prestó servicios distinguidos, ¿verdad?”

 

“Supongo que sí. Aunque es un estado vasallo, me parece impropio que una princesa de otro país se ofrezca libremente”.

 

(Tiene que haber algo más de lo que se ve en esa parte.)

 

Al oír que el oficial militar conocía originalmente a la princesa Fuyou, hay una alta probabilidad de que sus parientes también sean conocidos.

 

Si la princesa Fuyou no hubiera cumplido con su deber como consorte, podrían pensar que sería favorable para ella abandonar inmediatamente el palacio interior.

 

“Un hombre con título de armas no puede simplemente regresar a su propio país”, dijo Rihaku.

 

“Ahh, ¿es así?”, dijo el médico charlatán.

 

“Pero, consiguió una novia* del palacio interior, eh. Si yo obtuviera un título de armas, preferiría tener dinero en efectivo a mano.” (EZ: *Novia de prometida antes de casarse o ya esposa no me queda claro acá)

 

“Rihaku-san, eso es sorprendente. No pareces del tipo de persona que codicia el dinero.”

 

“Yo también tengo varias cosas.”

 

(Como querer redimir a una cortesana de clase alta y esas cosas, sí.)

 

¿Cuánto ha ahorrado Rihaku en este momento? Su carrera parecía ir bien, pero honestamente, si no se hace rico pronto, Pairin-neechan se convertirá en la próxima madam.

 

Maomao miró por la ventana otra vez.

 

(Si llegamos por la tarde, las tiendas probablemente ya estarán cerradas.)

 

Estaba bastante al sur de la capital, pero probablemente no puedan abandonar el barco tan pronto como lleguen.

 

Estaría bien que hubiera mercados nocturnos, pero esas tiendas probablemente no vendían lo que Maomao deseaba.

 

(Como pasteles horneados, brochetas a la parrilla y frutas.)

 

No, si es así, sería divertido.

 

“¿Va a venir alguien?”

 

Afuera de la oficina médica se escuchaba el sonido de pasos que se acercaban y se detuvieron. Hubo un golpe en la puerta.

 

“Entren”, respondió el médico charlatán.

 

Fue Chue quien entró. “Discúlpenme”.

 

“¿Qué pasa? ¿Está el Príncipe de la Luna enfermo?”

 

“No, he venido con una petición.” Sus pequeños ojos miraban a Maomao. “Quiero que me presten a una persona para que sea una catadora de comida para el banquete de esta noche.”

 

El médico charlatán y Rihaku también encararon a Maomao.

 

(No, no estoy en contra de ese trabajo.)

 

Pero, estaba en contra de ir a los lugares donde estará el estratega raro. Cuando se preguntaba cómo debería evadirlo, Chue le mostró algo.

 

“…”

 

Ella estaba mostrando hongos secos a Maomao. Hongos shiitake secos, por lo que parece.

 

(Nggggh.)

 

¿Fue una sugerencia de Jinshi o de Suiren?

 

Los hongos shiitake son un hongo de clase alta. Es raro encontrarlos creciendo en la naturaleza.

 

(Aunque si pueden ser cultivados, se venderán muy bien.)

 

Se conoce como Koushin (香蕈, xiang xun), una medicina que es beneficiosa para la anemia y la presión arterial alta.

 

Es bueno como medicina, y cuando se rehidrata, también es delicioso para cocinar.

 

La asistente llamada Chue, ¿se burlaba de Maomao? La asistente escondió el hongo shiitake que había mostrado a Maomao, y luego lo agitó con el dorso de su mano. Sus manos se perdieron de vista, y luego se incrementaron en dos o tres. Era como si estuviera haciendo magia.

 

“¿Qué va a ser?” Chue habló educadamente, pero Maomao no tenía opciones.

 

Mientras parecía disculparse, obligó a Maomao a hacerlo. Puede decirse que así es exactamente como Jinshi hace las cosas.

 

“…Entendido”, dijo Maomao.

 

“En ese caso, toma esto.” Chue inmediatamente produjo algunas ropas de la nada y se las presentó a Maomao. “Por favor, ponte esta ropa. Si quieres, te maquillaré también.”

 

Los pinceles de maquillaje y para el rouge se sostenían entre los dedos de Chue. Sus movimientos eran como los de un villano que usa armas ocultas en una obra de teatro.

 

(¿Qué hago? Ella es intensaa.)

 

Su simple presentación como esposa de Baryou (hermano mayor de Basen) no era suficiente.

 

(Incluso en circunstancias normales, hay muchas personas intensas a mi alrededor.)

 

¿Fue por la cara sencilla de Chue, que sus entrañas se endurecieron? ¿Necesita la fortaleza mental para ir en contra de las mujeres testarudas del Clan Ma?

 

(Podría ser que me entierren.)

 

Debería mostrar algo de carácter para no perder con ella, pensó Maomao, pero no tenía necesidad de sobresalir.

 

“No gracias con el maquillaje. Por favor, dame eso.” Maomao señaló los hongos shiitake.

 

“¿Es así?” Al recibir un tratamiento normal, Chue se veía un poco triste. Pasó los hongos shiitake secos a Maomao.

 

(Por lo que parece, ¿cuántos tipos de hierbas medicinales trajo?)

 

Mientras pensaba eso, Maomao miró los hongos shiitake.


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s