El extra que nunca muere: Capítulo 2 – 3


<Capítulo 2: Evan D. Sherden, Consigue Personal – 3>

 

EZ: 2 y ultimo cap de la semana, iba a subirlo mañana pero… estaba cansado y no subí nada como sea disfruten del cap este es algo corto eso si


Al llegar a la mansión, Evan intentó empezar una historia completa con los dos, pero los sirvientes y sirvientas que se reunieron con el grupo arrastraron a Shine y Belois tan pronto como vieron a los niños.

 

Dyne le explicó en silencio a Evan por qué.

 

“Es un procedimiento estándar registrar a fondo los cuerpos de los que entran en la mansión y hacer que los niños estén lo más limpios posible. Por cierto, ¿cómo los vas a usar?”

 

“Estoy pensando en ponerlos cerca de mí. Como mis sirvientes exclusivos por ahora… pero tengo más uso para ellos después.”

 

“¡¿Incluso la niña?!” Maybell se unió.

 

“Maybell, cállate o te enviaré al calabozo(la prisión). Incluso sin Belois, no eres mi sirvienta exclusiva”.

 

Dyne expresó su preocupación con voz seria mientras Evan luchaba con Maybell. “Escuché desde afuera lo que el Maestro le dijo a los niños. Fue admirable. A su edad, saber cómo doblar la mente de las personas. Ellos dos nunca lo traicionarán… pero Maestro, esos niños acabarán descubriendo que…”

 

“Nunca les mentí a esos niños, Dyne”, Evan encogió sus hombros mientras respondía. “Serán muy fuertes. Ya lo verás en tres años”.

 

“Si usted lo dice, Maestro. Entremos y comamos. Le diré a los sirvientes que se los envíen tan pronto como estén listos.”

 

***

 

Cuando Shine y Belois regresaron, se veían y llevaban uniformes limpios.

 

Los uniformes eran del tamaño perfecto, y los niños se veían muy bien en ellos.

 

Sus moretones también habían desaparecido. Es posible que el sacerdote de la mansión los tratara.

 

“¡Oh, están aquí! Genial. Muy bonitos. Sí”, los recibió con entusiasmo.

 

Ambos tenían rastros de lágrimas en los ojos, pero ahora parecían haberse calmado.

 

Belois se acercó a él e inmediatamente se aferró a su ropa.

 

Si Maybell estuviera aquí, seguro que tendría algo que decir, pero por suerte no estaba. Evan estaba solo con los niños.

 

Antes de que Evan pudiera decir algo más, Shine empezó a hablar con él.

 

“Dijiste antes; tenemos algo que quieres. Después de que nuestros talentos sean probados, somos tuyos… ¿qué haremos aquí? ¿Podemos servirte como tus sirvientes?”

 

[¡Kiuu!]

 

Evan estaba profundamente conmovido por la pasión de Shine. Asintió.

 

[¡Kiuu!]

 

“Sólo hay una cosa que necesito que hagan”, dijo. “Sólo protéjanme”.

 

“Tú… ¿Te llamaremos ‘Maestro’?”

 

Parece que recibieron un breve entrenamiento de los sirvientes antes de ser enviados aquí.

 

Evan honestamente no pensó que estos niños deberían estar obligados por las reglas como los otros sirvientes.

 

Pero si los trata de manera diferente, podría parecer sospechoso para los otros sirvientes.

 

Evan decidió no cambiarlo.

 

[¡Kiuu!]

 

“Sí. Llámenme ‘Maestro’.”

 

“Pero… sólo somos niños. ¿Cómo podemos protegerte?”

 

Evan meneó la cabeza. Shine parecía no entenderlo. ¿Por qué el segundo hijo del marqués necesitaría más protección?

 

“Van a ser increíblemente fuertes”, les recordó. “Quiero que me protejan con esa habilidad. Manténgase pegados a mí; cerca de mí, evítenme los riesgos. Es lo único que quiero de ustedes.”

 

[¡Kiuu!]

 

Suena muy simple, pero era una tarea que estos dos mantendrían para siempre.

 

Shine y Belois dieron sus vidas en el momento en que se vendieron a la esclavitud. Ser elegidos para servir al hijo del marqués era lo mejor que podía pasarles.

 

Shine se quedó callado un momento, y luego le hizo una pregunta a Evan.

 

“Tal vez… ¿estarás en una situación peligrosa en el futuro?”

 

Evan asintió. “Eres inteligente. Así es. Así va a ser. Por eso los necesito”.

