Sevens HD

Sevens: Volumen 18: Capítulo 15: ¿Puedo llorar?



Cuando balanceé la Katana en mis manos, Novem la atrapó mientras hacía girar su guadaña.

Siguiendo con sus grandes movimientos giratorios, giró la hoja de la guadaña hacia mí y la bajó. Su velocidad era incluso mayor que antes, y no podía esquivarla tan fácilmente.

Novem se acercó. Cuando paré su ataque con mi katana, el dragón dorado se elevó hacia el cielo. Se dirigió al lugar donde estaban los antepasados.

Cuando Novem trajo esto a propósito a una competencia, ella se acercó a mí.

“Ahora date prisa y vénceme. Por tu propia mano, Lyle …”

Su forma de hablarme sin un –sama era una sensación bastante fresca. Pero ahora no era el momento de pensar en esas cosas.

Desde atrás, Aria gritó.

“Novem, dale un descanso ya …”

Cuando los ojos de Novem se estrecharon, un monstruo apareció a los pies de Aria. Si bien parecía que había surgido un Dragón de Tierra, sus escamas tenían un brillo dorado.

Pude ver la imagen borrosa y estática a través del campo de visión de Aria. Ese algo que parecía un Dragón de Tierra surgió de la tierra para pararse ante Aria.

“¿Qué llamaste esta vez?”

Cuando me separé por la fuerza, Novem saltó a propósito. Solo podía sentir como si estuviera jugando conmigo.

“Es una subespecie de Dragón de Tierra. No sería divertido llamar a un monstruo normal cuando tenemos un jefe de laberinto entre nosotros. Ella no tiene cabida en esto, así que conseguí algo para alejarla. Es fuerte. Aria puede perder y morir.”

Aria tomó una postura con su lanza, confrontando al Dragón de tierra. Eva, Clara, Mónica y las Valquirias también fueron a apoyarla.

Mónica examinó todo el campo y me ofreció apoyo también. Cuando las líneas de luz cayeron sobre Novem, ella simplemente las tomó con una mirada tranquila en su rostro. Las partes que fueron golpeadas emitieron una luz roja.

Ella estaba colocando un Escudo Mágico parcial.

“¡Che! ¡Maldita zorra!”

Novem miró a Mónica en el cielo.

“… ¿Tienes el tiempo suficiente para hacernos caso? No creo que Aria y las demás sean suficientes para triunfar sobre ese niño”

Fue justo como dijo Novem. Aria que no estaba centrada en la magia no coincidía para tratar con una bestia que presumía de escamas metálicas.

Mientras ella balanceaba su lanza, la hoja de su lanza no lo alcanzaría. Eva la apoyó, pero parecía estar en desventaja. Y aunque Clara estaba especializada en apoyo, la magia ofensiva era su punto débil.

Mónica entrecerró los ojos antes de irse a ayudar a Aria.

Novem sonrió.

“Ahora con eso, los obstáculos se han ido. Somos solo nosotros dos.”

“Deberías guardar una línea como esa para un lugar con un mejor ambiente”

Ese fue el mejor regreso que se me ocurrió. Mientras avanzaba, ella esquivó por un margen delgado como el papel. Preparé magia en mi mano, disparándola a corta distancia mientras ella pasaba cerca de mí, pero desvió esa magia con sus propias manos.

Su guadaña se acercaba, así que la aparté con mi Katana, solo para sentir una extraña sensación de inquietud. Escuché un crujido.

“¡Che!”

Novem sonaba decepcionada.

“Debería haberte preparado un arma más fuerte, Lyle. Bueno, será mejor que tengas cuidado de ahora en adelante.”

Ella hábilmente levantó mi espada con su guadaña. Una vez que la espada dejó mis manos, preparé magia en ambas manos.

“¡Fire bullet!”

Cuando disparé magia de fuego de clase baja de mis manos, ella la cortó con su guadaña. Con eso en mente desde el principio, salté y abracé su cuerpo. Había pensado llevarla a una sumisión o estrangulamiento.

