Súper Gen Divino – Capítulo 666: Lanza del Amanecer


Segundo Capítulo Semana 15

¡Disfrútenlo!

Han Sen empuñaba la Ardiente Púa de Rex, corriendo hacia Hui Hai Feng. La Ardiente Púa de Rex en su mano comenzó a girar, Taladro del Dragón Tóxico. Con anterioridad, Han Sen ya había aprendido el giro, la habilidad de la lanza, y esa habilidad fue lanzada con gran finura y poder.

La Ardiente Púa de Rex era pesada y dura. Si chocaba contra un gran escudo, éste se rompería en astillas.

Hui Hai Feng levantó su Lanza del Campeón, golpeando la Ardiente Púa de Rex atacante. Desafortunadamente para Han Sen, su movimiento no fue tan efectivo como esperaba.

Hui Hai Feng entonces arremetió como un dragón enfurecido, girando en el aire con su cintura. Había tanto poder en el ataque que Han Sen no tuvo más remedio que bajar su arma y bloquear el ataque.

¡Dong!

La lanza y la Ardiente Púa de Rex chocaron. Han Sen se vio obligado a dar dos pasos hacia atrás, y frunció el ceño mientras lo hacía.

Debido a que la Ardiente Púa de Rex era sólo un objeto virtual que el sistema había escaneado, carecía de la llama real y la resistencia del objeto original. Las únicas características que se habían trasladado eran su peso y su forma. La Ardiente Púa de Rex debería haber sido más pesada que la Lanza del Campeón. Si ese golpe hizo que el sistema determinara que Han Sen tenía que dar dos pasos atrás, significaba que su oponente era más fuerte que él.

Eso no era algo ridículo. Si era un evolucionado, entonces Hui Hai Feng tenía una aptitud de alrededor de ciento cincuenta. Pero Han Sen estaba muy por encima de ese número.

Su arma era más pesada que la de su oponente, y su poder y fuerza también excedía la de su oponente. Sin embargo, por alguna razón, perdió el enfrentamiento y tuvo que retroceder. Hui Hai Feng no se movió, y Han Sen intentó atacar de nuevo.

“Sus habilidades con la lanza son extrañas.” Han Sen miró fijamente la lanza de Hui Hai Feng. Estaba en desventaja, y su incapacidad para determinar las habilidades únicas que su oponente empleaba debía haber sido la razón por la que fue derrotado.

¡Dong!

Otra colisión de las armas, y Han Sen fue derrotado por la Lanza del Campeón otra vez. El sistema no podía estar equivocado, y ahora no había duda de que su oponente era más fuerte que él.

Hui Hai Feng giró su lanza hacia Han Sen. Alineando su Ardiente Púa de Rex horizontalmente, bloqueó la lanza atacante.

¡Dong!

Han Sen no pudo aguantar la fuerza del golpe, lo que le obligó a retroceder unos pasos más. Era tan poderoso, que casi creyó que la Ardiente Púa de Rex iba a ser arrancada de sus manos.

Aunque Han Sen ya había tratado de usar Taladro del Dragón Tóxico contra Hui Hai Feng, pudo sentir la diferencia en la calidad de sus habilidades. Su oponente era, de hecho, un maestro de la Lanza del Campeón.

Las habilidades de la lanza eran tan poderosas que sus golpes eran como los de un dragón que desata su ira en un mundo desprevenido. Cuando hacía un envite, era como la mordedura de una serpiente agazapada. Los ataques eran increíblemente rápidos e impredecibles.

Han Sen era atacado por la lanza continuamente y no se le daba la oportunidad de defenderse. Cuando Hui Hai Feng comenzó a blandir su lanza, los ataques cayeron como olas de tsunami, implacables.

Hui Hai Feng se decepcionó un poco con su oponente, pensó que el arma de Han Sen era algo especial. Pero ahora, sólo la usaba como una gran lanza mutante. Aparte del ataque Taladro que había realizado, el resto de su actuación fue deficiente.

Aunque Han Sen estaba siendo brutalmente reprimido, no entró en pánico. Las habilidades de su oponente con la lanza eran poderosas, pero el estado físico de Han Sen era más alto. Todavía era extremadamente difícil para Hui Hai Feng ganar.

