Súper Gen Divino – Capítulo 682: Refinando la Esencia Genética Vital


Cuarto Capítulo Semana 17

¡Disfrútenlo!

Han Sen no se sintió muy decepcionado. Su corazón se había preparado para ese lamentable resultado. Después de todo, el Rugidor Dorado en aquel momento lo regurgitó, y éste había sido sacado del cadáver de una súper criatura muerta como todas los demás.

Han Sen no estaba seguro de a qué generación pertenecía el Rugidor Dorado, así que aún había algo de incertidumbre.

Han Sen no había esperado realmente que lamerlo funcionara. Sólo estaba probando su suerte. Si hubiera funcionado, habría sido genial. Pero si no lo hacía, de todas formas era medio esperado.

Han Sen se aferró a la esencia del genotipo de la vida del hueso y luego usó el Sutra Dongxuan para simular el flujo del elefante de hueso. Ese poder atronador retumbó en el interior de su cuerpo.

De repente, sintió que la Esencia Genética Vital en sus manos comenzaba a seguir el flujo de la energía dentro de él. Se desarrolló un ritmo, y siguió cada nota y salto de la energía.

Esto hizo muy feliz a Han Sen, y supo que había encontrado el camino correcto. Aceleró el flujo de energía del elefante, lo que hizo que la Esencia Genética Vital temblara aún más.

Han Sen pudo sentir que la Esencia Genética Vital del elefante de hueso le proporcionaba un raro y extraño poder. Parecía como si fuera a seguir la propia energía de Han Sen y estallar.

Han Sen simuló el flujo de energía del elefante de hueso de nuevo, pero la energía dentro de la Esencia Genética Vital no explotó. Sacó la lengua y lamió la Esencia Genética Vital otra vez, pero no se derritió.

“Si puedo activar la Esencia Genética Vital, ¿por qué no puedo consumirla?” Han Sen frunció el ceño.

Pero Han Sen sabía que estaba en el camino correcto, y que estaba progresando. De otra manera, ¿por qué se habría activado de la manera en que lo hizo? Simplemente no podía observarlo porque su simulación del elefante no era lo suficientemente poderosa.

Después de todo, su Sutra Dongxuan aún no había superado el primer nivel. No podía simular los flujos cien por cien igual, y había algunas diferencias menores con la criatura original.

“Parece que necesito terminar mi primer nivel del Sutra Dongxuan. Si desbloqueo la cerradura genética, debería ser capaz de simular el flujo de energía del elefante de hueso perfectamente. Si hago eso, debería ser capaz de absorber la Esencia Genética Vital.” Han Sen creía que por fin había resuelto el rompecabezas. Había encontrado la forma de absorber la Esencia Genética Vital. Pero por ahora, todavía tenía que encontrar una manera de practicar y terminar su Sutra Dongxuan.

Quería acelerar su entrenamiento del Sutra Dongxuan, y su mejor oportunidad para hacerlo era con los melocotones del melocotonero místico. Tal vez en dos meses, los melocotones madurarían.

Pero las súper criaturas del Bosque de Melocotoneros, como la serpiente rosa, podrían ser un obstáculo, y Han Sen no estaba seguro de si podría robarles o no… otra vez.

“Si así tiene que ser, entonces eso significa que tengo que absorber las Esencias Genéticas Vitales de segunda o tercera generación de las súper criaturas. Y antes de matarlos, debo tener una comprensión de su flujo de energía. Si no lo entiendo, no tiene sentido matarlos. ¿Y matar a una criatura de primera generación? Bueno… eso sería aún más inútil.” Han Sen frunció el ceño.

Aunque las Esencias Genéticas Vitales de primera generación deben poseer otro método de absorción, Han Sen ya había tenido un gran avance por el día. Por ahora, se concentraría en lo que acababa de descubrir antes de trabajar en el siguiente enigma.

Si Han Sen quería buscar una súper criatura de segunda generación para regurgitar una Esencia Genética Vital para él, lo más probable es que esa suerte no se diera hasta dentro de mil años. Por mucho que le hubiera gustado, Han Sen no esperaba que eso volviera a suceder durante su estancia en la segunda zona de El Santuario de Dios. Por lo tanto, Han Sen pensó en centrarse en la caza de súper criaturas de segunda o tercera generación por ahora y ganar los puntos que quisiera.

“¿Debería matar al zorro plateado y comer su carne? Ese tipo es definitivamente una súper criatura de segunda generación.” Han Sen tenía una sonrisa malvada.