Pero incluso con el peso de todo mi cuerpo contra ella, Novem ni siquiera se inmutó.

“Si no tienes un arma, usas magia, y si eso no funciona, tus manos desnudas. Qué maravilloso.”

Ella me levantó con su mano izquierda y me arrojó lejos. Rodé y me paré solo para encontrar que ya no estaba delante de mí.

Y allí desde atrás.

“Esa voluntad que nunca se doblegara … como se esperaba de ti”

Escuché una voz justo al lado de mi oído. Cuando los escalofríos me recorrieron la espalda, salté del lugar. Novem me miró y se rió. Era casi como si hubiera tenido éxito en alguna travesura.

“Sin ningún medio para hacer esto, mi corazón ya está a punto de doblegarse por aquí, ¿sabes?”

Cuando comencé a sudar frío, Novem sonrió.

“Si te rindes, todos morirán. Ahora intenta matarme, Lyle.”

Novem se acercó rápidamente, así que saqué mi pistola de la funda trasera. Cuando la disparé, ella esquivó a una velocidad lo suficientemente alta como para dejar una imagen residual, y se acercó.

Pude desviar su guadaña con el cañón de la pistola. Como era de esperar del arma que obtuve de Vera. Fue capaz de resistir el ataque de Novem.

Sin embargo.

“Eso no fue suficiente. Lo que es más … ni siquiera apuntaste a un punto vital, ¿verdad?”

La risa Novem se quedó sin expresión. Inconscientemente había evitado sus signos vitales, y parece que a ella no le gustó eso.

“… ¿Qué esperas exactamente que haga?”

¿Era capaz de salvar Novem? Salvar … liberarla de esa diosa o dios malvado o lo que sea … No quería tener que seleccionar esa opción.

… Los antepasados ​​detuvieron su disputa para mirar al cielo.

“De ninguna manera.”

La ruidosa Casa Walt se había vuelto tan silenciosa que el murmullo del Segundo sonó claramente. En el cielo, de escamas doradas … y enormes cuernos rojos, un dragón los miró.

Si bien todos quedaron en silencio, a pesar de toda la estática, aún podían captar la conversación de Lyle.

“¿El jefe de un piso de laberinto que la humanidad aún no ha alcanzado? Esta cosa es … “

El primero estaba temblando. La presencia de ese dragón era verdaderamente una para gobernar sobre todas las tierras mientras permanecía en el cielo. Su sublimidad hablaba por sí misma.

Era un monstruo para el que la humanidad aún no tenía nombre, pero Novem lo había llamado un Legend Dragón. Realmente era un monstruo de clase legendaria.

El sexto preparó en silencio su alabarda.

El tercero observó en silencio la leyenda desplegarse en el cielo.

A tal lugar.

“¡Ese dragón es mi presaaaaa!”

Cuando el Séptimo salió corriendo sobre su caballo, sacó su pistola plateada y le disparó al dragón. Pero desde el lado opuesto, alguien había tenido la idea incluso antes que él.

“Que mal. Soy el primero.”

Levantando sus lentes, el que seguía apuñalando dagas en los supuestos puntos débiles del dragón era el Cuarto.

El primero gritó.

“¡Bastardos! ¡Soy yo quien lo vio primero! ¡Soy yo quien lo tomará! ¡Oigan, ustedes!”

Los soldados del Primero levantaron un grito de guerra, mientras que los soldados del Segundo lo instaron a seguir.

El Segundo suspiró mientras enviaba una mirada aguda al dragón.

“Si le gano a esa cosa … seré una leyenda. Lo que significa que seré el más fuerte de la historia. Los libros finalmente tendrán algo que decir sobre mí”

Frente a sus palabras, el Sexto soltó una carcajada mientras saltaba para cortar al dragón. En su gran golpe, logró dañar las escamas del dragón.

