Kusuriya no Hitorigoto – Volumen 08 – Capítulo 05


Capítulo 05 – Tabú

 

Oír libro prohibido, ¿qué hay acerca de que esté prohibido?

 

Maomao revisó el contenido del libro deforme.

 

Los procedimientos quirúrgicos son reconocidos en Rii. De otra manera, la emperatriz viuda no habría podido dar a luz al emperador con seguridad.

 

Entonces, ¿qué está prohibido?

 

El cuerpo humano fue meticulosamente dibujado en el pergamino. Una cuchilla fue clavada en la piel, y los órganos internos eran completamente visibles. No podría haber sido dibujado sin un humano disecado a la vista, y el humano disecado no podría estar vivo.

 

“Pensar que cortarían un cadáver.”

 

Yao todavía estaba pálida. En’en buscó un poco de agua y se la pasó a Yao.

 

(No tienen otra opción que juguetear con uno.)

 

Era algo que papá le había dicho a Maomao. No los toques, había llevado el tema a un extremo.

 

No termina con la muerte. Esto es lo que muchos creen, y este era especialmente el caso de Yao, que sufrió una gran conmoción. Alguien como ella, que es muy versada en los ocho trigramas, es probable que crea en ello mucho más profundamente.

 

El desmembramiento de los seres humanos está fundamentalmente prohibido.

 

“No podrán renacer como humanos, ¿verdad?”

 

No puedes destruir el cadáver, ya que no podrán volver a ser humanos…

 

Muchos eunucos conservan lo único que perdieron con sumo cuidado. Como se dice que si pierden esa cosa, no renacerán como humanos, sino como burros.

 

La cremación de los criminales también es para evitar que se reencarnen en humanos. En tales casos, el criminal puede someterse a una disección en circunstancias especiales, pero esto se evita a menudo por consideraciones morales

 

Por otro lado, una de las formas más pesadas de castigo es el desmembramiento del cuerpo mientras se mantiene vivo.

 

Era ridículo. Como si existiera una próxima vida.

 

Lamentablemente, a pesar de querer descartar tal idea, Maomao no pudo denunciar completamente la posibilidad de vidas pasadas. Ella también puede ser la reencarnación de alguien, y puede que no.

 

(Es imposible de confirmar incluso a través de la muerte.)

 

Incluso si se reencarna, no quedan recuerdos.  Por casualidad, su vida actual podría ser la reencarnación de alguien del pasado, pero ella no poseía ningún recuerdo de su vida pasada.

 

Maomao gimoteó mientras se preparaba para pasar a la siguiente página. Sin embargo, Yao había agarrado el libro, y Maomao, nerviosa, tomó la mano de Yao.

 

“Suéltalo”, dijo Yao.

 

“¿Qué vas a hacer?” Preguntó Maomao.

 

“Tengo que quemarlo. Esto no puede hacerse público.”

 

Era la opinión convencional. No obstante, Maomao no pudo reprimir sus sentimientos de tentación.

 

“Yao-san. ¿Alguna vez has sido testigo de una cirugía?” Preguntó Maomao, bajando la voz para controlar sus emociones.

 

“…El coser una herida”, respondió Yao.

 

“Eso no. ¿Y si un estómago ha sido apuñalado con una cuchilla? ¿Y si hay un tratamiento adecuado? ¿Y si no tienen que morir?”

 

“…” Yao se mordió el labio. Sólo tiene quince años. Su mentalidad todavía tiene algo de infantil, pero es inteligente. Además, es capaz de ver las cosas objetivamente.

 

“¿Serás capaz de decir qué órganos están dañados a primera vista?” Preguntó Maomao.

 

“Eventualmente seré capaz… de…”

 

“¿Cuántas personas perderás antes de llegar a ese punto?”

 

“…”

 

Maomao le arrebató el libro a Yao.

 

Entendió lo que Yao estaba tratando de decir. Maomao también entendió que es un libro prohibido por sentido común.

 

Para empezar, con la excepción de los verdugos, no se permite dañar a otro ser humano.

 

Por supuesto, la guerra es un asunto diferente.

 

Por otro lado, el conocimiento de la anatomía humana es indispensable en la profesión médica. Aparte de su padre Ruomen, ¿cuál era el caso de otros médicos de la corte?

 

“Puedo entender por qué Yao-san pensaría que el acto de los médicos de la corte de despedazar a las personas como verdugos es inexcusable, y mucho menos registrarlo de tal manera”, dijo Maomao.

 

“Sí, es cierto”, dijo Yao.

 

“Pero, ¿y si los cuerpos disecados pertenecen a criminales?”

 

“….”

 

La moralidad humana es ambigua. Si hay una ley que prohíbe esta acción, oponerse a ella es imperdonable. Sin embargo, si se prepara una enseñanza que permita excepciones, las personas pueden consentirla.

 

A veces se conoce como política, otras veces como religión.

