Súper Gen Divino – Capítulo 677: Pequeña Serpiente Rosada


Sexto Capítulo Semana 16

¡Disfrútenlo!

Qin Wenzhao era un joven educado y conocía su lugar, así que Han Sen no tuvo problemas en convertirse en su tutor.

Lo que más sorprendió a Han Sen, sin embargo, fue lo talentoso que parecía Qin Wenzhao. Ahora que las súper criaturas habían sido encontradas, Han Sen se preguntaba por qué la familia Qin le permitió convertirse en un evolucionado tan pronto. Podía haber esperado unos años más para ver si podía conseguir súper puntos genéticos.

Recientemente, la agenda de Han Sen había estado bastante libre. No podía encontrar súper criaturas apropiadas para matar, así que la mayor parte de su tiempo lo dedicaba a practicar el Sutra Dongxuan o a investigar la Esencia Genética Vital.

Pero no había habido ningún progreso en ninguno de los dos frentes. Para esta última actividad, al no poder lograr resultados sobre la Esencia Genética Vital, Han Sen decidió prestarla a la familia Ji. Durante todo el tiempo que estuvo en sus manos, tuvo innumerables ojos mirándolo como halcones, dispuestos a arrodillarse para asegurarse la Esencia Genética Vital. Dársela a la familia Ji incitaría a otros a dejar de molestarlo, y Han Sen podría hacer sus cosas libremente.

Sería mejor si pudieran descubrir cómo absorber la Esencia Genética Vital. Si lo descubrieran, Han Sen podría concentrarse en la caza de súper criaturas. Por supuesto, si no descubrían cómo, entonces no había pérdida.

Viendo que no tenía absolutamente nada que hacer, Han Sen se preparó para llevar a Qin Wenzhao y a Su Xiaoqiao a una aventura y dejarlos disfrutar de la gloria de la segunda zona de El Santuario de Dios.

Pero en realidad, Han Sen tenía un destino en mente, el Bosque de Melocotoneros. Aún no había logrado un avance con su Sutra Dongxuan, y no tenía forma de medir cuánto tiempo le llevaría si tenía que proseguir él solo.

Si lograba comer uno de los melocotones místicos del árbol gigante, tal vez podría lograr el avance que había estado buscando y desbloquear la cerradura genética.

Llevo a Qin Wenzhao y a Su Xiaoqiao con él, y todo salió a la perfección. A lo largo de su viaje hacia el bosque de melocotones, se las arreglaron para matar un buen número de criaturas.

Cuando llegaron a las lindes del Bosque de Melocotoneros, Han Sen no se atrevió a llevarlos dentro. Sin embargo, él mismo echó un vistazo rápido y notó que todas las flores se habían marchitado. Sin embargo, debajo de las hojas marchitas, pudo ver frutos verdes que eran tan pequeños como frijoles. Parecía que pasaría un tiempo antes de que estuvieran lo suficientemente maduros para su recolección y consumo.

Han Sen sólo las observo desde las afueras del bosque, y después de eso, hizo los preparativos para partir con los dos discípulos. Después de todo, el Bosque de Melocotoneros era un lugar peligroso, y no se sabía cuántas súper criaturas podrían haber continuado residiendo bajo sus ramas oscuras. Incluso si Han Sen estaba solo, no se habría atrevido a entrar.

Cuando se preparaban para salir, escucharon el rugido de un monstruo dentro del bosque. Venía de muy lejos, así que el ruido era débil. Pero Han Sen, escaneo los alrededores con sus oídos como si fueran radares, su cara se puso sombría.

El ruido sonaba como si viniera del oso negro que encontró en el árbol gigante. El rugido era una mezcla de tristeza y rabia, y no podía imaginar lo que podría haber estimulado su rugido.

Aunque Han Sen deseaba mucho averiguar lo que había pasado, quería llevar primero a Qin Wenzhao y a Su Xiaoqiao al refugio más cercano. Cuando los llevó allí, les pidió que le esperaran. Luego regresó a los límites del bosque.

Parado fuera del Bosque de Melocotoneros, Han Sen aún podía oír débilmente los rugidos del oso negro. El continuo ruido alivió su preocupación de que la criatura pudiera estar muerta, y teniendo mucho cuidado, entró en el bosque y caminó apresuradamente mientras seguía el sonido de los rugidos.