“¡El más fuerte soy yooo!”

Allí, el Séptimo le gritó al Sexto.

“Padre, lo voy a rellenar, ¿podrías por favor no dañar la superficie? ¡Voy a hacerlo estallar desde el interior con estas bombas y hacer un espléndido trofeo!”

Frente a los alegres preparativos del Séptimo, el que entregó las bombas fue Zell. Allí, extendiendo su espada galient para enroscar el cuello del dragón, el Quinto saltó sobre su espalda.

“¡Oye, eso es jugar sucio!”

El primero le dijo al quinto que bajara, mientras que el quinto montó al dragón, volviendo su espada galient a su forma original de espada.

“Es por orden de llegada. ¿Crees que el veneno funcionará en él?” (NTE: ¡creí que querrías tenerlo como tu mascota, llamarlo bola de nieve o pochi y sobarle la barriga, no envenenarlo! >:v)

Mientras el quinto trataba de verter veneno en su herida abierta, el sexto gritó.

“¡Papá! ¡Siempre eres así! ¡Intentas terminar las cosas demasiado rápido! ¡Saborea el momento un poco más!”

El Cuarto usó sus dagas flotantes como puntos de apoyo para acercarse a la bestia. El dragón que comenzó a sacudirse debido a la presencia del Quinto en su espalda comenzó a acumular magia en su boca para volar los alrededores.

“¡Estaba esperando eso!”

Canalizando su magia en sus dagas, las arrojó una tras otra. De manera preventiva desencadenó la magia que había reunido, una explosión se filtraba de la boca del dragón.

El quinto fue mandado a volar.

“¡Maldita sea papáááááá!”

La que se acercó al quinto volando fue una mujer bonita. Tenía cuernos, y aunque había perdido su brazo derecho, tenía escamas sobre sus otras extremidades.

May atrapó al Quinto y aterrizó en el suelo. A diferencia de antes, ella estaba en su forma adulta. Al verla así, el Quinto …

“¡M-Maayy! Qué le pasó a tu brazo…”

Parecía que iba a llorar. Sus ojos en realidad estaban llorando. El sexto lo miró.

“¿Y esa Kirin es? Tengo la sensación de que se suponía que era un poco más joven.”

El quinto lo fulminó con la mirada. Pero cuando estaba siendo cargado como una princesa por una mujer más alta, su mirada no tenía la más mínima intimidación.

“¿Hah? ¡Las Kirins tienen todo tipo de características! ¡Y no hay forma de que pueda ser alguien más que May! ¿Estás seguro de que tus ojos funcionan correctamente?”

May bajó al Quinto al suelo.

“Sí, mi brazo fue llevado al otro lado. Pero volverá a crecer en unos años.”

“¿¡Así que serás así por años!? Ese Lyle, ¿¡qué demonios está haciendo!?”

Al ver la ira del Quinto, sus esposas susurraron entre ellas.

“Cuando se ha equivocado con sus propios hijos e hijas antes …”
“¿Por qué cuando se trata de animales …?”
“… Si tan solo no tuviera esa parte suya”

Al ver que las esposas del Quinto no podían hablar demasiado en contra de él, la esposa del Sexto se echó a reír.

“¡Hah! ¡Esa actitud pasiva suya no es buena! ¡Por eso, incluso nos trajeron problemas!”

Cuando se confesó y se casó, el hombre traía amantes como si fuera natural. Se había enfurecido bastante con la actitud del Sexto. Y como resultado, él tenía dos amantes, y ella se había irritado bastante con sus suegras que no lo criticaban por eso.

El sexto cortó silenciosamente al dragón. Su forma era galante, pero … era valiente, pero … solo podía verse como si estuviera tratando de escapar.

Los soldados del quinto y sexto. Y los hermanos y hermanas del Sexto miraron al Dragón de muy buen humor.

“¡Yo también lo haré!”
“¡Es una cacería de dragones!”
“¿Crees que debería darle un golpe?”

