Shiki: Volumen 02: Capítulo diez: parte 5


[Anterior] [Índice] [Siguiente]


En la tarde del 6 de octubre, cuando Yuuki fue al creole, vio un letrero que decía que no estaban abiertos por negocios. Mientras se giraba para regresar, de alguna manera no tenía ganas de regresar a casa, así que sin otra opción vagó por el vecindario distraídamente. Después de dar una vuelta, terminó nuevamente frente al creole para ver que el cartel que decía que no estaban abiertos fue quitado. Mientras pensaba ¿Oh? empujó la puerta, que se abrió.

“Bienvenido” Hasegawa sonrió desde el mostrador.

“Hace poco estabas cerrado por negocios. Estaba seguro de que hoy estarías cerrado”

Aa, dijo Hasegawa con una sonrisa irónica. “Perdón por eso ¿sí? Salimos un rato. Hubo un funeral”

“—¿Funeral?”

“Sí. En el distrito comercial está la tienda de arroz, ¿verdad? Su hijo ha muerto. No estoy familiarizado con ellos personalmente, pero como los conozco en el distrito comercial, fui a dar mis condolencias”

De nuevo, pensó Yuuki. Mirando ligeramente hacia abajo, quedó atrapado en sus pensamientos.

“¿Hay algún problema?”

“No — esto es definitivamente extraño. Una vez más, es lo único que puedo decir. El hijo de la casa de Mutou-san acababa de morir. Hay algo en eso si tanta gente está muriendo. ¿No lo crees?”

“Eso es …” Hasegawa estaba visiblemente consternado. “Ese ciertamente parece ser el caso”

“Así es como es en el pueblo, había escuchado eso. Ese podría ser el caso. Sin embargo, eso solo sería si hubiera la mitad de muertes que ha habido. No importa qué sentido común intentes hacer brillar sobre esto, yo creo que es extraño” Yuuki dijo, mirando la cara de Hasegawa. “¿Crees que podría ser una epidemia?”

Hasegawa se hundió en el silencio como si no pudiera encontrar las palabras. Colgando su cabeza con esa cara, Yuuki tenía claro que Hasegawa lo había sospechado él mismo.

“Pero el ayuntamiento no ha dicho nada …”

“¿No has pensado que lo están ocultando? Que temen que el pueblo entre en pánico”

“…….Ese puede ser el caso.”

Solo estaban Yuuki y Hasegawa en la tienda, donde resonaba la música de piano brillante y no adecuada para ese ambiente. Mientras permanecían en ese silencio, la puerta de la tienda se abrió. Quizás Tashiro entrando en la tienda podría sentir el extraño estado de ánimo en el aire; miró entre Yuuki y Hasegawa.

“¿Algo anda mal?”

Yuuki repitió lo que le dijo a Hasegawa. Pudo decir por su expresión que Tashiro también lo había sospechado después de todo. Todos pensaron que era extraño. Nadie dijo nada al respecto.

“¿No sería mejor asegurarnos, me pregunto?” Dijo Yuuki, Tashiro pensó por un momento. Yuuki continuó. “Por supuesto, pueden estar manteniéndolo en silencio porque no saben cómo manejarlo. Si es así, entonces está bien, cooperaré también. Pero, no puedo quedarme callado así. Aunque sabemos que es extraño, por mi parte, no puedo permanecer cómodo sin confirmar nada”

“Tienes razon, eh” Tashiro asintió con una expresión pensativa. “Eso sería lo mejor, ¿eh?”

Fue Tashiro quien llamó a la Clínica Ozaki. Llamó a Toshio y lo abordó diciendo que había algo de lo que quería hablar un poco con él. Con eso, Toshio pudo adivinar cuál era el tema de la conversación. Él sólo respondió “Lo tengo”, en voz baja sin preguntar nada. Dijo que iría al creole. Tenía que regresar antes de que comenzaran los exámenes de la tarde, pero cuando preguntó si eso estaba bien, Tashiro estuvo de acuerdo. Una vez más, Hasegawa colgó el cartel de cerrado por negocios.

Toshio realmente vino sin demora. Yuuki lo había visto en el hospital, o incluso aquí, varias veces, así que no era su primera reunión. Tan pronto como entró Toshio, pidió un café a Hasegawa, se sentó en el mostrador y encendió un cigarrillo. 

El que provocó la conversación fue Tashiro. El que había conocido a Toshio por más tiempo. 

“Entonces, uhm … Hiromi-kun de los Murasako murió, eh”

Sí, Toshio asintió sin una pizca de timidez, pero en alguna parte, algo de inquietud surgió en él.

“El hijo mayor de Mutou-san también murió. De alguna manera, ¿sabes? Es como si tuviera la sensación de que hay demasiadas muertes”

“¿Y?”

