Arifureta — Capítulo 206


Aquí esta mi Patreon.

Traductor: Expectro
Editor: Gif


Anterior |Índice| Siguiente


After Story: Compilación de Lord Abyssgate del Mundo

Solo una Expresión Usada de un Amigo

Parte 1

Era temprano en la mañana cuando el sol aún no había ascendido a la cima. El fresco y claro aire se sentía agradable en la piel, y el cielo del este que comenzaba a iluminarse era suave para los ojos. El sonido de la actividad humana comenzó a ser audible desde el paisaje urbano de viejos callejones hechos de ladrillos aquí y allá.

Aunque, como era de esperar, casi no había nadie caminando afuera. El único ser vivo fuera era solo un perro con la cabeza hundida en una bolsa de comida rápida arrojada cerca de la basura que parecía viejo.

Ese perro levantó la cabeza de repente. La bolsa de papel unida a su hocico parecía una máscara cubriéndole la cabeza. El perro rápidamente sacudió la cabeza hacia la izquierda y derecha para quitarse la bolsa de papel.

Justo después de eso, lo que hizo reaccionar al perro, lo cual fue un solo carro, se detuvo justo al lado de este con un fuerte sonido. Emitió un sonido, “Kikit-”, al frenar, lo que provocó que el perro se crispara y huyera a toda velocidad.

“Doctora Grant, Sr. K. Por aquí”.

La que bajó del asiento del conductor fue Vanessa. Sus movimientos tenían una agudeza que era impensable viniera de una persona que tenía un disparo en su costado incluso si ya había recibido primeros auxilios. En realidad, medicina de otro mundo estaba untada en su gasa lo que mostraba una fuerza de curación considerable… pero la persona misma no lo sabía. Solo pensaba, 「Oh, Dios mío. Soy más dura de lo que pensaba…」, así.

“… Heey, ¿es terquedad o algo así?, ¿o por lo contrario es ese acoso contra mí?, ¿cuántas veces necesito decirte que no soy el Sr. K hasta que entiendas?”

Kousuke perforaba a Vanessa con una mirada extraordinariamente reprobadora mientras bajaba del asiento trasero. Misteriosamente, no importaba cuánto apelara, “¡No soy ese emergente asesino-san, sabes!”, Vanessa todavía se dirigía a Kousuke como Sr. K.

A su manera, Vanessa también pensó, 「Por casualidad, ¿es esta la persona equivocada?」, solo un poco, pero… anoche, por el comportamiento de Kousuke, quien dijo, “Me convertiré en tu fuerza”, cambió de opinión y pensó, 「Tal como pensaba, él es realmente el Sr. K」. Seguramente odiaba ese apodo de Sr. K, pero no había duda de que era un sicario virtuoso, creyó.

Y entonces, inconscientemente lo llamó Sr. K. Pero inesperadamente, se pronunciaron palabras que respaldaron a Kousuke contra Vanessa, que actuó así.

“Así es, Vanessa. Después de todo, el Sr. K. finalmente nos enseñó su nombre. Vamos a llamarlo correctamente, Ko, Ko Ko, Kousuke vale”.

Emily, que también estaba en el asiento trasero con Kousuke, se bajó, pero por alguna razón, parecía tímida. Le aconsejó a Vanessa que llamara a Kousuke por su nombre mientras tartamudeaba. Emily también tenía el mismo pensamiento que Vanessa, que Kousuke no era un civil promedio. Pensó que Kousuke les había enseñado su nombre que estaba oculto por su inicial. Por eso creyó que deberían llamarlo por su nombre después de que finalmente se los dijera.

Emily mantenía extrañamente la distancia de Kousuke desde la noche anterior. Kousuke mismo pensaba, 「… Ahora realmente lo he hecho. ¿Qué es la Mano Derecha del Rey Demonio? Debe estar asustada. No tuvo sentido. El Lord dentro de mí, asomó su maldita cara al azar así…」, creía que Emily seguramente estaba espantada de él y puso cierta distancia entre ellos, por lo que estuvo un poco sorprendido con este fuego de cobertura de Emily, y por tanto sonrió ampliamente de alegría.

Al ver eso, Emily se comportó de una manera extraña. Su mirada vagó intensamente por el aire vacío. Y entonces, tal vez algo en su corazón había llegado a su límite, sus mejillas enrojecidas, y sus ojos almendrados brillaron ferozmente mientras decía, “¡No mires aquí!”. Sus cabellos se erizaron, “Fusha―”, como si fuera un gran gato altivo mismo. Su característica cola de caballo lateral se volvió rebelde.

Kousuke se sintió deprimido. Además de tener a una chica más joven poniendo distancia entre sus corazones (Kousuke pensaba eso), también le dijeron, “Espera, ¿puede el bastardo chuuni no verme así?, ¡es realmente asqueroso!” (Así fue como Kousuke lo escuchó). El mini Kousuke dentro de su corazón ya hacía orz. 

“Lo lamento, nuestra situación aquí es comparativamente urgente, así que si ambos pueden posponer la primavera de su juventud para más tarde…”

“¡N, No hay primavera de la juventud aquí! ¡Qué estás diciendo!”

Vanessa dirigía una mirada tibia a Emily incluso mientras se rascaba la mejilla con aspecto problemático. El enrojecimiento de la cara de Emily se volvió aún más rojo. Su ratio, “Fusha―”, también aumentó. Podría dejar volar su golpe de gato en poco tiempo de esta forma.

Como para decir que no podía estar más que esto con los otros dos, Emily agitó su bata blanca de laboratorio que todavía no se quitaba incluso ahora y entró en el callejón con pasos fuertes y rápidos.

“Doctora Grant”.

“¡Ahora que!”

