Sevens HD

Sevens: Volumen 18: Capítulo 18: Un fin y un comienzo



Las dos cuchillas plateadas se encontraron con la guadaña plateada.

Las chispas se dispersaron, y ambos estábamos cubiertos de sudor cuando nos enfrentamos. La sonrisa de ocio había desaparecido de Novem, sus emociones comenzaron a salir a la superficie.

Con un tono más áspero. La Novem habitual que siempre parecía un tanto imperturbable no se veía por ningún lado. Sus lágrimas cayeron en grandes gotas.

“Siempre tuve tantos recuerdos. Nunca fui yo. Solo soy el reemplazo de alguien, lo sé. Siempre lo supe … y, sin embargo, en este punto … decir algo así en este momento, ¿qué tan doloroso crees que es para mí?”

Sosteniendo su guadaña con la espada corta, le hice un corte superficial con la katana. Mi arma plateada cortaría de manera confiable lo que quería cortar, sin dejar un solo rasguño en lo que quería intacto.

Entonces, en contraste con mi estado andrajoso, Novem estaba limpia y ordenada. No había la más mínima mugre en su ropa o piel. Su sudor y lágrimas era todo lo que tenía.

Mientras tanto, estaba cubierto de sangre, sudor y barro, y la arena y el polvo se me pegaban. Pero esta situación era ventajosa para mí.

“¡Si puedes pensar de esa manera, eso significa que estás allí! ¡Dilo … sal y di cómo te sientes! Nunca puedo ver a través de ti. ¡Tu voz nunca me llega! ¿Me odias? ¿¡Me amas!? Me amas, ¿no? ¡Dime que me quieres!”

Si ella dijera que me odiaba aquí, me deprimiría … no, ¡olvídalo! No te debilites. Si mostraba debilidad, me desmoronaré de inmediato.

Novem agarró su guadaña con ambas manos, sus movimientos eran más lentos que antes. Pero desde una perspectiva general, ella todavía iba a una velocidad increíblemente rápida. Definitivamente era más débil que antes. No, los poderes del dios malvado y de la diosa estaban siendo eliminados, y Novem estaba volviendo.

Paré su tajo con la katana en mi mano izquierda. Pero Novem arremetió a mi estómago con la parte de la empuñadura.

Abrí la boca ante el impacto.

“¡Khah!”

Mi respiración salió con fuerza, y me enviaron a volar cierta distancia. Mientras rodaba sobre los escombros … fue extremadamente doloroso. Me puse de pie con fuerza, y allí encontré la silueta de Novem sosteniendo su guadaña en alto. Ella hizo una expresión espeluznante.

“Si lo odiara … si lo odiara … ¡nunca le habría servido así! lo quiero. No al Lyle-sama del pasado. ¡Al actual Lyle-sama! Me encantó cómo trabajó con todas tus fuerzas. Pero todo lo que soy capaz de hacer es … y, sin embargo, llegados tan lejos, ¿y dice algo así? ¡Antes ni siquiera me miraba!”

Esquivé el golpe que ella me lanzó y la guadaña atravesó el suelo. Mientras corregía mi postura, preparé mis dos espadas.

“¿¡De qué estás hablando!?”

“¡Cuando volví a la mansión de la Casa Walt! ¡Nunca me miraste! Pero, aun así, aun así … pensé que podría ser de alguna utilidad. ¡Lo pensé! ¿¡Y ahora qué!?”

¿Cuándo se decidió mi compromiso con ella? En aquel entonces, me trataron con frialdad; traicionado por todos a mi alrededor, había llegado a odiar a los humanos. Pero, aun así, intenté que mis padres me miraran.

… Espera un maldito segundo allí.

“¡Oye! ¡Tienes algunas fallas en eso! ¡¿Olvidarás los tratos que hiciste con Celes y me culparás por eso?! ¡Es por ti que casi desarrollé antropofobia severa! ¡No, realmente lo desarrollé! ¡Toma algo de responsabilidad y tómame!” (NTE: La antropofobia, literalmente “miedo a la gente” también llamado fobia a las relaciones interpersonales o fobia social, es el miedo patológico a las personas o la compañía humana.)

“…¡!”

Mientras sus movimientos se apagaban, me reí. Ante mi sonrisa, Novem hizo una expresión en blanco. Pero fue demasiado tarde.

“Esa apertura … ¡Me la llevo!”

Crucé la katana en diagonal y la balanceé, cortándola profundamente. Cuando el rostro de Novem hizo una mueca de dolor, me golpeó con la mano izquierda.