 

Maomao tenía una pregunta desde que empezó a trabajar en el consultorio médico. Los estándares de la habilidad de los médicos de la corte en cirugía eran altos. Suponiendo que fueran médicos de  ciudad, podían tratar fácilmente una lesión grave que terminaría con una amputación de las extremidades.

 

Ella había visto al médico de la corte, Ryuu, realizar una cirugía una vez. Tan pronto como a Maomao se le confiaron trabajos diferentes a los del grupo de Yao, ella también trabajó como asistente para la operación.

 

Un oficial militar que odia a los médicos había descuidado sus heridas y permitió que se infectaran. El oficial militar en apuros fue retenido y se le hizo beber un analgésico.

 

Maomao había visto que la zona infectada era grande, sin otra opción que cortarla, pero el médico de la corte, Ryuu, sólo quitó la sección más pequeña necesaria y no la amputó. Todavía había síntomas de pronóstico, pero las secuelas de la operación eran buenas.

 

Si no hubiera entendido la anatomía de los músculos del brazo, probablemente no podría realizar una operación tan eficiente.

 

(Probablemente es mejor no hacer esa pregunta con Yao aquí.)

 

Sobre qué hacer con este libro ahora.

 

“Creo que la perspectiva de Yao-san sobre cómo este libro es literatura prohibida no está equivocada. Pero, no sé sobre la búsqueda de cosas en las casas de otras personas y deshacerse de ellas sin permiso”, dijo Maomao.

 

“P-, pero”, dijo Yao.

 

“Del papel y utensilios de escritura, se escribió en Occidente. El sentido común de Occidente es diferente al de Rii. ¿Qué pasa si los procedimientos médicos que se realizan naturalmente ahí sólo son raros aquí?”

 

“…Aún así, no puedo aceptarlo… Pero…”

 

“Yao-sama”. En’en, que había estado callada todo este tiempo, abrió la boca. “¿Qué tal si devolvemos este libro a su ubicación original? A veces, sería prudente fingir que nunca lo hemos visto.”

 

“Pero…”

 

Yao tiene una personalidad sencilla. Aunque suena bien, no era flexible.

 

Pero parece que le llevará algún tiempo enfriar su cabeza.

 

“Vamos a comer. Hoy he preparado muchos de los dim sums favoritos de Yao-sama”, dijo En’en.

 

“Aunque no tengo mucho apetito”, dijo Yao.

 

“También tenemos hasma.”

 

“…Comeré un poco.”

 

Aunque no sabía de qué estaba hecho, sin duda era el favorito de Yao.

 

En’en empujó la espalda de Yao y la guió a la sala de estar.

 

Maomao suspiró mientras envolvía el libro distorsionado y lo devolvía a su estante oculto.

 

.

 

.

 

.

 

Hacía frío al mediodía, pero más frío por la noche.

 

Maomao estaba envuelta en una manta mientras continuaba copiando libros. Al final, desde el incidente del mediodía, estuvo muy ocupada y no pudo terminar de transcribir.

 

Escuchó el sonido de los pasos.

 

“Por favor, duerme por la noche”.

 

En’en vino.

 

“No he terminado”, dijo Maomao.

 

“No hay forma de que termines.” En’en se sentó al lado de Maomao. Por lo que parece, Yao probablemente estaba profundamente dormido. “Sobre el dicho libro, ¿qué harás con él?”

 

“Aunque me lo pidas, lo devolví”, dijo Maomao.

 

Devolverlo a su posición original como si nada hubiera pasado, podría ser la opción más amistosa. Sin embargo, no podía afirmar que fuera la respuesta correcta.

 

Teniendo en cuenta a Yao, Maomao probablemente no podía calmarse. Tuvo que ponerlo en algún lugar donde no se encontrara fácilmente.

 

Al mismo tiempo, se convenció de que Yao no era apta para trabajar en un consultorio médico.

 

“En’en, tal como están las cosas, ¿crees que está bien que Yao-san continúe trabajando en la oficina médica?”

 

“¿Qué estás preguntando ahora?” En’en comenzó a transcribir otro libro. Maomao estaba agradecida por su ayuda.

 

“También está el asunto de la cata de comida, pero también está su personalidad. Un talento como Yao-san probablemente sería muy solicitada en otros puestos también. Ella es muy versada en los ocho trigramas también.”

 

En’en continuó transcribiendo sin problemas. “Los ocho trigramas y los cinco elementos es una asignatura obligatoria para el puesto de trabajo que intentó tomar antes.”

 

(五行, Gogyou en japonés, Wu Xing en chino. Filosofía china sobre la interacción y relación entre las cinco fases elementales – fuego, agua, metal, madera, tierra. Se trata de un esquema conceptual quíntuple que muchos campos tradicionales chinos utilizaban para explicar una amplia gama de fenómenos, desde los ciclos cósmicos hasta la interacción entre los órganos internos, y desde la sucesión de regímenes políticos hasta las propiedades de las drogas medicinales. Según el wiki).

 

“Continúa”.

