Súper Gen Divino – Capítulo 668: Qi Gong de Segunda Generación


Cuarto Capítulo Semana 15

¡Disfrútenlo!

Hui Hai Feng aceptó la solicitud de amistad de Han Sen. Envió un mensaje, preguntando, “¿Cómo se llamaba esa habilidad?”

Han Sen contempló su respuesta por un minuto, y luego respondió, Golpe del Rex Elefante

Han Sen no tenía mucho talentoso cuando se trataba de nombrar cosas. Para ese nombre, usó la más básica de las reglas de nomenclatura. Tomó una palabra de cada componente de la habilidad una palabra de la Ardiente Púa de Rex y una palabra del Elefante de hueso, cuyo poder había simulado.

“Eso es un muy buen Golpe del Rex Elefante. Realmente tiene el poder de un elefante y del T-Rex.” Hui Hai Feng luego continuó preguntando, “¿Eres un soldado veterano?”

“Sí, lo soy.” Han Sen había estado en el ejército por un año, así que pensó que eso calificaba como ‘soldado veterano’.

Pobre Han Sen, no sabía el verdadero significado de ‘soldado veterano’. Como Hui Hai Feng ya sospechaba que podía ser uno, esa ‘confirmación’ no llevó a más sospechas en su nombre.

“¿Quieres practicar con esa extraña arma tuya?” Preguntó Hui Hai Feng.

“Sí, quiero. Me las arreglé para ponerle las manos encima a esta bestia divina berserker y quiero llegar a dominarla. Desafortunadamente, no he sido capaz de encontrar o desarrollar habilidades correctas para usarlas con ella.” Respondió Han Sen.

“¿Arma divina berserker, dices? Eso es una suerte. Es un arma única, así que tal vez puedas crear tus propias habilidades especiales para ella. Ven, ¡practiquemos una vez más!” Hui Hai Feng invitó a Han Sen a otro combate.

“Hermano, te lo agradezco. Pero no puedo hacerlo de nuevo. Ese Golpe del Rex Elefante me costó toda mi reserva de energía, y no puedo convocarla de nuevo tan fácilmente. Mis huesos están bastante frágiles ahora mismo.” Dijo Han Sen. Aunque las cosas no estaban tan mal como él las hizo ver, estaba bastante agotado. Estaría en desventaja desde el principio, por lo que no había manera de que produjera resultados de entrenamiento decentes.

“Está bien. Nos hemos añadido como amigos ahora. Si alguna vez quieres entrenar, sólo tienes que darme un toque.” Respondió felizmente Hui Hai Feng.

“Me aseguraré de hacerlo. Muchas gracias.” Dijo Han Sen.

“Somos compañeros de batalla, eres bienvenido. Estoy interesado en tu arma.” Dijo Hui Hai Feng.

Después de que Han Sen saliera del campo de entrenamiento virtual, su mente siguió vagando hacia el Qi Gong del Elefante de Huesos.

Si el Sutra Dongxuan podía simular elementos de un Qi Gong, ¿significaba eso que podía simular el Qi Gong del oso negro, el zorro plateado o incluso la calabaza extraña que poseía?.

Pensando en eso, Han Sen estaba muy emocionado con la idea. La energía del Elefante de Hueso poseía un poder cinético crudo y miserable. Se preguntaba qué ocurriría si simulara el Qi Gong de otras criaturas.

“Si simulo la energía del zorro plateado, ¿significa eso que sería capaz de lanzar un rayo?” Han Sen saltaba a la vista.

Si funcionaba como él había teorizado, Han Sen creía que le había tocado la lotería. Si podía simular el Qi Gong de los vástagos de las súper criaturas, podría hacer lo que quisiera. Se volvería indestructible.

En medio de esa excitación, intentó simular el Qi Gong del zorro plateado. Aunque podía sentir que su poder aumentaba bajo la simulación, no se manifestó ningún rayo.

“Extraño. ¿Dónde está el rayo? Si puedo simularlo, ¿dónde está el chasquido y el crujido de la electricidad?”

Mientras Han Sen pensaba en ello, se le ocurrió una idea. “Debe ser porque no he terminado el primer nivel del Sutra Dongxuan. Tal vez no puedo invocar poderes elementales porque no he desbloqueado la primera cerradura genética.”

Aunque era sólo una suposición, lo más probable era que fuera verdad. Por lo tanto, el deseo de Han Sen de terminar el primer nivel del Sutra Dongxuan aumentó. Y esperaba hacerlo para ver si podía o no invocar poderes elementales una vez hecho.

