Sevens HD

Sevens: Volumen 18: Capítulo 14: Dios malvado o diosa



En la gigante Agrissa, Novem apuñaló su báculo que era su herencia.

Desnuda, se desató la típica cola de caballo lateral, dejando que su largo cabello se balanceara con el viento. Su cabello castaño claro parecía brillante. Sus ojos violetas también parecían estar dejando escapar un brillo, pero ese probablemente no era un truco de la luz.

Con los brazos volados, Agrissa no pudo regenerarse. Su boca estaba sellada y no podía decir nada.

Solo podía retorcerse, así que … Novem la miró molesta. Ella torció su báculo.

“Silencio. Estamos hablando de cosas importantes aquí”

El cuerpo de Agrissa se crispó. Un metal plateado se extendió desde la punta del báculo, destruyendo su cuerpo desde el interior.

Mientras caía lentamente, Agrissa tampoco podía moverse. Novem se acarició el pelo para llevarlo detrás de la oreja y se volvió hacia mí.

“… Dioses y diosas malvados, todos eran originalmente iguales. Por supuesto, ahora esta cosa aquí es una farsa”

Mientras descartaba a Agrissa como una farsa, Novem estaba sonriendo.

Puse mi respiración en orden, bajando a Porter para que coincidiera con su descenso cuando le pregunté. Tuve que preguntar.

“Novem … ¿qué quieres decir con que serás derrotada?”

Novem se echó a reír. Ella me miró.

“Como pensé, es más adecuado para usted ser así. También me gustó su estado post-crecimiento, pero su estado original también está lleno de partes buenas”

“¡Respóndeme!”

Novem bajó la mirada un poco, al instante alzando la cara. Ella hizo una expresión seria.

“Esa es la voluntad de Novem. Todo lo que Novem alguna vez deseó fue humanos fuertes. Y Lyle-sama, usted es una existencia digna del papel. Ahora que he confirmado que … mi, y el papel de mi clan ha terminado”

La voluntad de Novem seguramente significaba la voluntad del dios malvado. Y su clan era la Casa Forxuz.

“¿Entonces estás arrastrando arbitrariamente tu Casa contigo?”

“Por supuesto no. Estoy segura de que los que están fuera de mí encontrarán sus propias formas de vivir a partir de ahora. Pero con mi propia muerte en mente, quiero completarlo a usted. Descartando su fijación en mí y cortándome … muéstreme la fuerza para cumplir sus objetivos, incluso si debe descartar lo que está cerca de usted”

No podía entender lo que decía Novem. No, podría comprender los contenidos.

Ella quería que la matara. Y al hacer eso, ella dijo que me haría más fuerte …

¿Era realmente ese el caso?

Aria llevada por las valquirias le gritó a Novem.

“¿Te gusta tallar heridas en el corazón de Lyle de esa forma? ¡Será mejor que le des un descanso! Siempre, siempre … haciendo una mueca como si lo entendieras todo, ¡es porque nunca dijiste nada que todas te odiaban!”

Novem miró a Aria. Pero su expresión era diferente de cuando me miraba. Como si ella fuera completamente indiferente.

“¿Ser odiada por ustedes humanos me da algún demérito? Para mí, lo importante es Lyle-sama, y ​​ustedes, humanos, son existencias para dar a luz a los hijos de Lyle-sama. Fue una gran prueba encontrarte, pero estoy segura de que se puede encontrar un reemplazo a partir de ahora.”

Aria estaba perdida por sus palabras. No era una línea que pudiera imaginar viniendo de la Novem que nos había acompañado hasta ahora. Quiero decir, Aria fue una de las que estuvo con nosotros más tiempo. La había visto llevarse bien con Novem una y otra vez. Sin embargo, para ella, Novem habló desinteresadamente.

Me volví hacia Novem.

“¿Realmente es así como estabas pensando de ellas? ¡Hey, Novem!”

“Si junta mis declaraciones, no debería ser extraño para mí pensar así”

Ella me dirigió una sonrisa.

Eva a Novem.

“¿Por qué? … quiero decir, ¡fuiste tan amable!”

“Porque hacerlo tenía mérito para mí. Si ese no fuera el caso, no sería amable. Toda mi amabilidad es para Lyle-sama. No me malinterpreten”

Clara abrió la puerta del pecho de Porter y asomó la cabeza. El fuerte viento le revolvió el pelo.

