Shiki: Volumen 02: Capítulo diez: parte 7


[Anterior] [Índice] [Siguiente]


A primera hora de la mañana del siete de octubre, hubo una llamada de la familia Murasako. Esa mañana, cuando intentaron despertar a su tercer hijo, Masao, estaba muerto, dijeron. Eso puso a Toshio de un humor sombrío. Hiromi de la familia Murasako acababa de morir. Durante la vigilia nocturna, el funeral, mientras la familia se apresuraba, el joven sufrió una enfermedad tranquila y murió sin que nadie lo atendiera.

Cuando se abrió el mostrador de recepción, entró la contratista Yasumori Setsuko. Podía decirlo al mirarla a la cara. Era eso. La calamidad caía constantemente sobre los contratistas. Esa tarde trajeron a un joven que vivía en Sotoba llamado Shimizu Yuu. Este era otro brote, como era de esperar. Su condición era incluso peor que la de Setsuko, pero no lo suficiente como para llamar a una ambulancia. Ya no había ninguna razón para temer despertar sospechas en el hospital que lo recibió, por lo que le aconsejó que fuera si quería, pero eso fue todo. Ir al Hospital Nacional no cambiaría el resultado. Si iba a Mizobe para ser hospitalizado para su análisis, solo significaba que moriría allí sin volver a casa nunca más. Por supuesto, eso no se podía decir al paciente mismo, por lo que era una razón más para dudar en recomendarlo.

Cuando regresó a la sala de espera, mientras estaba dibujando en el gráfico, hubo una llamada de Seishin. La voz de Seishin era rígida.

“Ishida se ha ido”

Los ojos de Toshio permanecieron en el gráfico mientras respondía. “Eso es …”

“Desapareció anoche. Hablando con su familia, eso es todo lo que ella puede decir”

Toshio estuvo a punto de dejar caer su pluma. “…Ridículo.”

“Según su esposa, por la noche, cuando ella se había ido a la cama, él estaba definitivamente despierto en la sala de estar, eso dijo ella. Desde allí, cuando ella se despertó por la mañana, él no estaba en ninguna parte de la casa. El auto se quedó adentro en el garaje. Pensando que no podría haber ido muy lejos, lo han estado buscando desde esta mañana, pero aún no lo han encontrado”

(Desaparición – mudanza)

Toshio se puso de pie. “Intentaré ir a la casa de Ishida-san”

“Iré también.”

Hicieron planes para encontrarse en la casa de Ishida, apresurándose con las cosas que debían llevar. El color de la esposa de Ishida, Chie, era pobre.

“¿Qué pudo haber sucedido? — Para que él desaparezca, eso es solo …”

“Cálmate. Anoche, ¿hubo algo extraño en el comportamiento de Ishida-san? O, por ejemplo, ¿estaba pálido, no era muy hablador?”

“No … No realmente. Era el mismo de siempre.”

“¿Cenó?”

“Comía tanto como de costumbre. El día antes de ayer estaba ocupado al parecer, se había traído su trabajo a casa. Ayer salió del trabajo por la mañana para terminarlo también. Pero, parece que terminó con eso y por la tarde fue a la oficina y tomó una copa por la noche. En todo caso, ¡estaba más alegre que de costumbre!”

Entonces, Toshio y Seishin entendieron el intercambio de sus miradas. No era como si Ishida tuviera un brote. Pero, si no es así, entonces ¿por qué Ishida desapareció de repente? ¿Y había alguna razón para que abandonara la casa después de que su esposa se fuera a dormir?

“Uhm” Seishin comenzó a hablar con Chie. “Disculpe pero, íbamos a recibir algunos documentos de Ishida-san ¿podríamos verlos?”

“¿Documentos … dice?”

