Kusuriya no Hitorigoto – Volumen 08 – Capítulo 10


Capítulo 10 – Calificaciones de médico de la corte

 

Unos días después, un área de la oficina médica fue vaciada. Anteriormente fue utilizada como área de almacenamiento por un aprendiz de médico de la corte, con morteros y diversos materiales de estudio, pero todo había sido removido.

 

“¿Hubo una gran limpieza?” Maomao preguntó de repente.

 

“Ese tipo se volvió extraño”, respondió el médico de la corte, Ryuu.

 

“¿Terminó su período de entrenamiento?”

 

“-algo así.” El médico de la corte, Ryuu, escribió algo en el cuaderno.

 

En realidad, la oficina médica más cercana al ejército es un lugar de trabajo próspero para los médicos de la corte. Cuanto mayor es el número de heridos, más médicos de la corte pueden aplicar sus verdaderas habilidades.

 

Los aprendices de médicos de la corte son asignados primero aquí, donde se sabe que es el lugar principal. Al final de su pasantía de meses, son asignados a un puesto diferente; los individuos más competentes son comúnmente asignados a lugares de trabajo más ocupados.

 

Por cierto, la razón por la que su padre, Ruomen, no fue asignado a la oficina médica militar fue que el extraño estratega se quedaría demasiado tiempo.

 

El viejo monóculo se quedó todos los días desde que Maomao fue asignada a la oficina médica, pero apenas la visitó ahora gracias a su partido con Jinshi, para su alegría.

 

(Gracias, gracias.) (EZ: Le esta agradeciendo como rezándole a una deidad xD)

 

En momentos como éste, ella estaba agradecida con Jinshi.

 

Ya que Maomao fue asignada como asistente de médico de la corte, las visitas de Jinshi también habían disminuido mucho. Sin duda estaba ocupado con el trabajo y no era un lugar al que quisiera acercarse. Él, en un sentido diferente, no tenía afinidad con el estratega raro.

 

Como había menos cosas que lavar para día, En’en hacía el lavado de ropa sola, y Yao organizaba el almacén. En’en, la preocupada, le había dado una campana con un sonido contundente, instruyéndole “Use esto cuando alguien intente asaltarla”.

 

En cuanto a Maomao, estaba vigilando la oficina médica con el médico de la corte, Ryuu. Pero no se quedó de brazos cruzados, sino que cambió las sábanas, barrió el suelo y escribió en el diario de registro. Cuando una persona herida entraba, la tarea de Maomao era proporcionar tratamiento médico preliminar. Los médicos de la corte superiores sólo intervienen en los procedimientos que no pueden ser realizados por aprendices o asistentes.

 

También había poco que hacer hoy. Aplicaba pomada en las heridas por el entrenamiento y pegaba compresas en los moretones de los oficiales militares. Ocasionalmente, los oficiales pasaban a buscar medicina para el resfriado, y como es habitual, la medicina que había sido envuelta de antemano para facilitar su dispensación se había agotado. No obstante, el médico de la corte, Ryuu, añadió al stock en ese mismo momento. Parece que hasta los peces gordos hacen medicina durante el tiempo de inactividad.

 

Ella tampoco tenía nada que hacer, así que le pidió al médico de la corte Ryuu permiso para usar la estufa para destilar alcohol, lo cual le sorprendió mucho.

 

“Hace mucho tiempo, Ruomen también dijo lo mismo antes de hacerlo, pero…” Tenía una expresión amarga. “Cuando ese tipo fue al baño, un tipo entró en la habitación mientras fumaba en pipa”.

 

“Woah. Así que hay idiotas aquí también.”

 

Usando el sentido común, deberían existir en alguna parte.

 

“No, Ruomen no dio ningún tipo de advertencia.”

 

Por su nerviosismo, ella entendió perfectamente quién había sido el que fumaba la pipa. Su silencio era su lectura del ambiente.

 

El médico de la corte, Ryuu, parecía ser un viejo conocido de papá, así que le hacía feliz escuchar historias como esta de vez en cuando.

 

“Preferiría que no usaras la estufa. Ya que existe la posibilidad de que algún holgazán idiota que fuma en pipa se acerque a ella. Sí, así es. Ve a usar un brasero en la habitación de al lado.”