 

Para Shine, Evan habló como un profeta que había visto el futuro a través de la revelación divina. Se quedó sin palabras.

 

Desde el principio, tenía curiosidad por saber por qué Evan sabía que estaban en el mercado de esclavos, aunque el encargado no se los mostró.

 

No sólo dijo con confianza que Shine y Belois, a quienes todos ignoraban como débiles, iban a ser increíblemente más fuertes… …Sino que también sabía del gran peligro que se avecinaba en el futuro.

 

¡Obviamente, él es algo más! ¡No es sólo un maestro que tiene mucho dinero!

 

[¡Kiuu!]

 

Shine levantó su mano y señaló la mano izquierda de Evan. En ella, el slime aparecía repetidamente cada siete segundos, siendo matado por su agarre.

 

No pudo soportarlo más. Era una conversación importante, pero los slimes eran muy ruidosos.

 

“¿Qué es eso?”

 

“Este es mi entrenamiento personal. Es un secreto para otras personas aquí en la mansión, pero se los muestro porque estarán conmigo en el futuro”.

 

Belois también parecía interesada en los slimes. “Se ve tan suaves. Yo también quiero hacerlo”.

 

Con su poder actual, era posible que incluso uno de estos slimes pudiera matarla, así que Evan no la dejo. Le acarició la cabeza y sonrió.

 

“No te preocupes, Belois; podrás atrapar fácilmente monstruos más aterradores que estos después… Ahora, en ese sentido…”

 

Evan cambió el tema para calmar a Belois. “Les he dicho lo que quiero; ahora me toca a mí escuchar lo que ustedes quieren”.

 

“¿Qué es lo que… queremos?”

 

[¡Kiuu!]

 

Evan pensó que era muy bueno trayendo ese tema. Quiere saber lo que estos niños querían ya desde ahora, ¡así no podrían pedir más en el futuro!

 

Desafortunadamente, Shine y Belois eran demasiado jóvenes para detectar su explotación.

 

“Quiero llevar ropa caliente, comer hasta estar lleno y dormir bien bajo un techo”, respondió Shine.

 

“Quiero lo mismo…” Belois añadió. “No me gusta tener hambre”.

 

Evan meneó la cabeza. “No, esos son sus derechos básicos. Vamos a avanzar un nivel más alto de deseo, ¿sí? Estoy dispuesto a escuchar todo lo que quieran. Soy el segundo hijo del marqués. Pueden hablar libremente”.

 

[¡Kiuu!]

 

Los niños se callaron como si no tuvieran ni idea de lo que está diciendo. Yo suspiró.

 

“No tendrán hambre, y dormirán cómodamente. Entonces, ¿qué más quieres hacer, Shine?”

 

Shine cerró sus ojos. Apretó los puños con fuerza. Luego apretó los dientes.

 

“Monstruos…”

 

“¿Monstruos?”

 

“Quiero matar a todos los monstruos. A todos los que mataron brutalmente a mi madre y a mi padre, ¡los mataré a todos!”

 

Evan sonrió amargamente. Shine dijo eso con una determinación ardiente que Belois instintivamente se agarró a las mangas de Evan con temor.

 

Tenía razón. Supuse que era un valor que se había formado desde que era un niño, pensó Evan.

 

Evan era optimista sobre la venganza de Shine. En el juego, Silent K/night era conocido por su odio a todos los monstruos.

 

Se le trataba como un mal necesario y apenas se le miraba como a un humano. Mató a muchos humanos también, pero el número de monstruos que mató era incalculable.

 

Si alguien pudiera tratarlo como humano, si alguien pudiera influenciarlo… ¡No, esto ya no importa!

 

“Será como tú quieras, Shine. Pero para que seas fuerte, tienes que ir al calabozo.”

 

[¡Kiuu!]

 

“¿El calabozo? ¿No moriré ahí? Soy demasiado débil…”

 

“No morirás ahí mientras cumplas con lo que te digo. Nunca.”

 

Al final de las palabras de Evan, Shine vuelve a cerrar los ojos y parece estar muy pensativo.

 

Entonces, para sorpresa de todos, se arrodilló de repente ante Evan.

 

Levantó la cabeza y miró a Evan, con ojos tan oscuros como la obsidiana, y declaró.

 

“Si es así, si puedo tomar mi venganza… los mataré a todos por ti”.

 

“¿Estás seguro? ¿No estás desperdiciando tu vida a una edad muy temprana?”

 

“Soy lo suficientemente mayor para decidir. Atravesaré el calabozo contigo.”

 

Los ojos de Shine brillaban como veneno. Evan le sonrió y lo levantó.