“No es allí, sino el próximo callejón”. (Ex:>…)

“…”

Emily se detuvo abruptamente. Y luego retrocedió sin darse la vuelta antes de comenzar a caminar con fuertes pasos hacia la izquierda mientras se ponía roja hasta las orejas.

“¡Doctora Grant!”

“¡Ahora que!”

“No el izquierdo, es el callejón derecho”. (Ex:……)

“…”

Un giro de alta velocidad. ¡Su bata de laboratorio aletea con estilo! Sin embargo, la vergüenza de la persona ya estaba al máximo.

Vanessa y Kousuke se vieron a la cara y se sonrieron irónicamente antes de seguir a Emily.

Por cierto, este era uno de los escondites personales de Vanessa, por lo que Emily no estaba familiarizada con el área. Y así, Emily, que estaba liderando al frente, se dirigió a lugares desconocidos tres veces después de eso.

Al final, cuando finalmente se dio cuenta de que podía simplemente seguir a Vanessa, Emily se había convertido en un fantasma blanco con su bata de laboratorio cubriendo todo su cuerpo desde la cabeza… Parecía que la bata de laboratorio también tenía este tipo de uso. (Ex: No solo posee la guardia carisma, sino que también posee la defensa fantasma)

Parte 2

La puerta de madera se abrió lentamente mientras emitía un pequeño sonido, “Kii”. La cara de Vanessa se asomó completamente en guardia. No había señales de nadie dentro de la sala.

Kousuke y Emily también entraron en la habitación después de que Vanessa les instó. Dentro de la habitación, había signos de que alguien vivía allí con bastante frecuencia para un escondite. Había una mesa y un sofá de cuero que parecían ser usados a menudo, y también había revistas esparcidas al azar sobre la mesa.

“Parece que mi amiga no está. Bueno, a menudo va afuera, así que tal vez esto sea natural”.

Vanessa, que acababa de echar un vistazo rápido a las otras habitaciones y al baño, regresó a la sala mientras decía eso. Parecía que este escondite no había sido descubierto por el enemigo.

“¿Esta es la casa de la amiga de Vanessa? ¿No es un escondite personal que creaste por el acuerdo tácito de la agencia de seguridad?”

Emily inclinó la cabeza mientras recordaba la explicación que le dieron antes de esto. Vanessa había perdido su arma. Estaba desarmada. Después de esto, necesitaría hacer varias cosas como contactar a la sede y explorar las verdaderas intenciones de la Jefa Magdanese, pero independientemente de lo que haría, primero lo primero, necesitaba conseguir un arma.

Para eso, se dirigieron a un escondite que Vanessa no informó ni siquiera a la agencia que ella preparó en base al entendimiento tácito entre el personal de la agencia de seguridad.

“Comparto esto con mi amiga. Es una camarógrafa independiente que es bulliciosa por todas partes durante todo el día. Compartimos el deber de mantener la casa, por lo que resulta bien que ambas salgamos de manera similar a menudo”.

“H~m”.

Mientras Emily asintió en entendimiento, Kousuke tomó una revista de la mesa con su expresión extrañamente convulsionándose.

“… Ya veo. Entonces, la fuente del conocimiento prejuicioso de Vanessa-san sobre 『Japón』 es esa amiga”.

La revista en la mano de Kousuke que susurraba algo así, si era una revista que la joven leía, entonces normalmente sería algo como una revista de moda. Sin embargo, esta revista tenía el nombre escrito junto la imagen de una chica con cabello colorido.

――Anim○e (TI: Animage)

Cuando su mirada bajó aún más, todas y cada una de las revistas dispersas eran cosas que estaban completamente repletas con información del anime y manga japonés con el que estaba familiarizado. Dentro de la habitación, había varias estanterías grandes decoradas con bonitas cubiertas de tela, pero Kousuke obedeció su corazonada y revisó una de ellas.

Y como esperaba, el contenido estaba lleno de manga japonés, novelas ligeras y DVD de animes.

“¿Qué le parece, Sr. K.? La colección de mi amiga es considerable, ¿no? Por cierto, las tres estanterías de allí son mi colección”.

“¿Qué estás escondiendo en tu escondite…?”

Emily pasó con un pequeño trote frente al exasperado Kousuke y abrió la cubierta de las estanterías de colección de Vanessa. Y entonces, mientras decía, “Hee, así que esta es la subcultura de 『Japón』…”, tomó un manga japonés en su mano con profundo interés. Parecía que era la primera vez que veía algo así.

Sin embargo, era un libro excesivamente delgado.

“Hinyaah. ¿¡Qué es esto!?”

Emily gritó, su rostro estaba rojo brillante y mantuvo el libro lo más alejado posible de su cara. La portada del libro, debería decirse que era inmodesta, o que en realidad superó fácilmente esa expresión, de todos modos, la tasa de exposición de piel de la imagen era demasiado alta, y encima de eso, estaba la ilustración de una chica haciendo un escandaloso postura dibujada en ella.

“Ah, Doctora Grant. Por favor, no la agarre tan groseramente así. Eso es un tesoro, sabe”.

“¡A, A quién le importa eso-, pervertida Vanessa!”

“¿Por qué incluso tienes doujin eh…?”

Emily giró alrededor el delgado libro con la mano extendida con todas sus fuerzas mientras gemía, “Uu―”, haciendo todo lo posible para que no verlo, pero no mostró ninguna señal de dejarlo ir. No estaba claro si simplemente lo estaba tratando más o menos cuidadosamente porque era la colección de Vanessa, o tal vez había alguna razón que le era difícil dejarlo ir…

Por cómo enviaba vistazos a la portada, seguramente fue por lo último. Cuando notó la rara mirada de Kousuke, Emily dio la excusa, “¡N, No es eso! ¡N, No soy alguien así!”, mientras devolvía el libro en pánico a las estanterías.

