Súper Gen Divino – Capítulo 667: El Opresor


Tercer Capítulo Semana 15

¡Disfrútenlo!

Han Sen estaba pasando un mal momento bajo la opresión de los ataques de lanza de Hui Hai Feng. Los ataques rápidos restringían cualquier uso de su Ardiente Púa de Rex.

Si usará su habilidad dual, no tenía problemas para frustrar a su oponente. Pero Han Sen estaba allí con el único propósito de mejorar sus habilidades con la Ardiente Púa de Rex. Por mucho que quisiera, tenía que olvidar el uso de la habilidad Dual y mantenerse fuerte en el camino que estaba siguiendo.

Su oponente era un maestro en el manejo de la lanza. Delicadamente, el hombre alternaba entre habilidades duras y suaves, lo que obligaba a Han Sen a retirarse.

Las habilidades más suaves seguían golpeando a Han Sen debido a su velocidad. Llegaban pesadas y rápidas, y con el impedimento de la Ardiente Púa de Rex, Han Sen nunca podía protegerse de uno de esos golpes a tiempo.

Afortunadamente, el movimiento del cuerpo de Han Sen era tan excelente como siempre. Como resultado, se las arregló para evitar muchos ataques letales. Aún así, estaba siendo golpeado, y su salud decaía poco a poco. Ahora había bajado a menos del veinte por ciento.

El humor de Han Sen se había vuelto sombrío, pero nunca concedió su uso de la Ardiente Púa de Rex. Si quería usar esa arma en el futuro, tendría que tolerar situaciones como esa. Y era mejor ser golpeado cruelmente allí que allá afuera, ya que eso podía llevar a la muerte. Por eso tenía que permanecer firme y entrenarse con la Ardiente Púa de Rex allí.

Han Sen se estrujó la mente, tratando de pensar en una manera de romper el incesante aluvión de ataques, pero no pudo. Las habilidades con la lanza lanzada contra él eran demasiado rápidas para su actual destreza con la Ardiente Púa de Rex.

Más y más lejos, Han Sen fue empujado hacia atrás. Se acercaba a la pared de la arena, todavía incapaz de cambiar la marea.

Su salud había caído por debajo de los diez puntos y ya no podía esquivar. A todos los efectos, la batalla ya estaba perdida.

La Lanza del Campeón de Hui Hai Feng se convirtió entonces en un cegador destello de luz, impulsado hacia Han Sen con una velocidad mayor que la de un meteoro.

Aunque Hui Hai Feng admiraba a Han Sen, si insistía en quedarse con esa arma y no usar otra cosa que sacara su verdadera fuerza, entonces Hui Hai Feng no tenía otra opción que terminar con las cosas allí y ahora.

Han Sen vio venir el rayo de luz y sintió que era injusto perder una batalla como esta. Le molestó.

Pero él estaba allí por la Ardiente Púa de Rex y por eso, no estaba dispuesto a tirar la toalla, ni ahora ni nunca.

Han Sen no quería perder la batalla de esa manera. Si ya había perdido, entonces no importaba. Dejando caer su defensa, levantó la Ardiente Púa de Rex y la lanzó hacia la cabeza de su oponente.

Han Sen alimentó ese golpe con toda la rabia y la tristeza que había brotado en su interior, aunque era muy probable que su oponente lo evadiera y aún así terminaría sufriendo el golpe final. Iba a perder de cualquier manera, pero era mejor salir en un resplandor de gloria que marchitarse, después de todo.

Mientras atacaba, Han Sen invocó la imagen del elefante de hueso partiendo las rocas en dos. Esa sensación de ser capaz de romper la oposición sin miedo era lo que Han Sen quería, sobre todo.

Han Sen, en ese momento, deseó ser el elefante de hueso. Quería hacer pedazos a Hui Hai Feng y desatar toda su ira.

En ese momento decisivo, Han Sen sintió que su Sutra Dongxuan entraba en acción. Pero la energía no fluía junto con el cuerpo de Han Sen, sino que adoptaba una simulación del flujo de energía del elefante de hueso.

¡Oprimir!

Esa fue la única palabra que le vino a la mente cuando Han Sen reunió la fuerza del elefante de hueso que iba a imitar. Se sentía como si un elefante estuviera corriendo a través de su cuerpo y le estaba dando su fuerza. El poder del elefante corría por sus venas y se inyectaba en la Ardiente Púa de Rex.