“Novem-san, ¡lo que estás tratando de hacer está equivocado! ¿Quieres que Lyle-san cargue con tanto peso? Si en verdad piensas en Lyle-san, entonces …”

Novem llevó una mano a su pecho.

“Si es Lyle-sama, podrá superar mi muerte. Mi preocupación es innecesaria”

Por el contrario, quería preguntarle por qué me estaba evaluando así … No creo que yo sea tan sorprendente. Si fuera mentalmente más fuerte, creo que podría haber hecho esto con mucha más habilidad.

Mónica, que me llevaba, vio el suelo debajo y redujo la velocidad de nuestro descenso.

“Te odio después de todo”

Novem miró a Mónica.

“Y yo también te odio. Eres una máquina diseñada para llevar la depravación a la humanidad. Pero también eres una herramienta necesaria para que Lyle-sama sea un emperador. Así que te puse a su lado.”

Las diosas que comienzan en Nihil y terminan en Novem. Parecía que Novem no tenía el sentido de los valores de un ser humano.

Llevando memoria y llevando poder, así, nos había cuidado durante tantos años. Quizás sería más extraño si ella no se volviera loca.

Pero aun así…

“No quiero eso. ¡No puedo matarte!”

Allí, Novem puso cara de preocupación. Cuando tocó su báculo en el cuerpo de Agrissa que yacía flácida en el suelo, las cuchillas plateadas que sobresalían destrozaron el cuerpo en pedazos. Agrissa se desvaneció.

Cuando Novem aterrizó en el suelo, una luz roja se manifestó para cubrir su cuerpo. Casi como un vestido … como una armadura … revestida de tal cosa, Novem cambió su báculo a su forma de guadaña y me miró.

Extendió su mano izquierda a su lado.

“No hay forma de evitarlo. Porque usted es amable. Pero esa amabilidad … podría resultar fatal”

Donde dirigió su mano izquierda con una sonrisa, el espacio se dividió y estalló. A partir de ahí, se reflejó la forma de Shannon.

“¡Shannon!”

“¿Eh?”

Podía escuchar la voz de Shannon cuando notó la grieta en el espacio. Y Novem sonrió.

“Hablando en base a los preceptos de la Casa Walt, el estado base de Shannon está descalificado. Si matara a alguien, ella tendría que ser la primera … Lyle-sama, si no me mata, las chicas morirán”

De su mano izquierda, una luz de magia se reunió, formando una masa de alta densidad. Eso era malo. Me di cuenta solo de mirar. Era peor que el de Agrissa.

“P-Para …”

“Ve, es porque dudó de alguien tiene que morir”

Ella disparó la magia en la grieta del espacio. Ese orbe de Mana de alta pureza y alta densidad se disparó, la grieta espacial desapareció.

Intenté apresuradamente usar una Habilidad, pero Novem levantó su guadaña.

“La Habilidad que robé de Septem realmente es útil. Pero parece que Agrissa no pudo lograrlo. Demonios, ella realmente era una incompetente inútil.”

Desde la gran guadaña, sentí una poderosa interferencia.

“Mis Habilidades son …”

… No podría usarlas. Mientras imaginaba el peor escenario posible, escuché una voz. La voz de Milleia.

『… ¿Y qué crees que le estás haciendo a mi linda Shannon?』

… Las que estaban en el hombro del gigante y bestial guerrero golem eran Miranda y Shannon. Así como Milleia.

Cuando Agrissa cayó cerca del palacio, viéndola desaparecer, se escucharon gritos de alegría debajo.

Además de eso, la forma del golem pisoteando a los soldados esqueléticos y derribándolos les dio a sus aliados algo de coraje. Miranda sacó hilos de ambas manos para manipular el golem.

“Hay demasiados de ellos. ¿E incluso cuando Agrissa desapareció, estos tipos no se van?”

Shannon levantó su puño derecho.

“¡Vamos! ¡Adelante, mi corcel!”

El golem que seguía arrasando todo a su paso la había puesto de buen humor. Milleia miró la escena mientras derribaba los esqueletos que intentaban trepar por las piernas del golem.

