Shiki: Volumen 02: Capítulo nueve: parte 3


[Anterior] [Índice] [Siguiente]


Cuando Ritsuko entró en la sala de descanso, Toshio ya estaba allí, completamente exhausto, desplomado en una de las sillas. Ella le dio los buenos días formales, pero la voz que respondió fue débil. No hizo ningún intento por mirarla a los ojos, por lo que pensó que probablemente estaba increíblemente agotado, ella se quedó callada y preparó su café.

Mientras preparaba el café, Yasuyo y Towada habían entrado a trabajar. Mientras lo servía, Yuki y Satoko habían llegado. Mientras estaban conscientes de lo extrañamente hosco que estaba Toshio, estaban hablando de cómo se movía cuando Kiyomi entró.

“Mutou-san llega tarde, ¿no?”

Sucedió cuando Kiyomi miró el reloj.

“— Mutou-san no viene” intervino Toshio en voz baja. “Están de luto”

Eh, Ritsuko miró a la cara de Toshio. La fatiga estaba escrita en su cara, como si estuviera extremadamente deprimido —.

“¿Pasó algo?” La que se preparó con esa pregunta fue Yasuyo. Toshio asintió hoscamente.

“Tohru-kun murió. Es el hijo mayor de Mutou-san”

Pero eso es, Ritsuko estaba sin palabras. ¿Quién era cuya voz decía que no podía ser? Como si lo cuestionara. En respuesta a eso, Toshio nuevamente asintió hoscamente.

Es eso, pensó. Ritsuko tenía una sensación de vértigo. Se sentía como si solo hubiera estado mirando hacia adelante que no se había dado cuenta de que el suelo debajo de sus pies había sido barrido por debajo de ella desde atrás.

“Pero eso es…”

“Cuando tengan tiempo, no me importa si se turnan para dar sus condolencias. Está el personal de luto, así que parece que tienen suficiente ayuda, pero hasta que todos vean la cara de Mutou-san, probablemente no podrán calmarse. Tengo mis dudas de que terminaremos con las citas para cuando empiece la vigilia de toda la noche. Mañana, justo durante el funeral, no vamos a tomar citas” (NTE: ya se ha explicado antes, pero es una costumbre dar dinero a la familia del difunto, dicha familia después da a cambio un presente. Menciono esto porque el texto pone “pay condolences” y lo traduje como dar sus condolencias poniendo implícitamente el pago monetario)

 

Toshio mismo no podía decir si estaba exhausto, o si estaba enojado. Si así fuera, lo que era seguro era que el objetivo del sentimiento no era Mutou ni la enfermedad, sino él mismo.

La plaga era grave. Mientras hacía girar sus ruedas en vano, una de las familias de su propio personal dio a luz a una víctima. ¿Por qué no notaste la condición de Tohru? Quería culpar a Mutou, pero eso era algo que Toshio mismo reconoció como injusto. Mutou incluso llevaba su trabajo a casa con él. Incluso había venido a trabajar el último día libre. Su esposa Shizuko incluso había venido con él para ayudarlo. En esas circunstancias, ¿alguna vez vio a su hijo? No importa si todavía era un niño pequeño que necesitaba la supervisión de sus padres, Tohru era un adulto de pleno derecho.

Pero los que estaban afectados por esta enfermedad no se quejarían de sus síntomas. Lejos de eso, la persona misma no parecía darse cuenta de que estaba en malas condiciones. Si la familia no se dio cuenta, no había nada que hacer.

Debería haber dado más advertencias severas. Debería haber pensado más en la seguridad de su personal primero, pensó. Tal vez, debería haber dicho, esas palabras plantaban terribles preocupaciones en su mente. Tohru tuvo que ser infectado por algún medio. Tal vez fue humano, tal vez fue un animal intermediario. Si ese era el caso, no le importaba. Pero si — si fuera algo sacado del hospital, entonces. O si Mutou tenía una infección subclínica. (NTE: Una infección subclínica, a veces llamada preinfección o infección no aparente, es una infección que, siendo subclínica, es casi o completamente asintomática.)

(No es momento de pensar en eso)

En este momento estaba en horas de examen. Tenía que dejarlo de lado.

Así que pensó mientras se preocupaba sobre qué hacer, se inclinó en la silla y se dejó llevar por las dudas. Sus ojos volvieron a su escritorio vacío y espacioso, preguntándose qué era lo que debería haber estado haciendo, preguntándose por qué se estaba espaciando así, sin realmente saberlo.

No debería haber tenido tiempo de espaciarse. Y, sin embargo, ¿por qué era entonces que no tenía pacientes frente a él, ni ninguna enfermera a su lado esperando órdenes? Cómo podría ser esto posible, pensó volteándose para mirar a su alrededor cuando Ritsuko, con la cabeza gacha, levantó la vista. Ella le dio una sonrisa preocupada.

“….Aún no.”

