Maestro del fin de los tiempos: Capítulo 114

Anterior |Índice| Siguiente


Cielo Ardiente

Qin Feng desapareció por completo de la vista en una instancia. Ni siquiera la mira pudo localizar su posición.

Qin Feng no solo fue observado por Wang Chen y compañía, otros usuarios de habilidad que sobrevivieron a los ataques se sorprendieron por el ruido de la batalla y salieron de su escondite para verificar la situación.

Nadie hubiera pensado que alguien era lo suficientemente atrevido como para desafiar a la madre de cría. Incluso eligió el momento en que la bestia podría estar en su punto más fuerte.

El público fue tratado con una maravillosa ejecución organizada por el mítico artillero a miles de kilómetros de distancia.

“Es una pena. Los artilleros son débiles en el combate cuerpo a cuerpo. Él va a morir después de ser atrapado por la madre de cría.”

“¿Por qué desperdiciar tanto esfuerzo? Eso solo perturbará y enfurecerá aún más a toda la tropa insectoide.”

Los sobrevivientes comenzaron a escuchar ruidos susurrantes a su alrededor. El atacante no solo había provocado a la madre de cría, sino que al mismo tiempo había atraído a toda la flota de insectoides hacia él.

Pero ni las criaturas ni los sobrevivientes sabían que Qin Feng podía entrar y salir cuando quisiera en la oscuridad. Era invisible en la oscuridad total con la ayuda de la piedra oscura. Este entorno maximizó su habilidad oscura a su máximo potencial y ni siquiera el rey bestia pudo detectar su presencia.

Él era el verdadero maestro de las sombras. La oscuridad era su reino.

El semental umbra apareció en silencio.

“¡Láser oscuro!”

Una banda de rayos más oscura que el cielo nocturno atravesó de repente el cuerpo de la madre de cría.

La energía de las runas oscuras estalló y las células que todavía estaban vibrantes hace un momento comenzaron a contraerse y perder su vitalidad. Su potencia y velocidad habían sido muy comprometidas.

Fue exactamente como Qin Feng lo pretendía. Pero, naturalmente, no se debía jugar con la madre de cría simplemente. Descubrió la ubicación de Qin Feng en el momento en que usó la habilidad.

¡Puf!

Se disparó una telaraña blanca gigante y envolvió a Qin Feng por todos los rincones. Se retiró de inmediato.

Al final, la red perdió a Qin Feng y aterrizó en uno de los edificios y quedó atrapada allí. No solo eso, sino que algunas de sus cuerdas golpearon las ventanas debido a la inercia y las rompieron en pedazos. ¡Qué ataque tan brutal! Uno solo podría imaginar el resultado si Qin Feng fuera golpeado por las cuerdas.

La madre de cría con miembros de acero torció las piernas y se dio la vuelta. Sus ojos desalentadores escudriñaron la noche cuidadosamente. Luego, una de sus patas se deslizó bruscamente.

¡Clang!

Qin Feng fue expuesto después del impacto. El Sable Emperador Verde brillaba en la oscuridad como una estrella en el cielo nocturno.

El sable afilado paralizó una de las patas de la araña, pero Qin Feng también fue enviado volando hacia atrás.

‘¡Semental umbra!’

Qin Feng se detuvo en seco cuando su impulso se detuvo por el tirón del semental. Aun así, había volado directamente a uno de los edificios altos y destrozado todas sus ventanas.

Puf.

Otra cuerda delgada salió volando y Qin Feng lo esquivó con destreza. La cuerda lo pasó por alto y se ató a la pared del edificio.

‘¡Mierda!’

La expresión de Qin Feng cambió.

“¡Hoja Espacial!” Bai Li, que no se había mostrado hasta ahora, finalmente hizo su primer movimiento. La cuchilla cortó la cuerda y, en consecuencia, la araña gigante que la atravesaba cayó instantáneamente al suelo.

Pero la madre de cría era persistente. Otra cuerda fue arrojada a chorros y pegada al edificio donde estaba Qin Feng. Estaba en persecución una vez más.

El edificio tenía siete pisos de altura. Este lugar era obviamente una de las residencias de clase alta en el Pueblo Han. Sin embargo, no importa cuán bien construido haya estado este lugar, no podía mantenerse bajo el alboroto de la madre de cría.

La bestia levantó una de sus extremidades verticalmente y lanzó un rápido golpe hacia abajo con ella. Una de las esquinas del edificio fue cortada sin esfuerzo.

Qin Feng montó en el semental umbra y salió corriendo del edificio. El edificio rebanado cayó al suelo y levantó una nube de polvo.

“¡Llama floreciente!”* Qin Feng aprovechó la pequeña ventana de oportunidad y deslizó su sable a través de una de las extremidades de la araña. El fuego emergió por donde pasó la cuchilla y otro miembro de acero de la madre de la cría fue removido. (Forlag: no me acuerdo como lo llame antes.)

“¡Rugido!”

La madre de cría estaba furiosa. Sus otras extremidades se balancearon rápidamente hacia Qin Feng, tratando de destrozarlo.