“Doctora Grant. Si le interesa, luego de que nos encarguemos de este caso, se la prestaré, así que tenga paciencia por ahora”.

“¡No estoy impaciente ni nada! ¡No soy una pervertida! Es verdad, ¿¡vale!? Kousuke, realmente no soy así, ¿¡de acuerdo!?”

“Ah, sip”.

Kousuke que no sabía cómo reaccionar cuando una chica más joven le suplicaba, “¡No soy una pervertida! ¡Créeme!”, solo pudo asentir vagamente.

Vanessa lanzó un vistazo a Emily, que estaba desesperadamente excusándose por alguna razón, antes de que de repente se acercara a una de las estanterías. Y luego, dirigió breves miradas a Kousuke. Parecía una niña que iba a mostrar el juguete del que se enorgullecía a sus padres mientras decía, “¡Mira! ¡Mira!”.

Kousuke inclinó su cabeza mientras dirigía su vista en esa dirección. Después de confirmar eso, Vanessa sacó un libro del interior de la estantería, un libro titulado ‘Enciclopedia Chupacabra’.

Justo después de eso, las estanterías comenzaron a deslizarse. Hicieron una rotación media, enseño su parte trasera y volvió a su posición original.

“¿E, Estanterías secretas?”

Emily también dirigió su mirada a las estanterías cuando escuchó el susurro de Kousuke. Y entonces, su mandíbula se cayó. Allí, muchas armas de fuego estaban alineadas ordenadamente.

“Fufu, sorprendido, ¿no? Pero, todavía no. Todavía no ha terminado con solo esto”.

La belleza de pelo muy corto que llevaba un traje negro hacía una mirada triunfante. Mientras Emily y Kousuke sintieron una complicada irritación por esa cara, Vanessa caminó hacia una cama que estaba dentro de una habitación, y esta vez giró la pantalla de la lámpara al lado.

Justo después de eso, la parte posterior de la cama se levantó y expuso las armas de fuego almacenadas detrás de ella.

“¿Qué piensas? Todas estas armerías ocultas se hicieron DIY (Do-It-Yourselfer) (Ex: Hazlo Tú Mismo). Pasé la mayor parte de mis vacaciones en esto. Deseché todo el pago de los bonos de verano e invierno para preparar este orgulloso arreglo mío. ¿No sienten ustedes dos algo viendo esto?”

“Hostia puta… Vanessa-san, tú, realmente eres algo”.

Se resolvió con esto. ¡Dentro del corazón de Vanessa-san, había un alma ardiente similar a Kousuke! El “Lord” dentro de Kousuke de repente hizo una sonrisa nihilista. Salió a la superficie un poco por el acto y el habla de Kousuke, a lo que Vanessa asintió, su rostro parecía haber entendido lo que él sentía por alguna razón. ¡Emily se estaba espantando por ambos!

Vanessa rápidamente eligió su equipo y los metió en su funda y mochila cuando de repente notó algo.

“… Ahora que lo pienso, Sr. K. ¿Está bien con su arma? Como sus balas o pistola de repuesto…”

Esa pregunta surgió porque, al pensarlo detenidamente, hasta ahora, Kousuke no mostró ningún tipo de arma de fuego ni una sola vez. Lejos de eso, Vanessa, que fue capaz de decir si alguien traía un arma o no solo al ver la superficie de la ropa, no pudo sentir la presencia de armas en Kousuke en lo absoluto, sin importar lo mucho que observara. Pensó que estaba escondiéndolas muy hábilmente. Pero…

“¿? No, no traje nada como una pistola sin embargo”.

“… Sr. K. ¿No dijiste que te convertirías en la fuerza de la Dr. Grant? Es necesario que entendamos el equipo del otro. Es preocupante que estés ocultando tu capacidad”.

“No, no, no estoy ocultando nada. Realmente no llevo nada como una pistola aquí. O más bien, ya te dije que soy estudiante en 『Japón』. Por favor escucha lo que la gente dice en serio. ¡No soy un asesino, por eso no traje ninguna pistola!”

El Sr. K era un asesino que arrinconaría a todos sus objetivos hasta la muerte con un disparo en la cabeza y un disparo al corazón sin importar quiénes fueran… Vanessa estaba haciendo una expresión complicada, y no solo ella sino también Emily.

Vanessa se acercó sin palabras a Kousuke y comenzó a tocar todo su cuerpo. Parecía que estaba realizando una revisión de cuerpo para confirmar que realmente no llevaba una pistola. Kousuke se sintió agitado dentro de su corazón con el tocamiento que provenía de una bella onee-san. Por alguna razón, Emily ocultaba sus ojos con ambas manos diciendo, “¿¡I, i, incluso tocaras ese tipo de lugar!?”, mientras seguía el cliché y se asomaba por los huecos de sus dedos.

“… Realmente no traes nada”.

“Por eso, ya te lo dije”.

Vanessa dio un paso atrás mientras parecía algo atónita. Hizo una expresión complicada por alguna razón y luego sacudió la cabeza.

“Entiendo. Debes tener algún tipo de circunstancia. No indagare más profundo”.

“Oi, tu. ¿Qué haces convenciéndote de esa manera, como si asumieras que generalmente llevo una? Te digo que nunca llevo algo así”.

“Sin embargo, pensando en lo que vendrá, tampoco puedes estar desarmado de esa forma. No sé lo que usas habitualmente, pero lleva la mía si no te importa algo como esto”.

“… De esa forma apareció de repente, esta innaturalmente natural ignoración como si no estuviera aquí. Lo sé. Que en la 『Tierra』 también hay un dios malvado como Ehit, y capté su mirada cuando nací”. (Ex: Sería la polla si al final termina siendo así)

Kousuke dirigió una sonrisa seca a Vanessa quien le estaba recomendando, “¿Quieres una Glock? ¿O te gustaría una Beretta? O bien, ¿prefieres una Desert Eagle?”, mientras desviaba la mirada.

