Súper Gen Divino – Capítulo 678: El combate entre Súper Criaturas


Séptimo Capítulo Semana 16

¡Disfrútenlo!

Quizás fue por el grupo de las serpientes, pero Han Sen no vio ninguna otra criatura. El Bosque de Melocotoneros parecía ser sólo para las innumerables serpientes.

Dentro del Bosque de Melocotoneros, Han Sen no tenía idea de lo lejos que había viajado. Todo lo que ocupaba su visión eran serpientes y árboles. A medida que avanzaba, el rugido del oso se acercaba más y más.

Desde lejos, Han Sen podía ver que una sección del Bosque de Melocotoneros era un caos. Había troncos de árboles desparramados, ramas esparcidas por el suelo, y la tierra estaba hecha un desastre.

Subió una colina, y finalmente vio al oso negro. Estaba vigilando la entrada de una cueva, su cuerpo manchado de sangre. Rugió hacia el cielo. Delante de él estaba el elefante de hueso.

La trompa y los colmillos del elefante de hueso seguían golpeando al oso ensangrentado, y estaba claro que el oso no tenía ninguna posibilidad contra el elefante enfurecido. Tenía muchas heridas en su cuerpo, y la sangre rezumaba de su boca. Aún así, continuó vigilando la entrada de la cueva y evitando que el elefante pasara.

“¿Reside un tesoro dentro de la cueva? ¿Ambas súper criaturas están luchando por un tesoro?” Han Sen cambió su posición para ver bien lo que había dentro de la cueva.

Lo que vio dentro fue un oso negro más pequeño, asomando su cabeza por la entrada de la cueva. Ahora Han Sen entendió por qué, a pesar de su fuerza inferior, el oso negro insistió en vigilar la cueva… ¡estaba protegiendo a su vástago!.

El cuerpo del elefante de hueso se estaba volviendo rojo, mientras que el del oso negro se estaba volviendo muy negro. Ambos eran fuertes en cuanto a vitalidad, y la escena de ellos luchando, a la vista de la colina, era un espectáculo impactante. Se habían roto rocas, se habían desenterrado árboles. Las astillas de madera y las hojas se mezclaban con el suelo, y el suelo temblaba cuando los titanes chocaban.

El oso negro era enorme, y pensó que era más aterrador que el oso glacial. El oso glacial poseía poderes de hielo, pero el oso negro tenía una poderosa vitalidad. Aunque Han Sen tenía su Ardiente Púa de Rex con él, dudaba que pudiera penetrar en el pellejo de la criatura.

Era una pena que el oso tuviera que enfrentarse a un enemigo mucho más poderoso como el elefante de hueso. Ambos eran magníficas súper criaturas, pero si uno era más débil en un departamento en particular, la debilidad sería obvia para que el otro lo viera y lo explotara.

El gran oso negro detuvo un colmillo que estaba siendo impulsado hacia él. El poder era demasiado, sin embargo. El elefante de hueso empujó al oso contra el acantilado, y el acantilado desarrolló una grieta bajo la fuerza. El colmillo penetró a través de la defensa del oso y lo atravesó. La sangre cubrió el colmillo que ahora lo atravesó.

¡Pang!

El oso negro pateó el cuello del elefante de hueso, lo que lo hizo retroceder un poco. Pero el ataque del oso no fue, obviamente, muy efectivo. El daño que causó fue insignificante.

La multitud de serpientes había desaparecido, obviamente sin querer acercarse a la batalla. La serpiente rosada también se había ido. Han Sen no tenía idea de por qué la serpiente rosada lo había perseguido hasta aquí.

“No me enviaría aquí sólo para que pudiera disfrutar del espectáculo, ¿verdad?” Han Sen frunció el ceño mientras contemplaba la razón.

Pero cuando miró al gran oso negro y al cachorro que estaba dentro de la cueva, sus ojos brillaron. Era obvio que el oso negro no podía competir con el elefante de hueso. Si seguía luchando así, sólo sería cuestión de tiempo antes de que muriera. ¿Y si esta era la oportunidad de otra muerte fácil?.

Si el oso negro podía producir descendencia, tal vez su Esencia Genética Vital era la misma que la del Rugidor Dorado. ¿Tal vez podría ser absorbida por los humanos?.