Mientras flotaba en el aire, deliberadamente solté mis dos katanas. Novem se me acercó mientras flotaba, acercándose a mis ojos y levantando su guadaña.

“Me gustabas. Por eso fue tan doloroso. Y, sin embargo, tú … Lyle-sama parecía estar divirtiéndose mucho. Me decía a mí misma que algún día desaparecería … ¡por eso reuní a tantas!”

Estoy seguro de que estaba hablando del harem. Cuando fue y las recogió sola, ¿qué quiere decir con que fue doloroso? No creo que tenga la culpa aquí. Novem es quien las reunió. Aunque es cierto, comencé a reunir a las mujeres a mitad de camino.

Justo antes de que ella bajara su guadaña sobre mí, me dirigí hacia donde había volado mi katana. Agarrando la empuñadura, noté que había menos ruido que antes. Podía usar Habilidades todo lo que quisiera.

“Tú eres quien las reunió. ¡No hagas que parezca que es mi culpa!”

Cuando se giró en el aire, me lanzó su guadaña. Al instante use Warp, esta vez con mi espada corta que se había encontrado a cierta distancia.

“Entonces … ¿te desharás de todas ellas y me mirarás solo a mí? Definitivamente no quería que hubiera otras. No lo quería, pero … lo soporté y las reuní. Como me iba a ir algún día, ¡tenía que asegurarme de que no estuvieras solo!”

“¡Eso es exagerado, tonta! ¡Y en este punto, no voy a abandonar a ninguna de ellas! … ¡Todas son mis mujeres! ¡Como si se las fuera a entregar a cualquiera!”

“¡AAaaaaAaaaAaargh!”

Mientras miraba el ataque de locura de Novem, produje ilusiones alrededor. Se había vuelto mucho más fácil de hacer que antes. Cuando Novem atacó las ilusiones con sus propias manos, arrojé la espada corta y se la clavé.

Cuando levantó la mano derecha, la guadaña volvió a ella. Qué báculo tan conveniente.

Hablé disculpándome.

“Si las expulsara ahora, cuestionarías mi humanidad, ¿no? ¡Como si pudiera hacer eso!”

… Si soy yo quien lo dice, ¿ya es demasiado tarde? O al menos la pregunta surgió. ¡No, no te debilites! Estás bien. ¡Todavía estás bien!

Cuando Novem se acercó, la apuñalé nuevamente. Sacando la espada corta clavada en ella, pateé la guadaña y retrocedí para tomar algo de distancia.

Novem dejó flojamente la guadaña colgando mientras ella bajaba la cabeza.

“… Realmente soy una mujer terrible. Quiero monopolizar a Lyle-sama. Cuando lo veo besar a otras mujeres … otra Novem dentro de mí dice: ‘este es el comienzo de ilimitadas posibilidades’. Pero por dentro le digo: ‘no me jodas’ … así que muchas Novems vienen a borrar mi voluntad, y me quedo sonriendo y mirando. Ya no lo quiero. Esto es un infierno. Entonces … por favor, sé bueno y escucha lo que tengo que decir. Mátame. Si no lo haces … terminaré … matando a todas las demás mujeres que te rodean.”

¡Maldita sea! ¡Un escalofrío me recorrió la espalda! P-Pero … matar a Novem está fuera de discusión. Tampoco quiero que me maten, y que maten a mis otras camaradas está fuera de discusión.

“No a todo eso. Lo dije, ¿no? Soy un hombre egoísta.”

Al escuchar mi respuesta, Novem levantó lentamente su guadaña. En ella, el Mana comenzó a reunirse. Esa densidad mágica. Me di cuenta de que su rendimiento estaba aumentando a niveles abrumadores.

“En ese caso … conmigo … ¡por favor muere conmigo!”

Nunca pensé que su deseo de monopolizarme sería tan fuerte.

Solo mirando la escala de su magia, era suficiente para volar el área. Tomando una postura con mis espadas, pensé si debía usar Warp o tratar de soportar, cuando …

“Qué deplorable”

Desde atrás, escuché la voz de una mujer. Una voz nostálgica y, sin embargo, de alguna manera sonaba diferente a la que creía recordar. No mirándome a mí sino a Novem, extendió los brazos.

“Eres una mujer completamente desesperada, ¿no es así? ¡Antes de que el amor entre en cuestión, eres un fracaso como esposa!”

Allí, mi madre … Claire había aparecido. Cuando me miró, hizo una sonrisa triste.