 

“Cuando se enteró de que la asignación a la oficina médica permite mujeres, cambió de puesto. Ya que los cinco elementos también se utilizan.”

 

Los cinco elementos también se utilizan en la oficina médica. Los platos de medicina herbal comúnmente adoptan las filosofías de los cinco elementos.

 

“Pero, fue sorprendente que Maomao no esté interesada en los ocho trigramas.”

 

“Me interesan los cinco elementos, pero el componente de maldición de los ocho trigramas es demasiado para mí”.

 

Maomao no tenía intención de aprender maldiciones y adivinación.

 

“Ya veo”. En’en asintió muy profundamente.

 

“Una persona que no tiene otras habilidades especiales como yo, aparte de las mías, creo que Yao-san y En’en pueden demostrar sus habilidades en otro lugar.” Se desviaron un poco del tema, así que Maomao trató de volver al camino.

 

El cepillo de En’en se detuvo. “No creo que Yao-sama deje de trabajar en la oficina médica.”

 

“¿Sin importar qué?”

 

“Sin importar que. —incluso si la oficina médica tocara un tabú.”

 

“….”

 

Como lo esperaba, En’en era aguda. Parece que se había dado cuenta de lo que Maomao también había notado.

 

“¿Cuándo te diste cuenta de eso?” Preguntó Maomao.

 

“Cuando encontramos el libro hoy”.

 

El libro que registró la ilustración de un ser humano disecado.

 

Los procedimientos quirúrgicos están permitidos en este país, pero no el corte de cadáveres humanos.

 

No obstante, el médico de la corte, Ryuu, conocía íntimamente la estructura del cuerpo humano.

 

Se permite cortar a los criminales. Los cuerpos de los criminales son cremados, no se les permite renacer como humanos.

 

A veces, la familia imperial también se somete a procedimientos quirúrgicos, pero eso nunca puede ser un fracaso.

 

En otras palabras, lo que quiere decir, es que el médico de la corte usó los cuerpos de los criminales para pulir sus habilidades en la medicina. Si el cadáver descuartizado es cremado, no dejará ninguna prueba.

 

Los médicos tienen que ser personas respetables. Es exactamente por eso que desearían ocultar sus sangrientas y crueles acciones lo mejor posible.

 

(Esa es la razón por la que papá no quería que me convirtiera en una médico.)

 

“El médico de la corte Ruomen, el médico de la corte Ryuu, y un número de otros conocen la estructura del cuerpo humano considerablemente bien. Los recién llegados y los médicos de la corte no especializados no lo sabrían desde el principio”, dijo Maomao.

 

“Soy de la misma opinión”, dijo En’en.

 

Es probable que sólo a los talentos capaces se les permita saberlo. Y la personalidad también está incluida en su idoneidad.

 

“Si Yao-sama deja de trabajar en la oficina médica, no podrá ser transferida a otro puesto. Hay una alta probabilidad de que no llegue a ninguna parte con la presión. La oficina médica es un dominio que el tío de Yao-sama no puede tocar.”

 

La cúpula de los médicos de la corte es el médico de la corte Ryuu. Casi nadie puede desafiarlo.

 

“Dejaré que Yao-sama haga lo que quiera hasta que encuentre un esposo adecuado.”

 

“…Esposo.”

 

“¿Qué pasa, Maomao? Tienes una mirada inesperada en tu cara.” En’en ladeó la cabeza.

 

“No, pensé que En’en rechazaba a todos los caballeros que se acercaban a Yao-san.”

 

“No existe tal cosa. No me ocuparé de ellos si superan un cierto estándar de linaje, apariencia, personalidad y similares, y si son los deseos de Yao-sama.”

 

(Ocuparse de ellos…)

 

Qué motivación.

 

¿Podrá encontrar un esposo tan ideal? Maomao hizo una mirada distante.

 

“Y por ello, creo que podemos trabajar sin problemas. Como sólo los excelentes médicos de la corte requieren estudios especiales, las damas de la corte no serán llamadas,” dijo En’en.

 

(En otras palabras, guarda silencio, eh.)

 

Maomao puso un dedo sobre su labio.

 

“El tema actual sería el libro que descubrimos, ¿no es así?” En’en dijo.

 

“…Yao-san no sera capaz de callarse y pretender que nunca lo vio, ¿verdad?” Maomao dijo.

 

Al menos, Yao probablemente no podrá tratar a papá como lo haría normalmente.

 

“Estaría bien si no encontrara defectos en el médico de la corte, Ruomen.”

 

Papá es perspicaz, así que probablemente se dará cuenta rápidamente.

 

“Creo que, sobre el médico de la corte Ruomen, Yao-sama se sorprendió mucho porque ella lo respeta. Pero creo que ella sería un poco más comprensiva si le decimos dónde estudió en Occidente”, dijo En’en.

 

“…Sería bueno que así fuera.”

 

Maomao comenzó a mover el pincel y continuó transcribiendo el libro.


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s