“No, no necesito una pistola. No tiene sentido incluso si cargo una. Dispararlas, bueno, lo he experimentado antes, pero no pude golpear nada con ellas. También es peligroso. En serio, ese tipo, ¿qué tipo de habilidad tiene?”

Huelga decir exactamente a quién se refería con “ese tipo”. Kousuke recordó el momento en que pidió que se le permitiera disparar un arma medio en broma, y sacudió la cabeza del mal recuerdo. Después de todo, en ese momento, la pistola le golpeó la cara debido al retroceso, luego la bala que debería estar volando hacia adelante rebotó milagrosamente y le dio en el trasero. El casquillo usado expulsado en un estado muy caliente entró en su ropa, y luego, cuando trató de disparar nuevamente y apretó el gatillo, no pudo salió disparado, pero en el momento en que deshizo su posición de disparo para buscar la causa, la pistola se disparó accidentalmente, y casi voló a su hijo entre sus piernas…

Si había un dios de las armas de fuego, entonces no cabía duda de que odiaba a Kousuke como si este hubiera matado a sus padres. Incluso ese Rey Demonio le advirtió, “Tú, ya no lleves una pistola… Vas a morir, por autodestrucción”, con una expresión que era una mezcla de miedo y lástima. (Ex: La madre que te pario Kousuke, que coño contigo)

La confusión de Emily y Vanessa que no sabían sobre esa circunstancia era cada vez más profunda. Un asesino que no cargaba una pistola e hizo una expresión de disgusto desde el fondo de su corazón cuando vio una… Las palabras de Kousuke de, “No soy el Sr. K”, surgieron en las cabezas dentro de ambas. Sin embargo, al mismo tiempo, sus confiables palabras de, “Me convertiré en tu fuerza”, y su logro de permitirles escapar antes de esto presionara con fuerza esa duda asomándose en su interior.

Quizás a nivel subconsciente, simplemente no pensaba que Kousuke no era el Sr. K. Si Kousuke no era el Sr. K, eso significaba que, en ese momento, no apareció nadie que pudiera salvar a Vanessa y Emily cuando eran rodeadas por el grupo de Kimberly, y eso significaba que no obtuvieron la cooperación del verdadero Sr. K.

No importa cuán hábil sea Vanessa, era alguien que todavía estaba en el reino de una novata. Encima de eso, perdió a todos sus aliados confiables debido a la traición de otro aliado. Y en esta situación donde la organización en la que debía confiar era sospechosa, también estaba siendo perseguida por una organización de una escala desconocida. Si en este tipo de momento lo que pensaba como una carta de triunfo en realidad era solo una carta desechable, entonces no había forma de que quisiera reconocer eso a pesar de que entendía que ser optimista era un tabú en esta línea de trabajo.

Kousuke dejó a un lado a las desconcertadas de Vanessa y Emily, que estaban así y hablo con indiferencia.

“Bueno, estará bien. Pase lo que pase, me las arreglaré de alguna manera. En lugar de eso, empecemos si has terminado con las preparaciones. La casa de Emily está muy lejos de aquí, ¿verdad?”

Emily y Vanessa se vieron a la cara después de que Kousuke la instó a partir. Su desconcierto aún no había desaparecido, pero al ver a Kousuke, quien declaró que no tenía problemas estando desarmado a pesar de entender que su oponente era un grupo armado, decidieron posponer sus preguntas por el momento. O más bien, también se podría decir que no tenían otra opción que apostar a que Kousuke era el verdadero Sr. K.

Habían hablado la noche anterior y concluyeron que, primero se dirigirían hacia los padres de Emily. Asegurar y proteger a los padres de Emily, que eran su punto débil, era un asunto indispensable que debía priorizarse ante todo.

Sin embargo, la casa de Emily estaba muy lejos de su posición actual. Tardarían más de medio día en carro. Tendrían que evadir lugares con una alta posibilidad de ser monitoreados como carreteras y demás. En ese caso, llegarían alrededor de la noche si tomaban descansos en consideración, incluso si comían dentro del auto.

“… Tienes razón. Mi equipo está en orden. Salgamos”.

“De acuerdo… Pero, antes de eso, dime. ¿Por qué traes esos mangas, Vanessa?”

Vanessa, emocionada, terminó su preparación y luego volvió a la normalidad las encantadoras estanterías secretas y cama secreta. Mientras lo hacía, sacó con indiferencia varios volúmenes de mangas de las estanterías. Uno lo guardó en el bolsillo interior de su traje, y los otros fueron guardados en la mochila. Al ver eso, Emily preguntó con los ojos temblando.

La expresión de Vanessa quedó perpleja como si dijera, 「¿Eh? ¿No lo entiendes? 」. Tanto Kousuke como Emily se irritaron.

“Incluso si me preguntaras por qué… Después de esto, desafiaremos una situación extremadamente difícil. Por así decirlo, es como un soldado que se dirige a las líneas del frente”.

“Bueno, tal vez sea algo así…”

“¿No es así? Entonces, es normal traer mangas, ¿no?”

“¿¡Por qué se volvió así!? ¡No entiendo tu proceso de pensamiento!”

Emily hizo una réplica espléndida ante esa lógica incomprensible. Al ver a Emily así, Vanessa hizo una expresión que irritó a Emily, como si fuera una maestra frente a una estudiante lerda, y luego explicó con cuidado y minuciosidad.

“Escuche, Doctora Grant. En una película o filme, ¿ha visto una escena en la que un soldado que se dirige al campo de batalla dentro de un vehículo o helicóptero, saca una biblia y reza?”