Y aclarando su garganta, el que apareció, fue …

“S-Sí. Um … dejemos ese asunto entre las mujeres. Lyle, ha pasado un tiempo.”

Mi padre. Cuando los dos vinieron frente a mí, Novem hizo una mueca conflictiva. Novem habló.

“Maizel-sama … Claire-sama”

Cuando Novem lanzó su magia, mi madre desplegó un escudo por adelantado. No, ella había desplegado un escudo para rodear a Novem. El único lugar afectado fue su entorno inmediato.

“… Estoy segura de que ya no tengo el derecho a decirlo. Pero Novem, la actual tu no tiene calificaciones para casarse con Lyle. Y voy a poner esto por ahí. ¡Soy yo quien dio a luz a Lyle! Incluso si soy un fracaso como madre, ¡esa verdad no cambiara! ¡No pienso concederte ese título!”

Cuando deshizo el escudo, la silueta de Novem emergió de las corrientes de humo. Había dejado caer la guadaña al suelo y se sentó en el acto.

Mi padre miró a Novem, haciendo una mueca triste.

“Estoy agradecido de que hayas apoyado a Lyle. Pero no digas algo tan triste. Sé que no tengo el derecho a decirlo, pero … por favor, no lastimes más a Lyle. Te lo ruego.”

Al escuchar las palabras de mi padre, Novem derramó sus lágrimas sobre los escombros. Su espíritu de lucha fue enormemente destruido. La miré en ese estado.

“Escucha, Novem. Estoy…”

Allí escuché la voz de una mujer. Fuerte, una voz como si pudiera llegar a cualquier parte.

“¡Bla, bla, son demasiado ruidosos, mocosos! Al final, ¿qué es lo que quieres hacer?”

Cuando me volví, sosteniendo la mano de un niño pequeño … el joven Dewey a quien había visto en los recuerdos del Segundo, una mujer recargó una guja por encima del hombro mientras miraba hacia aquí. La porción de cuchilla de la guja parecía grande y voluminosa. Definitivamente no era algo para manejar con una mano.

Dewey me saludó agitando su mano. También devolví el saludo. Allí, la mujer me fulminó con la mirada. Ella giró la punta de su arma hacia mí.

“¡Y tú! ¿Te llamas hombre de la Casa Walt? ¡Solo mira a Basil! ¡Basil! ¡Ese tipo es un idiota, así que no entiende nada complicado!”

Detrás de la mujer, el Primero murmuró algunas quejas disgustadas.

“Simplemente me gustan las cosas más simples, y no soy un idiota …”

La mujer con valor me habló.

“Pero él siempre se mantiene valientemente. ¡Y siempre deja claro su punto! ¡Este mundo no funciona solo con ideales bonitos! ¡Que quede claro! ¿Te gusta esa mocosa de allí? ¿Cuánto la amas? Si tienes muchas mujeres a tu alrededor, ¡haz un ranking! Solo porque dices que las amarás a todas por igual …”

Detrás de la mujer intimidante, pude ver al Quinto. En voz baja.

“En primer lugar, creo que los harems se forman bajo la premisa de la igualdad de amor o algo … bueno, lo que sea. Si hablo, tengo la sensación de que también saldré mal parado”

No te rindas. Haz algo sobre ella. Recuerda cuando estabas en la joya. ¿A dónde fueron todos esos antepasados ​​confiables? ¿Ustedes son en verdad confiables? (NTE: tuve que cambiar un poco la última parte porque no le hallaba sentido)

El cuarto se levantó las gafas, sonriendo un poco.

“Bueno, cosechas lo que siembras. Me alegro de tener solo una esposa.”

No es bueno, él era el cuarto habitual. No era de ninguna utilidad fuera de los asuntos financieros. El Segundo me miró y sacudió la cabeza.

“Ríndete. Ese es el tipo de persona que es mi madre. Pero es sorprendentemente amable, ya sabes. Sin embargo, puede ser aterradora.”

¡Entonces que muestre algo de esa amabilidad ahora! Si tuviera que encontrar algo de amabilidad en esta mujer guerrera, todo lo que podía ver era su mano vinculada con la de su nieto.

Bajó su guja al suelo. En la parte de atrás, el Sexto puso una cara pálida cuando estaba rodeado por tres mujeres.

“La escuchaste. La clasificación es importante, ¿verdad?”
“Así que solo diles. Soy la número uno.”
“Ahora, ahora, solo tienes que decirles tus sentimientos honestos”

El Sexto trató de encoger su gran cuerpo mientras sus ojos nadaban. Cerca, Milleia-san miró a las esposas que lo rodeaban con ojos fríos.

