Sevens HD

Sevens: Historias extras: El Emperador que escapó: Arco de Vera



“Hoy, ya ves, me reuní con Fidel-san. Era todo sonrisas, pero ¿pasó algo? Fue ridículamente aterrador”

La mansión de Vera en el palacio interior estaba decorada con pistolas en vitrinas. Aparte de eso, había pequeños barcos y otros adornos que hacían pensar en el mar, incluso cuando era una mansión similar, su contenido era bastante diferente del de Aria.

Para las pistolas, Mónica y las Valquirias estaban preocupadas de que un polluelo pudiera lesionarse, por lo que prepararon las vitrinas con cuidado excesivo, pero se podía ver dónde se exhibían en la habitación antes de que se hablara de bebés.

El que se detuvo en esa habitación fue Lyle, a quien Aria le había dicho que no era bueno encerrarse en su mansión todos los días, y que él también tenía que ir a ver a las otras chicas.

Unos días era una cosa, pero había pasado más de una semana en casa de Aria, e incluso Aria lo había regañado, por lo que había decidido pasar a ver a Vera.

“¿Mi padre? Bueno, es verdad que se veía feliz hoy, pero realmente no he escuchado nada. Más importante aún, escuché que te tomaste tu tiempo en la casa de Aria, pero … ¿por qué yo? Escuché que Miranda te recomendó que fueras con Thelma-san o algo así.”

Pasando ​​los treinta y tantos años, y sin ningún lugar, Thelma había sido incluida en el palacio interior. Gastone pegó a Aura con ella y le hizo una oferta por tiempo limitado.

Su patria, Zayin, era un país involucrado con Lyle desde sus primeros días, y querían mostrar el fuerte vínculo que tenían con el muchacho.

“No, si Miranda la recomendó, eso significa que es una trampa, o no puedo evitar pensar eso. Ella me invitó a su mansión y me comió, después de todo.”

“… Miranda no elige sus medios. Pero ya ves, Lyle. Esto es tu culpa. Cuando pasaron unos meses desde que el palacio interior estaba completo, no viniste aquí ni una vez y pasaste todo el tiempo en tu oficina. Además, si se te enseñaba el conocimiento por parte de una autómata, por supuesto, Miranda se sentiría desesperada. Novem cree profundamente en tu amor hacia ella, por lo que esto nos destrozará aún más”

Vera le informó a Lyle cuán preocupado estaba Baldoir cuando consultó con Novem y Miranda.

Desde que Lyle se había distanciado de sus amigos cercanos Maksim y Damien, Baldoir se había preocupado.

Fundar un imperio estaba bien y todo.

Tomar el trono, que así sea.

Pero no hacer sucesores sería problemático. Si se hablaba de adoptar a un niño de una familia de la rama de la Casa Walt, existía la posibilidad de que estallara la guerra.

Si bien había muchos niños talentosos entre ellos, el problema serían las fuerzas que se formarían al tratar de colocarlos en pedestales.

“… Solo quería preparar mi corazón. Hasta este punto, el ambiente siempre era uno de esos que decía: “pon las manos sobre cualquiera y perderemos la guerra” ya sabes. Así que no hay forma de que pueda hacer una transición repentina a un ambiente que dice ‘¡ahora elige a alguien ya!’. No digo que no iba a hacerlo, pero ¿no podríamos haberlo tomado con calma?”

Si bien había algunos puntos validos en la opinión de Lyle, los herederos del trono del emperador ya eran un tema importante.

Desde el punto de vista de Vera, sus propios hijos sucederían a la Casa Trēs algún día, o tal vez ayudarían a mantener la Casa Trēs.

Los encontraría más rápido contando a los niños en orden de derechos del trono de abajo hacia arriba. La razón es que Vera no era noble. Y la esposa legal era Novem.

Si Novem tuviera un hijo varón, serían colocados primero en la línea de sucesión sin ninguna duda. Seguramente se convertirían en el príncipe imperial. Si no hubiera ningún problema, eso es.

“Está bien y todo que vinieras a mí, pero debes priorizar los puntos que deberían ser prioritarios. Thelma-san, ya ves … ella también tiene un problema de edad. Deberías llegar a ella lo más rápido que puedas.”

Lyle hizo una mueca dudosa.

“Desde mi punto de vista, es lo suficientemente mayor como para ser mi madre. Bueno, estoy pensando en darme prisa, pero como Miranda fue quien lo dijo, terminé levantando la guardia” (NTE: Tomen de ejemplo a Celes que se casó con menos de quince años, si esa es la norma Thelma, que ya pasa los treinta sin duda tiene la edad mínima necesaria para ser madre de Lyle quien tiene escasos 17-18 años actualmente, es solo una aclaración para quien crea que Lyle exagera)

“¿Por qué eres tan cauteloso? No es que ella te haya hecho algo terrible.”

Lyle se cruzó de brazos y pensó seriamente.

“Bueno, si lo dices en voz alta, suena como si solo me estuviera excusando, pero desde mi punto de vista, es un ataque furtivo. Además, estoy aterrorizado. De Novem … y Novem”

Con su sentido de rivalidad en aumento, podría decirse que Novem a su vez sirvió demasiado a Lyle.