“No puedes bajar la guardia. Nuestro enemigo no siente ningún dolor, después de todo. Estos hombres muertos que no conocen el miedo son realmente problemáticos”

Sacó pistolas de sus mangas, una tras otra, mientras disparaba a los enemigos. Allí, de repente escuchó la voz de Lyle desde el cielo.

“¡Shannon!”

“¿Eh?”

Cuando Shannon levantó la cara, encontró un agujero donde el espacio había sido arrancado. Al otro lado del agujero, Novem llevaba un vestido mientras disparaba magia. Además, fue dirigida a Shannon.

Miranda instantáneamente puso al golem entero en un camino para evadir, pero la magia disparada lo persiguió.

La magia que vino volando directamente a Shannon …

Milleia la pateó. Mientras la pateaba aun en su vestido, aterrizó de nuevo sobre la bestia guerrera.

La magia que cayó al suelo explotó, destruyendo hordas de soldados esqueléticos. E incluso formó un gran cráter.

“… ¿Y qué crees que le estás haciendo a mi linda Shannon? Novem-chan, te has pasado un poco más allá del reino de las travesuras allí.”

Desde la grieta en el espacio, podía ver la cara risueña de Novem. Ella se reía mientras miraba a Milleia. Cuando el espacio se cerró gradualmente, Novem la miró.

“Oh, parece que he fallado. Pero si estás allí, entonces no hay forma de evitarlo. Apuntaré a alguien más. Y al hacerlo, Lyle-sama abrirá sus ojos …”

Cerrando el espacio antes de que pudiera terminar, Shannon y Miranda quedaron atónitas.

“¿Por qué Novem…?”

“Hey ¿Qué pasa? La conexión ha sido inútil por un tiempo ahora … hay ruido en la línea”

Cuando deberían haberse conectado, había estática mezclada y no podían hacer contacto. Milleia miró al cielo, agarrando sus pistolas mientras disparaba a través de los esqueletos trepadores debajo de ella.

“… Ambas, nos dirigimos a Centralle. Parece que esa niña necesita una disciplina severa. Bueno, estoy segura de que será difícil para mí sola, pero … tenemos a toda la familia”

Shannon tembló con una expresión pálida mientras miraba el rostro enojado de Milleia …

… El Jefe de la Primera Generación también había visto a Novem atacar a Shannon.

El primero y el segundo no pudieron ocultar su sorpresa mientras miraban la escena. Pero las que se encargaron de traerlos de vuelta fueron sus esposas. La esposa del Primero lo golpeó en la cabeza.

“¡No te quedes ahí sorprendido, haz algo con esa niña!”

“¡N-No, quiero decir! ¡Novem-chan es hija de la Casa Forxuz! Descendiente del viejo. ¡Y es una chica galante que vendió su dote!”

En lugar de las divagaciones incoherentes del Primero, el Segundo les ofreció una explicación.

“Por favor espera. Ella es una buena chica. Una muy buena chica. Pero en este momento, estoy seguro de que hay algunas circunstancias extrañas”

La esposa del segundo inclinó la cabeza.

“¿Y debido a cualquier circunstancia, pasarás por alto un intento de asesinato? Honestamente, no podría importarme menos cualquier circunstancia que tenga esa chica. Desde nuestro punto de vista, no podemos aceptar si Lyle es asesinado o si sus esposas mueren. ¿Por qué crees que hemos estado tratando tanto para empezar?”

El primero fue rodeado por sus propios soldados. Los alrededores estaban esperando su veredicto. Pero tenían un acuerdo sobre una cosa.

“… Esa chica definitivamente es una novia de la Casa Walt, ¿verdad?”
“¿Ya sé, verdad?”
“Me da la misma sensación cuando el jefe se casó”

Mientras corrían la boca, la esposa del Primero miró severamente a los soldados.

“¿A quién están comparando con esa niña loca? ¡Mírenme a los ojos y díganlo!”

Todos dieron un paso atrás, levantando un ‘¡Eek!’ El primero murmuró en voz baja, “eso es exactamente de lo que están hablando”, para sí mismo.

Pero el segundo se volvió hacia las dos.

“¡De todos modos! ¡Reconocemos a esa chica!”

Allí, llegando al lugar, el quinto y el sexto se acercaron al primero y a los demás.