“Co, correcto. He visto algo así antes… Espera un segundo, en otras palabras, esos mangas…”

“Si. Son mi biblia”.

“¡Discúlpate con Dios! ¡Pídele perdón a los creyentes del cristianismo!”

Emily aulló. La familia Grant también eran más o menos creyentes. Y por tanto, no pudo evitar responder cuando alguien habló como si la Biblia y un manga tuvieran el mismo estatus.

Vanessa resopló, “Fuh”, ante esa réplica mezclada con la protesta de Emily y la ignoró. “¿¡Por qué resoplaste justo ahora!?, los ojos de gato de Emily la vieron ferozmente una vez más mientras alzaba la voz, pero Vanessa, que estaba en forma perfecta, salió de la habitación sin romper su actitud que parecía decir, 「La Doctora también es joven, ¿eh?」.

“… Shura no ○, Gra○ler Ba○, y también Na○to, para tratarlos como una biblia así. En cierto sentido, quizás este también sea el karma de 『Japón』”. (TI: Shura no Mon, Grappler Baki, Naruto)

Emily corrió detrás de Vanessa con su cola lateral balanceándose salvajemente mientras decía, “Hey, espera-”. Kousuke miro un poco lejos cuando vio el título de los mangas que Vanessa trajo antes de seguirlas.

(Ex: Lo de la armería secreta me recordó a la escena de hombres de negro)

Parte 3

El sol se puso por el oeste. Para cuando el cielo comenzaba a ser de un color naranja vibrante, el carro que conducía Vanessa corría por una carretera que se extendía recto como si el auto se deslizara.

Dentro del carro, Emily y Kousuke satisfacían sus estómagos con hamburguesas y papas fritas que habían comprado en cierto local famoso que visitaron a mitad de camino.

“… ¿Qué pasa, Emily?”

Kousuke de repente preguntó. Emily comía su papa frita poco a poco como un hámster mientras sus ojos se dirigían hacia la ventana. Entonces volvió la mirada hacia Kousuke.

“¿Qué quieres decir?”

“No, pareces como si tienes una mirada lejana. ¿Estás cansada?”

“Aa~, no. Estoy bien. Es solo que, estoy muy familiarizada con esta área. Al ver esto, siento que realmente he vuelto a casa. Pero, a pesar de que tenía muchas historias que contar cuando regresaba antes, esta vez… algo así”.

Parecía que cuando comparó la situación actual con las veces en que regresaba a casa antes, causó que una profunda y pesada emoción llenara su corazón. Al igual que como el color naranja del sol poniéndose despertó la soledad en las personas sin razón, parecía que el corazón de Emily también se llenó con un sentimiento indescriptible por el paisaje de su ciudad natal y el color naranja del cielo ardiente.

Kousuke, que sabía sobre las horribles circunstancias por las que Emily pasó estos días, dudó sobre qué decir. Pensó que debía decir algo, pero solo podía dejar que su mirada vagara incapaz de encontrar buenas palabras. En este momento, sintió envidia de cierto agitador que podía hacer brotar las palabras sin problemas.

Emily hizo una leve sonrisa a Kousuke que estaba en tal estado. Luego tragó la bebida en su mano de un sorbo antes de decir una vez más, “Estoy bien”.

Vanessa, que veía a través del retrovisor el intercambio entre ambos en el asiento de atras, abrió la boca con tacto, como si fuera el reemplazo de Kousuke.

“Disculpe, Doctora Grant…”

“Geez. Vanessa también, no se preocupen por mí. Les dije que estoy bien”.

“No, realmente no puedo creer eso. Doctora Grant. Lo que se llama límite, es algo que llegará más rápido de lo que pensábamos”.

La expresión inesperadamente seria de Vanessa se podía ver a través del retrovisor. Las palabras de Emily inconscientemente quedaron atrapadas en su garganta. Kousuke pensaba, 「Como se esperaba de una agente de la agencia de seguridad. También sabe varias cosas sobre cómo cuidar a una persona arrastrada a un caso」, mientras le dirigía una mirada de admiración――

“¿Tu vejiga está realmente bien?”

“¿¡Qué tipo de cosas te preocupan aquí!?”

Por supuesto, era una preocupación respecto la dignidad de la chica orinadora Emily-chan.

“En el restaurante justo ahora, y también en la estación de gasolina antes de eso, noté que la Doctora Grant no fue al baño. Y, sin embargo, estabas bebiendo dos coca cola y café grandes. Estoy extremadamente preocupada de si vas a tener más heridas así”.

“E, e e e, eso-”

“Sin embargo, no puedo creer que la Doctora Grant, que ya ha fallado gravemente dos veces, tomaría tan fácilmente una acción optimista como esta. Doctora Grant…”

“Qu, queee”.

Emily ya se estaba volvió pequeña hasta la mitad de su tamaño original mientras su cautela y vergüenza estaban a la vista. Los ojos de Vanessa brillaron a través del retrovisor a tal Emily.

“Por casualidad, ¿has despertado?”

“¿Qu, Qué significa eso?”

La pura Emily-chan no pudo entender el significado de esa pregunta. Por supuesto, el joven a su lado entendió el significado. Vanessa preguntó con determinación.

“Al placer de orinar”.

“¡¡ERES IDIOTAAAA―――― !! ¡¡De ninguna manera desperté a algo así!! ¿¡Quieres convertirme en una pervertida!?”

Mundo desconocido para Emily Parte 2. ¡No había forma de que alguien se sienta bien mojándose los pantalones en público! ¡Si había alguien así, esa persona era un pervertido sin duda!

Por supuesto, no había forma de que Emily hubiera despertado a un placer demasiado especial como ese. Y así, Emily se volvió hacia Kousuke con una expresión inquieta y suplicó, “¡Eso está mal! ¡Eso está completamente mal! ¡No soy ese tipo de pervertida! Créeme, Kousuke-”.