“M-Miren. En este momento estamos lidiando con el problema de Lyle.”

Desvió el tema hacía mí. No, lo regresó. Como pensaba, el sexto no servía para las relaciones femeninas. Y cuando estaba cerca del Sexto, Milleia actuaba y no servía de nada.

Antes de que me diera cuenta, el Séptimo y la abuela Zenoire también habían aparecido. Los dos agitaron las manos.

“¡Lyle, regocíjate! ¡Tenemos en nuestras manos un dragón extremadamente grande! Y Maizel … voy a golpear tu cabeza, así que ven aquí.”

“¡Has crecido tanto, Lyle! Tu abuela está orgullosa. Derribamos un dragón para regalártelo. ¡Es todo dorado y hermoso! Y Maizel y Claire … vengan aquí y póstrense ante mí.”

… Eso no es. Ambos, no me importa eso en este momento. Los regalos y tal son … espera, ¿ese Legend Dragón está siendo tratado como un regalo?

Mis padres se dirigieron en silencio a mis abuelos. Solo pude verlos partir. Si bien se volvieron hacia mí varias veces … Lo siento, no puedo salvarlos ahora.

¡Porque esa mujer guerrera todavía me está mirando!

Allí, el Tercero se rascó la cabeza mientras miraba hacia mí. Cerca estaba la figura de una mujer de aspecto varonil. Estoy seguro de que ella era su esposa. Mientras me miraba, hizo una expresión harta.

El tercero pensó un poco y abrió la boca.

“Hah, Lyle … honestamente, esa batalla allá atrás fue interesante. Nunca pensé que serías capaz de hacer el final tan emocionante. Cuando ni siquiera eres el Señor Lyle, el verdadero Best Lyle … ¡era Lyle mismo!”

Levantó el pulgar y me envió una sonrisa. Sentí una mala premonición, y todos a bordo, el Cuarto habló.

“Pero mi Best Lyle todavía tiene que ser, ‘Marvelous’, ¿tal vez? Pensando en ello ahora, era una palabra que mostraba perfectamente su ser en su totalidad”

El quinto refutó.

“No, eso no es bueno. Ese fue un Best Lyle construido a partir de las circunstancias. En medio de dos campamentos femeninos mirándose el uno al otro, extendiendo sus manos hacia el cielo, un Lyle sin camisa … Marvelous no es suficiente para transmitir el punto. Tendré que ir a lo más seguro: “Soy un hombre amado por las Diosas” que puedes transmitir a cualquiera”

No lo discutan seriamente. Ahora no es el momento para eso. El sexto dio su opinión.

“¡Entonces yo voy por, ‘besa a la princesa dormida’!”

El Séptimo hizo una cara renovada cuando golpeó a mi padre.

“‘Fantástic’ también fue agradable. Volar el símbolo de Beim mientras se reía era genial. Aunque debo admitir que no usó suficiente pólvora.” (NTE: el séptimo tiene mi apoyo, aunque Señor Lyle en toda su magnificencia en altamar peleando contra Tressy en medio de una tormenta también es bueno :v)

El segundo miró a su alrededor.

“Realmente no sé mucho, así que no puedo decidir”

No, no te veas tan decepcionado. El Primero me miró, haciendo una mueca de hastío mientras permanecía atento a su esposa guerrera.

“Viejo, ¿qué estás haciendo? No te preocupes por nosotros, solo haz algo sobre Novem-chan. Ella está llorando, ¿no?”

Miré a Novem. Alrededor, mis camaradas habían comenzado a reunirse. Aria, Miranda, Shannon, Clara, Mónica, Eva, May, Gracia, Elza, Ludmilla … y las Valquirias.

Estaban todas aquí. Allí, la mujer guerrera me habló.

“Es sorprendente que con todas aquí, todavía tengas más. Bueno, estás apuntando a ser emperador. Con tantas bajo tus brazos, deberías hacerlo bien. Ahora bien, escuchemos tu respuesta.”

Los miré a todos. Las cosas se dirigían hacia mí confesando delante de todos ellos.

Además de mis antepasados ​​sonrientes, sus esposas … ¿Eh? ¿Por qué tengo que confesar aquí para empezar? Busquemos un lugar más tranquilo y …

“… Oye, date prisa con eso”

La mujer me fulminó con la mirada. El joven Dewey también me miró.

