Súper Gen Divino – Capítulo 695: Estás en Problemas


Tercer Capítulo Semana 19

¡Disfrútenlo!

Han Sen dejó el zorro plateado con el Caballero Escarabajo para que su doble pareciera más auténtico. Han Sen planeaba viajar a la Montaña del Diablo solo.

Sin embargo, con el Ángel a su lado, no tenía miedo. Quería usar esta oportunidad para matar criaturas divinas y maximizar sus puntos genéticos.

Cazó muchas criaturas divinas en el mar, pero debido a su gran tamaño, comer muchas de ellas era un proceso lento. Como resultado, tratar de maximizar sus puntos genéticos divinos de esa manera era demasiado lento.

La Montaña del Diablo era el hogar de muchas criaturas diferentes. No mucho después de que comenzara a ascender la montaña, vio grandes gorilas, con unos pocos mutantes entre ellos.

Pero alguien ya estaba luchando con el grupo de gorilas, lo que le sorprendió. Nunca esperó encontrar a alguien tan audaz como para cazar criaturas en la Montaña del Diablo.

Han Sen miró más de cerca y notó que era Philip. Tenía una chica cerca de él, mientras luchaba. Los gorilas negros no podían competir con Philip, ya que rápidamente arrasó con todos y cada uno de ellos. Ni siquiera las variantes de clase mutante podían soportar muchos ataques de él, y parecía ser un guerrero ferozmente poderoso.

“Philip, eres tan bueno! ¡Eres tan fuerte y tan guapo!” La mujer tenía las manos apretadas contra su pecho mientras alababa a Philip. Las pupilas de sus ojos tenían casi la forma de corazones en adoración.

La mujer era bastante bonita. Tenía grandes pechos, piernas largas y parecía bastante joven. Sus palabras de aliento fueron suaves pero agudas, y funcionaron como combustible para Philip, avivando el fuego de su anhelo de combatir. Ahora luchaba aún más duro. Gobernó la espada en su mano como si gobernara el mundo.

Han Sen observó la escena por un tiempo pero luego se preparó para irse. Mientras se alejaba, escuchó a la mujer decir algo más a Philip, que había matado a todos los gorilas. “Philip, ¡eres tan bueno! Pero estas criaturas no están a tu nivel, encontremos algunas criaturas divinas para que te enfrentes”

Cuando Han Sen oyó eso, se alegró. Philip iba a cometer un error garrafal y a ponerse en peligro, sin saberlo. Estaban en el borde de la Montaña del Diablo, y no había monstruos peligrosos donde estaban ahora.

Si Philip se aventuraba ingenuamente más profundamente con la joven, encontrar una criatura no sería el problema. Regresar de ese horrible lugar, vivo con todos los miembros todavía unidos, sería el problema.

Pero eso no tenía nada que ver con Han Sen, así que siguió caminando. Después de ascender la cresta actual que estaba escalando, había un cañón ante él. Era el anfitrión de muchos arbustos y matorrales de plantas parecidas al vetiver, cada uno coronado con un número de flores rosas. Las mariposas bailaban suavemente alrededor de ellas, pintándolo como un lugar pintoresco e idílico.

Lo que Han Sen vio, sin embargo, fue una zona peligrosa. Aunque las mariposas se veían hermosas, eran criaturas secretamente agresivas. Las apariencias podían ser tradicionalmente engañosas, y así era, ya que Han Sen podía observar las poderosas fuerzas vitales dentro de ellas. No eran criaturas ordinarias, y tenían que ser al menos de clase mutante.

Han Sen observaba las mariposas desde lejos. El cañón se extendía, pintado con parches de vetiver. Las mariposas estaban allí en gran número, como llamas parpadeantes sobre el suelo. Eran más grandes que las mariposas promedio, pero aún así parecían débiles y fácilmente aplastables.

“Philip, mira. ¡Hay alguien ahí!” Han Sen todavía estaba observando la vista del cañón que tenía ante él cuando oyó una voz familiar.

Han Sen se dio la vuelta y vio a Philip y a su amiga de grandes tetas acercándose. Enseguida frunció el ceño.

Philip era uno de los líderes de la Planicie Helada, a cargo del Refugio Philip. No era un hombre tonto y temerario, y Han Sen se sorprendió de su voluntad de llevar a una dama a la Montaña del Diablo.

Philip no lo reconoció como Han Sen, debido a que Han Sen estaba vestido con una armadura dorada.