 

“El fuego sera débil, sin embargo,” dijo Maomao.

 

“No necesitas una llama tan grande. ¿No quieres hacer algo para matar el tiempo?”

 

(Que agudo.)

 

“Además, estás pensando que no te atraparán si bebes una copa de vino o algo así, ¿verdad?”

 

¿Por qué es tan perspicaz?

 

Maomao tomo un gran brasero, un destilador que parece una tetera con un tubo que sobresale, alcohol desinfectante y un cubo lleno de agua fría.

 

“Ah, cierto. Llévate esto contigo también.” Le dio tijeras, papel de envolver para medicinas y medicina compuesta. “Envuelve todos los cientos de estos para mí”.

 

“…Entendido.

 

Aparentemente, no tenía planes de darle tiempo libre desde el principio.

 

Maomao añadió más carbón al brasero y colocó el destilador encima. Era un dispositivo espléndido, diferente del destilador que Maomao ensambló antes de usar los materiales del Palacio de Jade. El aparato tenía picos para hervir en cada extremo, dos en la parte superior e inferior. Era un montaje en el que el alcohol se vierte en la olla más baja y se calienta con fuego para que el alcohol evaporado suba por el pico de refrigeración de la parte superior.

 

(Yo también quiero uno en los dormitorios.)

 

Debido a su forma extremadamente única, costaría bastante dinero hacerla. El que estaba usando actualmente era de cerámica, pero incluso uno hecho de metal probablemente costaría alrededor de la misma cantidad.

 

(Me pregunto si me lo darán cuando sea viejo y obsoleto.)

 

Con ese pensamiento ingenuo, envolvió la medicina en papel de envolver. Como hay muchos oficiales que se resfrían en esta temporada, mantienen la medicina en reserva. La medicina es igual que la comida, se estropea cuando no se usa inmediatamente, pero probablemente se acabarán pronto.

 

Mientras Maomao envolvía diligentemente parece que alguien llegó a la habitación de al lado. ¿ERa una persona herida? pensó mientras empezaba a regresar a la habitación con el médico de la corte, Ryuu, cuando…

 

“Sigue trabajando”. El médico de la corte, Ryuu, se paró en la puerta para detener a Maomao. “Tenemos un invitado, pero no necesitamos té. Probablemente es más seguro no preparar nada.”

 

(¿Más seguro?)

 

Maomao, aunque lo encontraba extraño, iba a volver a envolver las medicinas como se le dijo… como si…

 

Presionó su oreja contra la puerta.

 

“Le imploro que no diga nada tan irrazonable. ¿Espera usted un médico de la corte más confiable?”

 

Según sus estándares, el médico de la corte, Ryuu, estaba hablando respetuosamente. Lo que significaba que la otra persona estaba por encima de él, pero…

 

(¿Quién podría ser?)

 

La pregunta de Maomao fue respondida en un instante.

 

“Lo solicito con la conciencia de que no es razonable. Además, quiero dos personas.”

 

La voz era hermosa, perceptible incluso al otro lado de la puerta. Aunque la dulzura había disminuido, fue reemplazada por algo encantador.

 

(No una doncella celestial, pero se convirtió en un sabio celestial, huh)

 

No hace falta decir que era la voz de Jinshi.

 

“Como ha dicho, estoy en medio del entrenamiento de los aprendices de médicos de la corte. Pero, ¿debo decir que la mitad son dignos? Aunque tengan el físico, les falta la técnica, e incluso con la técnica adecuada, no tienen suficiente espíritu. El cultivo de ambos, espíritu y técnica, lleva tiempo.”

 

(Espíritu, técnica y físico? ¿Son esos los requisitos para un médico de la corte?)

 

“¿Es imposible hacer que dominen las habilidades prácticas?”

 

“No tengo la intención de crear muertos para experimentar. Si uno no posee un espíritu fuerte, es probable que se quiebren rápidamente.”

 

(Muertos…)

 

La elección de las palabras le llamó la atención.

 

Era un tema en el que Maomao había estado atascada durante los últimos días; concebido por sus pensamientos. Ella quería preguntar sobre ello en este instante, pero se contuvo por ahora y canalizó toda su energía en escuchar a escondidas.

