Alaben‌‌ ‌‌al‌‌ ‌‌Rey:‌‌ ‌‌Capítulo‌‌ ‌‌147


-Evaluación-

Fei no se molestó con los reyes que ya estaban atrapados. Su visión era como un trueno, inmediatamente clavada en el Rey de Chishui que corría en la distancia.

Debido a que la Bestia de la Llama Rugiente era rápida como el viento, cuya velocidad excedía por mucho a cualquier caballo normal, y los pocos guardias leales a su lado que lo protegían con sus vidas, el Rey de Chishui fue el único rey que se escapó.

Agitando su mano, el gran Perro negro ladró y saltó como un trueno, y Fei saltó sobre Torbellino Negro y lo persiguió de inmediato.

“Deténganlo…” El Rey de Chishui notó que Fei se acercaba mientras miraba hacia atrás, y que el perro a toda velocidad era en realidad un poco más rápido que la Bestia de la Llama Rugiente. La brecha se cerraba poco a poco, y eso hizo que el rey de Chishui casi se meara los pantalones. Se dio la vuelta y vio la [Flota de Hierro del Dios del Fuego] en la distancia que estaba en espera. Como si viera a su salvador, comenzó a gritar locamente: “¡Carguen! ¡Carguen! ¡Dense prisa y protéjanme!”

En este momento, ya no le importaba preservar esos 100 [Flota de Hierro del Dios del Fuego]. Mientras pudiera escapar, estaba dispuesto a sacrificar todo.

¡¡Toot toot toot toot!!

Sonó el cuerno, el regimiento de caballería pesada ya preparado ejecutó fielmente la orden del rey. Con una patada feroz en el vientre de la Bestia de la Llama Rugiente, comenzaron a cargar. Con la lanza firmemente encerrada dentro de sus axilas y apuntando hacia el frente, los caballeros eran como grandes máquinas de matar en movimiento. El estruendo de los pasos de la Bestia de la Llama Rugiente temblaron en la tierra, como un torrente de acero imparable inundando hacia la dirección de Fei.

Los caballeros demostraron su asombrosa comprensión tácita.

Cuando estaban a punto de encontrarse con el Rey Chishui, la formación se dividió repentinamente en dos desde el centro y dejó un espacio de 2 metros de ancho, permitiendo que el rey y sus guardias pasaran sin problemas, y luego se cerró de inmediato, volviéndose a formar un torrente de acero invencible. Las lanzas de los caballeros deslumbraron con una luz fría cuando las bestias hicieron temblar la tierra y cargaron hacia Fei.

En el campo de batalla, era casi una fuerza sin igual.

En este momento, todos los que estaban viendo esta escena pensaron que el perro y el hombre esquivarían inmediatamente a un lado.

Después de todo, no importa cuán fuerte sea la fuerza individual de uno, todavía no debería ser lo suficientemente fuerte como para ir en contra del poder de tantos  caballeros combinados. Ante estos caballeros que cargaban, incluso los muros del castillo podrían colapsar.

Pero–

¡Ladrido ladrido ladrido!

El gran perro negro dejó escapar un rugido estremecedor como si entrara en un estado loco. Su boca ensangrentada reveló colmillos blancos y afilados, y los músculos fuertes sobre sus extremidades comenzaron a crecer. Su tamaño casi se duplicó en el siguiente segundo. Luego, de repente, lanzó su energía explosiva, y su velocidad se aceleró en un grado increíble. Como una luz que acababa de pasar, exprimiéndose en los pequeños huecos dentro de la formación enemiga desde ángulos increíbles.

Dos luces intermitentes, una verde y otra púrpura, brillaban como los brillantes meteoritos, y los caballeros fuertemente blindados no tenían forma de defenderse. Con las lanzas tan pesadas en sus manos, los caballeros ni siquiera tuvieron tiempo de sacar su espada y permanecieron completamente vulnerables a los destellos verdes y morados que se aproximaban. ¡Comenzaron a caer sus bestias como albóndigas que se metían en una olla!

La herida de casi todos fue sorprendentemente consistente, todo en la garganta donde convergen el casco y la placa del pecho. Esta ubicación también era el lugar más vulnerable de un caballero totalmente armado, solo hay una pequeña guardia de hierro en su lugar, ¡y no es suficiente para detener el ataque de cualquier guerrero de élite!

Los caballeros que cayeron al suelo ni siquiera tuvieron la oportunidad de gritar y fueron pisoteados.

Bajo el Dúo de Espadas Verde Púrpura, nadie podría reunir resistencia. La figura del gran perro negro era muy errática, puede pasar fácilmente por el espacio más pequeño, como si un pez viajara libremente en el agua, muy resbaladizo. La visión de los caballeros ya estaba teniendo dificultades para atrapar la sombra del perro y el hombre, sin mencionar el ataque.

Ambas partes casi instantáneamente terminaron el intercambio de ataques.

La famosa [Flota de Hierro del Dios del Fuego] perdió un tercio del poder en este encuentro, y las bajas fueron causadas por un corte en la garganta y luego cayeron para ser pisoteados por las bestias. Pero el ejército perro-hombre no sufrió las menores heridas, como si acabaran de terminar una gira. Pasaron fácilmente por el asalto del regimiento de caballería pesada, su velocidad no disminuyó en lo más mínimo, ya que rápidamente redujeron la distancia con el rey de Chishui.

La velocidad de carga de la [Flota de Hierro del Dios del Fuego] era demasiado rápida, no podían retroceder en el tiempo. Eran como una inundación imparable que corría hacia la formación del ejército de la ciudad de Chambord en la distancia.

“¡Mierda!” Romain el capitán caballero gritó. En este momento, casi no había nadie defendiendo los terrenos de la ciudad de Chambord.