Toshio no pudo entender el significado de esas palabras. Ritsuko agregó.

“Hirosawa Toyoko-san”

Así es, pensó. Era hora de la cita de Hirosawa Toyoko. Por eso era que estaba libre en este momento. Toshio se encontró rápidamente hablando con ella. (NTE: cambie un poco la última parte porque no le hallaba sentido)

“¿Ella no ha venido todavía?”

“Si.”

De nuevo, Toshio maldijo internamente. ¿Por qué hasta esa imbécil pospone hasta el último momento? Tenía ganas de gritar con ira. Justo en ese momento, Kiyomi metió la cara en la sala de examen.

“Doctor, yo iré primero”

Toshio asintió, luego gritó como una ocurrencia tardía.

“Lo siento, pero mientras regresas de la casa de Mutou-san, ¿podrías pasar por la casa de Hirosawa Toyoko-san por mí?”

Kiyomi parpadeó. “¿Ella no ha venido? — Sí, entendido”

Kiyomi asintió y regresó aproximadamente una hora después. Kiyomi hizo una mueca como si estuviera perdida.

“¿Cómo estuvo?” Toshio preguntó, y ella dudó.

“Uhm … si se trata de Hirosawa-san, entonces” Kiyomi parecía inusualmente apagada. “Ella no está allí”

“¿No está allí? ¿Ella salió?”

“Eso no es lo que yo … Uhm, parece que ella se mudó anoche”

Toshio miró fijamente la cara de Kiyomi. “¿Qué fue eso?”

“Estoy tan sorprendida como usted. Cuando fui, no había nadie allí, todo estaba cerrado. Mientras me preguntaba si no había una abertura en alguna parte, un vecino se acercó y dijo ‘si estás buscando a Hirosawa-san, se mudó anoche.'”

“Eso es ridículo … “

Ella no mencionó eso. Él insistió tanto en la importancia de que ella viniera, e incluso Toyoko asintió con la cabeza diciendo que vendría si llamaba.

¿Qué está sucediendo? Toshio había comenzado a decir cuando recordó lo que Seishin había dicho. Extrañas mudanzas estaban teniendo lugar en el pueblo. Bien, ¿cuándo fue que recibió esa nota? Alguna familia en algún lugar se mudó, que antes de eso la familia estaba actuando raro, decía —-.

Toshio se levantó y fue a buscar el memo cuando notó que Kiyomi se retorcía y se movía como si quisiera decir algo.

“—¿Qué?”

“No. … No tiene ninguna relación, pero” Dijo Kiyomi, titubeando y titubeando. “Es solo eso, es … incluso con Hirosawa-san, algo se sintió … No, pero realmente no tiene nada que ver con la enfermedad”

“¿Qué es?”

“Tohru-san, de la casa de Mutou-san, renunció a su trabajo” dijo.

Toshio se dio la vuelta para mirar a Kiyomi. “¿Renuncio?”

“Sí. Mutou-san ni siquiera lo sabía, llamó a la compañía y le dijeron que renunció, eso fue dos días antes, dijeron. Pero … si fue dos días antes, pensando en otros casos hasta ahora, ya habría estado enfermo en ese momento, ¿no …?”

De hecho, pensó Toshio. Desde que murió esta mañana, la salud física de Tohru debería haber empeorado unos días antes.

“No podría ser que Tohru-kun supiera, ¿Verdad? Sobre esta enfermedad. Y así … Pero, él no dijo nada …”

“No puede ser” dijo Toshio, recordando las palabras de Seishin aún más. “— Ese no puede ser el caso, ¿verdad?”

“Así es, ¿no?” Como aliviada, Kiyomi dejó escapar una pequeña sonrisa. “Estoy pensándolo de mas ¿verdad?”

Toshio asintió con la cabeza, pero sintió un escalofrío recorriendo su columna vertebral. Tohru viajaba fuera de la aldea por trabajo. ¿Y Seishin no decía que otros aldeanos que viajaban fuera de la aldea por trabajo habían renunciado repentinamente a sus trabajos?

Toshio se volvió hacia la sala de espera y buscó una carpeta en la parte superior del escritorio. Todas las notas que Seishin le había dado, todas deberían haber estado allí.

Buscando un poco, pronto las encontró.

Correcto, Koike de Naka-Sotoba. La familia de su hijo se mudó de repente. Justo antes de eso, la familia de su hijo parecía estar en malas condiciones. Y su hijo Yasuo renunció a su trabajo sin que el viejo Koike lo supiera.

En la nota había más de 22 nombres completos escritos. Los que se habían mudado de aquí. Toshio lo examinó una vez más y encontró el nombre “Maebara Setsu”. Setsu era una paciente. A pesar de que había estado viniendo al hospital durante mucho tiempo, ahora que lo pensaba, no había visto su rostro en mucho tiempo. ¿Cuándo fue la última vez que la vio? se preguntó, hurgando en su memoria, sintiendo que había escuchado el nombre de Setsu en alguna parte.