“Sí. Dijo que había traído el trabajo a casa anteayer, creo que habría sido eso”

Ah, Chie asintió. “Entonces eso estaría en la habitación de mi esposo. Lo vi poner el sobre en el cajón de su escritorio. — Sí, debe haber sido para usted, Joven Monje. Pensé que era extraño que no lo llevara al ayuntamiento cuando regresó a trabajar ayer”

Chie se paró frente a ellos y los guío a la habitación del segundo piso. La habitación inmediatamente después de subir las escaleras probablemente fue utilizada anteriormente por el hijo de Ishida. Había un procesador de textos en el escritorio, muebles en su lugar que ya no parecían usarse, y dos o tres cajas de cartón apiladas con artículos innecesarios.

“Esta es la habitación de mi hijo, ahora se usa como almacén” dijo Chie con una sonrisa aparentemente avergonzada, abriendo el cajón del escritorio. “Está bien, ¿qué es esto?”

Chie buscó dentro del cajón. “Eso es extraño. Pensé que lo había visto ponerlo aquí, pero …” murmuró Chie mientras abría otro cajón. “Qué extraño. Me pregunto si lo habrá llevado a la oficina después de todo.”

“Disculpe” dijo Toshio empujando a Chie a un lado. “¿Le importaría si miro? Es un documento importante”

“Sí … Sírvase usted mismo.”

Toshio buscó en el cajón. En su mayoría estaba lleno de blocs de notas y notas con cosas escritas, pero no había nada en ninguna parte que pareciera un documento escrito correctamente. No era solo el informe escrito lo que no pudo encontrar, sino los memorandos, las copias y los datos que habría utilizado no se encontraban en ninguna parte.

“Los datos no deberían haber sido …”

Al escuchar la voz de Toshio, Seishin se acercó al procesador de textos. Ishida debería haber estado usando esto. Miró, pero no parecía haber un disquete en él. Probó el botón de expulsión, pero, como se esperaba, no había ningún disquete dentro. Abriendo la tapa, presionó el interruptor y lo puso en marcha. (NTE: en la versión en inglés dice disco en lugar de disquete. Si bien el disco CD-ROM ya se usaba como unidad de almacenamiento en esa época decidí cambiarlo a disquete ya que esta historia se desarrolla en los 90 cuando el disquete estaba ampliamente extendido. Para quien no sepa (me siento viejo con solo decir eso) el disquete es un dispositivo almacenamiento de datos (250Mb en el mejor de los casos) que comenzó a decaer con el uso de los CD-ROM y las USB que tenían mayor capacidad de almacenamiento y no eran tan delicados)

“Toshio, ¿hay un disquete en alguna parte?”

“Hay. Solo tres. Dos de ellos tienen etiquetas. Tarjetas de Año Nuevo, una libreta de direcciones.”

Seishin aceptó el disquete de Toshio. Probaron el tercero sin etiqueta, pero no encontraron el documento que buscaban. Tampoco se guardó en el procesador de textos. Solo para asegurarse revisaron los otros dos disquetes, pero, tal como estaban etiquetados, solo había tarjetas de Año Nuevo y una libreta de direcciones; el informe no se encontraba en ninguna parte.

“No está aquí … no está en ningún lado”

Toshio se volvió para mirar a Chie. “¿No llevó los documentos a otra ubicación? ¿No los guardó en un disquete ni nada?”

“No. Mi esposo era una persona muy ordenada, él no dispersaría las cosas. Si no está allí, no creo que esté en la casa”

“Esto es ridículo.”

Chie sacudió la cabeza, pareciendo desconcertada. “Si no está en el escritorio, no está aquí … Sí, estoy segura de que ayer estaba con las manos vacías. Aunque iba a la oficina, no llevaba nada en la mano. Por lo general, va con las manos vacías.”

“¿Estás segura? ¿No tomó nada de la entrada antes de salir?”