“¿Cómo te llamas, amigo mío?” preguntó Philip, mientras lo miraba.

La armadura dorada no era exclusiva de Dollar, ya que mucha gente la poseía en la segunda zona de El Santuario de Dios. Por eso Philip no se apresuró a asumir que Han Sen era alguien particularmente especial, y menos aún Dollar.

“¿Qué quieres?” Han Sen no respondió a la pregunta de Philip, simplemente respondió con otra.

“Si quieres atravesar esta peligrosa montaña, tal vez debamos hacer equipo. Podemos cuidarnos las espaldas mutuamente.” Dijo Philip.

“Lo siento, pero prefiero viajar solo.” Respondió fríamente Han Sen.

Cuando la dama le oyó decir esto, no parecía tan feliz como antes. Le dijo, “¡Eres tan ingrato! Philip es una piedra angular de la unión aquí, ¡es el dueño de uno de los Refugios del Ejército de la Diosa!. Él es Philip, ¿como en el ejército de Philip? Quería ayudarte.”

“Gracias, pero no gracias. Tengo una obligación personal que cumplir, tal vez nuestros caminos se vuelvan a cruzar pronto.” Han Sen no estaba interesado en acompañar a Philip, en presencia de su chica.

“Este hombre no conoce su lugar, ignóralo. ¡Vámonos a ir!” La mujer, que estaba agarrando el brazo de Philip, tiró con fuerza. Entonces ambos partieron hacia el valle.

Philip se sintió tremendamente incómodo, pero con cara de justo dijo a la mujer, “Xiao Yuan, la Montaña del Diablo es demasiado peligrosa. Si nos aventuramos allí solos, sólo puedo temer que nos ocurra un desgraciado suceso. Dame un segundo y veré si puedo convencerle.”

Philip se alejó de ella mientras alegaba su situación. Se acercó sigilosamente a Han Sen y le susurró, “Amigo, nuestro encuentro aquí es el destino. ¿Por qué no podemos ir juntos?”

Después de eso, Philip bajó su voz aún más, hasta un punto en el que incluso Han Sen casi tuvo problemas para oírle, y dijo, “Amigo, hazme un favor. Te daré dos espíritus mutantes de las bestias.”

“¿Qué favor?” Preguntó Han Sen.

“Finge que tú y yo discutimos, y luego fingimos una pelea. Abandona la pelea y luego finge estar aterrorizado, huyendo mientras te persigo. Eso es todo lo que tienes que hacer. Un espíritu mutante de la bestia ahora y otro que puedes reclamar en el Refugio Philip. Debes haber oído el nombre de Philip antes, ¿no? Entonces sabes que un hombre de tal reputación no dejaría de cumplir su deuda.” Philip estaba hablando de nuevo en voz baja.

“Dame dos espíritus divinos de las bestias y lo pensaré.” Han Sen entendió lo que Philip realmente quería. Por mucho que le hubiera gustado impresionar a su chica, no podía evitar aventurarse más lejos en la Montaña del Diablo sin ofenderla.

“¡Amigo, eso es un robo a plena luz del día! Sólo te pedí que montaras un espectáculo, dos espíritus mutantes de las bestias es una oferta generosa para tal acto.” Dijo Philip, con el ceño fruncido.

“Normalmente, sí, no es una oferta demasiado mala. Pero tengo algo muy importante que hacer hoy. El tiempo es precioso para mí en este momento, así que el precio son dos espíritus divinos de las bestias.” Respondió Han Sen.

“Hermano, dos espíritus divinos de las bestias es demasiado.” Philip continuó frunciendo el ceño.

“Está bien, tengo una forma alternativa para que consigas lo que necesitas, un método que no requiere ningún esfuerzo por tu parte.” Han Sen sonrió.

“¿Qué método sería ese?” Philip le dio a Han Sen una mirada confusa.

“Es simple.” Cuando Han Sen habló, se movió. Una sombra dorada destelló frente a la dama. La mujer se sorprendió repentinamente y parecía lista para gritar, pero antes de que pudiera, Han Sen le dio un golpe en la nuca y se desmayó.

“¡Ahí tienes! ¿Ves? Esto no te costará nada. Ahora puedes ir a fingir que la has salvado.” Han Sen le entregó a Philip la mujer inconsciente y luego lo dejó, aventurándose al cañón.

“Amigo, no puedes irte. ¡Estás en problemas!” Cuando Philip recogió a la mujer inconsciente, su cara cambió.

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s