Pero el Sutra Dongxuan de Han Sen había alcanzado una especie de muro blando. Después de la rápida aceleración que había ganado durante su tiempo bajo el melocotonero, no había hecho mucho progreso desde entonces. Si podía superar su actual bajón, podría ser capaz de romper el primer nivel.

“El olor de la flor de melocotón aumentó mi progreso en Sutra Dongxuan mucho. Si pudiera conseguir uno de los melocotones de ese árbol, tal vez pueda desbloquear el primer nivel.” Han Sen estaba ahora muy pensativo, reflexionando sobre ese maravilloso árbol.

Pero pensándolo bien, pasaría otros meses antes de que los melocotones empezaran a florecer allí. Pasaría un tiempo antes de que pudiera comer uno.

Han Sen descansó al día siguiente y más tarde se encontró con Hui Hai Feng de nuevo en el campo de entrenamiento. Han Sen le preguntó si estaba disponible para ayudarlo a entrenar, y Hui Hai Feng aceptó rápidamente.

Han Sen reunió muchas ideas de sus observaciones sobre las habilidades de Hui Hai Feng, pero sus habilidades con la lanza requerían el apoyo de un arte hipergénico y por lo tanto, Han Sen no podía copiar las habilidades completamente. Aún así, fue capaz de hacer grandes cambios al Taladro del Dragón Tóxico. Su poder era mucho más pronunciado que el de antes, y se adaptaba mucho mejor a la Ardiente Púa de Rex que antes.

Durante los siguientes días, Han Sen pasó su tiempo practicando con su Ardiente Púa de Rex y perfeccionando sus habilidades con ella. Pero ahora, pensó que era el momento de preguntar y seguir pistas para localizar una súper criatura solitaria. Para ello, había algunos preparativos de los que quería ocuparse primero.

Si Han Sen le daba el cristal negro al Pavo Real TiroFijo, el proceso de evolución tardaría un mes en completarse. Sin embargo, creía que su fuerza sería una gran ayuda. Las saetas que disparase serían más rápidas y poderosas, y demostrarían ser de gran ayuda en su futura caza de súper criaturas.

Cuando Han Sen salió del campamento virtual, sonó su comunicador. Era un número extraño el que le marcaba, uno que le hizo fruncir las cejas. Era un comunicador que le habían dado los militares. La gente común no podía llamarlo, así que quien lo llamaba tenía que ser de dentro.

Él aceptó la llamada y la imagen mostrada sorprendió a Han Sen, era Li Xinglun.

“¿Por qué me miras con tanta sorpresa? Soy un hacker de alto nivel, y romper sus sistemas defensivos es tan fácil como hacer limonada. Encontrar tu información fue fácil.” Dijo Li Xinglun, con una expresión petulante.

“Entonces deberías saber que estas llamadas son monitoreadas, ¿sí?” Han Sen respondió, con una sonrisa irónica.

“Si eso me preocupara, ¿qué clase de hacker sería? No te preocupes, nadie puede vernos hablando. Nadie sabrá siquiera que estuviste en tu comunicador.” Dijo Li Xinglun, con mucha confianza.

“Puedes buscarme en el refugio, así que, ¿por qué te esfuerzas tanto en hablar conmigo?” Han Sen se encogió de hombros, no se sentía cómodo haciendo algo que iba contra la ley.

Han Sen creía que si no te metías en líos, no tendrías problemas. Los actos ilegales nunca eran totalmente invisibles, y siempre había un rastro que podía ser seguido. Li Xinglun nunca había visto un mejor hacker.

Por lo tanto, se creía el mejor.

“Me pongo en contacto contigo porque es una emergencia. No has estado en el refugio durante los últimos días, así que esta era la única manera en que podía contactarte.” Explicó Li Xinglun.

Pero viendo su expresión, no parecía ser una preocupación particular. Han Sen no creía que fuera una emergencia lo que provocó esa llamada inesperada. Hackear los sistemas militares parecía algo normal para Li Xinglun, y estaba de humor para charlar con Han Sen sin el temor de que los demás se dieran cuenta.

“Bueno, ¿qué pasó?” Preguntó Han Sen.

“¡He abierto una cerradura genética!” Li Xinglun proclamó, mientras se hurgaba su propia nariz.

“Felicitaciones. ¿Y qué?” Han Sen miró a Li Xinglun de forma extraña, incapaz de creer que el tipo estrafalario había hackeado sistemas militares sólo para decirle eso.

“He oído que has creado un equipo para cazar súper criaturas, y me gustaría unirme a él. Sé dónde se puede encontrar una.” Dijo Li Xinglun.

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s