Como no había llevado al zorro plateado con él, se aseguró de tener el mayor cuidado en el camino. Esta vez le fue mucho más difícil progresar bajo las ramas, ya que se encontró con muchas criaturas en el camino.

Había serpientes por todas partes. Han Sen invocó su armadura dorada y el glifo de la gárgola para evitar los grupos de serpientes y continuó su incursión hasta donde se originaban los rugidos del oso negro.

De repente, Han Sen vio una pequeña serpiente rosada deslizándose. Si nunca hubiera visitado ese bosque antes, habría continuado su camino.

Pero la serpiente rosada parecía un poco discreta. Sólo medía un pie de largo, y era muy delgada. Con su cuerpo rosado, parecía prácticamente inofensiva. Daba la impresión de que era el tipo de criatura que simplemente se podía aplastar bajo los pies.

Pero Han Sen recordaba esa serpiente. Esa pequeña serpiente rosada estuvo bajo el árbol gigante, practicando con todas las demás criaturas. Era una serpiente aterradora.

Han Sen dejó de moverse repentinamente y guardó todos los poderes de su cuerpo. Sólo quería ver qué pasaba con el oso negro y no quería entrar en conflicto con la serpiente rosada.

Pero la serpiente rosada parecía como si no hubiera notado la presencia de Han Sen. Siguió deslizándose en otra dirección. Iba tan despacio, como si estuviera dando un paseo por el parque. Después de un rato, se las arregló para llegar a un melocotonero, donde decidió subir.

Han Sen sintió que algo estaba mal, así que abrió su cerradura genética y planeó huir. Pero fue entonces cuando notó un grupo de serpientes que lo rodeaban. Había serpientes rojas, verdes, negras, blancas y con dibujos. Estaban por todo el suelo y a lo largo de los árboles como enredaderas, no podía decir cuántas había.

“El rey de estas criaturas es tan malvado.” Han Sen estaba sorprendido por lo que había pasado, así que invocó sus alas e intentó volar. Pero entonces vio una serpiente con alas saltar de los árboles. Incluso la pequeña serpiente rosada tenía alas sanguíneas transparentes. Voló por encima de Han Sen y voló en círculos, prohibiendo cualquier posibilidad de escape por aire.

Han Sen rápidamente invocó su Ardiente Púa de Rex, el arma de dos metros de largo. La arrojó a un grupo de serpientes, que instantáneamente quedaron incineradas en carbón. El golpe formó un hueco en el anillo de serpientes a su alrededor, y se lanzó a través de él.

No le llevó mucho tiempo a Han Sen darse cuenta de que la serpiente rosada era muy similar al Rey Lobo y al Rey Pegaso. Sus poderes residían en la abundancia de sus subordinados y en su capacidad para comandarles. Las serpientes establecieron una formación, y aunque tuvieron problemas en sus intentos de dañar a Han Sen, obligaron a Han Sen a adentrarse más en el bosque.

“¿Qué quiere esta serpiente rosa?” Han Sen se sorprendió.

Pero entonces se dio cuenta de que la serpiente rosada podría no querer matarlo. Continuó empujándolo más y más profundamente en el Bosque de Melocotoneros. Quién sabía lo que quería, pero eso fue lo que hacía. Era casi obvio lo mucho que la serpiente rosada quería empujarlo más profundamente.

Han Sen no quería subestimar la inteligencia de estas criaturas. Quería escapar, pero no se había abierto ni una sola ventana de oportunidad.

El bosque estaba lleno de criaturas parecidas a las serpientes. A veces, salían volando de las copas de los melocotoneros como langostas, una plaga, por todas partes. Una y otra vez, obligaron a Han Sen a ir hacia los rincones más profundos del Bosque de Melocotoneros.

Las serpientes dirigían a Han Sen hacia el oso negro. Han Sen había sido empujado ciento sesenta kilómetros, y los rugidos del oso eran más altos y claros. Los rugidos eran más fuertes de lo que había imaginado, y el oso estaba ahora extremadamente enfadado.

Han Sen apretó los dientes, pensando que podría acelerar y volar hacia el oso. La multitud de serpientes no atacó, pero aceleraron para seguirlo. Por alguna razón, realmente querían que Han Sen fuera allí.

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s