¿Cuándo fue eso, no había hablado de ella con Ritsuko? Correcto, Setsu había tomado demasiado de su medicamento.

Toshio se sentó en la silla.

(Así es … fue el día del incidente en Yamairi)

Habló sobre eso con Ritsuko. A Setsu le recetaron una hormona tiroidea para la enfermedad de Hashimoto, y ella alteró su dosis por su cuenta —.

Toshio presionó la punta de su dedo contra su sien. En el caso de una enfermedad por insuficiencia de la glándula tiroides, los primeros síntomas serían una sensación de agotamiento en todo el cuerpo. Y las emociones apagadas. Esos fueron similares a los signos de anemia.

“Es cierto …”

La condición de Setsu no empeoró. En ese momento ella fue infligida con la enfermedad en cuestión. Pensando que esa era su condición, estaba consumiendo demasiado de su medicina. Ritsuko solo le dio dos días de medicamentos y le dijo que se asegurara de venir el lunes, pero Setsu no vino. Desde entonces no había venido al hospital. Ella no estaba aquí. Ese lunes, Setsu se fue y abandonó el pueblo.

Yamairi se extinguió el 5 de agosto. Setsu se mudó el día 8. Y Setsu estaba sufriendo el brote. Setsu tenía un bloqueo cardíaco. Si ese fuera el caso, probablemente fue un golpe crítico para su corazón debilitado. Incluso sin eso unos días después del brote habría terminado, por lo que en el caso de Setsu no había duda de que no le daría tres días. (NTE: El bloqueo cardiaco es un problema de las señales eléctricas en el corazón, las razones de esto son variadas, desde enfermedades, medicamentos o infartos.)

“Eso lo está presionando …”

Setsu se mudó el lunes por la mañana, lo suficientemente temprano como para ser llamado tarde en la noche. Pero, para entonces, Setsu probablemente ya estaba aturdida. Su cuerpo debería haber estado en malas condiciones. Incluso si ella misma lo supiera o no, debería haber estado lo suficientemente enferma como para no poder moverse sin obstáculos, y si fuera descuidada, no sería inusual que su condición cardíaca se manifestara.

Y sin embargo ella se mudó. Ni esa razón ni el destino estaban escritos en la nota. ¿Tamo Sadaichi investigó todo esto? Eso probablemente significaba que incluso Sadaichi no lo sabía, ¿verdad?

“….Eso es imposible.”

Pensando en todas las instancias hasta ahora, Setsu no debería haber podido mudarse. Incluso en las mejores condiciones, sin que nadie la cuidara, no debería haber podido caminar correctamente. Incluso si permitieran que ella ya hubiera hecho planes para mudarse, incluso si permitieran que los de la mudanza se encargaran de todo, Setsu ni siquiera debería haber sido capaz de comandar la operación, o incluso sobrevivir al viaje ella misma. No importa si su familia estaba allí, Setsu era una anciana que vivía sola.

Si, pensó Toshio conteniendo el aliento, mirando los trozos de papel que Seishin le había confiado. Si cada familia escrita aquí estuviera afligida. Toshio miró el gráfico extendido sobre la parte superior del escritorio. En el eje horizontal estaba el día, en el vertical estaba el número de personas afectadas por la enfermedad. En el momento actual se duplicó como un recuento del número de fallecidos. Por ahora, el eje horizontal no era más que una línea de puntos continua. Si se tratara de una epidemia, debería haberse extendido como una ola, pero aún no había habido suficientes pacientes infligidos para dibujar una ola distintiva.

Toshio tomó su pluma en la mano. Trazó los nombres escritos en el trozo de papel. Maebara Setsu vivía sola. Inoda Matasaburou tenía una esposa. Recordando las estructuras familiares, en aras de la discusión, dibujó en el gráfico como si todos los que se habían mudado hubieran sido parte del brote. Para las familias cuya estructura no tenía clara, trató de preguntar a las enfermeras. Para las familias que no conocía incluso con eso, las contó como tres por conveniencia. (NTE: se refiere a que estimo que estas personas eran tres: la esposa, el esposo, el hijo.)

Dibujándolo todo, Toshio pasó un tiempo mirando ese gráfico. En él, a partir de agosto, se reveló en puntos desconectados, al poner los días juntos durante una o dos semanas, se formó una ola muy pequeña, la segunda creció más, y en septiembre se formó una ola clara consecutiva.

“…. Eso es lo que es, ¿eh?” Toshio por fin murmuró. Esto es por lo que Seishin había estado quejándose. Y era más de lo que Seishin había pensado, había una correlación entre los momentos de la enfermedad, las mudanzas, y posiblemente las renuncias.

Tenía que encontrarse con el viejo Koike. Al menos tenía que preguntar cómo estaba la condición de la familia de su hijo.

Y tenía que reunirse con Seishin.


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s