Pero era sólo un pensamiento, nada más. Había muchas súper criaturas de segunda generación en la segunda zona de El Santuario de Dios, esperando ser encontradas. No sería necesario que matara al zorro plateado, y como el zorro había sido una mascota diligente durante tanto tiempo, se sentiría fatal al hacerlo.

Sin embargo, estaba el pequeño osezno negro. Pero si quería ir tras esa súper criatura, sería dos contra uno. Eso sería demasiado para él.

¿El Poni rojo?

Han Sen pensó en la legión de Pegasos y la manada de lobos que se ayudaban mutuamente, y rápidamente dejó de pensar en eso también.

¿Las ocho pequeñas tortugas de nieve?

Ni siquiera necesitó pensar en eso. Estaría mejor tomando una píldora suicida que enfrentándose a una familia de súper criaturas. Han Sen congeló sólo de pensar en las nueve súper criaturas de allí.

“Parece que necesito salir y buscar más súper criaturas solitarias de segunda generación.” Pensó Han Sen mientras se acariciaba la mandíbula.

Mientras Han Sen examinaba las diferentes cámaras y pasillos de su mente, la Ángel finalmente había terminado su comida. Regresó a su Océano de la Conciencia, y fue entonces cuando Han Sen vio a la Ángel brillar con luces de neón. Había evolucionado en su variante de batalla.

“¡Está evolucionando! Mi súper mascota de batalla ha nacido, ¡sí! Luchar contra las súper criaturas debería ser mucho más fácil a partir de este día.” Han Sen estaba radiante de alegría.

Rápidamente dejó el Bosque de los Melocotoneros, sin querer quedarse más tiempo del necesario. La próxima vez que regresara, decidió que sería cuando los melocotones estuvieran maduros.

Ahora que Han Sen sabía cómo absorber las Esencias Genéticas Vitales, y su Ángel iba a nacer de nuevo, sería más fácil para él coger un melocotón del gigantesco y místico melocotonero.

La Ángel, además, probablemente terminaría su evolución antes de que estuvieran maduros. Con una súper luchadora como esa a su lado, Han Sen estaba seguro de que podría agarrar al menos un melocotón para sí mismo.

De vuelta en el refugio, Han Sen ya no tenía prisa por volver a la Planicie Helada. Llevo a Su Xiaoqiao y a Qi Wenzhao para matar algunas criaturas más. Quería entrenar y potenciar sus habilidades de supervivencia allí en la segunda zona de El Santuario de Dios, permitir que la Ángel terminara su evolución, y esperar a que los melocotones maduraran en el Bosque de los Melocotoneros.

“Hermano Long, estamos listos. ¿Deberíamos salir ahora?” En un refugio de la realeza al norte, Cheng Yulang informó con entusiasmo a Huang Yunlong.

“¿Han comprobado sus preparativos? ¿Has confirmado que Han Sen lleva la Esencia Genética Vital consigo?” Huang Yunlong entrecerró los ojos, emitiendo un aura siniestra y maligna.

Huang Yunlong había sido un rey del norte durante sesenta años. Su riqueza era prácticamente ilimitada, y su fuerza superaba con creces las capacidades de Lu Hui, que sólo se había hecho famoso unos años antes. También tenía muchos subordinados poderosos.

“Nuestra información no es incorrecta. No puede serlo. Aquellos que hemos infiltrado en el Refugio de la Diosa lo han visto, y han visto a Han Sen llevarlo consigo. Aún no lo ha absorbido.” Dijo Cheng Yulang.

“Bien. Reúne a todas nuestras tropas. Voy a sustraer a Han Sen de la Esencia Genética Vital.” Los ojos de Huang Yunlong estaban llenos de crueldad.

“No te preocupes, Hermano Long. Esta vez, atacaremos todos juntos. Con una docena de élites que han abierto su cerradura genética, y con tu ayuda, Han Sen estará muy, muy muerto.” Cheng Yulang asintió con confianza mientras hablaba.

“Recuerda, trata de cubrir nuestras huellas lo mejor que puedas. No podemos permitir que nadie sepa que hemos abandonado nuestras instalaciones en el norte por un tiempo. No podemos permitirnos asustarlo.” Dijo Huang Yunlong, mientras continuaba entrecerrando los ojos.

“He hecho arreglos, ni siquiera Lu Hui esperará que estemos allí. Para cuando sospeche que algo está en marcha, ya habremos matado a Han Sen y le habremos quitado su Esencia Genética Vital.” Cheng Yulang se rió.

“Vámonos.” Huang Yunlong confiaba plenamente en las habilidades de Cheng Yulang, ya que nunca le había decepcionado ni una sola vez a lo largo de los años.

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s