Pensando en esto, Han Sen se emocionó. Quizás era la Dama de la Suerte sonriéndole, dándole la oportunidad de ser el que descifrara los secretos de la Esencia Genética Vital.

Han Sen entonces contempló cuándo podría ser el momento adecuado para que él atacara. Fue entonces cuando de repente escuchó un ruido que venía de atrás. Asustado, se dio la vuelta y vio la serpiente rosada que se retorcía en una rama cerca de él. Repetidamente, sacó la lengua y siseó.

Han Sen se congeló en su lugar. No tenía ni idea de cuándo se había acercado tanto la serpiente. No había sentido su aproximación en absoluto. Eso debería haber sido imposible contra alguien como Han Sen, que tenía unos sentidos magníficos.

La serpiente rosada estaba a dos pies de Han Sen, y por eso no se atrevió a moverse. Tenía miedo de que la serpiente rosada atacara si intentaba algo.

La Ardiente Púa de Rex era, además, demasiado grande para la serpiente. Era ideal para enfrentarse a grandes súper criaturas, pero para algo tan pequeño como la serpiente, Han Sen necesitaría precisión. La Ardiente Púa de Rex era demasiado pesada y grande para atacar eficazmente a la serpiente.

La serpiente rosada, sin embargo, no tenía la intención de atacar a Han Sen. La serpiente miró a Han Sen, y luego apretó su cuerpo y rompió la rama por la que se había deslizado. Luego se retorció alrededor de la rama rota y la usó para escribir en el suelo.

Han Sen miró a la serpiente rosada con sorpresa. No tenía ni idea de lo que quería, pero su inteligencia era asombrosa.

Han Sen vio a la serpiente rosada agarrar a la rama y dibujar unas simples líneas, que finalmente formaron la forma de un elefante. Han Sen rápidamente se dio cuenta de que se refería al elefante de hueso.

Pero Han Sen no sabía por qué la serpiente estaba dibujando. Mientras se preguntaba por qué, notó que la serpiente rosada dibujaba una “X” sobre la imagen.

Viendo que había tachado el dibujo del elefante de hueso, Han Sen comprendió entonces que la serpiente rosada quería que Han Sen lo matara.

Han Sen quedó atónito. Pensó que la serpiente rosada podría haber querido tener una muerte fácil junto con él, apuntando al oso negro.

Después de todo, el oso negro ya había sido gravemente herido y estaba severamente más débil comparado con el elefante de hueso. Habría sido posible esperar hasta que el oso estuviera al borde de la muerte, antes de bailar el vals y matarlo de un solo golpe, incluso.

Pero la pequeña serpiente rosada quería deshacerse del elefante de hueso, y esto sorprendió mucho a Han Sen.

“Los animales son animales. No importa cuán inteligentes sean, no entienden el concepto de lo que está en juego.” Han Sen subestimó a la serpiente rosada.

Pero cuanto más pensaba Han Sen en ello, menos correcta parecía su suposición inicial. Había visto la inteligencia de la súper criatura, y era el Rey de su clase. Tal vez sí entendía lo que estaba en juego. Debía tener una razón para lidiar con el elefante de hueso o tal vez sólo tenía un interés fugaz en la bestia.

Han Sen recordaba que cuando estaba bajo el melocotonero gigante, la serpiente rosada y el oso negro eran parecidos. Dentro de ellos, no había energía que fluyera. Era sólo un borrón. Pero el elefante de hueso y el pequeño oso negro tenían un flujo de energía especial dentro de ellos.

“¿Hay alguna conexión entre eso y lo que está pasando ahora?” Cuanto más pensaba Han Sen en estas cosas, más se sorprendía.

Si el objetivo de la pequeña serpiente rosada eran las criaturas que tenían energía dentro de ellas, su deseo de lidiar con el elefante de hueso parecía normal.

Pero ahora que el gran oso negro estaba gravemente herido, si la pequeña serpiente rosada se deshacía del elefante de hueso, el cachorro habría perdido su protección. El cachorro podría terminar como otro objetivo de la serpiente rosada.

Después de todo, este bosque parecía ser el territorio de la serpiente rosada. Con su ejército de serpientes, las otras criaturas podrían ser consideradas como forasteras. No tenían a otros para ayudarles.

“¡Estos reyes son siempre tan amenazadores!” Han Sen gritó, en su corazón. Pero la esperanza aún residía allí.

 

 


4 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s