“Así que somos los primeros en llegar. Y Novem se ha vuelto loca. Bueno, sabía que llegaríamos a esto”

“Exactamente. Ella siempre tuvo esas partes sospechosas en ella.”

El Primero los miró a los dos, apuntando con su espada gigante.

“¿Qué pasa contigo? ¡¿Tienes algunas quejas con Novem-chan?!”

El quinto puso su espada galient contra su hombro.

“Estoy del lado de Aria”

Allí, el primero y el segundo parecían sorprendidos.

“¿Eh? ¿De Verdad? ¿Porque es eso?”

“¿Qué sucedió exactamente mientras estábamos fuera?”

El sexto miró a Novem y Lyle.

“Pero estoy presionando por Miranda y Shannon”

Allí, con una espada invisible en la mano, y la línea real de Bahnseim aprehendida detrás de él, el Tercero se encontró con ellos. Miró a Lyle de manera despreocupada mientras se reía.

“Entonces, la última en estar frente a Lyle es Novem-chan, ¿eh? Bueno, lo vi venir. Ah, pero, por cierto, estoy apoyando a Clara-chan. Más bien, ¿por qué Max no está aquí todavía?”

Los ojos de todos se fijaron en el Tercero mientras miraba inquieto a su alrededor. Si bien el Primero tenía mucho que quería preguntar, lo dejó a un lado.

“¿Tengo tu atención? De todos modos, ¡Novem-chan es importante! ¡No hay forma de que las cosas terminen bien si se desarrollan así! ¡Tenemos que hacer algo para detenerlos!”

Cuando dijo eso para que todos lo oyeran, el Tercero hizo una expresión descaradamente renuente.

“Y espera, ¿no es esto un problema entre ellos? Creo que sería dudoso si echamos una mano. Bien, dejemos esto a Lyle y …”

“¡Sleigh!”

Cuando Dewey gritó, el tercero liberó su espada invisible de su mano. Cuando su punta atravesó el suelo, el Tercero miró en esa dirección.

“¿Her… Hermano…?”

Incluso si sabía que estaría allí, para el Tercero, su hermano era una existencia especial para él. No podía mantener su aire distante habitual.

“Ayudémoslos. Esto definitivamente es un error. Sé que soy joven, y hay muchas cosas que no sé … pero, aun así, esto parece un error. No puedo hacer nada, pero … Sé que no puedo hacer nada, pero si es Sleigh, ¿no puedes ayudarlos?”

Frente a las palabras de su hermano mayor Dewey, el Tercero desvió la mirada. Su deuda y el pasado que no quería recordar se materializaron en la existencia misma de su hermano.

El quinto miró a Lyle y Novem.

“Creo que hay algo extraño en irrumpir en los asuntos románticos de los demás. Si Lyle no puede resolverlo, no tiene sentido que logremos una resolución temporal. Creo que este es el problema de Lyle.”

Dewey miró hacia abajo. Allí, una voz llena de rencor gritó detrás de él. Era la esposa del sexto.

“Así que así es como suegro pretendió no ver nuestra lucha … me has hecho daño”

“¡Eek!”

El sexto retrocedió unos pasos. Si bien era una mujer hermosa, la atmósfera a su alrededor era realmente oscura. Y parecía que estaba cargando con un aura extraña.

El quinto hizo una mueca apretada.

“Y te digo que si los individuos no lo resuelven ellos mismos …”

Esta vez, la esposa y las amantes del Quinto se mostraron.

“No, estás malinterpretando algo, querido. Esa no es la pelea de amantes allí”

“¿Eh?”

“… Suegra maldita. ¿No es porque permitiste a las amantes que Lyle resultó tan falto de discernimiento? Qué verdaderamente irritante.”

La aguda mirada de la esposa del Quinto atravesó la de la esposa del Sexto. Cuando todos los ojos se reunieron en el Sexto, el Sexto desvió sus ojos en silencio.

La esposa del Primero habló.

“Si no es una pelea de amante, entonces, ¿qué es?”

La esposa del Quinto corrigió su postura. Y poniendo una mano sobre su pecho, lo dijo claramente.