Hui Hai Feng se dio cuenta cuando Han Sen abandonó repentinamente su tensa esperanza de victoria y bajó la guardia, poniendo todo lo que tenía en un último golpe. Sabía que no le daría.

Intentar un ataque con un armamento tan contundente y pesado era una tontería. Sería demasiado lento. Su Lanza del Campeón podría perforar el corazón de Han Sen y eliminar el último resto de salud antes de que la Ardiente Púa de Rex estuviera a la mitad de su recorrido.

Hui Hai Feng sostenía su enorme Lanza del Campeón, pero la usaba con la delicada precisión de una aguja. Y el corazón de su oponente estaba listo para golpear y tejer los amargos dolores de la derrota.

Pero justo cuando la punta se acercó a su corazón, su cara cambió. El arma en la mano de Han Sen se aceleró.

¡Whoosh!

La poderosa y pesada arma partió el aire, produciendo un sonido ensordecedor mientras se aceleraba. Hizo que Hui Hai Feng sintiera que el mundo se encogía, ya que el arma horrible oscurecía su visión. En sus ojos, su imagen se hizo cada vez más grande.

Hui Hai Feng se sorprendió. No entendía cómo o por qué las habilidades de su oponente se habían vuelto tan espantosas. Pero ahora no era el momento de pensar, todo lo que podía hacer era intentar bloquear el monstruoso golpe. Agarró la lanza con ambas manos y la desvío hacia e ataque.

No era como si no quisiera perforar el cuerpo de su oponente, pero el ataque de Han Sen parecía una extensión del arma y viceversa. Eran uno. Le hizo sentir como si, si continuara su ataque sin retroceder para bloquearlo, sería convertido en polvo.

¡Dong!

La poderoso Ardiente Púa de Rex golpeó la Lanza del Campeón. El grueso cuerpo de acero de la lanza se rompió en pedazos. La Ardiente Púa de Rex tampoco se detuvo. Siguió.

Hui Hai Feng no esperaba que su oponente realizara un ataque tan poderoso. Tampoco podía esquivarlo ahora. El arma era simulada por el sistema, así que la dureza de las armas era igualada por ambos oponentes para preservar la justicia.

Pero si podía destruir la resistente Lanza del Campeón, sólo había una razón posible, su oponente era demasiado poderoso.

¡Pang!

Hui Hai Feng era como un papel, cruelmente partido por la mitad. Cien puntos de HP se agotaron en un solo momento, y fue eliminado de la arena.

“¡Santo cielo! ¿Ese tipo está haciendo trampa? ¿Cómo puede un evolucionado poseer tal poder?” Después de que Hui Hai Feng saliera de la arena, quedo impactado.

El mismo Han Sen se sorprendió por el poder que había convocado para ese ataque. No esperaba poder simular tan bien la energía del elefante de hueso, pero al hacerlo, le dio el poder de derrotar a su oponente de un solo golpe devastador.

“Con tal poder, combinado con la Ardiente Púa de Rex, no hay forma de que pueda perder contra las súper criaturas ahora.” Han Sen estaba increíblemente feliz, pero de repente, su cuerpo se sintió increíblemente débil.

El ataque del elefante de hueso fue tan poderoso, que había drenado todo su cuerpo de su energía. Si Han Sen no hubiera aprendido Fuerza Sol de Jade y Larga Vida, que funcionaban para seguir generando más y más, podría haber colapsado en el acto.

Han Sen trató de agregar a Ardiente Púa de Rex como un amigo. El poder del elefante de hueso era impresionante, pero parecía un ataque de último recurso, uno que sólo podía ser usado bajo las más terribles circunstancias. Hizo que su cuerpo se debilitara, después de todo.

Han Sen no se atrevía a usarlo libremente, ya que sería mejor practicar la Ardiente Púa de Rex con habilidades de uso general. Sólo usaría la energía del elefante si fuera absolutamente necesario.

Las habilidades con la lanza de Hui Hai Feng eran magistrales. Si fuera capaz de entrenar con él unas cuantas veces más, Han Sen imaginaba que sería capaz de modificar Taladro del Dragón Tóxico en gran medida.

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s