“Nada. Me pidió que le hiciera onigiris para el almuerzo. Eso me dijo por la mañana, así que cuando vine aquí para traerle té y onigiris, mi esposo estaba metiendo el documento en el sobre. Lo puso en el sobre, sacó el disquete y lo ordenó, y todo se colocó en ese cajón. Desde que terminó, bajó a comer” Dijo Chie, mirando entre Toshio y Seishin. “¿Era … tan importante ese documento?” (NTE: Onigiri es un plato japonés que consiste en una bola de arroz rellena o mezclada con otros ingredientes. Suele tener forma triangular u oval, y a veces está envuelta en una pequeña tira de alga nori)

“Bueno…” dijo Toshio.

“Bajé con mi esposo. Ya que te tomaste el tiempo de hacerlo, me había dicho, él lo iba a bajar, dijo. Así que volvimos al primer piso, almorzamos, y de allí dijo que iba a la oficina. Se cambió en el dormitorio — el dormitorio está en el primer piso. Allí se cambió de ropa y luego salió. Yo lo atendí hasta que salió, así que no hay error. Definitivamente estaba con las manos vacías. No volvió al segundo piso”

“Está bien” intervino Seishin. “Simplemente nos sorprendimos. Está bien. Hay un repuesto”

“¿Es así?” Dijo Chie sonando medio aliviada, pero insatisfecha y aún confundida. “Uhm, intentaré buscarlo”

“Por favor, hazlo. Si hay alguna noticia de Ishida-san, si pudieras decirle que se comunique con el templo o el hospital con urgencia…”

Sí, asintió Chie una vez más, sintiéndose incómoda por el paradero de su marido. “Pero … ¿Dónde pudo haber ido? Esto es ridículo”

Consolando a Chie, Toshio y Seishin abandonaron la casa de Ishida. Toshio preguntó si Seishin quería pasar por el hospital, pero Seishin miró su reloj de pulsera y sacudió la cabeza.

“No … tengo que volver. Hay una vigilia esta noche.”

Esas palabras parecieron meterse en el corazón de Toshio. “Ya veo …”

“Ishida-san …”

“No importa cómo lo mires, es extraño. No debería haberse perdido de repente. Al menos, según la historia de su esposa, no parece que haya sufrido un brote. Pero, aun así, no dijo a dónde iba, salir en medio de la noche. Y encima de eso, probablemente llevando consigo el documento y todos sus materiales”

En cuanto a los datos, Toshio los tenía a mano él mismo. Las notas de Seishin también estaban disponibles, por lo que el documento en sí podría hacerse nuevamente. Pero, ¿por qué Ishida tuvo que desaparecer por completo con ellos?

El pueblo está rodeado de muerte.

Esto fue como, sí, como estar rodeado. Mudanzas, renuncias, la sensación de que algo los aislaba intencionadamente. Toshio y Seishin fueron secuestrados, arrancados, interferidos.

(Ridículo …)

Eso en sí mismo era una perspectiva ridícula. ¿Quién estaría haciendo algo así y con qué propósito? ¿Estaba planeando inventar ahora sus propias ridículas teorías de conspiración?

“Algo es extraño …” Seishin murmuró detrás de Toshio, cuya mano se detuvo en la puerta del auto mientras pensaba. Toshio asintió.

“… Es posible que esto no sea solo una enfermedad”

Seishin asintió también, y con eso se volvió hacia su propio auto.

(La vigilia … En la casa de Murasako.)

Tenían dos con un brote, y las desapariciones —.

Mientras regresaba al hospital, eso se repitió en la cabeza de Toshio. Una muerte, dos brotes, una desaparición. Recitándolo como un hechizo mágico, regresó al hospital, había un joven en edad de la escuela preparatoria parado frente a la cortina cerrada de la entrada mirando hacia adentro. Debió haber notado el auto cuando se dio la vuelta, viniendo trotando hacia Toshio cuando entró al estacionamiento.

“¿Qué es? ¿Un caso de emergencia?” Toshio preguntó mientras salía del auto. Había visto esa cara en algún lugar antes. Le había hecho algunos exámenes médicos.