Qin Feng no pudo ser atrapado mientras estaba en el semental.

¡Boom!

Otro edificio había sido víctima del asalto de la araña.

‘¡Incendio (Bushfire)!’ Qin Feng una vez más activó su habilidad.

Aparecieron chispas de fuego en forma de abanico en el Sable Emperador Verde. Activadas por su fuerza interior, las runas explotaron hacia afuera y se extendieron unos diez metros de ancho.

Incluso la fuerza interna tan densa como la de Qin Feng se evaporó rápidamente en este caso.

Inmediatamente, la llama envolvió a la madre de cría con miembros de acero.

¡Boom!

¡Boom!

La madre de cría saltaba aterradoramente. La llama ardiente en su cuerpo había asustado mucho a la bestia. Se volvió cada vez más violenta, y pronto toda la zona fue demolida por la bestia y se convirtió en una ruina irreconocible.

El gigante se desvió violentamente y finalmente apagó el fuego. La bestia cargó hacia Qin Feng una vez que se recuperó.

Qin Feng no se atrevió a soportar la carga y solo pudo escapar con el semental.

De hecho, era una batalla aterradora. El fuerte ruido hizo temblar a todo el Pueblo Han. Qin Feng estaba jadeando mientras su batalla contra la madre de cría con miembros de acero estaba llegando a su clímax.

‘¡Qué adversario más duro!’ Qin Feng supuso que se debía al tamaño gigante de la madre de cría.

El Destripador de túnica oscura era igualmente poderoso, pero tenía un tamaño de cuerpo mucho más pequeño. Además, Qin Feng era inmune a las runas oscuras. Esas jugaron en su mano y redujeron en gran medida la dificultad de esa batalla.

Era una situación completamente diferente esta vez.

¿Necesitaba poca energía para evitar los ataques del Destripador, pero contra la cría gigante? Cada evasión requería un gran esfuerzo y concentración.

Qin Feng habría sido atropellado en numerosas ocasiones si no fuera por la agilidad del semental. Sin embargo, la madre de cría recibió una buena cantidad de daños ya que Qin Feng logró quitarle tres de sus extremidades.

‘Su debilidad se presentará pronto. ¡Sombra oscura!’

Qin Feng nuevamente se mezcló en la oscuridad.

Había luchado durante casi dos horas. El amanecer estaba casi sobre ellos cuando Qin Feng pudo ver la primera luz en el horizonte. El cielo podría iluminarse en otros diez minutos más o menos.

Eso era muy desfavorable para Qin Feng si la batalla se prolongara hasta ese punto. Decidió correr el riesgo y terminar la pelea rápidamente.

“¡Xiao Bai!” Qin Feng convocó a Bai Li para que se pusiera a su lado.

“Quiero teletransportarme allí más tarde, ¿es posible?” Qin Feng señaló el abdomen de la madre de cría.

“¡No hay problema!” Xiao Bai asintió con la cabeza.

En realidad, Bai Li podría haber derrotado a la madre de cría fácilmente si se convirtiera en su forma de zorro ahora. Pero Qin Feng pensó que todavía era demasiado pronto para que Bai Li revelara su verdadero poder. Incluso era reacio a usar la Hoja Espacial a menos que fuera una emergencia real.

Este momento exacto era una emergencia.

La madre cría seguía arrastrándose y finalmente había llegado por encima de un pozo.

“¡Ve ahora!” Qin Feng ordenó con urgencia.

Bai Li agarró a Qin Feng y desapareció al instante.

¡Schaw!

Su visión cambió instantáneamente y Qin Feng pudo ver la parte inferior del abdomen de la madre cría con miembros de acero mientras miraba hacia arriba.

Numerosas espuelas inversas de un metro de grosor estaban creciendo en la piel externa del abdomen. Arrastró marcas en el suelo cuando la araña se arrastraba.

Si Qin Feng no se teletransportara al pozo, sino directamente debajo de su vientre, las espuelas lo habrían atravesado a él y a Bai Li con vida.

‘Arte de Espada Ardiente del Cielo: ¡Cielo Ardiente!’

Qin Feng desenvainó su sable y aumentó temporalmente su aura. El fuego rápidamente se reunió alrededor del Sable Emperador Verde y se disparó directamente hacia arriba.

Las runas de fuego vibraron rápidamente y el Fuego Infernal resultante estalló hacia arriba como una fuente de lava.

El fuego penetró instantáneamente en el abdomen de la madre de cría con miembros de acero. Luego, el resplandor hacia el cielo se inclinó y también atravesó el tórax de la madre de cría. Qin Feng prácticamente había abierto un agujero gigante a través del cuerpo de la bestia.

El fuego continuó subiendo más alto y tendió un puente con el cielo. Instantáneamente, todo el Pueblo Han se iluminó en rojo por la poderosa llama.


Anterior |Índice| Siguiente

5 1 votar
Calificación
Suscribirse
Notificarme de
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comentarios
Retroalimentaciones en línea
Ver todos los comentarios
0
Nos encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x