“Estábamos hablando de eso aquí, pero — no es una epidemia ni nada, ¿verdad?” Toshio exhaló humo mientras miraba directamente a Tashiro. Tashiro agregó apresuradamente. “No, quiero decir, si hay circunstancias que te impidan decirlo, cooperaremos. Es solo entre nosotros, así que, si es así, ¿podrías decirnos? Se siente muy extraño”

Toshio apagó el cigarrillo y suspiró ligeramente. “No es una epidemia. Al menos, ninguno de los que han muerto hasta este momento murió de una enfermedad clasificada como epidemia” (NTE: como recordatorio. En Japón ”epidemia” se refiere a una lista de enfermedades para los cuales ya tienen un protocolo a seguir en caso de que se presente dicha enfermedad y así evitar su propagación. Toda aquella enfermedad; por más contagiosa que sea, que no entre en esa lista no es clasificada como epidemia y por lo tanto no hay protocolos a seguir)

“—¿De Verdad?”

“Apuesto mi licencia médica a ello. Las pruebas han resultado nulas. Al menos de las que he supervisado, ni un solo paciente sufría de una enfermedad infecciosa”

El que empujó el tema aún más fue Yuuki. “Entonces, ¿que tantos hayan muerto es una coincidencia?”

“Reconoceré que han sido demasiados para ser una coincidencia”

“¿Pero no es una epidemia? ¿No hay forma de que sea contagiosa?”

“Las epidemias y las enfermedades infecciosas no son algo de lo que se pueda hablar como dos cosas separadas. Pero tampoco hay ninguna prueba de que sea transmisible”

“¿No hay… ninguna prueba?”

Toshio apoyó la barbilla en sus manos. Miró en silencio el café que Hasegawa le había preparado y encendió un cigarrillo nuevo. “No puedo decir nada. Estoy seguro de que no es una epidemia, y tampoco hay pruebas de que se esté propagando. No quiero decir algo descuidado y poner al pueblo en un escándalo, así que eso es todo lo que yo puedo decir.”

“Pero, Toshio” Tashiro interrumpió, Toshio se quedó en silencio. Parecía estar dudando sobre algo, pensando, antes de abrir la boca.

“No puedo decir nada más que — ¿Qué tal esto? Si mi familia muriera, los incineraría”

Yuuki miró el perfil de Toshio por un momento, luego se encontró con la mirada de Hasegawa y Tashiro con un movimiento de cabeza. –Como pensaban.

“… Entendido” Yuuki exhaló. Se convirtió en un profundo suspiro. “Entonces, en otras palabras, no es una epidemia, ¿verdad?”

“No es una epidemia. Puedes confiar en mí en eso”

“Esto es solo algo que estoy preguntando como una charla ociosa, pero ha habido muchas muertes. Y muertes súbitas. Por eso — bueno, me siento preocupado por mi salud. ¿Hay algo de lo que deba tener cuidado?”

Toshio no miró a Yuuki. “Déjame ver. Tendría cuidado con la anemia, si fuera yo. Mala complexión, aspecto lento, sin apetito, dificultad para respirar — si te sientes así, sería mejor que veas a un médico”

“¿Cuáles son los síntomas subjetivos?”

“No los hay” dijo Toshio como si escupiera las palabras. “Si la persona misma se quejara a las personas que la rodean de que se siente enferma, no estaría muriendo sin previo aviso, ¿verdad? La persona misma no tiene ninguna conciencia de ello. Últimamente, ha habido muchos pacientes así. La persona misma no tiene la menor conciencia de estar enferma, son las personas que la rodean las que se preocupan y las llevan. Ese tipo de pacientes son una molestia. Incluso si hablas con ellos, están distantes. No sé si están escuchando lo que digo o no, si les haces una pregunta, tardan en responder. Es difícil comunicarse con ellos. Es como si estuvieras hablando con una muñeca o algo así. Hacen una mueca como si fuera el problema de otra persona”

“….. ¿Existe alguna medida preventiva?”

“¿Quién sabe? Es bastante banal, pero asegúrate de descansar y comer, supongo. Sería mejor no beber el agua subterránea. Probablemente sea mejor manejar los cadáveres y los desechos también con guantes. También asegúrate de exterminar las plagas. Especialmente garrapatas”

Es así, murmuró Yuuki. Probablemente no sabían la ruta de infección. Y también significaba que existía la posibilidad de que las garrapatas o algo así fueran los portadores.

“Y … si son atendidos por un médico rápidamente, ¿se curarán?”

Toshio miró fugazmente a Yuuki y luego exhaló su humo en la dirección opuesta. “—– Nop. Si es simplemente anemia, se curará, pero si no, es difícil, para ser honesto.”

Yuuki contuvo la respiración. Por fin, Toshio se volvió hacia él. “Confío en los clientes de esta tienda. No quiero ser particularmente estúpido, quiero decir. Supongo que no tomarán medidas precipitadas, no entrarán en un frenesí de discriminación”

Yuuki asintió. “Y no difundiremos chismes irresponsables. Por favor, confíe en nosotros”

Mm, Toshio asintió.


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s