“No es un caso de emergencia, pero … ¿Es usted el doctor Ozaki, señor?” El joven dijo. Toshio lo recordó al escuchar eso. Hace mucho tiempo, él era el paciente al que habían venido por un nudo en la espinilla.

“Si mal no recuerdo, eras el hijo de la casa de Yuuki-san, ¿no es así?”

“Así es” asintió el chico. Había dicho que su primer nombre era Natsuno, si recordaba. “Tengo algo que me gustaría preguntarle, doctor; ¿puedo?”

“Por supuesto. Por cierto, te llamabas Yuuki-kun, ¿supongo? ¿O era Koide-kun?”

Natsuno se encogió de hombros. “Cualquiera de los dos está bien. Mi nombre en el registro familiar es Koide, pero normalmente es Yuuki.”

“Entonces, Yuuki-kun será. — Yuuki-kun, ¿qué querías preguntar?”

“Se trata de Shimizu-san. Shimizu Megumi-san. Eras el médico que hizo su examen médico, ¿no?”

“La examiné, y también fui yo quien hizo su certificado de defunción”

“¿De qué murió?”

“Anemia aguda, ¿no?”

Natsuno dudó en hablar, mirando a Toshio con los ojos vueltos hacia arriba.

“¿Definitivamente estaba muerta? — Ya sabes, hay muchas cosas como muerte cerebral y esas cosas ¿verdad?”

Toshio soltó una ligera risa. En el fondo, podía sentir algo desconocido que se agitaba vagamente. “Incluso si hay médicos que podrían decir que un paciente con muerte cerebral no está muerto, nadie diría que un paciente cuyo corazón está muerto no está muerto” Toshio dijo con una sonrisa. Sin ninguna razón en particular, cambió las llaves de su auto a su otra mano. “Su respiración y su ritmo cardíaco se detuvieron, su presión arterial era cero y su respuesta pupilar había desaparecido. Estaba muerta. No había lugar a dudas”

“Pero dicen que la animación suspendida ocurre mucho, ¿no es así?”

Toshio dio una sonrisa amarga. “No he visto demasiados en un estado de aparente muerte, pero hay pacientes que se parecen mucho a un cadáver pero que no están realmente muertos. Si su frecuencia cardíaca es demasiado débil, un aficionado no puede sentir el pulso, su respiración es tan superficial que puede parecer que no están respirando en absoluto. Pero, su corazón se había detenido por completo. Cualquiera que tuviera el corazón detenido tanto tiempo, incluso si estuviera vivo, terminaría muriendo. No creo que las personas en animación suspendida tengan lividez postmortem o rigor mortis tampoco”

“¿Sabías que algunos son enterrados vivos?”

Toshio se rió aún más. “No emitiría un certificado de defunción si existiera la más mínima posibilidad de que todavía estuviera viva. Hubiera realizado un tratamiento médico decisivo. Incluso si la familia intentara detenerme. Y, sin un certificado de defunción de mi parte, ellos no pueden enterrarla”

“Entonces, no hay absolutamente ninguna posibilidad de que Shimizu-san vuelva a la vida, ¿verdad?”

Toshio se echó a reír. “¡Si volviera a la vida desde ese estado, sería un zombi o un vampiro!” Su gran risa fue una que Toshio pudo sentir cada vez más rígida. (¿Qué acabo de decir?) Volvió a mirar a Natsuno con una sonrisa todavía. “Cuando aparecen manchas púrpuras y rigor mortis, significa que ya se había convertido en un cadáver. Las cosas que no están vivas comienzan a pudrirse así. No importa qué tipo de médico famoso tengas a mano, una vez que la decadencia comienza, yo no creo que los traigan de vuelta a la vida”

“¿Es así?” murmuró Natsuno perdido en sus pensamientos. Pronto levantó el rostro e inclinó la cabeza. “Entiendo. Perdóname por preguntar algo extraño.”