Los soldados prepararon cuerdas y las sujetaron a los escombros cercanos mientras las arrojaban para capturar a la bestia. El dragón trató de escapar hacia el cielo.

“¡No te dejaré escapar!”

El Segundo disparó flechas de luz, provocando una lluvia de flechas sobre el dragón. Cuando esa lluvia de flechas golpeó, levantaron explosiones, evitando su vuelo hacia arriba.

El Séptimo también apuntó su pistola, abriendo agujeros en sus alas.

“Hmm, podemos reparar las alas más tarde. Derribaremos a este dragón y lo rellenaremos. Y si lo hacemos el símbolo del imperio de Lyle … ¡me convertiré en una leyenda!”

Zell dirigió su batallón.

“¡Apoyen a Brod-sama! ¡Aquellos que deseen el título de asesino de dragones, no escatimen con sus vidas!”

Los soldados que saltaron uno tras otro.

Allí, guiando a Ludmilla, la esposa del Cuarto se reunió con ellos.

“¡Oye espera! ¡No lo rellenes! Necesita preservarlo de manera preciosa, y la próxima vez que necesite pedir dinero prestado, ¡puede usarlo como garantía! ¡Estoy seguro de que los materiales y las piedras mágicas de esta cosa harán un depósito espléndido!” (NTE: se nota que es la esposa del cuarto XD)

El cuarto parecía estar de acuerdo. Entonces se dirigió al Segundo y al Séptimo.

“¡Vamos a desmontarlo limpiamente! ¡Y no creas que podrás volver a armarlo! ¡Lo llevaremos a cabo de un golpe si es posible!”

El quinto le gritó al cuarto.

“Bastardo, ¡recuerda lo que acabas de hacer! Y esta cosa no es tan frágil. Tienes que vencerlo para …”

“¡¡Fredricks ~!!”

La esposa del cuarto saltó hacia el quinto. Su cara se frotó, y al estar frente a todos, él rehuyó.

“¡Mamá, para!”

Allí, al Séptimo, tarde como estaba, llegó el anterior rey de Faunbeux. Y al divisar al Sexto.

“¡Maldito viejo Fiennes! ¡Hoy es el día en que sonará tu réquiem!”

Cuando el rey anterior de Faunbeux atacó con su lanza, el Sexto levantó la mano con una sonrisa.

“¡¿Oh, el cachorro de entonces?! ¡Qué nostálgico!”

Desde el punto de vista de la otra parte, el Sexto era una existencia que no podía olvidar, aunque quisiera. Saltó de su caballo y bajó la lanza.

“Aquí pondré fin a nuestro ciclo sin fin de …”

Pero el sexto con el que compitió se rió.

“Los dos ya estamos muertos hace mucho tiempo. Y ya ves … tu nieta está comprometida con mi bisnieto. Entonces, ¿no podemos dejar que sea agua pasada?”

El pasado rey de Faunbeux abrió la boca en blanco por un momento … después de lo cual, su rostro se puso rojo brillante.

“¡Como si pudiera aceptar eso!”

Se enfureció.

El sexto parecía bastante preocupado.

“¡Espera! ¡Solo espera por ahora! ¡De lo contrario, los otros antepasados ​​derribarán esa cosa! ¡Solo dame un minuto! ¡¿vale?!”

Mientras el sexto parecía preocupado por el rey de Faunbeux.

Ludmilla se quedó quieta mientras contemplaba la escena. Ante el dragón que claramente tenía un aura majestuosa, ver a los miembros de la Casa Walt alegremente enfrentarse a él la dejó desconcertada. De todo lo demás, ni siquiera sabían qué medios de ataque tenía su enemigo.

Y, sin embargo, yo, no yo, todos intentaron ser los primeros en cortarlo. El único que miraba con calma era el tercero.

La esposa del tercero le habló.

“¿No vas a participar?”