“Lyle, haz tu mejor esfuerzo”

Bien, él me apoyó. ¿Qué es esto? Por alguna razón, se siente mal confesarme frente a un niño tan inocente. Y cuando se suponía que este inocente joven era el hermano mayor, cuando se trataba del Tercero …

“Dios mío ~, seguro que es útil que estén todos aquí para decidir al Best Lyle. Tenía la sensación de que llegaríamos a esto”

¡Maldita sea! … Hah, mejor me resuelvo ya.

Solté el arma plateada. Allí, como si hubiera terminado su propósito, volvió a su forma de Joya. La joya que colgué alrededor de mi cuello estaba perdiendo su luz.

“Novem. No puedo abandonar a todas. No quiero”

Novem miró hacia abajo. El campamento femenino circundante escuchó mis palabras con caras serias. Me pregunto qué es esto, realmente quiero huir. Pero no creo que pueda hacerlo.

“Pero tú fuiste quien estuvo siempre a mi lado desde el momento en que salí de la mansión. Me gustas. Hubo momentos en que pensé que no sería malo simplemente establecerse y vivir una vida tranquila contigo”

Novem levantó la cara.

“Es un dolor lidiar con eso. He perdido la mayoría del poder de las Novem del pasado”

Me acerqué a su lado.

“No me importa eso. Honestamente, más que pasado o futuro, ¡mi realidad actual es la más pesada! Si no estás conmigo, ¡voy a ser aplastado! ¿¡Lo entiendes!? ¡Tú amado Lyle va a ser aplastado! ¡Incluso ahora, apoyar a todas es mi límite! ¡Hace mucho tiempo que superé ese límite y pasé a horas extras! Entonces, sobre lo que sucedió en el pasado, o lo que depara el futuro … ¡es imposible, te lo digo! ¡Incluso si pones tus expectativas en mí, no hay mucho que pueda hacer!”

Novem sacudió la cabeza.

“No … ¡No quiero eso! No quiero que… Lyle-sama sea aplastado.”

La puse de pie.

“Viajamos juntos. Y hemos llegado hasta aquí.”

“… Si.”

Lentamente la abracé. Descansando mi cabeza sobre sus hombros, puse fuerza en mi abrazo.

“Así que, juntos, vivamos el presente. Quiero vivir contigo. Quiero estar contigo. Así que quédate a mi lado.”

“…… Si.”

Cuando Novem se echó a llorar, hablé.

“Eres mi número uno. No el dios malvado o la diosa. O cualquier Novem de la historia. La actual tú. Novem … te amo. ¡Así que quédate a mi lado para siempre!”

Cuando dije eso, los alrededores se callaron. Estaba demasiado asustado para mirar los rostros de las mujeres de los alrededores. Pero Novem me rodeó la espalda con sus brazos y se agarró a mi ropa. Ella dejó que sus lágrimas fluyeran y sollozó mientras lloraba.

“Si. Estaré contigo para siempre. Entonces Lyle-sama … por favor mantenme a tu lado.”

Mientras nos aferramos el uno al otro, se escucharon vítores y silbidos. Mientras miraba a mi alrededor sorprendido, descubrí que los soldados que comandaban los ancestros se habían reunido con mi propio ejército principal.

… ¿Confesándome frente a unos cientos de miles? En serio, denme un poco de holgura. Si supiera que todo se reduciría a esto, ¡habría elegido algunas líneas más geniales!

… En Centralle, donde la batalla había terminado, las mujeres de los ancestros cocinaron la subespecie del Dragón de Tierra y el Legend Dragón.

La esposa del primero miró a la esposa del segundo.

“Hey ¿Qué es esto? No sabe a nada.”

“Es un gusto que solo las personas cultas entienden. ¿No es porque eres tan tosca que no lo entiendes?”

Ambas hicieron sonrisas cuando las venas aparecieron en sus frentes y las dos intercambiaron golpes. Alrededor, los preparativos para el banquete se apresuraron, y Novem y las demás también ayudaron.

Cuando Shannon intentó merendar el Land Dragón frito, Miranda bajó un puño sobre su cabeza.

“… Ow”

Shannon sostuvo su cabeza con ambas manos mientras lloraba, y Miranda suspiró. Ella miró a su alrededor. Los principales miembros de los jefes de la historia se reunieron a su alrededor, Lyle estaba usando todo tipo de gestos para quejarse de algo.

Los que estaban alrededor escucharon y se rieron.