“Cá, Cálmate. N, No es que piense que eres una pervertida o algo así”.

“¿Realmente? ¿Realmente, realmente? Kousuke es――”

Emily estaba a punto de decir algo. Sin embargo, llevando a cabo una hermosa intercepción en esos momentos era cómo Vanessa Paradis jugaba.

“Entonces la Doctora Grant no ha despertado a eso (Ex: Supuestamente)… es desafortunado para el Sr. K, ¿no es así?”

“¡No hay forma de que eso sea cierto! ¡¡No me hagas un pervertido tan naturalmente así!!”

“¿¡Ko, Ko Ko, Kousuke!? ¿¡Estás apuntando a mi ‘eso’!? ¿¡Eres más feliz si soy una pervertida!? ¡Eso… eso es problemático para mí!”

“¡No hay forma de que sea cierto! ¿¡Por qué te sientes un poco preocupada así!? ¿¡Qué quieres decir con problemático!? ¡Necesitas negar fuertemente allí a toda costa!”

Creadora de caos Vanessa. ¡Mostró esa habilidad suya sin escatimar esfuerzos, conduciendo a Kousuke y Emily al desconcierto!

“Fumu. Grandes dificultades nos esperan por delante. Es mejor ser enérgicos así. Ambos allí están llenos de espíritu de lucha”.

“¡¡Tú, solo cállate de una vez!!”

“¡¡Tú, cállate de una vez!!”

La réplica de Kousuke y Emily estalló en armonía. Vanessa hizo una expresión que parecía decir, 「Incomprensible」, para sí misma.

Renunciando a Vanessa que esparcía bombas de palabras tan naturalmente de esa forma, Emily se justificaba desesperadamente a Kousuke mientras Kousuke calmaba desesperadamente a Emily. Durante ese tiempo, el paisaje del alrededor comenzó a cambiar por completo.

Entraron en un pueblo. Hubo algunas construcciones grandes, pero la mayoría de los edificios emitían una atmósfera retro.

“Vanessa. Sigue este camino para cruzar el centro de la ciudad y dirígete hacia el norte. Un río aparecerá a la vista después de un tiempo. También hay un restaurante que hace deliciosas tartas cerca. Lo sabrás de inmediato porque tienen un lindo letrero”.

“Entendido. Esta es la primera vez que vengo aquí, pero… este es un paisaje urbano bastante hermoso”.

Había un edificio elegante con color ladrillo, y también había una edificación de cristal. Pero, esos dos tipos de construcciones no dañaron mutuamente el paisaje. Era como si lo nuevo y lo viejo se aceptaran, dando a cualquiera que lo viera una impresión gentil.

En el centro, en el momento en que el sol se estaba hundiendo, la gente local tenía expresiones tranquilas. Caminaban con un ritmo relajado por el pavimento de piedra mientras sostenían bolsas llenas de comida. La vista tuvo una impresión cómoda donde podían sentir lentamente el flujo del tiempo.

Y esa impresión se hizo aún más sorprendente cuando salieron del centro y entraron en los suburbios. Había más vegetación, casas del mismo color y el mismo estilo alineadas en orden, formando sombras similares. De alguna manera, parecía que incluso la luz del atardecer también se volvió suave.

Vanessa condujo el carro siguiendo las instrucciones de Emily. A diferencia de Emily, que estaba algo inquieta con este largo regreso a casa, Kousuke estaba tensando su cuerpo con moderación. Por supuesto, consideraba la posibilidad de una emboscada por otra fuerza que les esperara.

Pero, en contraste con sus expectativas, no pudo encontrar nada como un carros negros o parecidos estacionados cerca. Podían ver niños jugando ruidosamente con mucha energía, y las figuras de padres y madres instándolos a regresar a casa pronto con sonrisas irónicas. No había signos de conflicto; el área realmente parecía tranquila.

“Ah, por allá. ¡Esa casa con la furgoneta blanca estacionada! Las luces están encendidas. Parece que papá y los otros están en casa”.

Emily dejó escapar un suspiro de alivio. La furgoneta blanca era el auto del padre de Emily, propiedad de Carl. Era un carro que se compró como reemplazo hace unos años para que la abuela, Syla, que usaba silla de ruedas, también pudiera viajar. Todavía no habían terminado de pagar el préstamo de la camioneta. También había un vehículo de motor azul claro estacionado a su lado. Ese era el coche de la madre, Sophie.

Vanessa detuvo el carro frente a la casa. Emily iba a salir corriendo de inmediato, pero Vanessa la detuvo. Y entonces, Vanessa observó cuidadosamente la situación de los alrededores desde el interior del auto mientras sacaba su pistola del bolsillo de su pecho.

“Tengamos cuidado. Le haré hincapié en esto, Doctora Grant, por favor no se separe de mí sin importar qué”.

“S, Sí. Entiendo”.

La mano de Vanessa alcanzó la llave del motor y vio a Kousuke. La habitual atmósfera ligera de Kousuke desapareció, y miró a su alrededor con ojos serios, pero en poco tiempo su expresión se volvió perpleja.

“¿Qué pasa, Sr. K? ¿Ves alguna señal de que algo ande mal?”

“… No, no hay nada malo. No hay nada, pero… eso es exactamente por qué se siente mal”.

“¿? ¿Qué quieres decir con eso?”

Kousuke no respondió de inmediato a la pregunta de Vanessa. Observó por un momento la dirección de la casa. La expresión de Emily estaba teñida por una sombra de ansiedad al ver a Kousuke que no parecía normal. Endou sacudió la cabeza y luego habló con reservas en consideración a Emily.

“… Dentro de la casa, no hay señales de personas”.

“¿Eh?”

