Súper Gen Divino – Capítulo 693: El Nucleo del Melocotón


Primer Capítulo Semana 19

¡Disfrútenlo!

El período de tiempo entre los campeonatos de la segunda zona de El Santuario de Dios eran largos. Los humanos rara vez se emocionaban por el evento, principalmente debido al poder de los Espíritus que participaban. Tener desbloqueada una cerradura genética no era de ninguna manera una garantía de tener lo necesario para competir.

Si los combatientes luchaban en una batalla entre humanos, a menos que se encontraran con alguien particularmente cruel y sin corazón, había al menos la posibilidad de sobrevivir.

Pero enfrentarse a los Espíritus era diferente. Los Espíritus usaban todo lo que tenían y luchaban tan despiadadamente como podían. No había ningún beneficio en matar a un Espíritu, tampoco, ya que siempre podían resurgir en sus piedras de Espíritu.

Así que, aunque muchos humanos se alistaban para participar en el campeonato, se retiraban inmediatamente y perdían cuando se enfrentaban a un Espíritu poderoso. Aunque los humanos eran la mayoría de la población en la segunda zona de El Santuario de Dios, ningún humano había ganado el torneo y había ganado el título de ‘Hijo de Dios’. Con una racha de pérdidas tan larga, el entusiasmo general por el campeonato era bastante bajo.

Para inscribirse en el campeonato, sólo los refugios de la realeza podían albergar una arena. El Palacio de Cristal, aunque relativamente pequeño, era un refugio de la realeza. Tenía una pequeña arena de batalla, pero no era más grande que una habitación promedio.

Después de inscribirse, también había que emparejar y batirse en duelo con otra persona que se hubiera inscrito en el mismo refugio. Cualquier combatiente que saliera victorioso en un refugio, venciendo al resto, iría entonces contra los ganadores de otros refugios. Sólo Han Sen residía en el Palacio de Cristal, así que por defecto, él era el ganador. Por lo tanto, no tenía que luchar con ningún otro para calificar. Sólo tenía que esperar a que las verdaderas y jugosas batallas por el ‘Hijo de Dios’ comenzaran.

“Me pregunto qué recompensa obtendría si ganara mi última pelea, el combate de la divinidad. Ni siquiera los evolucionados de élite, que habían abierto sus cerraduras genéticas, podían ni siquiera soñar con ganar su lugar entre los diez ‘Hijos de Dios’ anteriores. Los Espíritus que compiten allí deben estar al mismo nivel que las súper criaturas, seguro. Las recompensas por ser victorioso en el campeonato y llegar a los diez primeros deben ser muy buenas. ¿Podría ser un súper espíritu de la bestia al azar? ¿O quizás incluso un Espíritu que está por encima de la clase Realeza?” Han Sen, simplemente contemplando las perspectivas, comenzó a emocionarse bastante.

Si era un Espíritu por encima de la clase Realeza, Han Sen definitivamente lo quería. Incluso Han Sen, que era el dueño del Ángel Santo, no había obtenido un Espíritu por encima de la clase Realeza que le obedeciera.

Si los Espíritus como ese existieran, no habría sólo una o dos súper criaturas en su refugio. Derribar tal refugio resultaría imposible para los humanos, en su estado actual.

Han Sen necesitaba entonces pensar en lo que identidad debería usar al tomar parte en el campeonato. Si Han Sen usaba su propia identidad para unirse, podría usar su Ángel Santo para luchar a su lado. Eso aumentaría sus probabilidades de unirse a las filas de los diez primeros, seguro.

Pero ahora mismo, su popularidad nunca había sido tan grande. Había ojos sobre él, desde la Alianza, rastreando cada uno de sus movimientos. Si mostraba un poder superior al de los puntos genéticos divinos, se sabría que había logrado absorber súper puntos genéticos.

La Alianza entera lo molestaría sin duda por el método de hacerlo, y ciertas organizaciones oficiales podrían incluso restringir su libertad hasta que revelara la información. Era un asunto que concernía a toda la raza humana, así que encabezar ese desarrollo le pondría en una posición incómoda.

No era que a Han Sen le importara ayudar al desarrollo de la raza humana, era sólo que sólo había aprendido a absorber las Esencias Genéticas Vitales a través del Sutra Dongxuan. No podía enseñar a todo el mundo a aprender el Sutra Dongxuan.