“Por cierto, tú —” A pesar de que Toshio le habló, Natsuno se dio la vuelta. Cruzó el estacionamiento como si huyera. “¿Qué fue, de nuevo, que te hizo venir a preguntarme eso?”

Natsuno no respondió a la pregunta de Toshio. Echó un vistazo por encima del hombro y saludó levemente, luego salió corriendo del terreno.

— ¡Un zombie o un vampiro!

Toshio reflexionó sobre sus propias palabras.

Estado del paciente, causa de muerte. Pensó y negó con la cabeza. (Ridículo) Se rió amargamente de sí mismo, pero como era de esperar a mitad de camino, su risa se volvió tensa y disminuyó. (Imposible. Esas cosas, no existen)

— Cuando los niños son malos, un Oni viene.

Saliendo de sus tumbas. Capturando niños, llevándolos a un hoyo en el suelo y devorándolos.

Cuando era un niño realmente pequeño, los ancianos le dijeron que recordaban que dos personas no encajarían en una tumba. No había Onis que se levantaran de las tumbas. (Una muerte, dos brotes, una desaparición.)

(Nodos … Marcas como picaduras de insectos.) Toshio dio la vuelta a la entrada trasera, regresando a la sala de espera por la entrada del personal. (Mordeduras, anemia — muerte.)

Una muerte, dos brotes, una desaparición.

Cerrando la puerta abierta de la sala de espera, Toshio mostró su rostro en la sala de descanso.

“Nagata-san.” Cuando llamó, las enfermeras dejaron de enrollar gasas y miraron hacia atrás. Kiyomi se puso de pie ágilmente. “Lo siento, pero ¿podrías rehacer la lista de cobertura?”

“¿El horario de trabajo?”

Toshio asintió con la cabeza. “Sé que nos falta ayuda, pero tengo un mal presentimiento. — Vamos a hospitalizar a la esposa de los Yasumori”

Natsuno medio corrió. Su sombra se alargó a sus pies mientras el sol se hundía en las montañas del oeste.

(Un zombi o un vampiro). La sombra parecía siniestra. (Un cadáver que puede vivir — los muertos revivieron).

Con eso, no era imposible.

Porque este pueblo todavía entierra a sus muertos.


Con esto terminamos la segunda parte del Shiki (no tengo idea de si es el segundo volumen o no)

Con esto esta mas que claro como manejan esta novela. En la primera parte nos presentaron a todos los personajes, sus relaciones y la ideología de Sotoba para finalmente descubrir que las muertes están siendo causadas por una plaga. (si bien epidemia seria la palabra mas adecuada recuerden que en japón (al menos en esa época) epidemia es solo una lista de enfermedades, todo aquello que no este en esa lista no es considerado epidemia) 

En este ocasión vemos a Toshio y Seishin haciendo lo posible para descubrir el origen de la plaga (enserio que en esos capitulo no puedo evitarlo relacionarlo con la situación actual, pero mientras se quede en eso todo esta bien pues no quiero tener que preocuparme por una horda de muertos vivientes este 2020) 

Como siempre Toshio y Seishin se roban el show. Sus capítulos y en los que Sunako aparecen me encantan. Nuevamente Natsuno queda en segundo o tercer plano, pero a partir de aquí parece que tomará mas protagonismo (creo recordar que en el anime es el principal protagonista mientras Seishin y Toshio son secundarios)

Como van las cosas es posible que en la tercera parte se abarcara la sección paranormal/terror un poco mas. No creo que lo abarquen todo, pero al menos si en gran medida. Debido a que no tengo idea de que version está usando el traductor (la primera edición son dos volúmenes, la segunda (y posiblemente de ahí en adelante en caso de que hubiera mas reimpresiones) son cinco volúmenes (tengo entendido que no hay escenas extras, es solo para comodidad ya que con dos volumenes eran biblias)) pero al menos se que la tercera parte no sera el final.

En fin, nos vemos en la tercera parte. Ya quiero ver como es tratado el asunto de Natsuno y su “visitante” nocturno en esta version.


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s