Emily inclinó la cabeza. Los autos de sus padres estaban estacionados, la luz dentro de la casa también estaba encendida. Esas fueron las pruebas de que la familia estaba en casa. A pesar de eso, no había nadie adentro. Una mala premonición surgió dentro de su pecho.

Por otro lado, Vanessa levantó una ceja y su expresión se volvió dudosa. La “señal” que Vanessa mencionó antes era algo así como cualquier rastro de lucha, o si había alguien observándolos desde la cubierta de un edificio en algún lugar, o autos estacionados que parecían fuera de lugar en este vecindario, se refería a “rastros humanos” visibles a la vista así.

¿Solo cómo sabía él sobre el interior de la casa que estaba fuera de la vista…?

“De todos modos, no podemos hacer nada desde aquí. Intentemos entrar. Quizás solo hayan salido un poco por el vecindario”.

“Ci, Cierto. Seguramente, es así”.

Kousuke notó la expresión ansiosa de Emily, por lo que las instó a actuar rápidamente. Y entonces, salió rápidamente del carro liderando. Vanessa enterró su duda dentro de su pecho por la acción de Kousuke.

Cruzaron el césped que estaba bien mantenido, subieron la pendiente que aún parecía nueva por la renovación para poder pasar con silla de ruedas, y llegaron frente a la entrada.

Emily tocó el timbre. Y entonces grito, “¡Padre! ¡Madre! ¡Abuela! ¡Es Emily! ¿Están allí?”. Sin embargo, como para probar la exactitud de las palabras de Kousuke, no hubo respuesta desde el interior de la casa.

Emily sacó la llave de la casa de su bolsa, pensando que la puerta seguramente estaría cerrada si no había nadie en casa. Y luego, puso la llave y estaba a punto de abrir la puerta…

“¿E, Eh?”

La puerta no estaba cerrada desde el principio. Aunque este era un vecindario tranquilo, era imposible para toda la familia salir de la casa sin cerrar. Las mejillas de Emily se contrajeron.

“¡Padre! ¡Madre! ¡Soy yo! ¿¡No están!? ¡Abuela! ¿¡Dónde están!?”

“¡Doctora Grant! ¡Cálmese!”

Emily abrió la puerta ruidosamente y entró en la casa sin ser capaz de contenerse. Vanessa detuvo apresuradamente a Emily que estaba así.

Sin embargo, la advertencia de Vanessa no entró en los oídos de Emily. Su corazón que pensaba en su familia estaba en agitado por la condición anormal de la casa. Apoyó desesperadamente su corazón que parecía sería aplastado por la inquietud y el terror mientras corría por la casa. Lo hizo mientras gritaba por la familia. Quería decir su habitual, “Estoy en casa”. Quería escuchar, “Bienvenida a casa”.

Sin embargo, ya fuera en la luminosa sala de estar, en la cocina donde su madre solía estar parada con su delantal, en el baño, en la habitación del segundo piso, o incluso en el cuarto de Emily, no había nadie en absoluto.

“Ti, Tiene que ser un error. Todos, deben haber salido un poco ahora mismo. E, Es cierto. Seguramente fueron a la casa del Sr. McBurney, o a la casa de la Tía Hannah”.

“Emily”.

“Espera, está bien. Los llamaré de inmediato. Y entonces, les presentaré a Vanessa y Kousuke adecuadamente――”

“¡Emily Grant!”

“-”

Emily estaba a punto de salir de la casa con una sonrisa seca. Pero Kousuke la llamó por su nombre con un tono fuerte para detenerla. Emily se crispo y se quedó quieta antes de darse la vuelta con un movimiento rígido como el de una máquina que no había sido engrasada.

Los ojos de Emily veían a Kousuke recogiendo una tableta que estaba sobre la mesa de la sala. Era algo que Emily pasó por alto antes. Pero, esa cosa definitivamente no era propiedad de la familia Grant.

La razón fue:

“Está dirigida a mí…”

Si, el nombre de Vanessa Paradis se mostró en la pantalla de la tableta que se dejó encendida. No había forma de que la familia de Emily que no sabía sobre la existencia de Vanessa pudiera preparar algo así.

En otras palabras, esta casa fue visitada hace unas horas por alguien que no era miembro de la familia Grant, alguien que sabía sobre Vanessa…

La cara de Emily se puso blanca. Su cuerpo inconscientemente se tambaleó inestablemente. Kousuke la apoyó rápidamente.

Urgida por la mirada de Kousuke, Vanessa tocó la tableta.

Entonces, la tableta proyectó la imagen de una habitación en algún lugar. El cuarto no parecía particularmente desolado; era un cuarto normal. Había un sofá con una cubierta de tela y una mesa de madera. No había nadie ahí. Parecía que la tableta se acababa de colocar para grabar videos.

Pero, un momento después, la puerta en la esquina de la cámara se abrió. Lo que entró por esa puerta fue una silla de ruedas y una anciana sentada en ella. Y luego, un hombre de más de cuarenta años que parecía un poco de voluntad débil estaba empujando esa silla de ruedas. Una mujer de la misma edad sostenía la mano del hombre mientras veía inquieta a su alrededor.

“-, abuela-, padre-, madre-”

La voz de Emily resonó como un grito.

Las personas en el video no parecían heridas. Sin embargo, por sus expresiones y gestos, parecía que fueron llevados sin saber realmente nada. Sin embargo, aun así no podía hacer que Emily, que estaba viendo el video, estuviera tranquilidad. Emily vio a su familia secuestrada y cayó sin fuerzas.

Y entonces, el video se cortó y la pantalla se volvió completamente negra. Sin embargo, cuando pensaron que era eso, lentamente apareció la imagen de un reloj mostrando el tiempo de unas pocas horas a partir de ahora, luego, un mapa fotográfico aéreo comenzó a mostrarse. Fue un espectáculo que era como la encarnación del mal gusto del creador.