 

“Los que tienen espíritus fuertes parecen buenos”.

 

“Si tengo que elegir, aquellos con menos apegos emocionales serían ideales. Si tienen padres anormalmente sobreprotectores, se vuelve problemático. Además, no creo que haya nadie que quiera irse a una tierra lejana.”

 

La elección de las palabras estaba cargada de implicaciones.

 

Jinshi quería médicos de la corte. ¿Implica el ‘viaje a una tierra lejana’ que quería llevarlos a una expedición?

 

(¿Preparaciones para la guerra?)

 

No, la situación puede no haber progresado tanto, pero Jinshi es el tipo que hace todos los arreglos necesarios. Considerando lo que se avecina, podría querer aumentar el número de personas en lugares que necesitan ser defendidos.

 

(Si es así, ¿norte u oeste?)

 

Sha’ou está al oeste. Hoku’are está en el norte. Una gran cadena montañosa separa Rii y Hoku’are. Era casi imposible cruzar las montañas, que supuestamente se encuentran a varios kilómetros de altura. Además, la mayoría de las fuerzas militares del norte aparecen al final de las montañas del noroeste.

 

(Gracias a la madam, todavía lo recuerdo.)

 

Como se espera de la persona que no puede perdonar cosas a medias como el estudio intensivo de última hora.

 

Hablando de cosas del noroeste, está la capital oeste–la ciudad natal de la emperatriz Gyokuyou.

 

(Lo que me recuerda que Pairin-neechan dijo algo extraño.)

 

Como si ha habido actividades inusuales entre los comerciantes del Oeste.

 

O estos dos eventos podrían estar relacionados.

 

Absorta mientras escuchaba a escondidas, Maomao tardó en darse cuenta de que un extraño humo había empezado a salir de la destiladora que se estaba vaciando.

 

Con la nariz crispada, miró tímidamente hacia atrás y se sorprendió por el humo que subía. Entró en pánico y apagó el fuego en el brasero con un chorro de agua.

 

Su reacción fue rápida, pero no había forma de que las personas de la puerta de al lado no notaran el fuerte silbido del agua.

 

“¿Qué estás haciendo?”

 

La voz de sorpresa pertenecía a Jinshi.

 

Maomao limpió torpemente el agua derramada con una toalla. “Ummm, me quedé dormida un poco mientras atendía el fuego.”

 

“¿Ohhh? Tienes una impresión de puerta en tu mejilla.”

 

Maomao se cubrió la mejilla derecha con las palabras del médico de la corte, Ryuu.

 

“….”

 

“….”

 

La habían atrapado escuchando a escondidas.

 

Maomao apartó la vista, pero no pudo escapar de la mirada del médico de la corte, Ryuu. El médico de la corte había agarrado la cabeza de Maomao, presionándola con fuerza.

 

(Ow owowow!)

 

Maomao se agachó, con su cabeza se inclinó.

 

Ella había pensado honestamente que ser dejada en la habitación adyacente significaba que estaba bien que escuchara por casualidad, pero aparentemente estirar sus orejas estaba sin embargo prohibido.

 

Jinshi se abstuvo de sonreír. Basen y otros dos oficiales militares de guardia estaban a su lado. Tener buena apariencia también tiene sus propias dificultades.

 

Con su sonrisa bajo control, Jinshi tosió seriamente. “Médico de la Corte Ryuu, ¿puedo hacer una pregunta?”

 

“¿Qué cosa?”

 

“Usted dijo que el éxito de los aprendices de médicos de la corte es cincuenta y cincuenta, pero ¿qué pasa con los asistentes de médicos de la corte?”

 

“…¿De qué estás hablando? Los asistentes de médicos de la corte son ayudantes después de todo.”

 

“No obstante, escuché que el trabajo de los aprendices de médicos de la corte y los asistentes de médicos de la corte no son muy diferentes. En otras palabras, si poseen espíritu, técnica y físico, ¿deberían ser promovidos a médicos de la corte?”

 

Jinshi también debe haber estado contemplando lo que En’en y Maomao habían discutido entre ellas — cómo uno se convierte en un médico de la corte.