Han Sen tenía la oportunidad de no poner ningún esfuerzo en el combate y dejar que su pequeña Ángel Santa hiciera todo el trabajo, pero eso también sería inútil, si se enfrentara a un Espíritu de clase de súper criatura que lo atacara. No había garantías de que la Ángel Santa pudiera salvarlo, si eso sucediera. Después de todo, la Ángel Santa era una mascota ofensiva, no estaba entrenada en las artes de la defensa. Era una luchadora, no una protectora.

Han Sen, sin ser capaz de usar sus poderes, se convertiría en una debilidad obvia en su asociación. Ciertamente no entraría en el top diez y no se convertiría en un ‘Hijo de Dios’.

Pero si Han Sen no actuaba en absoluto, ¿qué sentido tenía participar en el campeonato? Quería aprovechar esta oportunidad para ver si podía simular el flujo de energía de sus oponentes y aprenderlos.

Después de mucha consideración, Han Sen decidió adoptar su antigua identidad Dollar para el campeonato. Aunque era difícil vencer a súper criaturas, luchar de esta manera sólo le proporcionaba beneficios. Podía aprender la forma en que peleaban. Tal conocimiento podría ser una gran ayuda en el futuro.

Todavía faltaba un mes para que empezara el campeonato. Sin embargo, Han Sen no tenía prisa por prepararse. Lo que quería hacer era localizar una súper criatura de segunda generación.

Después de que Han Sen dejase su habitación, el zorro plateado miró furioso a Han Sen. Luego, rápidamente se dio vuelta y lo ignoró. Parecía que seguía de mal humor porque Han Sen se quedó con todo el melocotón para él.

“Buen chico. Me comí el melocotón, sí, pero todavía tengo el corazón. ¡Ve si puedes comerlo!” Han Sen colocó el corazón del melocotón como una joya detrás del zorro plateado.

El zorro plateado se dio vuelta y mordió el corazón del melocotón sin dudarlo. Han Sen escuchó que se rompía y el corazón de melocotón con forma de joya fue aplastado. Extrañamente, de la corazón salió otra corazón. Este era blanco. El zorro plateado escupió los restos aplastados de la primera capa del núcleo de su boca y rápidamente se tragó la nuez blanca.

“¿Puedes comerte esa cosa?” Han Sen dijo, con los ojos bien abiertos. Todo lo que hacía era tratar de consolar al zorro plateado, nunca esperó que hubiera algo comestible dentro del núcleo y que pudiera comer.

El zorro plateado se comió la nuez de melocotón y luego bostezó. Saltó sobre el hombro de Han Sen y parecía que se iba a dormir.

“¿Eso es todo? ¿Te comes mi corazón de melocotón y luego te duermes? ¡Dame una reacción o algo!” Han Sen parecía deprimido. El zorro plateado comió tantas cosas buenas y valiosas todos los días. Sin embargo, a pesar de eso, continuó creciendo tan lentamente.

Si el zorro plateado pudiera crecer más rápido, tendría dos súper criaturas con poderes para luchar a su lado. Luchar contra las súper criaturas de segunda generación sería aún más fácil, si eso fuera así.

Después de todo, la segunda generación siempre parecía tener otra súper criatura a su lado. Con la ayuda de la Ángel Santa, las probabilidades de matar a una todavía no estaban a su favor.

La búsqueda de una súper criatura de segunda generación no podía ser apresurada, así que el mismo Han Sen no tenía prisa. Lo que quería ahora era saber qué beneficio podría recibir de las familias Ji y Qin.

La familia Ji le dio a Han Sen algunas opciones separadas, cada una de las cuales le agradó. Decidió aceptar el cinco por ciento de las acciones de Tecnologías Celestiales.

El cinco por ciento podría parecer pequeño, pero Tecnologías Celestiales estaba entre las veinte mejores corporaciones de la Alianza. La mayor parte de la familia Ji no tenía ni una sola acción en ella, ya que la mayoría de los miembros importantes de la familia sólo podían tener un porcentaje máximo de participación del uno o dos por ciento. Por lo tanto, cinco era un número muy bueno.

Unos pocos miembros principales de la familia Ji podían tener más del diez por ciento de las acciones, pero para un extraño de la familia recibir tales acciones era tremendo. También era la primera vez que algo así ocurría.

Si Han Sen vendía su cinco por ciento, no tendría que hacer nada por el resto de su vida.

Por supuesto, la provisión de la familia Ji de un cinco por ciento no se debió enteramente al regalo de Han Sen de la Esencia Genética Vital. Fue para establecer un vínculo más profundo entre ellos.

Después de todo, Han Sen era la única persona que podía matar a una súper criatura en la segunda zona de El Santuario de Dios.

Pero lo que más le interesaba a Han Sen era lo que la familia Qin se preparaba para ofrecerle.

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s