“Ese lugar… parece un distrito de almacenes. Están jodiendo”.

Vanessa escupió esas palabras. A su lado, Emily se estaba volviendo pequeña abrazándose las rodillas y la cabeza. Tuvo flashbacks de la cadena de eventos que debería llamarse su trauma, donde perdió a sus personas importantes.

Tal vez, también perdería a su familia… ese terror hizo a un lado la misión que le encomendaron sus hermanos y hermanas mayores, y la llevó a un abismo de terror y desesperación. Quería llorar mientras rogaba, que escucharía lo que dijeran, así que por favor no lastimen a mi familia.

Una voz le habló a Emily. Esa voz era suave pero dura, cálida pero afilada, ese tipo de voz.

“Emily, estará bien. No sé quién hizo esto, pero no hay señales de lucha en tu casa, y no hay señales de violencia en tu familia. Esos tipos quieren la cooperación de Emily, por lo que, aunque pueden usar a tu familia para amenazarte, no pueden lastimarlos tan fácilmente. Eso es debido a que entienden que hacer eso solo empujará a Emily más allá de la desesperación y la hostilidad”.

“Kousu, ke”.

Kousuke tomó suavemente la mano de Emily que sostenía su cabeza y suavemente la puso hacia abajo.

“Emily conoce el dolor de ser mantenida viva y dejada escapar sola, y el que te confíen algo. Si te detienes aquí, entonces, seguramente volverá a ocurrir lo mismo”.

“¡No, no quiero eso! Algo así, de nuevo-”

Emily alzó la voz con su expresión distorsionada por las lágrimas. Kousuke asintió, “¿Cierto?”, entonces esta vez levantó su mano y la hizo ponerse de pie.

“――‘Si hay un momento en el que debes darlo todo por una vez en tu vida, entonces ahora es exactamente ese momento-. En este momento, en este instante, ¡quema tu alma!’”

“¿Eh?”

“Solo es una expresión usada de un amigo. Pero, en el pasado, cuando atravesaba una derrota aplastante, pude pararme una vez más por estas palabras. Pude arriesgar todo mi cuerpo y alma contra grupos de monstruos como mis oponentes. Gracias a eso, puedo estar aquí ahora mismo”.

“Kousuke…”

Emily perdió las palabras. Así de “pesadas” eran las palabras de Kousuke en este momento. Reverberaron profundamente en lo más hondo de su débil corazón.

El brillo de los ojos de Kousuke que parecía los de un guerrero veterano atravesó a Emily.

“Para Emily Grant, seguramente ahora es exactamente el momento de quemar tu alma. Endurece las piernas, aprieta los dientes y luego grita hasta que tus pulmones exploten. “¡Quién va a hacer lo que digan! ¡No me menosprecien, bastardos de mierda!”, así”.

Esas fueron palabras apasionadas como magma hirviendo. Los ojos brillantes de Kousuke todavía atravesaban a Emily.

Por lo tanto, solo hubo una respuesta que Emily pudo hacer.

“Sí. ¡Sí!”

Su alma que casi se hundió en el lago de la desesperación, ahora prendió una vez más. Emily apretó fuertemente la mano de Kousuke que estaba agarrando la suya.

“Kousuke, también me prestarás tu fuerza, ¿verdad?”

“Sí. Eso fue lo que te dije. Me convertiré en tu fuerza. La familia de Emily, vamos a salvarlos con seguridad”.

Los ojos de Emily destellaron como un cielo estrellado. La distancia entre ambos era tan cercana que podían sentir la respiración del otro. Era como si esa fuese la distancia actual entre sus corazones…

“… ¿Debería leer el estado de ánimo y salir? O bien, ¿debería interrumpir diciendo, “No me olviden, por favoooor”? Esa es la cuestión”.

Vanessa murmuró.

Fue innecesario decir que Emily saltó de Kousuke como un gato ágil. Y entonces, también huelga decir cómo se volvió pequeña de la vergüenza cuando recordó que estaba muy cerca de un chico en este momento.

Parte 4

En un momento en que las cortinas de la noche habían descendido por completo, la oscuridad de la noche de un distrito de almacenes en las afueras de la ciudad fue destruida por los faros de un carro. El auto que avanzaba con cuidado lenta y silenciosamente pronto entró en un lugar que estaba rodeado desde las cuatro direcciones por edificios altos.

Los faros iluminaban un carro negro delante.

Vanessa, Emily y por ultimo Kousuke salieron del auto con los faros encendidos. Vanessa caminó hacia el frente con Kousuke y Emily detrás. Emily estaba agarrando fuertemente la manga de la ropa de Kousuke.

El carro negro al lado opuesto encendió los faros como para oponerse a su lado. Una persona salió del auto negro frente a la vigilante Vanessa. La figura de la persona no estaba clara debido a la retroiluminación de los faros, pero Vanessa podía distinguirla vagamente.

Y entonces pensó, 「Ah, así que es así como se esperaba」. Al mismo tiempo, también pensó, 「Todavía sería mejor si fuese Kimberly」.

“Agente Paradis. Realmente nos has dado muchos problemas. Por todos los derechos, deberás recibir una baja disciplinaria, ¿sabes?”

Esa figura caminó con pasos resonantes y se mostró. Era una realidad que, si era posible, Vanessa quería negar.

Jefa de la agencia de seguridad nacional, Sharon Magdanese, fue esta persona quien apareció.


Autor: Muchas gracias por leer esto cada vez.

Muchas gracias también por los pensamientos, opiniones e informes sobre errores ortográficos y palabras omitidas.

La próxima actualización está prevista para las 6 PM del sábado de la próxima semana también.


Anterior |Índice| Siguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s