Además del ataque furtivo de Miranda, la secuela de la profanación fue la furia de Novem. Había habido un alboroto acerca de una parte del palacio que había sido volado. (NTE: al parecer la sabana que vio Lyle mientras iba (lo llevaban) a la mansión de Novem es a causa de eso, o eso se especula :v)

Después de eso, su enemistad por llamar la atención de Lyle solo se había intensificado.

“¿Qué vas a hacer cuando lleguen Ludmilla y Gracia? Elza se ha establecido en estos días, pero esto no puede resultar bueno”

“Tienes razón, no puede. ¿Qué debo hacer?”

Al ver su cansancio diario por el trabajo gubernamental saliendo de él, Vera se cubrió la cara con la mano derecha. Había algunas cosas a las que uno no podía acostumbrarse, y el actual Lyle tenía demasiado trabajo en sus manos. Que su sistema de gobierno aún no se hubiera instituido era una de las razones más importantes, pero que el propio Lyle había crecido hasta ser capaz de manejar esa cantidad de trabajo era una razón tan grande en sí misma.

Su experiencia hasta ahora le dio a Lyle un poder considerable cuando se trataba de asuntos gubernamentales. Y su actual trabajo de escritorio lo estaba reformando día a día.

Pero la competencia y el agotamiento eran problemas completamente diferentes.

(No es de extrañar que Novem y Miranda prepararan comida para darle resistencia. Solo mirarlo es suficiente para preocuparte)

Un desgastado Lyle.

Perseguido por el papeleo todos los días.

(Sería demasiado para mí. Creo que podría aguantar un poco la gestión de las finanzas, pero el gobierno es algo diferente de los negocios. Y mi participación no recibe muchos aplausos)

Vera provenía de una casa mercante. Por ese motivo, había muchos que pensaban que no era bueno que ella se involucrara con la política. Si ella no le dejaba las cosas a Lyle, entonces el Beim de la antigüedad revivirían en poco tiempo … los mercaderes de la muerte se unirían, revivirían la ciudad y, por el poder del dinero, volverían a ser una existencia, el imperio no podría ponerles las manos tan fácilmente.

Precisamente porque entendió eso, Vera se quedó callada. Pero, irónico en cierto sentido, fue precisamente por eso que Vera se había convertido en una especie de oasis de curación para Lyle.

“Hoy está bien, pero tienes que ir adecuadamente al lugar de Thelma-san en el futuro cercano”

“Lo sé. Voy a hacerlo.”

Mientras mantenían esa conversación, Mónica había entrado en la habitación antes de que nadie se diera cuenta. Una Valquiria se aferró alrededor de las piernas de Mónica, tratando de detener su avance.

“¡Pedazo de chatarra! ¡Este distrito está bajo nuestra jurisdicción! ¡Regresa de donde viniste!”

La Valquiria que apoyaba a Vera trató de alejar a Mónica, pero Mónica se resistió cuando tomó un memo.

Realmente no necesitaba escribir nada, pero estaba haciendo el papel de secretaria.

“¡Heey! ¡Déjame ir! Mi jurisdicción se encuentra donde sea que esté mi gallina babosa. ¡Administrar el horario de la gallina babosa también es una de mis tareas! … Por cierto, maldita gallina.”

Mirando su enemistad con la Valquiria como algo natural, Lyle respondió. No estaba particularmente sorprendido.

Estaba acostumbrado a la existencia que era Mónica.

“¿Qué es?”

“Ya que últimamente has estado viajando al lugar de Aria, esa zorra de Novem está inquieta. Deberías ir con ella antes de que algo explote.”

Al escuchar eso, Lyle miró hacia el techo, enfocando sus ojos en algo muy, muy lejano.

En la batalla decisiva final, al final del fin, había confesado su amor frente a varios cientos de miles, entonces, ¿por qué estaba huyendo de esa chica ahora?

Mientras Vera pensaba eso, Lyle bajó la cabeza.

“Hoy me quedo con Vera. Quizás con Thelma-san mañana. Y luego pasaré por la casa de Novem.”

Vera se sintió aliviada.

Tal vez Lyle estaba sintiendo presión por el entusiasmo de Novem, pensó Vera mientras decidía acostarse con él en el sentido más puro hoy.

(Se siente un poco deficiente, pero cuando lo veo tan cansado … bueno, habrá muchas oportunidades de ahora en adelante, así que aguantemos por ahora)

Recordó la propuesta de abandonar el palacio interior una vez que dejara a Fidel con un nieto.

Pero al ver al gastado Lyle …

(Bueno, es cierto que podría necesitar a alguien más indulgente con él por ahora)

Pensó mientras invitaba a Lyle a cenar.


Jefe de la quinta generación (;゜д゜): “¡Por ​​eso te lo dije! ¡Los harems no son un juego! ¡Lo dije! Dejarte agotar y bajar la guardia. Y a lo que eso lleva es a nada más que problemas … ¡haz lo mejor que puedas, puedes hacerlo Lyle!”

Jefe de la Sexta Generación (´・ω・`): “Podrías haberme dado ese consejo en mi tiempo …”

Jefe de la quinta generación (゜д゜): “… Contigo, todas las que elegiste fueron un poco … Creo que el problema se presenta antes de que se trate cualquier consejo”


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

12 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s