A Miranda llegó Vera con regalos. Parece que había encontrado cerveza y especias de los escombros de Centralle.

“Oye, ¿dónde debo dejar estos suministros?”

May herida se sentó encima de las cajas que estaban siendo jaladas, mientras tomaba un trago con Marina.

“Esta cerveza es genial!”

“Ya sé ¿verdad? Pero esta es una espléndida montaña de escombros. El lugar fue destruido de manera bastante limpia”

May se regocijó con su bebida mientras Marina miraba a su alrededor.

“Deja las especias y distribuye la cerveza. Más bien, ¿cuánto tiempo se van a quedar?”

La que reaccionó a las palabras de Miranda fue Claire. En la parte más baja de las esposas de los ancestros, la trataron bastante mal. Llevaba un paño blanco alrededor de la cabeza y llevaba un delantal. Seguramente estaba trabajando duro en arrepentimiento por esta serie de eventos.

“¿Oh? No nos quieres ¿No nos quieres aquí? Los nobles imperiales son realmente los peores. Solo sus bocas saben mover.”

Miranda se sacudió mientras una vena se levantó en su frente. Había sido así por un tiempo. Después de alegrarse por su reunión con Lyle, Claire se enteró de las numerosas mujeres que lo rodeaban y se irritó bastante.

“Bueno, al menos son más decentes que unos padres que abandonaron a su hijo”

A las palabras de Miranda, Claire apretó los dientes. Odiaba que no tuviera palabras para regresar. Al ver la sonrisa triunfante de Miranda, Vera se retiró del área a toda prisa.

Shannon la acompañó para escapar en silencio.

Mientras Claire estaba molesta, Zenoire se acercó con su abanico.

“Oh Dios mío, los preparativos no están llegando a ninguna parte. ¿Estás holgazaneando? Oye, ¿estás holgazaneando? Esta es la razón por la cual los condes solo de nombre son tan preocupantes. A medio cocer y salvados por la Casa Walt, sin embargo, holgazanean en su trabajo.”

Claire envió una mirada irritada a Zenoire.

“… Cuando no tienes nada más que historia para ti. Con nada más que orgullo más allá de tu posición, levantaste una rebelión y perdiste, ¿no?”

“Oh que terrible. Me has hecho daño, querida. Creo que voy a hacer que Lyle me consuele. Ah, lo que es más importante, tengo que consolar a Lyle, que fue lastimado por sus padres”

“¡Lo siento, eso estaba fuera de lugar!”

Miranda pensó mientras miraba el intercambio de Zenoire y Claire.

(Es por eso que esa terrible costumbre se transmite. Tengo que tener cuidado yo misma) (NTE: F por la futura nuera de Miranda :v)

Allí envió una mirada a Novem, que se estaba preparando en silencio. Por un tiempo, ella había estado trabajando silenciosamente a la perfección.

Tan perfecta que Claire no pudo quejarse, a un nivel donde Novem era la elegible para encontrar fallas.

“Novem, seguro que lo disfrutas. No ser arrastrada a estas cosas”

Allí, Novem volvió su rostro hacia Miranda. Y ella habló con una sonrisa.

“Eso es porque siempre tienes esa mirada descarada en tu cara, Miranda-san. Sin embargo, actúas todo linda cuando estás frente a Lyle, por supuesto que se irritarían. Porque eres turbia como el infierno.” (NTE: no es señorita Clara, pero estoy satisfecho…. más o menos :v)

… Miranda estaba sin palabras. Y como para continuar, Novem habló.

“Y solo estoy aclarando las cosas, así que lo diré de nuevo”

“… ¿Qué?”

Miranda la fulminó con la mirada. Novem hizo una sonrisa de placer.

“Soy la número uno de Lyle-sama. Así que ustedes, chicas, pueden llevarse bien y luchar por el segundo lugar”

Miranda y Novem sonrieron juntas.

“No pienses que tu lugar será estable para siempre. Lo arrebataré en cualquier momento. Así que disfruta de tu asiento número uno mientras puedas. Porque eso es todo el tiempo que tendrás”

Entre las mujeres … la atmósfera era como si se estuviera llevando a cabo una conversación alegre, pero las chispas volaban de izquierda a derecha …


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

13 comentarios

    • nah, ese ranking solo se aplica para los que tienen harem, es decir el quinto, el sexto y Lyle, el quinto se lleva bien con sus esposas y aceptan la frase “las amo a todas por igual” el sexto y Lyle son los que armaran una masacre si hacen eso XD

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s