Mientras Han Sen continuaba bloqueando sus ataques, también analizaba las habilidades usadas en su contra. Quería hacer una zambullida profunda en todas ellas y aprender sus entresijos. Las poderosas habilidades con la lanza que estaba presenciando eran ideales para un arma poderosa como la suya, y si podía aprender esas habilidades, tal vez podría modificarlas para mejorar Taladro del Dragón Tóxico.

Permaneció así por un tiempo. Han Sen fue capaz de notar que la razón por la que los ataques de su oponente eran tan poderosos era porque estaba usando un arte hipergénico como apoyo. No era puramente por las habilidades que usaba. Si Han Sen no podía observar el flujo de su energía, entonces no podría aprender nada de él. Eso sería un desperdicio.

Los ataques de Hui Hai Feng se intensificaron en su ferocidad y fuerza. Quería terminar la lucha, por aburrimiento. La extraña arma que Han Sen empuñaba no le sorprendió como esperaba, así que se cansó de la batalla.

Después de luchar durante algún tiempo, la percepción de Hui Hai Feng comenzó a cambiar. Aunque las habilidades de combate de Han Sen eran ordinarias, tenía mucha resistencia. Además, su formación era extraña y única. Aunque Hui Hai Feng tenía ventaja, y estaba constantemente a la ofensiva, no estaba más cerca de la victoria que cuando comenzó la lucha.

“Interesante.” Hui Hai Feng levantó los labios. La fuerza de una persona no se derivaba sólo de su poder de ataque físico, también provenía de su resistencia.

Bajo sus salvajes ataques, Han Sen ya no retrocedía. Han Sen bloqueaba lo mejor que podía. Bloquear no costaba mucho, y era una forma de alargar el combate. Su comportamiento tranquilo y su juicio relajado también sorprendió a Hui Hai Feng.

Aunque Hui Hai Feng era un coronel, también estaba a cargo de la enseñanza del manejo de la lanza en ciertos departamentos. No sólo era muy bueno en el uso de las lanzas, sino que su comprensión de la personalidad del ser humano era mucho mejor que la de otros soldados.

Por lo que Hui Hai Feng podía decir, su oponente tenía que ser un soldado veterano como él. De lo contrario, no habría estado tan tranquilo. Ese comportamiento calmado y calculado era algo que sólo podía perfeccionarse sufriendo muchas experiencias cercanas a la muerte. No era algo que se pudiera aprender en un aula, o simplemente por tener un poder que raramente se desafiaba.

Si vacías tu mente, puedes estar tranquilo. Eso era algo que Hui Hai Feng había aprendido hacía unos años. Si su oponente podía hacer lo mismo, entonces era evidente que no era un simple novato.

Entonces, notó que las habilidades y destrezas de Han Sen comenzaban a transformarse lentamente mientras luchaban.

“Está creando nuevas habilidades para esa espeluznante arma aquí mismo, en medio de la lucha. No es de extrañar que sus movimientos fueran extraños al principio, ya que debe haber estado aplicando las habilidades de otra arma, como una lanza, al principio. Pero después de estas modificaciones, puedo decir inmediatamente que las habilidades son más adecuadas para el arma extraña.”

Hui Hai Feng ahora entendía el propósito de Han Sen. Cuando vio a Han Sen atacar ahora, fue como observar su propia sombra.

“Si mi Lanza del Amanecer fuera tan fácil de aprender, entonces no sería la mejor habilidad de lanza que hay.” Los ojos de Hui Hai Feng parpadearon con un destello de maldad, mientras cambiaba su movimiento.

Las poderosas habilidades de la lanza de antes se volvieron repentinamente suaves. Las habilidades eran tan suaves y elegantes, que la pesada Lanza del Campeón se convirtió de repente en una aguja en la mano de una niña. Cada golpe era tan pequeño y rápido, que parecía que estaba sembrando un hermoso bordado en la tela de Jiangnan.

Han Sen se sorprendió al pensar que tal cambio era bastante extraño. No muy a menudo la gente dejaba de ser áspera y se retiraba a la gentileza. La dureza y la suavidad habían cambiado totalmente, sin error. No podía imaginar cómo una persona podía usar una lanza tan grande con tanta gracia y delicadeza.

La Ardiente Púa de Rex era un arma pesada y contundente, y contra esas delicadas habilidades con la lanza, no estaba muy seguro de qué hacer. El estilo estaba restringiendo su envite y la situación acababa de empeorar.

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s