 

(El asunto es con este espíritu, técnica y físico, sin embargo.)

 

¿Consideró Jinshi lo que tienen que poseer para convertirse en médicas de la corte? Pero, aunque ella discutiera este punto aquí, sería para su propio inconveniente.

 

Habiendo estado asociada a Jinshi por tanto tiempo, ahora estaba familiarizada con su proceso de pensamiento. Por supuesto, todavía hay cosas que no puede leer, pero sabía lo que él iba a decir.

 

“¿Qué tan fuerte es el espíritu de esta asistente de médico de la corte?”

 

Sintió que una sonrisa se dirigía hacia ella. Más que una sonrisa, era una sonrisa pícara.

 

“Esta Maomao es demasiado atrevida. Más importante aún, es una mujer. No hay forma de que pueda convertirse en médica de la corte”, dijo el médico de la corte Ryuu con dureza.

 

(Ciertamente, es sólo eso.)

 

No había manera de que Maomao no pensara en si podía convertirse en médica de la corte.

 

(Papá lo odiaría, huh.)

 

Ruomen había criado a Maomao para ser una herborista. Era una habilidad suficiente para ganarse la vida en el distrito del placer, pero nunca la entrenó para ser doctora, a pesar de los altos ingresos potenciales. Al contrario, le había instruido para que nunca tocara cadáveres.

 

“Incluso podrías intentar usar a los humanos como medicina.”

 

…Era lo que el había dicho, pero ¿realmente quería decir algo más?

 

“En este caso, también está bien si no es una médica de la corte. Si tienen la habilidad de un médico de la corte, puedo conceder un permiso especial a los médicos o farmacéuticos de la ciudad. Entonces, ¿puede conseguir al menos dos personas más?”

 

Había implicaciones ocultas detrás de las palabras de Jinshi. Era similar a la atmósfera que emanaba cada vez que traía asuntos problemáticos con él durante sus días en el palacio.

 

Pero al mismo tiempo, Maomao sentía una emoción en todo su cuerpo.

 

No era una sensación desagradable. Junto con la ligera tensión punzante, apareció la excitación; parecida a la que sintió cuando experimentó con hierbas medicinales por primera vez en solitario.

 

Aquí, Maomao pensó en lo que Jinshi quería que hiciera. Era probablemente, no, era definitivamente problemático. Pero al mismo tiempo, era una oportunidad para Maomao de hacer algo que de otra manera no le habría sido permitido.

 

¿Se arrepentirá de haberse involucrado en un asunto problemático, o se arrepentirá de haber perdido una oportunidad única en la vida?

 

La respuesta de Maomao se dio por sentada.

 

El médico de la corte, Ryuu, miró fijamente a Maomao. Bajó el volumen de su voz, y su expresión decía.

 

(Eso no puedo hacerlo.)

 

Maomao se arrodilló ante Jinshi. “Hay una farmacéutica aquí. ¿Le parece bien?”

 

La esquina del labio de Jinshi se inclinó sutilmente hacia arriba. “Y es así como es. ¿Sus pensamientos, Médico de la Corte Ryuu?”

 

“….” El médico de la corte, Ryuu, frunció el ceño hacia Maomao. La evaluación del trabajo, los aprendices y los asistentes pueden considerarse iguales. Entonces, ¿era el hecho de ser mujer para Maomao el tema como ella pensaba?

 

“…No puedo darle una respuesta a mi propio criterio. Más importante aún, el padre adoptivo de esta asistente de médico de la corte es Ruomen.”

 

El nombre de papá fue colocado acá.

 

(¿Tenía en mente los sentimientos de papá?)

 

Maomao recordó la cara de su padre, el antiguo eunuco, que era tan blando de corazón que no dañaría ni a una mosca, pero en ocasiones extremadamente raras, destruía ecosistemas.

 

Si mirara a Maomao con tristeza…

 

(Eso es muy difícil.)

 

Papá es la mayor debilidad de Maomao.

 

“Si Maomao puede obtener el permiso de Ruomen, no tendré nada más que decir.”

 

Entonces, ¿puedes hacerlo? Los ojos del médico de la corte, Ryuu, parecían decir eso mientras la miraba.


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s