“Sigue mirando.” La Princesa dijo con calma.

Fei rápidamente alcanzó al Rey de Chishui y sus guardias. Los guardias no disminuyeron la velocidad de [Torbellino Negro] por un mínimo, y todos se cayeron de los caballos bajo el dúo de espadas. Fei extendió su mano y levantó directamente al rey de Chishui de la espalda de la Bestia de la Llama Rugiente como si levantara una chica y luego lo arrojó al suelo. Luego, muy rápidamente había Oficiales de Cumplimiento de la Ley que vinieron y lo ataron.

Fei le dio unas palmaditas a [Torbellino Negro] en la cabeza y el gran perro negro rugió, inmediatamente se dio la vuelta y detuvo a los soldados que estaban a punto de huir. ¿Cómo se atrevieron estas personas a ir contra Fei otra vez? Al verlo bloquear su camino, inmediatamente gritaron y cambiaron de dirección, huyendo de los lados izquierdo y derecho.

¡Pew pew pew pew!

Docenas de flechas afiladas cayeron sobre sus pies. Desde los arbustos a ambos lados, aparecieron de repente los arqueros celestiales que originalmente “escaparon” y las aterradoras arqueras mágicas. Los largos arcos en sus manos fueron llevados al estado de luna llena, y las puntas de flechas afiladas ya apuntaban a los soldados en pánico. Sus ojos fríos hicieron que todos detuvieran instantáneamente sus movimientos y no se atrevieran a moverse ni un paso adelante.

Estaban rodeados.

400 personas fueron rodeadas por menos de 100 personas.

“Arrodíllense, ríndanse. ¡De lo contrario, no se les mostrará piedad!” Fei gritó.

Todos los soldados restantes se miraron. En el momento en que una persona se convirtió en la primera en tirar el arma en su mano, otras personas la siguieron de inmediato, todos arrodillados en el suelo obedientemente, ya que han perdido la resistencia en sus corazones.

En este momento, la [Flota de Hierro del Dios del Fuego] también estaba casi aniquilada.

Nadie lo hubiera pensado, esas 22 personas que originalmente aparecieron en el lado de la ciudad de Chambord con una armadura pesada que parecía estar a punto de colapsar en cualquier momento debido al gran peso sobre ellas, actuarían como si estuvieran poseídas por dioses y comenzaran a correr dentro de esas pesadas armaduras de acero cuando la bandera roja de mando en la colina distante brilló de nuevo. Desde trotar hasta correr, su velocidad era increíble, lo que hizo que fuera muy difícil creer que tenían una armadura pesada que pesaba más de cien libras.

Son esos 22 tipos que entraron en una línea horizontal sin miedo y se enfrentaron a la [Flota de Hierro del Dios del Fuego] restante. Su armadura de hierro era extremadamente resistente, proporcionando a sus cuerpos la protección más primitiva, pero lo que era aún más aterrador era el poder aterrador que salía explosivamente de sus pequeños cuerpos débiles. Después de que la primera Bestia de la Llama Rugiente fuertemente armada más la unidad de caballería fuertemente blindada en la parte superior fueron destrozadas, la boca abierta del capitán caballero Romain simplemente no pudo cerrarse. Solo vio a las 22 personas como bestias gigantes aterradoras destrozando Bestias de Llamas Rugientes una tras otra. La brecha significativa entre el tamaño del cuerpo y el poder conmocionó los sentidos visuales de todos, incluso los ojos de la Princesa se llenaron de sorpresa.

La Ciudad de Chambord usó el mismo método y sorprendió a la [Diosa de la Estrategia Femenina] de este Imperio Zenit.

La vanguardia de los 22 gigantes de hierro una vez más derribó más de dos tercios de la [Flota de Hierro del Dios del Fuego].

Los aproximadamente 30 caballeros restantes ni siquiera tuvieron tiempo de girar la cabeza y chocaron contra la pared de la torre de hierro ya preparada en el frente, e instantáneamente perdieron toda la fuerza de combate.

Nadie hubiera esperado, un asalto, tres encuentros, y la famosa [Flota de Hierro del Dios del Fuego] entre los reinos subsidiarios del Imperio Zenit sería derrotada como una paja en un huracán. Lo que es más increíble es que, de principio a fin, no mataron a un solo enemigo. El daño al lado de la Ciudad de Chambord fue que la armadura de algunas personas se deformaba por la colisión, y algunas personas también se marearon por la colisión. Pero su cuerpo duro después de ser refinado por la [Poción Hulk] los hizo completamente inmunes a este tipo de daño por colisión.

En este momento, se dibujó un período en este ataque repentino del ejército de la Alianza de los Nueve Reinos.

“Romain, ¿ya entiendes las estrategias de lucha de la Ciudad de Chambord?” La batalla ya había terminado. La Princesa se dio la vuelta y preguntó en voz baja.

“¡Salvaje, grosero, directo y… y astuto, insidioso!” La cara siempre sonriente de Romain ahora estaba cubierta de una seriedad sin precedentes. Dijo algunos adjetivos de inmediato, pero aún sentía que no describía completamente la ciudad de Chambord y el estilo de lucha de su rey.

“Tienes razón…” La Princesa de repente se dio la vuelta. “Pero todo esto no es suficiente para describir con precisión al tipo. Si quiero describirlo, usaría otra palabra…” Entonces, la Princesa escupió con seriedad una palabra de sus labios–– 

“Variable.”

**Cualquier error que encuentren de ortografía, coherencia, etc. Por favor, coméntenlo, ayudarán mucho a los futuros lectores n.n**


CAPÍTULO ANTERIOR  | ÍNDICE| CAPÍTULO SIGUIENTE

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s