Maestro del fin de los tiempos: Capítulo 125

Anterior |Índice| Siguiente


Escapándose del Pueblo Han

“¿Qué estás haciendo?” Qin Feng trató de mantener una cara seria.

“¡Estoy buscando la ropa que me gusta! No hay ninguno tan bueno como los que tenemos de nuestro lado, ¡no quiero ninguno!” Bai Li dijo con un resoplido, poniéndose la ropa y saliendo con decepción.

¡Una noche entera desperdiciada pensando en ello y terminando sin nada bueno!

Qin Feng: “… Bueno, la próxima vez que te llevaré de compras a un lugar mejor, ¡baja primero!”

Viendo que la luz de la primavera había sido cubierta, Qin Feng sintió un sentimiento de pesar.

El transporte en el Pueblo Han no estaba muy desarrollado, no era tan moderno como las grandes ciudades. La industria atrasada también condujo a la simplicidad y al estilo antiguo de la ropa aquí. Si bien Xiao Bai era vanidosa, no era tacaña. La ropa era decididamente abandonada por ella.

Después de un desayuno apresurado por la mañana, las quinientas personas restantes continuaron la marcha. Esta vez, los equipos se reorganizaron y la gente pudo seguir de manera ordenada. Todo progresaba sin problemas.

Tal vez fue porque Qin Feng solo aceptó a los que vinieron por su cuenta y no salvó a los sobrevivientes atrapados en los edificios, las personas que ingresaron al grupo fueron significativamente menos que las personas que escaparon ciegamente ayer, pero había más usuarios de habilidad y personas con habilidades normales de combate.

A medida que se acercaban al orfanato, la cantidad de personas que escapaban comenzó a dispararse. ¿Dónde estaba este lugar? ¡Era un barrio pobre!

Todos tenían que luchar duro, de lo contrario al día siguiente solo serían otro cuerpo en las zanjas apestosas. Por lo tanto, su potencial de combate era más fuerte y su impulso por la supervivencia más alto.

“¡Retírate al edificio más grande del orfanato y descansa!” Qin Feng dio la orden y la multitud inundó el orfanato. Este era el orfanato del Pueblo Han y no fue diseñado para acomodar a tanta gente a la vez.

Después de descansar un rato, los insectoides finalmente se reunieron. Las personas que apenas tenían el estómago lleno comenzaron a huir nuevamente.

Qin Feng tomó a Wang Chen con anticipación y dio la vuelta a la esquina de una calle para buscar los dos camiones.

“Jefe, no estabas gastando tu tiempo en conseguir esto anoche, ¿verdad?” Wang Chen miró a Qin Feng con asombro.

“No tenemos tiempo para tonterías, ¡maneja uno y sigue conmigo!” Qin Feng dijo.

“¡Si jefe!” Wang Chen se subió rápidamente a un camión y condujo detrás de Qin Feng, siguiendo a izquierda y derecha hasta que ingresaron al estacionamiento subterráneo.

El estacionamiento subterráneo del orfanato era muy pequeño y como no se usaba mucho, nadie lo limpió. Estaba oscuro y húmedo allí.

Cuanto más oscuro y más húmedo sea, más probable será que haya gusanos aradores.

A medida que los camiones avanzaban, los rugidos de los motores sobresaltaron y movilizaron a los gusanos aradores.

¡Boom!

Un gusano arador surgió del suelo, interceptando el camión al acercarse. Qin Feng no dudó en expandir su energía consciente.

“¡Rayo de fuego!”

Un rayo ardiente se disparó hacia adelante, impactando el cuerpo del gusano arador.

¡Boom!

El gusano arador fue hecho pedazos por el rayo de fuego de Qin Feng e incluso la carne de insecto ardiente exudaba un aroma fragante. El cuerpo del gusano arador contenía una gran cantidad de proteínas y tenía carne altamente nutritiva. (Forlag: Confirmo, comí uno que medio coincide con los gusanos aradores  busquen “suri de la selva gusano” son riquísimos.)

Qin Feng le dio a Bai Li una mirada.

Bai Li naturalmente comprendió la idea. Cuando el camión estaba más lejos del área, Bai Li usó su manipulación espacial para colocar el cuerpo del gusano arador en el espacio de su bolsillo.

No solo eso, todos los gusanos de aradores que todavía estaban excavando en la tierra en el área general fueron cortados por la Hoja Espacial, y los fragmentos fueron absorbidos por el espacio de Bai Li.

Sobre el suelo, Wang Chen, que había estado siguiendo la camioneta de Qin Feng, no sabía lo que había sucedido.

Después de unas pocas decenas de metros, condujeron suavemente hacia la puerta de la instalación defensiva del estacionamiento subterráneo. Qin Feng ya se había puesto en contacto con el comunicador del maestro del orfanato para entonces.