 

“Bien. Entonces, haz lo que quieras.”

 

“Gracias, Maestro.”

 

[¡Kiuu!]

 

“Entonces, ¿qué hay de ti, Belois? ¿Qué quieres hacer?”

 

Evan estaba un poco nervioso con ella. Si Silent K/night se dedicaba a matar monstruos en el juego, la Bruja Sangrienta se dedicaba a destruir a la humanidad.

 

No era un monstruo o un demonio, pero era más devastadora que cualquier otra cosa.

 

De hecho, una de las principales misiones era derrotar a la Bruja Sangrienta.

 

Era una búsqueda difícil de alcanzar y más difícil de completar.

 

En el juego, Evan tenía una historia que lo llevó a coquetear con la Bruja Sangrienta.

 

Si lo lograba, la velocidad de la Bruja de Sangre sería más lenta, así que todos elogiaron a Evan por hacerlo.

 

Pero, aunque ayudara a todos, Evan muere en el proceso. (EZ: Lo supuse xD)

 

Ahora, esta dulce e inocente niña…

 

¿Cómo pudo convertirse en una bruja demente que quería matar a todos los seres humanos?

 

“Y-, yo… No lo sé”, respondió Belois después de un rato.

 

Con esa simple respuesta, las preocupaciones de Evan se detuvieron.

 

“Odio estar hambrienta. Quiero ser fuerte… No sé qué quiero hacer. Nada, no sé”.

 

En ese momento, Evan dejó de invocar slimes. Se inclinó un poco, al nivel de los ojos de Belois, y dijo en un tono amable:

 

“Está bien, Belois”.

 

Belois será una adulta extraordinaria, pero aún es una niña.

 

La recordó llorando en el carruaje.

 

La imagen de la pequeña niña que fue desafortunada…

 

Él será su guía.

 

Beloi miró a Evan con sus ojos rojos. “¿OK?”

 

Su mano sostenía firmemente sus mangas. Puso cuidadosamente su mano sobre la de ella mientras le hablaba.

 

“Belois, ahora sólo tienes siete años. Hay mucho que saber. No es culpa tuya. Así que, sea lo que sea, tómatelo con calma, y cuando lo sepas, dímelo, ¿ok?”

 

“OK…”

 

“Dime cuando sea el momento. Sea lo que sea, te ayudaré a conseguirlo”.

 

“¿En serio?”

 

“Seguro”.

 

Los ojos de Belois se abrieron ligeramente. Evan se puso de pie con orgullo.

 

En realidad, quería hacer el mismo engaño cariñoso con Shine, pero Shine ya estaba loco a los nueve años.

 

Tenía una voz aterradora cuando dijo: “¡Voy a matarlos a todos!”

 

Evan tembló levemente antes de hablarles una vez más.

 

“Como dije antes, soy el hijo del marqués. Puedo conseguir lo que quieran para mis preciosos guardaespaldas”.

 

“Huh, me esforzaré mucho.” Belois asintió. Evan sonrió ante la reacción de la niña inocente.

 

Si Maybell lo viera, probablemente se reiría de él.

 

“Bueno, entonces”.

 

Las negociaciones llegaron a un final satisfactorio. Evan exclamó vigorosamente,

 

“A partir de ahora, ¡prepararé un entrenamiento especial para los dos! ¡El objetivo final es despejar el calabozo!”


Anterior | Indice | Siguiente

14 comentarios

    • Y de hecho creo que shine ya es parte del harem también. Segun las leyes de los juegos otome tratar humanamente al tipo edgy es la gran bandera como su guarda espaldas tendrá que ser su catador e incluso usar las mismos cubiertos(pueden estar envenados) así que tendrán muchos besos indirectos también deberá acompañarlo al baño( por si resfala… Se le cae el jabón?) y dormir a sus pies
      . Y los protas de toika rompen la heterosexualidad de sus subordinados… Y darle un cheque en banco a la bruja sangrienta….problemas.

      Le gusta a 2 personas

  1. Me ha gustado el cap y con el anterior junto ha sido todo muy emotivo pero quiero acción,¿ cuando va a haber una épica pelea de Evan y sus slimes contra Maybell y su cuchillo? Gracias por el cap

    Le gusta a 2 personas

    • XD, faltara rato seguirán entrenando [creo] por todo este volumen, ahora estan en la etapa 3 n los cap en ingles del entrenamiento [de Evan] venenos~~ seguiran seguro por unos vol ya que a Evan no lo dejaran entrar a el calabozo hasta que pasen unos años

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s