El tercero sonrió.

“¿Yo? Oh, estaré allí para dar el golpe final. Como pensé, en un momento como este, es más eficiente robar el golpe final para matarlo”

Dewey lo miró.

“Sleigh, creo que eso está un poco mal”

Al escuchar eso de su hermano Dewey, el Tercero parecía bastante nervioso.

Y.

“Oh, qué interesante. Un dragón dorado … realmente maravilloso.”

El Séptimo que alegremente descargó su pistola en el Legend Dragón reaccionó a esa voz.

“¡Zenoire!”

Cuando el Séptimo corrió hacia ella, Zenoire cerró su abanico rojo.

“¡Nunca viniste a buscarme! Tenía que venir aquí con mis propias fuerzas. Pero ese dragón realmente es bueno. Será un buen regalo para darle a Lyle.”

“E-Eso es correcto”

“… Querido, tienes que derrotarlo antes que cualquiera de los otros. Por el bien de nuestro lindo nieto, al menos puedes hacer eso, ¿no?”

El Séptimo trató de decir algo, pero Zenoire lo fulminó con la mirada y bajó los hombros.

“E-Entendido. Lo haré lo mejor que pueda. ¡Zell! ¡No importa qué, tenemos que derribar esa cosa!”

“¡Sí, Brod-sama!”

Zenoire miró al dragón de oro, el Legend Dragón, mientras sacaba el pecho y soltaba una gran carcajada.

“Ohohoho, espléndido. ¡Realmente espléndido! ¡Será el mejor de los regalos!”

Las que la vigilaban eran las que habían sido arrastradas por la fuerza, Gracia y Elza. Ambas habían comenzado a preguntarse si Celes había heredado su naturaleza enferma de esta mujer. O eso decían las caras que estaban haciendo.

“Elza, estoy empezando a pensar …”

“No tienes que decirlo. Más bien, no hay lugar para que hagamos nada”

“Elza, err, sobre nosotras …”

“Lo entiendo, hah, esto está empezando a parecer tonto”

Con cortes, con magia lloviendo sin cesar desde todos los lados para bañarlo, el Legend Dragón. Una serpiente mágica negra lo envolvió, antes de que explotara en una tormenta de llamas negras.

Luego, capturado con la magia que llueve desde arriba, una bola de acero se le acercó para volarlo.

El Primero miró al Legend Dragón que continuó regenerándose.

“¡Todos ustedes son inútiles! ¡Cambien conmigo!”

Balanceó su gran espada y lo cortó. Allí, tal vez irritado por ser llamado inútil.

“¡Apártate, bárbaro! ¡Tengo una razón por la que no puedo retroceder! ¡No te llevarás mi premio!”

El Séptimo continuó disparando sus balas sobre el Legend Dragón caído.

Ludmilla ofreció una palabra mientras miraba la escena.

“Realmente lo siento … ese pobre dragón” (NTE: nah, nació para ese momento XD)

Ella murmuró …


NTE: Solo como curiosidad, lo iba a traducir como Dragón Legendario, pero después de este capítulo lo dejé como Legend Dragón, porque lo único que tiene de legendario es la putiza que le están dando, pero como seria grosero llamarle Dragón Legendario solo por eso mejor lo dejé como Legend Dragón XD


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

12 comentarios

    • Legend Dragon; finalmente mi momento ha llegado. ¡¡la humanidad conocerá el verdadero terror!!
      La esposa del primero: ¡¡¡es la cenaaaaaa!!!
      La esposa del cuarto: ¡¡¡DINERO GRATIS!!!
      La esposa del septimo: ¡¡¡regalo de bodas!!!
      XD

      Me gusta

  1. Jajajajajajaja seguro que le estan metiendo una brutal paluza. Incluso Novem estara aplaudiendo a la familia desde la distancia. Me descojono con las charlas de la familia Walt, son los mejores ( la frase del tercero fue lo mejor xDDD)

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s