“¡Señorita Liao, puedes salir ahora!” El comunicador de Qin Feng emitió. Después de un rato, la gran puerta de metal se abrió lentamente.

Una belleza madura con un par de lentes con montura dorada salió, siguiéndola había varios niños pequeños, todos agarrados firmemente de sus manos o rodeándola. Este era la profesora voluntaria del orfanato, Liao Ying, una Guerrera Antigua de nivel G3.

“¡Señor Qin, gracias por tu ayuda!” Liao Ying le dio las gracias rápidamente.

La cara de Qin Feng permaneció seria. “Ahora no es el momento para eso. Señorita Liao, lleve a los niños al camión. ¡Todos los demás, prepárense para irse!”

Qin Feng condujo el camión frente al grupo sin dudarlo. Si bien parecía peligroso, con la ayuda de Qin Feng, esta era la opción más segura. Los coches que bloqueaban la carretera fueron retirados arbitraria o directamente por él.

Quizás fue por el pelaje de Xiao Bai, o porque los insectoides no se han movido hacia la periferia, su salida fue muy suave.

En el momento en que abandonaron las murallas de la ciudad y el foso del Pueblo Han, la gente estaba realmente emocionada de ver el desierto.

“¡Estamos fuera! ¡Estamos fuera!”

“¡Estamos salvados!”

“Finalmente nos hemos ido. ¡Papá, mamá, viviré por ustedes!”

Después de una breve ovación llegó un torrente de sollozos y lágrimas.

Había personas que estaban confundidas acerca de su futuro. La mayoría de la gente común nunca había abandonado la colonia y no sabía a dónde ir.

Por otro lado, los ricos que ya habían reunido contactos estaban ansiosos por llegar a otras colonias y mantenerse al margen hasta que todo el alboroto hubiera terminado.

Era el tercer día desde que las rupturas espaciales se habían abierto. El Batallón Coldstorm escuchó la noticia y llegó como respuesta. En ese momento, vieron aparecer a más de dos mil personas y se sorprendieron por el giro de los acontecimientos.

El líder del Batallón Coldstorm los recibió rápidamente.

“¡Liu Xue!”

“¡Comandante Jiang Chi!” Liu Xue se acercó rápidamente.

“¿Los rescataste a todos? ¡Liu Xue, nos has hecho un gran servicio esta vez! ¡Es una tarea digna del capitán más hermosa e increíble de nuestro Pueblo Han!” Jiang Chi felicitó con un toque de anhelo en sus ojos.

Jiang Chi tenía treinta y dos años, fuerte físicamente pero nunca se había casado. Como comandante del regimiento del ejército del Pueblo Han, ocupaba el nivel F7 en poder, solo superado por el alcalde.

En este momento, Shi Tianhai también había venido. En tres días, Shi Tianhai parecía haber crecido diez años más.

Era porque fue un golpe devastador.

“Liu Xue, lo hiciste bien, todo gracias a ti esta vez. La gente de Ciudad Fu estará aquí en dos días. ¡Entonces, tú y yo podremos recuperar los terrenos perdidos!”

El Batallón Coldstorm se convirtió en una tropa estacionada, pero para el pequeña Pueblo Han, esta tropa solo constaba de quinientas personas. De los quinientos, solo diez eran de nivel F. Si se encontraran con una docena de escarabajos sedientos de sangre, todo el ejército sería aniquilado.

“No puedo tomar el crédito esta vez. Afortunadamente, debido al escarabajo de concha de cristal, varios usuarios de habilidad llegaron al Pueblo Han, ¡de lo contrario no hubiéramos podido escapar!” Liu Xue dijo con amargura.

La cara de Shi Tianhai se endureció. “Si no fuera por ellos, nuestro dispositivo de estabilización espacial no se dañaría y ¿todavía les estás agradeciendo? ¡Creo que deberían rendir cuentas, mi pueblo no habría sido destruida si no fuera por esto!”

Por supuesto, estar enojado era inútil.

Ni siquiera sabían quién lo hizo. Incluso si lo hicieran, ¿cómo se permitiría la otra parte hacer reparaciones?

Los usuarios de habilidad con su nueva oportunidad de vida ignoraron a Shi Tianhai. Después de abandonar el peligrosa Pueblo Han, planearon separarse.

Qin Feng vio a Liu Xue en la multitud junto con Shi Tianhai y Jiang Chi.

Él se acercó, el aura de su cuerpo no estaba contenida. El aura de un Guerrero Antiguo de nivel F6 hizo que Shi Tianhai y Jiang Chi se comportaran más adecuadamente.


Anterior |Índice| Siguiente

5 1 votar
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x