“Ellos ya son familia, ¿no es así? ¡Se han besado y han peleado al lado del otro como pareja! Si bien todavía tienen que unir sus cuerpos, ¡está claro que ya tienen una relación que supera a los amantes! ¡Este es un problema de toda la Casa! Entonces intervendremos” (NTE: …… no sé por qué, pero siento que solo es excusa para intentar golpear “por accidente” a la suegra :v)

El quinto interviene frenéticamente para interrumpir.

“Sí, ¿podrías esperar un poco más? ¡Tus intervenciones no son cosa de risa! ¡Por qué no confiamos un poco más en Lyle!”

Aislado de los alrededores ruidosos, Lyle había comenzado a moverse …

“Se está volviendo ruidoso. Pero aun así … Sevens, ¿verdad? Esa es una buena Habilidad. Una Habilidad para llamar a los jefes de la Casa de tiempos pasados ​​y a las personas que vivían junto a ellos. Me sorprende que haya podido usar la Joya a tal nivel, Lyle-sama.”

Hasta este punto, Novem siempre me había apoyado. Y esa Novem ahora me decía que la matara. De lo contrario, ella mataría a los demás.

Cuando apuntó a Shannon, entré en pánico, pero fue una gracia salvadora que Milleia-san estuviera junto a ella.

… Espera, ¿ese era realmente el caso?

“Novem, ¿por qué…?”

“Sí, ¿podrías esperar un poco más? ¡Tus intervenciones no son cosa de risa! ¡Por qué no confiamos un poco más en Lyle!”

Escuché el grito del quinto. El alboroto había estado creciendo más fuerte por un tiempo y no podía mantener mi sentido de tensión.

Mientras miraba a Novem, tal vez ella pensó lo mismo cuando se llevó una mano a la barbilla y asintió.

“Todos, estoy segura de que los muertos vivientes hechos por Agrissa fueron insuficientes para hacerles compañía. Naturalmente. Son de un clan que reconocí después de todo.”

Con deleite, Novem apuñaló a su guadaña en el suelo. A partir de ahí, se formó un círculo mágico y se manifestó un dragón.

Con sus escamas doradas, un dragón gigante cuyos espléndidos cuernos rojos parecían perforar el cielo se había manifestado detrás de ella.

Novem tocó la piel del dragón y cerró los ojos.

“Esas son personas dignas de enfrentarte. Así que hazles compañía. No me importa si los matas. Al final … son solo recuerdos”

Frente a esas palabras, di un paso al frente. La corté con mi Katana. Sin embargo, resultó que incluso con la espada que sostenía en ambas manos, su guadaña que sostenía con una sola mano me superó.

“Entonces finalmente se ha puesto serio, Lyle-sama. Pero eso no es suficiente. ¡Correcto! Ya sea que este niño … este Legend Dragon queme todo primero, o que usted me mate primero, hagámoslo un concurso. Porque este niño es fuerte”

Al escuchar Legend Dragon, busqué confirmación con Clara. El ruido era terrible, pero estaba lo suficientemente cerca para que la conversación fuera posible.

“No lo sé. Tal dragón … Nunca había oído hablar de él antes.”

Clara respondió al instante. Novem sonrió y asintió como si fuera algo natural.

“Es un jefe de piso que la humanidad nunca ha logrado alcanzar en su breve existencia. Un guardián, jefe de piso, llámalo como quieras. Más allá del centésimo piso del Laberinto … es uno de los monstruos más fuertes que custodia la cámara más interna. Bueno, también hay otros monstruos problemáticos.”

Cuando el dragón dorado se volvió hacia los cielos y lanzó un rugido, eso fue suficiente para hacernos retroceder. Novem le acarició la cara, el Legend Dragón extendió sus grandes alas y se elevó hacia el cielo.

Mientras sonreía, Novem tomó su guadaña con ambas manos.

“Ahora venga, Lyle-sama. No … mi amado hijo. Muéstrale a tu madre tu fuerza.”

Agarré mi Katana y apreté los dientes.

“¡Mi madre se llama Claire Walt! ¡No eres mi madre!”

Novem habló.

“No, te equivocas … porque para mí, toda la humanidad es como si fueran mis hijos”


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

7 comentarios

  1. Novem esta loca si crees que un dragon puede contra las esposas de la familia Walt, yo creo que si el dragon no estuviera controlado por Novem, una mirada de Milleia-Chan y se haria pis encima

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s